Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Verdad y libertad

Verdad y libertad

Escrito por: Antonio Escohotado27 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Comentaba hace poco las penurias que acosan al Madrid cuando Valverde y Casemiro no hacen un partido sobresaliente, y qué poco juego eficaz sale de las botas de Carvajal. Lamento comprobar lo veraz de tal cosa, en una noche donde Casemiro no se limitó a fallar a menudo, pues una cesión absurda forzó la expulsión de Ramos. No suele pasarle a este jugador, dotado de casi todo salvo velocidad de piernas y de ideación, que sin duda seguirá siendo titular indiscutible en el más exigente de los equipos.

Si la memoria no me falla, Valverde solo se creó una ocasión de centrar con peligro –bien andado el segundo tiempo-, y en vez de mandarla hacia Benzema la dirigió hacia el meta contrario. En cuanto a Carvajal, pasaron los tiempos en que desarbolaba al rival bullendo como una pesadilla por zonas medias y avanzadas, sellando su banda con el más pegajoso de los marcadores. Su penalti puede considerarse otro resultado de una obcecación acumulada desde algo antes de empezar la temporada anterior, que anoche debutó con un caño no dirigido al hueco sino al pie derecho de quien tenía delante.

Una piedra miliar de nuestra civilización es que la verdad nos hará libres, algo atribuido a Jesús aunque esté ya a cada paso de Sócrates, y parece buen momento para aplicarlo al Real desde cuando levantó la última Orejona gracias a Bale, y marcar se hizo muy arduo tras la partida de Cristiano. El sabio Zidane dimitió, y su ausencia fue suplida por místeres competentes, aunque no tanto como para salvar un abastecimiento confiado por sus propios compañeros a Carvajal y Marcelo, este último mermado de fuerzas, y los fiascos resultantes hicieron que ZZ se compadeciese del naufragio, tomando de nuevo las riendas.

A él se debe sin duda la briosa reacción que llevó a presidir la Liga; pero no debemos olvidar que Bale volvió a desaparecer, en alguna medida porque el síndrome de British abroad (“inglés en tierra extraña” podría valer como traducción) coincidió con preferir taparse una calva al implante, hoy una industria infalible, y el complicado sombrero de pelo pasó a coincidir con una pérdida de puntería y sprint, relegando al ayer sus días de centauro imparable. La secuencia de lesiones, insólitamente largas, fue un mazazo para todos, empezando por él mismo –mermado por el esfuerzo de recuperaciones sucesivas, que solo conoce el expuesto a ellas con alguna urgencia perentoria-, y la misma suerte se ha cebado en Hazard, otro crack con visos de cubrir la plaza del ariete portugués, en este caso merced a su colega Meunier, que frenó la avalancha de goles y juego desplegada por los blancos ante el PSG -a mi juicio en el mejor partido de la temporada- con un castañazo al tobillo del pie apoyado.

Dicen que no ha parado de pedirle perdón al amigo desde entonces, y bien pudiera ser que cayó en el engaño urdido por la habilidad de Hazard; pero el resultado fue el mismo, y cierta desesperación ha vuelto a ensombrecer las esperanzas de todos, porque ya van dos colosos derribados por largo tiempo en pocos años. Bastaría para justificar desánimo, aunque tampoco ha sido ese el eco de tanta mala suerte, sino más bien mostrar de qué cojea en realidad un equipo legendario, aquejado desde mayo de 2019 por el hartazgo de proezas, y recobrado de tal cosa tras volver el genio de la casa blanca, cuando surgió como faro de tanto peso pesado la figura alada del Pajarito.

En último análisis, la cojera no es un efecto de que falte gol –eso forma parte de los síntomas o reflejos de cierta causa-, sino de aquello que otrora llevó a ver cómo Casillas acababa siendo el principal pasador, a despecho de ser los pies su punto débil. Añadido a la puñetera casualidad de dos lesiones, el problema de fondo es que Cristiano dio paso al proyecto de un equipo sin piezas sobrecargadas, donde al gran nivel físico y técnico de muchos se añade la coordinación resultante de una solidaridad propia de club humilde, por lo mismo más meritoria y pragmática a la hora de mantener la puerta a cero, o casi.

Sin embargo, esta noche seis o siete no se acercaron al soberbio desempeño de Isco, al talento tenaz de Modric, a destellos fulgurantes de Vinicius y a paradas providenciales de Courtois. El resto no son en principio piezas sobrecargadas, como Cristiano, Messi o cualquier otro monstruo superior a los demás; pero sin Hazard ni días excelentes de Valverde y Casemiro sencillamente no hay campeón en ciernes. Falta evitar que algunos asuman roles hoy excesivos para ellos, y algo parecido a un fantasma vicia el proceso creador no solo por la banda derecha, sino en todas las inmediaciones del área.

Los remates torpes vienen prologados por un último pase no menos torpe, y recomiendo paciencia a la enorme parroquia merengue. Aparte de recuperar al gran lesionado, y un fichaje que salve lo estéril de la banda derecha, algunos prometen madurar, otros quizá recobren su función con más tino, y unos cuantos irán despidiéndose del club que les hizo inmortales. Diría que al menos dos puestos están mal cubiertos, y que eso supone jugar con nueve cuando hay enfrente un equipo de máximo nivel.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

12 comentarios en: Verdad y libertad

  1. Muy buen artículo. Es lo que hay, como se suele decir, con esta burra hay que arar. Que el equipo vuelva a la senda de la humildad, a trabajar para dejar la puerta a cero y meter ese golito que nos de la victoria. Toca centrarse al 100% en la liga e intentar ver si suena la flauta en el que no por nada llaman Emptyhad Stadium.

  2. Bastante de acuerdo en el contenido, tenemos lo que tenemos y da para lo que da, ahora bien este verano se han de tomar decisiones importantes. Tenemos piezas desperdigadas por Europa que auguran un buen futuro y, viendo el rendimiento de algunos de la plantilla deben regresar, y no como suplentes.
    No se debe hipotecar el futuro con Ramos, yo no lo renovaría e incluso lo invitaría a salir, de no ser así, su histórica etapa en el Madrid acabará como el rosario de la Aurora.
    De Carvajal, tras dos temporadas a un nivel tan bajo, no espero nada de él, ha mutado en Marcelo casi sin darnos cuenta, y dado que quiero a Achraf con confianza tampoco vería mal su salida.
    Salida de Modric, o de Modric e Isco y entrada de Odegaard. Sería lo ideal, pero me temo que no se producirá.
    Y el tema Benzema, está para ser ese delantero veterano que hace bien en toda gran plantilla.
    En resumen, dos inversiones grandes este verano, un nueve y un central. No será fácil pero es necesario.

  3. Magnifico artículo. Tan sólo olvidó mencionar al “intocable” aunque su sombra planea a lo largo de la narración. A quien dice más arriba que usted escribe mal, tranquilo, el esfuerzo intelectual es un erial de imposibles para muchos cerebros en los pobres tiempos en que vivimos. Ni esto entenderá.

  4. No hay que dejarse llevar por los extremos. Hace 15 días eramos la bomba y ahora somos una mi.rda. El relevo de Carvajal es el más fácil de todos, ahí tenemos a Achraf. Volcaríamos el ataque por banda derecha en lugar de izquierda (Mendy, bien doblado el puesto por Reguilón). Urgente recuperar a Odegaard y fichar a un goleador de verdad. Decirle adiós a Bale (no se le puede esperar más, lo siento), y rezar para que Hazard no sea otro jugador de cristal.

    Abrazos y ánimo

    PD He creído leer que alguien se queja de que el Maestro Escohotado escribe mal (!!!!!!!!!!!!)

  5. El portánalisis de hoy lo debería haber escrito usted, Sr. Escohotado, ha dado en el clavo.
    En cuanto escribes un par de subordinadas a algunos se les nubla la cabeza.

  6. Pues yo voy a jugar al FIFA aunque no os guste. Creo que hay que despedir para la temporada que viene, con todos los honores y agradecimientos eternos, pero despedir, a los siguientes jugadores:
    Carvajal, Marcelo, Ramos, Modric, Bale y Benzemá (más James, Odriozola y Nacho).

    Con lo cual hay que traerse a Ajchraf y a Odegaard.
    Y comprar mucho, pero al menos: dos laterales derechos, un lateral izquierdo, un central, y un delantero de verdad.

    No hay más.

  7. Buen artículo, análisis bastante acertado en lo fútbolistico, pero me falta algo importante como la parte emocional que rodea al equipo y tener que subir un Everest cada partido, cada rueda de prensa,etc. Thetinglao se escarga de bajarnos la líbido más que Carmen de Mairena. Nuestro RM desgraciadamente no lucha en igualdad de condiciones por intereses bastardos y en mi opinión ésto es un factor muy, muy, muy importante a tener en cuenta
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

D. Jesus en su dialogo comparativo, me hace sonreir en... El madridismo de “Sully” https://www.lagalerna.com/el-madridismo-de-sully/ vía @lagalerna_

Lema de La Galerna "Madridismo y Sintasis" que se reflejan en este tremendo articulo de D. Roberto Santiago... Once razones por las que "Sin Perdón" es madridista https://www.lagalerna.com/once-razones-sin-perdon-madridista/ vía @lagalerna_

Es un honor el debut como autor de @lagalerna_ de @Robrto_santiago, y encima lo hace desgranando las 11 razones por las que “Sin perdón” es la película más madridista de la Historia.

Happy birthday, Mr. Eastwood.

https://www.lagalerna.com/once-razones-sin-perdon-madridista/

Mi sentido homenaje a una de las películas más madridistas de un genio que hoy cumple 90.

En La Galerna hay hoy más homenajes a Eastwood. https://twitter.com/lagalerna_/status/1267041416607383564

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram