Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
A Messi le pasa esto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

A Messi le pasa esto

Escrito por: La Galerna12 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. En la ardua tarea del portanalismo, que creásenos no está suficientemente bien pagada, se reproduce de cuando en cuando un patrón que le hace a uno sonreír. Sucede cuando, entre las cuatro primeras planas que analizamos cada mañana, una portada responde a otra. Es un fenómeno recurrente, no sobrenatural pero sí extrañamente bello, un haz de luz inusual: el fenómeno del respondismo.


No es raramente hermoso? Por efecto de la casualidad o de las musas, la portada de Sport responde a lo que se pregunta la portada de As, si bien sería más correcto decir que es el propio Leo Messi quien lo hace a través de una entrevista exclusiva con el rotativo barcelonés.

Lo que le pasa a Messi, querido diario As, es que “esta es mi casa pero quiero ganar”, que “me hubiera encantado que viniera Neymar, sinceramente no sé si el Barça hizo todo lo posible”, que “con él, a nivel de imagen y espónsors, el club hubiera dado un salto” y que “sería bueno que no hubiera tantos cambios en la estructura deportiva”. El que quiera la contestación a la pregunta de As, que mire en el quiosco la portada del periódico que está al lado. Todo eso le pasa a Messi, diario As.

Nos hemos acostumbrado ya, pero es abracadabrante la soltura con la cual manda Messi en el Barça, la increíble sencillez con la que dicta órdenes, generalmente en privado y en ocasiones (como ahora) a la sangrante luz pública. Y no se circunscribe, como veis, a dar opiniones relativas a su propio juego o el del equipo, sino también a hablar de dirección deportiva, presupuesto de fichajes (“sinceramente, no sé si se hizo lo suficiente”), rumbo financiero y hasta captación de espónsors.

Lo que le pasa a Messi, querido diario As, es que tiene un mosqueo sordomudo con Barto porque no le ha traído a su amiguito, y que se refunfuña mejor desde la portada de Sport que desde el campo de juego, donde como bien señala As no se le ve desde la Final de Copa. No se entrena siquiera porque está mohíno y chochín. Prefiere hablar con la prensa para señalar todo aquello que no le gusta del rumbo no solo deportivo sino estratégico que lleva la entidad blaugrana, en lugar de circunscribirse a jugar, que es lo que debe hacer un futbolista (aunque sea uno de los mejores, o quizá más aún por serlo) y lo que Messi no quiere ahora llevar a cabo sin que parezca que existan poderosas razones médicas que justifiquen su ausencia.

Verdaderamente apabullante, queridos amigos. No sabemos si Beckham, de quien Mundo Deportivo dice que quiere fichar al propio Messi para su Inter de Miami, ha calculado las consecuencias del fichaje de un nuevo presidente.

Por lo demás, Marca nos trae a portada a Militão, jugador de quien tanto esperamos en estos momentos de preocupante flaqueza defensiva en el Real Madrid, y al cual estamos deseando ver más en acción. Pronto vuelve el fútbol de verdad, con el permiso de Messi, que para eso es quien establece cómo deben ser las cosas de este mundo.

Pasad un buen día.