Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un Real Madrid para Bellingham

Un Real Madrid para Bellingham

Escrito por: Salva Martín2 mayo, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Balón de Oro, Pichichi, jugador de época… Jude Bellinhgam agotó —y con todo merecimiento— los adjetivos y las hipérboles durante sus primeros meses en el Bernabéu. Analistas de todo pelo no dudaron en señalar la adaptación y estrellato del inglés como los más fulgurantes que se recuerdan en el Madrid. Los argumentos les asistían. No sólo el saco de goles que sostuvo y lanzó al equipo, sino que su influencia en el campo y la conexión con la grada le hicieron eclipsar al propio Vinícius y hacer menos traumática la suplencia de Modric. Palabras mayores.

Indetectable para los rivales, Bellingham era el peligro que no se anuncia, la picadura que aparece cuando ya duele. Pero el discurrir de la temporada y su cambio de posición (de la mediapunta a partir desde la izquierda) le ha restado presencia y amenaza, hasta el punto de perderse en labores defensivas —trabajo para lo que nunca escatima un esfuerzo— a costa de hacerlo invisible en el ataque blanco.

Bellingham

Si nos aferramos al sentido común (hasta donde pueda caber en el fútbol), es evidente que el Madrid debería pivotar su proyecto deportivo sobre el inglés. Sus características, poder de intimidación y calidad son bazas suficientes para configurar el equipo alrededor de su figura. Bellingham a pleno rendimiento hace mejores al resto de sus compañeros. Y esto es un valor exclusivo de los privilegiados. Pero todos sabemos que si al deshojador de margaritas francés, de nombre Kylian, le da por aparecer el año que viene por Madrid, Jude sufrirá las consecuencias.

Sería injusto instarle a Bellingham a que decida qué quiere ser de mayor, esto es, cuál es la posición y el juego que desea protagonizar, porque en el Madrid la prioridad no siempre casa con el interés deportivo. Otros grandes jugadores antes que él hubieron de adaptarse a nuevos roles, a giros en el guion, siempre dependientes de la estrategia de la planta noble del Bernabéu.

No sólo Bellingham tiene que apuntalar sus decisiones y escoger mejor en qué gasta sus energías, sino que a Ancelotti le espera un trabajo propio del tetris que puede ser decisivo para que el inglés siga rompiendo techos o se quede en un buen jugador de rachas o chispazos extraordinarios

Si rebobinamos en la memoria, el propio Zidane cambió su área de influencia en Chamartín para encajar en el once. El marsellés venía jugar de enganche con libertad en una imperial Juventus. Escoltado por Conte, Deschamps, Davids y Di Livio, era el principal suministrador de goles a Filippo Inzaghi. Así cualquiera, claro. Pero Del Bosque no tenía tanta gasolina en el centro, y tuvo que ingeniar una posición de equilibrista para el galo. Figo en el costado diestro, el doble pivote y Raúl de mediapunta eran intocables, por lo que colocó a Zizou como interior zurdo, lo que además cedió toda la autopista de la banda izquierda a Roberto Carlos. Funcionó.

Sin irnos tan lejos, tenemos los casos de Kroos y Modric. Fichados como trequartistas, no les quedó más remedio que retrasar sus posiciones y asumir los roles de GPS y prestidigitador partiendo desde la sala de máquinas. Sobra decir los resultados junto a Casemiro, quizás la mejor media del fútbol moderno.

Por tanto, no sólo Bellingham tiene que apuntalar sus decisiones y escoger mejor en qué gasta sus energías, sino que a Ancelotti le espera un trabajo propio del tetris que puede ser decisivo para que el inglés siga rompiendo techos o se quede en un buen jugador de rachas o chispazos extraordinarios.

 

Getty Images.

Salva Martín
Periodista. Autor de Historia de las míticas remontadas del Real Madrid (Almuzara).

5 comentarios en: Un Real Madrid para Bellingham

  1. No sería de recibo que la llegada del francés supusiese adaptar el equipo a sus preferencias cuando en la plantilla existen jugadores tan determinantes o más que el

  2. No olvidemos a Di María, que tuvo que retrasar su posición al centro del campo por la llegada de Bale y al año siguiente Floren fichó a James y ya decidió irse al Manchester united que además le pagaba más pasta creo.
    O para los más añejos el gran kopa que debido a di Stefano tuvo que ponerse en contacto na banda los tres años que estuvo en Chamartín.
    Para mí Bellingham debería jugar por delante de la línea de 3 con total libertad (siempre mirando de atacar y defender) y luego dos delanteros arriba, pero posiblemente tenga tal cantidad de delanteros el Madrid el año que viene que muchas veces va a jugar con tres arriba y Jude si acaso tendrá que hacerlo de interior muchas veces en la línea de 3 centrocampistas, dependerá del rival, las lesiones etc.

  3. Todo menos falso nueve como en la actualidad viene haciendo. Ello le supone un desgaste innecesario y además improductivo para el equipo

  4. Y nos estamos dejando de lado a dos jugadores como Güler y Endrick. No sé si será atrevimiento, pero veo mimbres para juntar un grupo de 18 - 20 jugadores con los que tener casi dos equipos que se vayan alternando evitando así lesiones y agotamiento

  5. Nos hace falta labor de entrenador para sacar lo mejor de un jugador de época sin que se pierda en desgastes innecesarios. Creo que el chaval quiere hacer de todo y no debe ser así. Para ser balón de oro si es lo que se pretende tiene que jugar en el centro del campo el año que viene en lugar de Modric.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Dicen que los mejores libros son los que te cuentan cosas que ya conoces, haciendo que recuerdes algo vivido o experimentado en tu mente.
La serie de relatos de @Cuatroamiguetes , siendo una ficción,
produce un efecto similar al leerlos.

https://twitter.com/lagalerna_/status/1791398952182374605?t=J_kbyhOdYwYodLz3h7_32Q&s=19

⚖️Nueva entrega de Anatomía de un negreirato, la décima. Sin cabezazo de Ramos, pero con la contundencia habitual de @Cuatroamiguetes

Hoy declaran Sánchez Martínez y De Burgos Bengoetxea.

👇👇👇

Qué gozoso recorrido por el calendario de un año cualquiera este que hace @antoniovv en @lagalerna_

Spring, spring, spring, como cantaban en aquel musical (sólo los muy puretas sabrán en cuál).

«Madridistas, disfrutad, en un par de meses llegarán los de siempre a contarnos lo mal que está aquel que no deja de buscar más espacio en sus vitrinas, y el futuro brillante que tienen quienes llevan más de un año sin tocar metal».

✍️@antoniovv

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram