Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Blasfemia por Modric

Blasfemia por Modric

Escrito por: Rafa Moreno10 octubre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Modric está aquí y allí. Modric lo mismo te plancha un huevo que te fríe una corbata. Modric toca en corto y apoya; y a la vez regatea como bailando un chotis, pero en realidad está esperando al compañero mientras los rivales no tienen más remedio que esperar con él porque están hechizados. Y entonces se acerca Luka a Kroos para darle una palmadita en la espalda. Y ya está corriendo por la banda izquierda para ayudar a Cristiano a ensanchar el césped, pero con un ojo está comprobando el estado sospechoso de algunos paquetes que pretenden pasar por la aduana que se ha quedado vigilando Casemiro. Y ahora le pierdes la pista a Modric porque está en la otra banda para que Carvajal respire aliviado; y también se permite Luka unos segundos en el suelo tras la enésima falta del rival, y vuelve a comenzar el baile al levantarse para pisar media luna rival… El pelo de Modric forma bucles que son jugadas perfectamente calculadas, y su nariz huele el rastro del mejor pastel, y no sé si John Stockton sabrá que tiene un doble jugando al fútbol como él jugaba al baloncesto, es decir, con toda la cancha en la cabeza. Lo llaman don de la ubicuidad porque Luka Modric se escribe en croata y ya se sabe que la RAE limpia, fija y da esplendor a su ritmo. Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro Lukitas que me la guardan.

lukamodric_1922469cDios tendría que verlo. Si el ojo humano no puede apreciar –ni nuestra mente analizar- la gran variedad y excelencia de movimientos del croata, la mirada divina sí tiene esa capacidad, o eso me tiene dicho el Padre Suances. Pero si tal facultad adorna al Altísimo, ¿por qué el partido (es un eufemismo de maravilla) que hizo Luka en el Calderón tan solo mereció un triste empate y no la más gloriosa de las victorias? El Madrid pudo merecer el empate y hasta la derrota, pero Luka no, y eso debería bastarte, Señor. Sí, ya sé. Dirán que esto es un deporte de equipo, que juegan once contra once, que no hay rival pequeño, que fútbol es fútbol y que la más lúcida de las filosofías habita en las tautologías y en las aparentes simplezas. Pero hoy, ahora mismo, en mi actual estado de irreverencia, todo eso me da absolutamente igual, no me vale, no me ayuda, no me soluciona nada, me genera incluso cierta negrura en la bilis. Modric ha empatado tras exhibición antológica y eso me subleva.

No es descartable que, a fuerza de creer, Keylor Navas haya atraído la atención divina hasta el punto de que el Sumo Hacedor no pueda tener ya ojos para Luka, concentrando y agotando con ello la cuota madridista en la voluntad del Creador. No seré yo quien brame contra este apoyo, pero sí, oh Señor, quien blasfeme hasta que Tu mirada se pose en Croacia sin salir de Costa Rica. Mi rebeldía aún mantiene un mínimo de cordura, así que no se trata, my sweet Lord, de abandonar ahora al tico cuando ha demostrado tanta fe como Indiana Jones buscando el cáliz de la última cena, pero sí de ampliar el foco de Tu retina para premiar también a Fred Astaire, al beatle rubio, al relojero mayor del reino, a un croata incansable, habilidoso e inteligente capaz de mecer la cuna propia y la ajena mientras dobla camisas y limpia el garaje. A diferencia de Keylor, puede que Luka no te rece en público. Puede incluso que no te rece en absoluto. Pero, ¿acaso no son loas sus jugadas? ¿No son cánticos de alabanza sus andares y sus astucias? ¿No es el campo de juego un altar convenientemente preparado para la mejor cena cada vez que lo pisa Modric?

¡Qué crueldad la tuya, Señor! Tus caminos serán inescrutables, pero también a veces jodidos de surcar, tan llenos de baches y polvo como vacíos de fuentes de agua fresca (y eso que Raúl García ya no “juega” en el Atlético). Cuando gira Modric apenas medio ángulo recto casi le oigo cantar a dúo con Sinatra el Fly me to the moon, y eso a Dios le tendría que tocar muy de cerca, no solo por the moon, sino sobre todo por Sinatra, o tal vez por el milagro de la exactitud de los 45 grados del ángulo sin tener Lukita en ese momento ni escuadra ni cartabón, aunque sí el mejor compás.

