Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Superliga, cada partido importa

Superliga, cada partido importa

Escrito por: Marcelino18 febrero, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La Superliga se ha convertido en una realidad muy cotidiana en el mundo/entorno futbolístico. Los clubes, sean de la categoría que sean, constantemente andan en la búsqueda de maximizar recursos. La economía no es sino la respuesta a la existencia de recursos limitados y necesidades infinitas. En este punto, un pequeño reducto de clubes lleva tiempo maquinando la posibilidad de construir una nueva competición que les permita explotar, todavía más, el negocio. Entienden que las estructuras tradicionales constituyen un obstáculo de cara a maximizar tales recursos y que una nueva organización supranacional con un interés claramente comercial es la respuesta lógica al deporte profesional en el siglo XXI.

LA CHAMPIONS LEAGUE

En realidad, la Champions League no es más que otro formato de Superliga. La extinta Copa de Europa que agrupaba a los campeones de cada liga empezaba a quedarse pequeña a finales de los años ochenta. Cuenta la leyenda que fue Silvio Berlusconi quien, tras atender una eliminatoria entre el Napoli de Maradona y el Real Madrid de la Quinta en 1987 entendió que eran necesario más encuentros así y ahí se inició un camino que confluyó en 1992 con la nueva Champions League y las sucesivas reformas que llegan hasta hoy.

Maradona Real Madrid

UEFA,  a pesar de plegarse históricamente a los intereses de los clubes más poderosos, no deja de ser una federación internacional con un alto componente político. Es la suma de todas las federaciones asociadas (europeas o paneuropeas) y responde también a sus intereses, pues sus dirigentes son elegidos por las mismas. Este componente político constituye un primer escollo para la explotación comercial que anhelan los grandes poderes del fútbol europeo.

Decir que la Champions League es un torneo que desde la óptica comercial y financiera está infraexplotado no es ninguna novedad. Los clubes más representativos del fútbol europeo se dan cita año a año en un torneo que despierta el interés del mundo, en el que cada club disputa un mínimo de seis partidos y un máximo de trece pero los ingresos directos que se obtienen a través de esta competición siguen siendo inferiores en términos totales respecto al global de los ingresos que obtienen los clubes en las ligas. Sin embargo, en términos relativos, teniendo en cuenta los pocos partidos que se disputan, son enormes. Y es este punto en el que se centran los grandes clubes.

los ingresos directos que se obtienen a través de esta competición siguen siendo inferiores en términos totales respecto al global de los ingresos que obtienen los clubes en las ligas. Sin embargo, en términos relativos, teniendo en cuenta los pocos partidos que se disputan, son enormes

El Real Madrid ha ingresado a través de UEFA unos 85 millones de Euros en las últimas dos ediciones de la competición, a pesar de caer en octavos de final y disputar tan sólo ocho encuentros.  Esto supone una media superior a los diez millones de euros por encuentro. Bien es cierto que en parte esta cifra esta motivada por el nuevo reparto que implementó UEFA en la temporada 2018/2019. La cifra ingresada por el Real Madrid en los últimos dos cursos, a pesar de caer en octavos, ha sido muy similar a la que obtuvo en los años precedentes alzando la orejona.

 

Florentino y Ceferin

UEFA, plenamente consciente de la amenaza real que supondría perder a sus principales socios, ha ido haciendo cada vez más concesiones a los mismos. Se han aumentado los cupos de las grandes ligas para facilitar la participación de todos estos clubes, se han creado sistemas de competición con cabezas de serie de cara a garantizar el mayor número de partido de los equipos punteros y así estirar el revenue de éstos y de la propia competición. En esta línea, recientes informaciones apuntaban a que la organización europea estaba planteando una nueva competición que se plegaría a algunas de las demandas que se cumplen con algunos de los deseos de los clubes más representativos de la ECA. Una respuesta que no debería sorprender dado que la Champions League es la gallina de los huevos de oro de UEFA, junto con la Eurocopa de selecciones, que tiene carácter cuatrienal, e históricamente es la conducta habitual.

recientes informaciones apuntaban a que la organización europea estaba planteando una nueva competición que se plegaría a algunas de las demandas que se cumplen con algunos de los deseos de los clubes más representativos de la ECA

A nivel económico, desde la temporada 2005/2006, la Champios League ha aumentado sus ingresos un 364%, pasando de 607 millones de Euros a 2816 millones de Euros. Es, sin lugar a dudas, un buen negocio. Sin embargo, puede decirse que sigue lejos de su potencial. No es necesariamente una cuestión de número de partidos pues la propia competición entre 1999 y 2003 aumentó el número de partidos para después reducirlo, sin que por ello se vieran afectados los ingresos.

Reunión Eca

El principal escollo es de calendario. La Champions League cuenta con un pequeño espacio de tiempo en el que mostrar su producto. Los martes y los miércoles ofrecen poco margen para maximizar el producto. Hasta los cuartos de final de la competición, el espectador se ve obligado a elegir entre muchos partidos, lo cual es interesante en términos de opción, pero no resulta atractivo para las televisiones que ostentan los derechos. El martes pasado el aficionado se verá obligado a elegir entre ver un FC Barcelona-PSG o el duelo entre el RB Leipzig y el Liverpool en lugar de disfrutar de los dos. Al disputarse los encuentros un martes, siendo jornada laboral, no existe espacio posible en prime time para disfrutar de ambos encuentros. Es evidente que este es un problema que no se daría si el encuentro se disputase en los fines de semana, donde la disponibilidad de horarios es mucho mayor.  Además, el fin de semana ofrece la posibilidad de utilizar un mayor número de franjas horarias que favorezca la retransmisión en otras regiones del mundo, especialmente las asiáticas (hoy la Champions se retransmite en directo de madrugada en Asia), con la consiguiente explotación de los derechos internacionales.

El principal escollo es de calendario. Es evidente que este es un problema que no se daría si el encuentro se disputase en los fines de semana, donde la disponibilidad de horarios es mucho mayor.

La duración del torneo, como se ha expuesto antes, no ha constituido de por sí una limitación de cara a que la Champions siga facturando miles de millones de Euros. Sin embargo, la lógica invita a pensar que a más partidos, más posibilidad de facturación por parte de los clubes. Bien a través de los derechos de televisión, bien a través de la explotación del ticketing, consumo en el estadio, merchandising, etc.

Ceferin Champions

Si hacemos caso a las informaciones recientemente publicada, UEFA ofrece una expansión a 36 equipos, un sistema de cupos que favorecería a los clubes con mejor coeficiente Uefa y una fase de grupos ampliada de 6 a 10 partidos, garantizando que, al menos 24 equipos avancen a un playoff, aumentando de un 50% actual a un 66%.

El principal problema de lo que plantea UEFA es que dicho formato de competición no sería sino una actualización poco ambiciosa del la actual en términos de explotación económica. Se ampliaría al jueves la franja horaria, sin embargo, seguiría siendo insuficiente de cara a la explotación de los derechos internacionales. A su vez, el sistema la competición en sí no ganaría especialmente en interés. Hoy la fase de grupos de la Champions League sigue siendo, por lo general, de poco interés general. Normalmente, uno o dos grupos por temporada son los que suscitan mayor interés, quedando el resto como grupos con partidos puntuales de mayor expectación, pero poco interés por el grupo. Convertir la fase de grupos en diez partidos en lugar de seis, no constituye de por sí un mayor atractivo, aunque seguramente repercuta en mayores ingresos, que si bien ayudarían a las diferentes economías, seguirían lejos del potencial.

Hoy la fase de grupos de la Champions League sigue siendo, por lo general, de poco interés general. Normalmente, uno o dos grupos por temporada son los que suscitan mayor interés

Y es en este último punto en el que debería poner los ojos UEFA o la nueva Superliga. Las mejores competiciones, las que mayor rendimiento económico generan, funcionan en base a un principio fundamental y no es otro que cada partido importa.

CADA PARTIDO IMPORTA

Eventos como el Mundial, la Eurocopa o los Juegos Olímpicos basan parte de su éxito económico en su carácter excepcional, el evento tiene lugar cada cuatro años y en formatos de competición cortos y donde cada partido/duelo es una verdadera final. Trasladar dicho modelo a otro torneo con otra periodicidad y en la que pretende llevarse a cabo un gran número de partidos es complejo, pero sí es necesario que de cara a maximizar el rendimiento económico se consiga generar un interés hacia el espectador y por ende hacia los teleoperadores.

Y es seguramente en este punto donde el fútbol viene seguramente fallando a la hora de construir competiciones más atractivas. Los ojos de Europa tienden a fijarse en la NBA, seguramente porque el baloncesto, como deporte, nos es mucho más familiar y reconocible que otros como el fútbol americano, el beisbol o el hockey. Sin embargo, conviene señalar que la NBA como competición, en términos financiero, hoy por hoy está muy lejos de los números que manejan tanto la NFL, joya de la corona del deporte americano, como el college football.

Florentino Bartomeu NFL

Para ponerlo en perspectiva, este año, debido al Covid, la temporada de los playoffs de la NBA coincidieron con la temporada regular de la NFL. Bien, pues mientras coincidían las finales de la Conferencia Oeste, en las que estaban los populares Lakers de Lebron James con el Thurday Night de la NFL, que tiende a ser uno de los partidos más flojos de la semana y sería el equivalente futbolero al partido de los viernes o los lunes que instauró Tebas, el partido de la NFL se impuso por más de un millón de telespectadores. La semana anterior, mientras coincidía con las finales de la Conferencia Este, tres millones.

Son muchos los factores que explican este éxito el fútbol americano frente a otras competiciones. Además de la extrema popularidad del deporte, el hecho de que las temporadas se den entre septiembre y enero, crea ese punto de excepcionalidad

Son muchos los factores que explican este éxito el fútbol americano frente a otras competiciones. Además de la extrema popularidad del deporte, el hecho de que las temporadas se den entre septiembre y enero, crea ese punto de excepcionalidad que concentra todo el interés en las mismas. Si no lo consumes ahora, no podrás consumirlo más adelante. Al ser calendarios cortos (16 partidos de temporada regular en el caso de la NFL, 12 en el del fútbol universitario) se genera ese factor extra de que cada partido importa. La victoria o la derrota tienen una trascendencia enorme de cara a la consecución de los objetivos deportivos.  Este es uno de los problemas al que vienen enfrentándose la NBA o la MLB, la liga regular es muy larga (82 partidos NBA, 162 partidos MLB), casi que se convierte en una gran pretemporada para los playoffs, eso genera un nivel de interés relativamente bajo, el peso de la victoria o de la derrota es poco significativo en términos de desenlace final. Trasladándolo al fútbol, no hay más que ver la fase de clasificación del Real Madrid, el peso de las derrotas ante el Shakthar Donestks, en contraposición a lo que constituyen dos derrotas en el campeonato liguero.

Super Bowl

Es por ello que tratar de crear una Superliga que replique el modelo actual de campeonato liguero, con p.ej 30 encuentros, puede resultar atractivo en términos de cantidad de partidos a explotar por TV y clubes pero ser una competición de escaso valor añadido y menor potencial económico. El fino equilibrio entre cantidad y calidad.

crear una Superliga que replique el modelo actual de campeonato liguero puede resultar atractivo en términos de cantidad de partidos a explotar por TV y clubes pero ser una competición de escaso valor añadido y menor potencial económico

La información sobre la Superliga es bastante restringida en estos momentos. El formato de competición es todavía un secreto. Más o menos, las informaciones coinciden sobre una  quincena de clubes que actuarían como fundadores a la que se añadiría otro pequeño grupo como invitados. En este sentido, el número de clubes que se baraja parece razonable. Seguramente lo ideal en términos de interés en cualquier competición no pasa tanto por aumentar el número de participantes como por reducirlo de cara a generar una competición con partidos de máximo interés y trascendencia. Llámese Superliga, llámese Champions League, subir el nivel de una competición suele ser la mejor vía para el crecimiento deportivo de los clubes. Cierto es que la Superliga va a regirse por criterios mercadotécnicos lo cual no es positivo en términos de subir el listón competitivo.

Una opción interesante sería crear una fase de grupos con emparejamientos asimétricos para cada equipo. Inspirándonos en la composición del calendario de la NFL o de la UEFA Nations League, cada equipo se enfrentaría a los rivales de su grupo, a algún otro grupo y a los equipos que formen parte de su bombo (nivel). De esta forma, habría unos cruces iguales con los equipos del grupo, pero un par de rivales extra que constituirían un teórico obstáculo o beneficio en aras de favorecer la competitividad.

 

EJEMPLO DE COMPETICIÓN

Sirva esto como ejemplo, en una competición de 20 equipos se ha procedido a encuadrar a los clubes cuatro grupos de cinco equipos (A, B, C, D) en un sorteo similar al de la fase de grupos de la Champions League, agrupando los equipos por su coeficiente. Cada equipo se enfrentaría en partidos de ida y vuelta a los rivales de su grupo (8 partidos, 4 en casa, 4 fuera). A su vez jugarían a partido único contra cada equipo de otro grupo (Grupo A vs. Grupo B, Grupo C vs Grupo D). Por último, se enfrentarían a partido único a los otros dos equipos de su bombo que no estén asignados a su grupo y al grupo con el que se cruzan. En el ejemplo presente: Bayern, FC Barcelona, Real Madrid y Juventus se enfrentarían entre sí). De este modo, además de dar pie a grandes enfrentamientos, das lugar a una competición más dinámica, un teórico obstáculo para los equipos del bombo 1 y 2, mientras que mayores posibilidades para los de los bombos 3 y 4.

Grupos superliga

Cada equipo disputaría 15 partidos de la fase de grupos (45 puntos en juego). Para garantizar la igualdad de condiciones, todos disputarían un número igual de partidos en casa y fuera (p.ej 12) y se daría la posibilidad de disputar otros partidos en sede neutral de cara a explotar la competición en otros mercados (p.ej América, Asia, Oceania, Oriente Medio).

Para ilustrarlo y ciñéndonos a este ejemplo. El Real Madrid disputaría partidos a ida y vuelta contra los rivales de su grupo (Manchester City, Liverpool, Lyon y Roma), un partido contra los equipos del grupo A (Bayern, Sevilla, Arsenal, Porto y Milan) y otros dos frente a los representantes del Bombo 1 de los grupos C y D (Juventus y FC Barcelona).

De esta forma se conseguirían hasta once emparejamientos diferentes a lo largo de la temporada.

En definitiva, la idea pasaría por cualquier tipo de competición que trate de generar el mayor valor posible en cada partido.

 

Fotos: Getty Images

Twitter: @Marcelino_AdE

19 comentarios en: Superliga, cada partido importa

  1. Interesante. Aunque me ha liado un poco que digas que cada equipo jugaría 3 partidos de ida y 3 de vuelta en su propio grupo, cuando en realidad serían 4. Por eso el total da quince.

  2. A mí esos calendarios profundamente asimétricos, en los que no todos los equipos se enfrentan entre sí, no me parecen justos. Pueden llegar a distorsionar la competición. El que propone la UEFA con 36 equipos a partir de 2024, también lo es.

  3. No todo el mundo tiene el mérito de ser ameno, ni la virtud de hacer las cosas interesantes, vaya tostón de artículo.
    Largo, aburrido, palabras y palabras para media idea, y para algo que a corto plazo está en marcha y resuelto. Todo para decir que se trata de generar el mayor valor posible en cada partido.
    El interés está en los participantes. No hay más. El interés lo pone el Real Madrid, el Liverpool, y el Bayern. El formato, al menos, al principio dará igual.

  4. Superliga para pirarnos de la LFP. Si encima recibimos un mejor trato económico y político, miel sobre hojuelas. El Real con cierta diplomacia, pero no excesiva, debe hacerse valorar.

  5. 4 grupos de 10 equipos y los campeones de cada liguilla se juegan el título en un play off/semifinales. 18 partidos por equipo, 21 para los dos finalistas.

    1. A nadie le importa pero lo he pensado mejor y me encanta este sistema:

      4 grupos de 10 equipos. 18 partidos por equipo.
      Los 4 primeros pasan a cuartos.
      Los siguientes 8 mejores (terceros y segundos) se emparejan para decidir los otros 4 que pasan a cuartos.
      Fase eliminatoria tradicional desde cuartos. 5 partidos para levantar e título.

  6. La primera fase de la Champions se juega con red, se puede cagar un par de veces y por eso no genera tanto interés. La segunda fase de la Champions, en un formato de tiempo muy reducido y contando cada partido, donde un resbalón te manda la temporada al garete, como los 5 minutos que nos condenaron el año pasado en el partido de ida frente al City, pues es lo que hace que tenga la atención que tiene. Pero también es verdad que siendo tan corta, 3 eliminatorias y final, con la posibilidad de caer pronto, se hace a veces la boca agua. No se puede tener todo. Con la crisis que hay ahora en el fútbol esto tiene que cambiar para que el dinero llegue a todas las partes. Y seguramente, unos octavos y cuartos jugados en fin de semana por ejemplo, podría subir los ingresos para la UEFA y que podría repartirlos entre las las Ligas que se tuviesen que parar, y esos 4 fin de semana ya sería pasta de sobra para ir rellenando "huecos" y bajar la deuda de todos.

  7. Buenas tardes, a mí la idea de dedicar unos meses a jugar solo la super liga me parece excelente, por ejemplo de Febrero a Junio, 5 meses, 4 de competición regular y un mes de series finales
    30 participantes como máximo, con 16 fijos, y 14 que se ganarían el puesto en las ligas nacionales que se disputarían entre, Septiembre y Enero, todo esto si vamos a buenas, si los uefos se ponen tontos, pues nada sólo liga Europea de OCtubre a Mayo y a otra cosa
    Salud

  8. Yo me he hecho bastante lío, ja, ja, ja. Pero creo que jugaría cualquier cosa con tal de irnos de esta Liga corrupta. Lo que sea.

  9. Como competición en sentido estricto, yo no lo veo como liga regular a doble vuelta y muchos partidos. Eso acabaría siendo como la fase regular de la Euroliga de baloncesto, que tampoco tiene gran interés. Sería convertir en rutinarios los días grandes que esperamos de mayo. Si convertimos en rutinarios los Real Madrid - Bayern, ya perdería la exclusividad que tiene ahora. Los ingresos se incrementarían, sí, pero por vía cantidad de partidos. Al final un RM-Bayern te lo acabarían pagando menos porque es seguro, a diferencia de hoy, que es únicamente una posibilidad.

    Otra cosa es que, debido a las circunstancias que llevamos soportando los madridistas, nos planteemos la Superliga a doble partido como alternativa para abandonar la LLiga del Estat Espanyol, peligrosamente preparada CONTRA el Real Madrid.

    La alternativa que se propone de competición exclusiva de 3-4 meses al estilo de la NFL me parecería la más interesante. Lo único sería la injusticia de que por un mal día, toda la temporada se vaya al garete. Un mínimo de posibilidad de recuperación sí sería deseable.

    Como ya he dicho otras veces, de la NFL no solamente es interesante analizar el sistema de competición, sino también el tratamiento del "draft", y eso va por los aficionados: En la NFL es común lo de "tirar la temporada" con vistas a seleccionar la mejor posición del draft. Los aficionados del equipo de turno se cabrean (obviamente), pero tienen la comprensión de esperar a que el jugador que seleccionen en el draft los vuelva a convertir en competitivos. Eso no se lo puede permitir el RM por historia. No obstante, en temporadas como ésta en la que obviamente no nos llega, se echa de menos por parte de FP el haber mencionado la época de penurias que pasamos, y no tener que obligar a ZZ a decir que tiene un plantillón, que aspiramos a todo y que patatínpatatán. Como decía, echo de menos esa, llamemosla, paciencia que tienen los aficionados en la NFL y que aquí como contrapartida tenemos a señores que si a los 10 minutos de partido no vamos ganando 7-0 al Eibar, se ponen a silbar a todo el mundo.

    Abrazos madridistas

  10. De acuerdo 100% en la idea, el fútbol es interesante solo si el resultado importa, es esto en realidad lo único que hace interesante las ligas, un Madrid - Elche en agosto vale los mismos puntos que un Madrid-Barcelona en mayo. Por esto un modelo Euroliga de Basket no tendría sentido... Yo creo lo que sería la leche es una estructura de títulos replicando los nacionales pero entre equipos top. Una Liga normal de 16 llamada Liga de Campeones, un formato Copa entre los 8 primeros que sería la Copa de europa y en verano Supercopa con los dos primeros de la Liga y dos finalistas de la Copa de europa. Eso sería la gran revolución...

  11. Los 37 con algo en juego: los primeros de la Liga un título, los de en medio entrar en Copa (8 primeros) y si hubiera descensos aún mejor para el interés de los de abajo

  12. Por ejemplo ahora hay un Getafe Betis que obviamente no ve ni el tato a pesar de que se juegan uefa y descenso. Tiene interés deportivo pero son tan malos que no te apetece perder tu tiempo. Si fuera un Arsenal inter por ejemplo jugándose lo mismo si lo vería mucha gente.. Pero sólo de jugarse algo, calidad + interés ambos necesarios para generar audiencia

  13. Lo poco gusta y lo mucho cansa. Un Real Madrid - Bayern al margen del momento económico y deportivo de cada uno lo disfrutas porque igual no lo vuelves a ver la próxima temporada en la champions, un Real Madrid - Celta lo tienes garantizado 2 veces al año. Si estos formatos que perfectamente puedes nombrarlos como Millionaire's League son viables pues adelante. Más ingresos para nosotros. Ahora, que no acabes cansandote de ver cada año a los mismos equipos como en la liga doméstica y que pases de competir por ser el mejor equipo de Europa a competir por ser el mejor de una selección de equipos más ricos del continente..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

✍️🏻@itxudiaz recoge con exactitud el sentimiento del aficionado que no entiende la falta de respuesta del Madrid ante tanta humillación.

https://www.lagalerna.com/la-inexacta-dignidad-de-dejarse-humillar/

"El increíble penalti pitado contra el Real Madrid, con la utilización del VAR", @lequipe

El escándalo arbitral de la Liga española trasciende fronteras

Están los árbitros, los arbitradores, los arbitrarios, los que reniegan del gol. Y luego está @delasherasmario, que nos obsequia con esta pieza literaria horas después del espanto de ayer.

https://www.lagalerna.com/el-madrid-y-la-fundeu/

https://www.lagalerna.com/el-madrid-y-la-fundeu/

Esta es la típica gracia (utilizando ilegítimamente la imagen de un jugador) que hace una marca choteándose del @RealMadrid pero que luego no tienen arrestos a hacerlo con otros equipos.

Y no, no lloro por un meme sino por un memo, en concreto el CM de @KFC_ES

Tomen matrícula. https://twitter.com/KFC_ES/status/1391714772341690372

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram