Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Una larga y cálida meada

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Una larga y cálida meada

Escrito por: La Galerna3 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Comoquiera que la prensa cataculé persiste en su afán de batir todos los récords habidos y por haber en materia de falta de escrúpulos, los títulos de los tres últimos portanálisis (el que leéis ahora y los de ayer y anteayer) han descrito un crescendo de mala leche inevitable. Si anteayer lo titulábamos “Desfachatez” y ayer optábamos por “Sublimación del insulto”, hoy nos vemos obligados a tomar en préstamo el título de la novela que en 1975 publicó el humorista Álvaro de Laiglesia, una de las almas de la mítica revista satírica La Codorniz. Comprenderéis que no nos queda más remedio.

La contumacia en el escarnio es apabullante por parte del diario de Godó, amics. El planeta entero sabe que el FC Barcelona está más tieso que la mojama, hasta el punto de haberse visto obligado a rebajar un 70% el suelo de sus futbolistas tras el desencadenante del Coronavirus, así como a convocar un denigrante ERTE sobre sus trabajadores. Ello no ha impedido a su prensa afín, con la inevitable aquiescencia del propio club, llevar tres días seguidos tratando de distraer al tendido con maniobras orquestales de fichajes multimillonarios, allí donde no hay más que telarañas en los cofres. Es (sí) una larga y cálida meada. Larga porque dura ya tres días y cálida porque lo de tomar el pelo a sus aficionados y a cualquier persona decente sin duda comunica al Barça y su entorno mediático una sensación de tibio solaz a través de los conductos urinarios. Allí abajo, aguantando la humillación no sabemos pensando qué, es objeto de esta indecente lluvia dorada la afición del Barça, el contribuyente español que paga este ERTE y por supuesto, por encima de todos ellos, el empleado no millonario del Barça al que ahora toca encajar con estupor tanto el ERTE como el paradójico e insultante anuncio de fichajes estratosféricos por parte de las hojas parroquiales del club.

Nos preguntamos qué pensará la taquillera del Camp Nou, o el empleado de limpieza, o el entrenador de infantiles, que sufre un ERTE y encima se tiene que desayunar con no sé qué del fichaje de Lautaro. Es un insulto inconcebible a la dignidad de esos empleados culés. Es un sarcasmo infumable que tenga que salir una publicación madridista como esta para denunciar esta burla, esta larga y cálida meada sobre la cara de gente humilde y decente.

Es un sarcasmo que tenga que ser una publicación madridista la que salga a defender al simpatizante culé, sobre el cual miccionan con estas portadas de fichajes millonarios tanto el club como sus terminales mediáticas. Verdaderamente, toman por imbécil al socio blaugrana, y lo hacen hasta extremos indignos. ERTE por aquí pero Lautaro por allá. ERTE en marzo pero Neymar en julio, como dice Sport. Hay que tenerlos cuadrados o más bien octogonales. Nos preguntamos cuándo dejará de llover orín sobre tantos y tantos culés decentes (y contribuyentes decentes no culés) sobre quienes llueve y llueve y llueve. Los tiempos han cambiado dramáticamente, como bien señala la portada de Marca, y esta gente se desternilla de risa en las fauces de la decencia hablando de neymars y lautaros.

La portada buena de hoy es la de As. Una portada sencilla y sentida para despedir a un mito del madridismo, alguien que encarna como pocos el espíritu indomable del madridismo eterno: Goyo Benito. Leed los textos de homenaje de Athos Dumas y John Falstaff.

Descansa en paz, leyenda.

8 comentarios en: Una larga y cálida meada