Así que me quejo y me quejo, y no me importa que amenace la excomunión. Sepan que tal vez no haya mayor fe que la del impío que interpela a Dios, la de aquel ofuscado que, como este pobre redactor, clama al cielo por lo que cree palmaria injusticia. Con tal reclamo, el aparentemente descreído tan solo hace patente que confía en la respuesta, que cree firmemente en la presencia de un ser superior que no es Florentino y que debiera comparecer para mayor gloria propia y de los justos. Por lo tanto, líbrese Dios de quien no le instigue, líbrese de quien no espere más de Su misericordia, lejos de Él quien no sepa ver que Luka Modric merece algo mejor que un empate contra un equipo de Simeone, coño ya.

Dispénsenme pero el silencio divino es aquí estruendoso y yo lo oigo gritar en croata, con una prosodia similar a la de aquel príncipe Vlad de Valaquia que interpretaba Gary Oldman cuando llamaba a su amada Elisabetta, esa mujer eviterna. Yo no tengo espada indignada que clavar en ninguna cruz para que sangre, no tengo esa ira incontenible que ¡por amor! convirtió al devoto (y también un pelín empalador) Vlad en príncipe de las tinieblas, pero estén seguros de que soplaré, soplaré y la casa derrumbaré ‘til Kingdom come. A fe mía. A día diez del décimo mes del 2015 Anno Dómini Nostri Iesu Christi.

 

 

Rafa Moreno
Tras la Séptima, estudié Filosofía y Periodismo. Intenté una vez el aguanís, envidio el karma de Karembeu, vi a Zidane parar el tiempo y a Ronaldo acelerarlo, tomaba apuntes cuando jugaba Redondo, escribo para inclinar el campo. He visto cosas que vosotros no creeríais de no ser madridistas.

6 comentarios en: Blasfemia por Modric

  1. Jo, no sé si por blasfemar, pero enterarme de que que Lukita salió tocado de su partido con Croacia me pone los pelos como escarpias (espero que no sea nada)... Yo escribiría más bien sobre algo de las siete plagas o así, por la infestación de lesiones en el Real Madrid en este arranque de temporada... Esto no es ni medio normal...

  2. No os enteráis de nada. No sé para qué se esfuerzan tanto los chicos de la prensa madridista, los de la "central lechera".
    Modric es un capricho absurdo de Mou. Un disparate de fichaje que cierra las puertas a las jóvenes perlas de la cantera blanca. Hay, tirando por lo bajo, cien o doscientos jóvenes jugadores españoles mejores que él.
    Donde estén Milla, Parejo, Celades, etc, que se quiten todas estas medianías extranjeras que lo único que hacen es dañar a nuestra querida "La Roja".
    Y punto en boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Ayer se improvisó un interesante debate tras una invitación de @Guille_Glez_ a establecer un TOP5 de jugadores “favoritos” en el @realmadrid

📃Insistente presencia en las listas de @GUTY14HAZ✨

✍️Bale, Guti y el mapa de los afectos por @JesusBengoechea

https://www.lagalerna.com/bale-guti-y-el-mapa-de-los-afectos/

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 9⃣: El Madrid de la posguerra (años 40) ✍️ por @Chamartin4ever

📄 Artículo con un GRAN VALOR HISTÓRICO.

#MiMadridFavorito | #RealMadrid

https://www.lagalerna.com/el-madrid-de-la-posguerra-anos-40/

👉🏻 Mendy, Fede Valverde, Odegaard -cuando regrese- y Rodrygo reclaman protagonismo.

En 2020 hay que volver a despegar 🚀

✍🏻 Florentino Pérez y la revolución de 2020 por @quillobarrios

https://www.lagalerna.com/florentino-perez-y-la-revolucion-de-2020/

#Portanálisis 🗞 | Luis Rubiales lo ha vuelto a hacer.

👉🏻 La prensa coincide en que la selección no puede ser un circo, sin embargo, en el Mundial se culpó al Real Madrid.

✍🏻 Rubiales Superstar

👉🏻👉🏻👉🏻 https://bit.ly/37nKiXB

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram