Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Vaya paliza

Vaya paliza

Escrito por: Antonio Escohotado24 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Perder no es deshonroso, ganar tampoco lo es siempre. Pero no saber por qué ocurre una cosa u otra desconcierta, y al hincha le pone de los nervios, aunque se lo tenga merecido por consentirse el fanatismo. Desde que empecé a escribir en este simpático medio, años ha, insistí en el peso de la gloria, y en el no menos gravoso hastío del campeón, dos sentimientos que afectan en exclusiva a los jugadores.

Como lo más difícil -con mucho- es llegar a tener un equipo que levante cuatro copas en un lustro, lo cómodo es imaginar que los veintitantos de la plantilla pueden dar el máximo con el míster adecuado, sencillamente poniendo y quitando a quien esté más en forma o motivado. Pero no es así, e ir confiando y desconfiando de entrenadores se queda en la epidermis del asunto. Si lo prefieren, solo el amor propio y la ambición logran que un cuerpo alcance su excelencia, y eso tiene algo de sinusoidal, como los ciclos económicos, donde solo el medio y largo plazo certifican avances y retrocesos. Este sábado, por ejemplo, el amor propio y la ambición correspondieron a los chicos de Mendilibar, y lo vimos tanto en cada balón dividido como en cada acción colectiva.

Si la zaga blanca hubiese achicado como la del Eibar, los innumerables fueras de juego se habrían cuando menos repartido, y a mi juicio el lance quizá dependió de que Benzema hubiese podido romperla en vez de hacer una elegante vaselina, cuando las espadas se mantenían en alto. La buena racha del francés se ha interrumpido, aunque siga intentándolo, y no entiendo la flojera de Bale. Tampoco me parece que Varane esté para jugar, por más que sea un crack y no lo vendería a ningún precio.

Sugiero que la frivolidad habitual –pidiendo cambios tácticos o de míster– se concentre en pedir a los jugadores lo que solo ellos pueden dar. Y sugiero también intercambiar tres o cuatro de los buenos por Hazard, Kanté y alguno más. Sangre nueva para la responsabilidad de pertenecer a la más prestigiosa de las instituciones españolas, la única capaz de engendrar antimadridismo. Sin saberlo ni quererlo, quien se entristece con sus éxitos y se alegra de sus fracasos está ya arrodillado ante su hazaña. Pero ganar desgasta a fondo, y solo renovar asegura lo contrario, mientras los noveles van consolidando sus aptitudes.

Por cierto, menuda lección de atolondramiento dio Vinicius, aunque su vigor prometa grandes cosas.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

15 comentarios en: Vaya paliza

  1. Por favor, que alguien le lea esto a D. Florentino.Ese hastío es la clave, pero lo grave es que todos lo veiamos venir y Zidane el primero y D. Florentino jugando a Dios.

  2. Cómo admiro su temple, Don Antonio, pues yo soy completamente incapaz de mantener la calma en una situación así.
    Muy de acuerdo en que debemos renovar la plantilla de inmediato. Urge cortar muchas cabezas y traer sangre nueva.