Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Bellingham y Di Stéfano: ¿se pueden comparar?

Bellingham y Di Stéfano: ¿se pueden comparar?

Escrito por: Andrés Amorós6 febrero, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Mi buen amigo Jesús Bengoechea conoce de sobra mi admiración por don Alfredo (hablando de fútbol, no hace falta añadir el apellido): una devoción absoluta, totalmente justificada, porque lo vi jugar, desde su llegada al Madrid, y que no admite reparos.

Exactamente igual que me sucede, en otros terrenos, con Cervantes, Shakespeare, Velázquez y Juan Sebastián Bach. Por eso, con cierta timidez me apuntó Jesús que algunos estaban ya comparando a Bellingham con Di Stéfano.

Di Stéfano frente al Manchester United. 2 de octubre de 1959

Creo que se sorprendió cuando le respondí que no me parecía una de esas exageraciones, fruto del apasionamiento y de la ignorancia, a las que son tan dados los hinchas. (¡Cuántas veces he escuchado afirmar, con toda seguridad, que Messi es el mejor jugador de toda la historia!). De hecho, me parece lógica esa comparación, si la colocamos en sus debidos términos.

Ante todo, conviene tener claro que seguir una línea artística semejante no equivale a haber alcanzado el mismo nivel. Un ejemplo literario: de un escritor se puede decir que sigue una línea cervantina, y no quevedesca, sin que eso suponga creer que su categoría es equiparable a la de Cervantes ni a la de Quevedo. De un pintor, que sigue la línea de Velázquez y no la de Goya. De un dramaturgo, que intenta seguir a Chejov más que a Shakespeare…

Claro está que este tipo de semejanzas sólo pueden plantearse a partir de un alto nivel de excelencia artística; si no, serían sencillamente grotescas.

La realidad es que, este año, viendo jugar a Bellingham, yo también me he acordado a veces de don Alfredo. Más allá de los sentimientos de cada cual, lo interesante es intentar concretar algunas cualidades que los dos comparten.

La realidad es que, este año, viendo jugar a Bellingham, yo también me he acordado a veces de don Alfredo

Desde el primer día, sin que nadie lo planteara explícitamente, el jugador inglés se ha convertido en el jefe, el mandamás del equipo: la realidad se impone, a veces, de modo indiscutible. Él no sólo juega sino que hace jugar al equipo. (Exactamente igual que don Alfredo).

A todos nos ha sorprendido su capacidad goleadora, con la que no contábamos; se une a su dominio, en el centro del campo, y hasta a su capacidad defensiva. Domina todas las facetas del juego: la visión de la jugada, el pase, el regate, el desmarque, el remate con el pie y con la cabeza. Conduce el balón con naturalidad, con elegancia. Tiene potencia, zancada, resistencia. Es un verdadero comodín, un jugador completo. (Lo que era don Alfredo).

A todo eso, añade el jugador inglés unas cualidades personales que potencian todavía más sus virtudes técnicas: carácter, entrega, capacidad de sacrificio, espíritu de lucha, no rendirse ante las dificultades…

Bellingham

Algo más. Haciéndolo todo muy bien, no es un virtuoso de nada y no se adorna con florituras —salvo algún caño o algún regate en espacio mínimo, solamente si son útiles para salir de una situación complicada.

Un par de ejemplos más, dos jugadas que le he visto hacer, esta temporada. Una tarde, recibió un balón en el borde del área. Cerca de él estaban un par de compañeros, bien marcados; delante, cinco o seis contrarios, tapando cualquier posible avance. Con toda tranquilidad, Jude hizo un leve quiebro de cintura, se deshizo así del marcaje más cercano, colocó el balón con sutileza y, sin pensarlo ni un momento, lanzó un potente disparo que entró por la escuadra.

Lo que más me admiró de la jugada fue la sencillez, sin ningún adorno superfluo, con la que resolvió brillantemente la difícil situación. Esa difícil facilidad es el privilegio de los más grandes. Automáticamente, pensé: así lo hubiera hecho don Alfredo; también, Puskas, y muy pocos más, por la rapidez, para ver la jugada, y por la eficacia, para realizarla. (El húngaro estaba al máximo nivel como rematador pero no en otras facetas del juego).

El hecho de poder comparar a Bellingham con el mejor futbolista de toda la historia es ya un síntoma claro de su valía

Otra tarde, estaba Bellingham de interior izquierdo cuando vio venir hacia él al defensa derecho contrario, lanzado al ataque. No le dejó pasar, lo arrinconó contra la línea lateral y el defensa acabó perdiendo la pelota. Eso también lo hubiera hecho don Alfredo… y muy pocos delanteros más. De hecho, él lo hizo, la primera vez que jugó contra el Madrid: cuentan que ese detalle, junto a sus otras cualidades, fue lo que acabó de decidir a don Santiago para contratarlo.

No se me ocultan las evidentes diferencias entre Bellingham y Di Stéfano. La principal está clarísima: don Alfredo llegó al Madrid, creo, con 27 años, en su madurez futbolística. Jude tiene ahora sólo 20 años: como el título de la estupenda película de Fernando Fernán Gómez, “la vida por delante”.

Nadie sabe todo lo que podrá lograr Bellingham a lo largo de su carrera. Dependerá de la suerte, de las lesiones, del equipo, de él mismo… Pero es lógico que los madridistas estemos ilusionados con él.

Hoy por hoy, no es aventurado pensar que va a conquistar muchos trofeos y que va a marcar una época, en el Real Madrid. Lo mismo que hizo don Alfredo. El hecho de poder compararlo con el mejor futbolista de toda la historia es ya un síntoma claro de su valía.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Catedrático de Literatura Española y autor de más de ciento cincuenta libros, ha recibido, entre otros, los premios Nacional de Ensayo, Nacional de Crítica Literaria, Fastenrath de la Real Academia Española y Letras Valencianas. Enorme melómano, es tenido además por el máximo especialista en los aspectos culturales de la tauromaquia.

12 comentarios en: Bellingham y Di Stéfano: ¿se pueden comparar?

  1. Yo también vi a D.Alfredo desde su llegada y coincido plenamente con Vd. Lo único en que creo que se diferencian un poco es en que Di Stefano tenía más mala leche en el terreno que el Inglés, con los rivales y con los compañeros.

  2. Yo creo que nadie en el Madrid podrá estar a la altura de Don Santiago y Don Alfredo (y no soy de esa época mucho menos) a partir de ahí habrá que ver cuántos años está en el Madrid (puede estar 10 mínimo) y su influencia en los títulos (si viene Mbappé tiene que destacar por encima de él por ejemplo) luego está claro que Jude es un todocampista y éste primer año lleva haciendo muchos goles aunque en un futuro igual no hará tantos porque el Madrid no lo necesitará tanto en esa función y Don Alfredo era un 9 goleador que jugaba en todo el campo, tb resaltar lo distintas de las épocas en cuanto al estilo de fútbol, tacticas etc etc.

  3. No tengo claro que , siendo uno muy pequeño, haya visto jugar a Di Stefano un ratito ya retirado o en vías de hacerlo .Quizás en algún homenaje a un futbolista de su generación . Sí le he visto jugar a través de videos y partidos en diferido. Entre ello y lo que me explicaba mi abuelo sobre la Saeta Rubia , además de lo observado a Zidane, no tengo ninguna duda de que Bellingham es un híbrido de los dos. Lo es por su porte, estilo o plasticidad y también , especialmente en relación a don Alfredo, por su polivalencia y multifuncionalidad. Técnica exquisita en los controles, en los regates, en los remates (con ambas piernas y de cabeza), habilidad defensiva y brega al servicio de sus compañeros. Además tiene un carácter y una personalidad destacable e idónea para todo un Real Madrid. Uno de los líderes del equipo. Ojalá combinara bien con el de Bondy.
    Y , ahora, me pongo a leer el artículo de marras.

  4. A mi Jude a quien mas me recuerda es a Zidane
    Las similitudes son demasiadas como para enumeralas todas, pero por citar algunas:
    El ambidiestrismo que utilizan para pasarse el balón de pie constantemente, sobre todo regateando
    La forma de desplazar el balón por el campo mientras conducen, aunque Zidane pisaba un poco más la pelota
    La complexión física casi idéntica, ambos espigados pero de estructura ósea rígida y muy fuertes de piernas
    Virtuosismo técnico con el balón en los pies, lo que les hace grandes regateadores a pesar de no ser rápidos
    Visión de juego 360 grados y lectura de las jugadas antes que los demás
    Controles de balón imposibles
    ...Podría estar así un dia entero...con su noche

  5. La verdad que no vi a don Alfredo jugar, nada más que en los vídeos, pero todo lo que se dice de él, es grandioso.
    Ahora bien, Jude tiene la oportunidad de dejar un legado enorme, sus cualidades hacen que se nos olvide que aun es un crio, que aun no se acerca al tope de su madurez futbolística.
    La pregunta es:¿Si a esta edad hace tantas cosas BIEN, que tantas buenas cosas hará una ve, que alcance la madurez futbolística?

    Se vale soñar

  6. Cómo DiStefano no será nunca nadie. Le vi durante años y no ha nacido otro como él. Ahora bien,este joven jugador ingles puede marcar una época siendo un líder destacado,un jugador con gran calidad y visión de juego y,además, con gotas de auténtico arte. Hará historia en el Madrid y contribuirá a que la leyenda de este club crezca más y más. Se trata de un excelente fichaje,sin duda.

  7. Por razones de edad, no pude ver a don Alfredo, pero con lo poco que he visto y he leído luego, la comparación no me parece desproporcionada, en absoluto. Jude es un futbolista total: está en todas partes y todo lo hace bien. Creo que ésa es la característica principal que se le atribuye, y con razón, a don Alfredo, y Bellingham la cumple a rajatabla. Por otra parte, leer al maestro Amorós es un gozo absoluto y espero que siga colaborando frecuentemente con La Galerna. ¡Hala Madrid!

  8. Buenas noches, no me cabe duda de que el británico cualidades tiene para emular al gran D. Alfredo, porque clase la tiene a espuertas y talento para desarrollarla le sobra, hay dos cosas que sólo el tiempo dirá si las tiene o no y si le equiparan o no al argentino, la suerte en forma de usencia de lesiones importantes, ( rodilla, tobillo, tendón de Aquiles etc...) y ese balón que entra por la escuadra o da en ella y se va fuera, y la voluntad de ganar siempre y querer siempre más, que diferencia a los más grandes. Para terminar agradecerle, su programa musical en la cadena
    Es. Radio, Música y Letra, del cual soy seguidor empedernido
    Saludos blancos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

▪️Otros clubes le pagaban más pero vino al @realmadrid

▪️Le cosen a patadas partido sí, partido también.

▪️Le han llegado a mostrar amarilla por dar un pase.

▪️Le acusan de provocador por celebrar los goles.

▪️Juega en un país con todos los estamentos deportivos podridos.…

Bellingham, Modrić, Kroos, Kaká, Di María, Higuaín y Vinicius han sido expulsados más veces (1) que Luis Suárez (0) en La Liga.

Para el turno de mañana, la crónica del mayor escándalo de todos los tiempos, por @Ramon_AlvarezMM

👇👇👇
https://www.lagalerna.com/2-2-el-mayor-escandalo-de-todos-los-tiempos/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram