En la hora undécima

3

“Hoy es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

¡Aleluya! ¡Aleluya!”

Hermanos madridistas,

Dejadme comenzar esta epístola con una disculpa y una felicitación. La disculpa es por haber faltado a mi compromiso dominical con La Galerna más de lo que me hubiera gustado. Mis obligaciones pastorales me tienen ocupado en otras tareas, no diré que más importantes, pero sí más urgentes. La mies es mucha y los obreros, ay, pocos.

La felicitación es, como no puede ser de otra manera, por la undécima Copa de Europa. Amigos galernautas: nos hemos pasado el fútbol. Comencemos un deporte nuevo o abramos secciones en bádminton o bobsleigh. El Real Madrid es al fútbol lo que la Eucaristía al cristiano: alimento indisoluble que reconforta y da plenitud y sentido.

Aunque estuve tuiteando gracias a mi community manager, les confesaré que tuve serios problemas para poder ver la final. Me encuentro visitando una Misión en Perú, muy cerquita del Distrito de Anchonga. Cuando quise darme cuenta, la hora del partido se me había echado encima y no tenía a mano televisor alguno. El siempre dispuesto hermano Monreal me aseguró que, si me montaba en su auto, llegaría a tiempo de ver la segunda parte en Lircay, una localidad cercana. Y así fue. Llegué a la segunda parte… pero de la prórroga.

Lo que vi al llegar me dejó sin palabras: cojos corriendo, lesionados atacando. Me conmoví al ver a los nuestros tan batalladores pese a lo mermados que estaban físicamente. En ese momento me vino a la memoria un pasaje del Evangelio de San Mateo. En su capítulo 20 recoge la que muchos llaman “parábola de los obreros de la hora undécima”. En ella, el Señor se vale de un terrateniente que se dirige a sus obreros para decirles que acudan a la viña a trabajar, pues allí “recibirán lo que sea justo” por su labor. Es en la hora undécima, precisamente, cuando el Señor recoge a los últimos trabajadores y encarga que sean los primeros en cobrar su jornal. “Los últimos serán los primeros y los primeros los últimos. Porque muchos son llamados pero pocos escogidos“. En concreto, 32 equipos comenzaron la Champions en septiembre y solo uno la alzó en mayo: el Real Madrid. La copa fue para el más trabajador y decidido de los finalistas. El Señor premió con la undécima a quienes sudaron bajo el sol.

obreros parabola

Durante estos meses hemos tenido que aguantar de todo. Ataques furibundos de la prensa. Denuestos de nuestros enemigos. Traiciones de supuestos garantes institucionales. Pero nada de eso ha podido con un equipo de jornaleros que, con algunos días de vacaciones, no nos engañemos, ha sabido dar la cara cuando más falta hacía. Nos mandaron al último lugar… pero hemos terminado en el primero. Esto es el Real Madrid. Sin piperismos ni zarandajas.

Los enemigos del madridismo no han sido capaces de digerir este cambio de posiciones. Pienso en mi siempre querida Sor Lucía Caram. Su defensa de Leo Messi, entendible desde cierto punto de vista, más político que moral, muestra esta preocupante deriva. Se preguntaba Sor Caram por posibles manos negras manejando los hilos de la implicación de Leo Messi en un caso de corrupción. Hermana, solo hay una mano negra detrás del fraude institucionalizado a la Hacienda española: la del maligno. Desconozco si fue Leo en persona o el famoso “entorno” el que urdió la estratagema legal para zafarse del Estado. Pero que los colores no nos cieguen: cero tolerancia con las corruptelas fiscales, ya provengan de sectores atléticos o barcelonistas.

Sea como fuere, la undécima ya está en casa. Espero poder pasarme este verano por el Tour del Bernabéu a apreciarla en persona. Mientras tanto, el Real Madrid no descansará preparando la próxima temporada. A los madridistas nos quedan unas semanas deliciosas por delante: con Real Madrid Televisión retransmitiendo en directo y en abierto una summeriana de las que hacen época. Los humos negros y blancos de Season, hermoso símil con los cónclaves papaples, nos alertarán sobre los vídeos de Youtube que hay que ver para estar al día de los nuevos fichajes. Por cierto, que hasta Julien Faubert parecía Maradona o Pedro León en aquellos vídeos-resumen.

Gracias, Zinedine. Gracias jugadores. Gracias Keylor por poner al Señor por delante y sin vergüenzas. Gracias La Galerna por haber abrazado a tanto madridista desubicado. Y gracias a ustedes por leerme. Vuelvo a mis quehaceres reforzado y feliz por este rato de escritura. Me uno a la dicha del madridismo, que es eterno, como bien dijo nuestro Presidente. Y que es global; aquí en Perú también se brinda por los nuestros.

Padre Suances, desde Comisaría PNP Angaraes – Lircay, Centro-Huancavelica.

Perú, 4 de Junio de 2016.

3 COMENTARIOS

  1. Pero que PUTA MIERDA de pagina es esta ???!!!
    Iros a la puta caverna ladrones vosotros que llevais atracando desde que se fundo el club de Franco jajajjaja.
    Vaya tela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí