Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Sevilla, 2 - Real Madrid, 3: El Madrid es más fuerte que el Tinglao

Sevilla, 2 - Real Madrid, 3: El Madrid es más fuerte que el Tinglao

Escrito por: Andrés Torres17 abril, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es verdad que el Madrid a lo largo de la Liga nos deleita con ellas de tanto en cuanto, pero en Sevilla, en Semana Santa, y en pleno Domingo de Resurrección, darse esta noche a la torrija parecía inevitable para los merengues.

La pasión desde luego la puso de inicio el Sevilla. También la presión. El líder, angustiado, agobiado, sofocado como ante el Chelsea, y sufriente y doliente cual costalero en plena Madrugá, se mostró incapaz de superar el insistente empuje sevillista durante los primeros 45 minutos.

Avisó Martial, tras excelente pase interior de Papu, que fiel a su fatalismo importado en Old Trafford la envió fuera con todo a favor. Un minuto antes pudo Vinicius, al alimón con Benzema, castigar la única pérdida de los locales en todo el primer periodo. Poco más ofreció el cuadro de Ancelotti, sostenido en precario por un lateral reconvertido y otro a banda cambiada, ante el enjambre por bulerías diseñado por el hijo de un harrijasotzaile de las montañas vascas.

El mexicano de rimbombante nombre Tecatito cayó cerca del banquillo merengue y Ancelotti le ayudó a levantarse. Pocas veces hemos visto tantas “tes” juntas en la banda del Pizjuán. Fue el prólogo del aparente desastre blanco. A los 18 minutos un córner en el área sevillista acabó con Bono —el portero marroquí, no el líder de U2 ni el exministro socialista— confundiendo el balón con la cabeza de uno de sus defensas. Mientras tanto, el balón botó en un brazo del defensor. El infalible Alberto Cosín nos lo aclarará, pero, de un tiempo a esta parte y base de lobotomías varias practicadas por un sinfín de circulares arbitrales, uno pensaba que todo era mano en el área de castigo.

Mano Sevilla

“Va desequilibrado y bracea sin ver el balón”, se apresuró a precisar el objetivo narrador. Mira, oye, como aquella mano de Militao el año pasado, también contra el Sevilla precisamente, que nos costó una Liga. Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros, que decía el gran Groucho. No se preocupen amigos galernautas que la polémica acabará por ser otra.

Y muchísimo peor.

Fue el preludio de un primer gol y la penitencia del líder. 21 minutos. Una pérdida temeraria de Lucas Vázquez acabó abruptamente con una falta en el balcón del área. Rakitic, que siempre nos cose a goles, disparó mal, pero Militao emocionao abandonó la barrera en escorzo imposible no sabemos con qué propósito. Por allí se coló la pelota ante un circunflejo Courtois. Por si fuera poco el disgusto, encima Lukita se llevó una bronca incomprensible de Militao enajenao.

Tan desquiciado parecía el central brasileño, de quien proféticamente en rueda de prensa anterior al partido Carletto sugirió que podría mejorar en concentración, que a los 24 minutos un balón bombeado a la banda acabó con un insólito pase de cabeza a Tecatito, que se merendó a Militao cual cochinita pibil y se plantó ante Courtois desequilibrado, pero no tanto. En el último momento descargó el esférico para Lamela que hizo el segundo con Alaba de portero. 2-0 a los 23 minutos.

El Madrid tragaba saliva y Benzema mascullaba el nombre de cierto estado de Estados Unidos donde habitan muchos mormones. Todo eran malas noticias.

Camavinga, llamado hoy a la titularidad para suplir a Casemiro, se ganaba una amarilla imprudente a la media hora de juego. Diez minutos después, la imprudencia se tornó en temeridad cuando pudo ver la segunda en una tarascada con Martial que se escapaba. Rugió el Pizjuán y pudimos ver a Lopetegui histérico cual biri biri en la banda. Todo se pega, presuponemos.

Mucho tendrían que cambiar las tornas para que un líder con pocas piernas se llevará un botín de un estadio inflamado y un rival que quiere, también, su pequeño titulo de la temporada: ganar al Madrid. Visto lo visto vale lo mismo que una Europa League de esas.

Con Camavinga en la caseta y Rodrygo sobre el verde, el Madrid ofreció mejor pinta nada más iniciarse el segundo tiempo ante un rival que empezó acusando cierto desgaste y acabó borrado de la faz de la tierra. Un pase interior de Carvajal a Modric permitió al hechicero balcánico servir a Karim que, hoy, no pudo meter pronto a su equipo en el partido. Fue el primer aviso. El líder daba por concluida su penitencia hoy en Sevilla. Se acabaron las torrijas y Carvajal y Vinicius iniciaban la Feria.

Una fenomenal combinación entre ambos en banda izquierda concluyó con un centro seco del pitbull de Leganés que Rodrygo —tiene gol este chico— fusiló con vehemencia a la red de Bono en el 49’. Súbitamente La Giralda comprobaba que había partido. Cuestión de actitud.

Rodrygo

También del propio Militao que soltó un obús que astilló los dedos de la manopla de Bono. Insistía un Madrid que si algo ha demostrado últimamente es que es tan difícil de matar como Steven Seagal en Real Madrid Televisión cualquier noche de estas.

Cual Dr. Jekyll y Mr. Hyde ahora era el Sevilla quien desaparecía del mapa. Los locales, temblorosos, observaban cómo todo su impecable trabajo del primer tiempo corría riesgo inequívoco de irse por el sumidero merengue. De pronto, Lopetegui, ya no tan impetuoso, perdía el paso y diseñaba un amarrategui blues con sus cambios en banda. Quedaba mucha tela que cortar todavía entonces. Media hora aún para soportar el asedio del líder que comenzaba con un eslalon de Rodrygo, que la dejó de tacón para un latigazo de Karim que se marchó fuera por poco.

Claro que poco o nada hay que hacer cuando la prevaricación arbitral más flagrante hace acto de presencia de mano de uno de los más lamentables señores con silbato que hemos padecido en este campeonato de risa. A falta de un cuarto de hora, Vinicius controló con el hombro —con el hombro, con el hombro, con el hombro— un buen centro de Lucas Vázquez para cruzar y firmar el empate. Los del VOR llamaron al árbitro al VAR y con sus dos nísperos —y todo el Pizjuan en ebullición— pitó mano porque le salió del pito.

Vinícius gol legal anulado Sevilla

Si el año pasado nos robaron la Liga ante el Sevilla, lo de esta noche apuntó tan alto como entonces. Poco más merecía comentar. O no.

“Solo el penitente pasará” rezaba la tercera prueba de la Última Cruzada de Indiana Jones, la enésima prueba de fe del hincha madridista. Y el penitente pasó. Fue Nacho.

Carlo, a la desesperada, introdujo al canterano en el eje de la defensa para situar a Alaba en el lateral izquierdo, y en el 83´, en el primer balón que tocó, embocó el balón a la red a pase de Carvajal, esta vez por su banda derecha, después de un triple Axel del otrora perla colchonera Oliver Torres que, como no, reclamó falta. Esta vez el trencilla no prevaricó.

El Madrid seguía y seguía a lo largo de siete minutos de descuento. Le sobraron cinco. A los 92 minutos Rodrygo, espectacular reactivo, imparable revulsivo, recogió un taconazo de Vini rodeado de contrarios, cambió de ritmo, penetró en el área y descargó atrás para Karim.

Esta vez sí.

2-3 minuto 92.

De poco valió que el colegiado innombrable tratara de prolongar otros tres minutos sobre los siete de descuento.

Penitencia, pasión y escándalo en Sevilla. Nadie había ganado aquí en esta Liga.

Hala Madrid.

Benzema y Nacho Sevilla

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Fugitivo catódico y periodista de fortuna, perpetrador de LaTiradeAndrésTorres.com. Polivalente como Arbeloa, elegante como Modric, apolíneo como Cristiano y leñero como Benito. Señorío a medida.

30 comentarios en: Sevilla, 2 - Real Madrid, 3: El Madrid es más fuerte que el Tinglao

  1. Ja 2-1 Ja 2-2 y Ja 2-4
    Otra remontada dedicada a los muchos antimadristas que proliferan por el mundo
    Bueno hoy alguno menos porque después de la euforia que tienen y la decepción con la que acaban alguno habrá caído y habrá pasado a una mejor vida sin sufrimiento
    Hasta la próxima si la aguantais

  2. Contra todo y contra todos. Contra el cansancio, contra un arranque calamitoso y sobre todo contra un individuo sospechoso vestido de amarillo y negro que estaba empeñado en hacernos la puñeta, sin saber que este equipo es indestructible y que las injusticias nos motivan todavía más. Magistral segunda parte, llena de calidad, empuje y corazón, con un Rodrygo espectacular un Valverde ubicuo y un Benzema destapando el tarro de las esencias, que son infinitas. Los antimadridistas que prueben en otra ocasión.

  3. Lo del hombro de Vini es para quitarle la licencia de árbitro a este mam*rracho de árbitro. Y sobre la mano del penalti no pitado, coincidido plenamente con el articulista, una igual en contra nos costó la liga el año pasado. Dicho lo cual, veo al equipo muy bien físicamente. Un esfuerzo más el miércoles y tendremos una semana entera para preparar el City. El calendario esta vez nos favorece para encarar en condiciones unas semis de Champions.

  4. Haran internacionale a este sinvergüenza de árbitro corrupto prevaricador y la prensa callara ...cómplices de la mafia antimadridistas que lleva 20 años sufriendo estos atropellos...la última liga nos la robaron por la cara

  5. Partido intenso. Una primera parte lamentable y una segunda brillantísima. Ojo, estamos encajando muchos goles. El árbitro, lamentable a más no poder. Ancelotti supo corregir en la segunda parte. Hala Madrid.

  6. a pesar de los errores de militao, a pesar del gol anulado, a pesar de muchas cosas los tres puntos se van al Bernabeu, muy merecidamente por cierto. tan importante como la victoria en si es yo creo el golpe animico a los perseguidores.

    por cierto, de chiste ahora rakitic diciendo que la mano de vinicius es clara.... no se vosotros pero yo noto que casi todos los jugadores que pasan por el barcelona tienen un tufo de antimadridismo que apestan...

  7. Olé olé y olé. Un segundo tiempo espectacular nos da la remontada, media liga y provoca ataques de ansiedad en los antis. Menuda semanita llevamos

  8. El gol de Vinicius me recuerda a otra prevaricación, la de la final de copa de basket contra la Farsa. Parece que le calentaron la cabeza en el descanso al del pito en la boca con la jugada de Camavinga y salió en la segunda parte a darlo todo.

  9. Esto ES EL MADRID!!! Contra todo y contra todos... no quieren que la ganemos... pues ZASCA!!!!

    VAMOSSSSS!!!!!

    Como se disfruta siendo del Madrid en Catalunya!!!

  10. En goltv inciden y reiciden en la segunda falta de Eduardo, con el sinvergüenza de Salinas farfullando gilupiljeces, ahora mismo admite que no es mano de Vinicius, pero siempre interpretable según este y el Antoñito, todos a favor del Cerdilla..
    Lo de la mano de Vini es una sinvergonzada mafiosa...
    Todos con lo de Eduardo y lavándose las manos con el gol de Vini...

  11. Con este partido queda finalizada la Semana Santa.
    ... O puede que no, y que mañana echemos unas risas en el Frankfurter Nou.

    Estoy tan contento que hoy no quiero hablar del atraco premeditado. Ha sido lo de los últimos 20 años: No nos han dejado ganar salvo con actuaciones excepcionales fuera de toda lógica.

    Sobre lo que estamos viendo y viviendo, me viene a la memoria una cita de Ayrton Senna en la que en determinada carrera dijo algo así como "cuando llegué al límite, lo sobrepasé y me di cuenta que estaba pilotando más allá de mi conocimiento consciente". Los partidos del PSG, Chelsea y éste están más alla de nuestro conocimiento consciente.

    Abrazos madridistas y feliz noche

  12. Gracias, señor (?) Cuadra Fernández, por escucharme: pedí montañas más altas y usted se ha empecinado en elevar varios codos la dificultad de la empresa para que el Real Madrid siga engrandeciendo su leyenda. Superando obstáculos mucho mayores que los que tienen que vencer los demás. Eso es el Real Madrid.

    Y dentro de unos días, más.

    Somos imparables.

  13. Camavinga se libra de la expulsión en Nervión.

    El Madrid es el único equipo sin expulsiones en esta Liga. El único.

    Quina vergonya!

    1. Penalti de libro en área sevillista (igualito que uno de tantos que nos costaron una Liga la campaña anterior). El gol de falta de Rakitik no debió subir al marcador. La primera amarilla a Camavinga es muy rigurosa. El gol de Vinicius no puede ser más legal, no, no puede. En el descuento el Sevilla llega a sacar un fuera de juego varios metros dentro del campo del Real Madrid y el prevaricador que hoy se ha vestido de árbitro lo permite, éste da 10 minutos de descuento. Y aún así, está auténtica Leyenda llamada Real Madrid, el club deportivo más grande del mundo, contra toda la podredumbre de esta competición adulterada, se lleva los tres puntos. Hoy los antis deberíais tomar asiento, callar la p**a boca y aprender.
      ¡Hala Madrid, hasta el final!

  14. Lo que más disfruto es cuando mi equipo pierde y acaba ganando. Pero cuando acaba ganando porque lo merece. Y hoy ha sido un espectáculo. ¡ Hala Madrid !

    1. @Norge07: Nunca he metido mierda sobre Carvajal. Si no eres capaz de entender que en el 95% de los partidos que juega es un auténtico peligro para el Madrid, allá tú.
      Hoy, ha contribuído muy bien al triunfo del Madrid, con dos asistencias fantásticas y así lo digo aquí.
      También contribuyó, directamente, bajando al más puro Marcelo-stile, perdiendo su marca, por estar, como habitualmente, mal colocado en defensa, al segundo gol del Sevilla.
      Conviene estar atento a todo lo que pasa en el partido, no sólo fijarse en dónde está el balón.

  15. Madrid bipolar, como muchas veces esta temporada, pero lo que no se puede negar es que el equipo tiene alma y no se rinde jamás. Lo del árbitro está dicho todo, creo sinceramente que después de lo de Camavinga (que tampoco me pareció para tanto) se pasó todo el partido intentando compensar descaradamente. Otro arbitro cobarde e incapaz. Muy mala primera parte con el equipo dormido, lentísimo, flotando en vez de presionar y con un Sevilla que únicamente se limitó a aprovechar nuestros dos errores. La presión adelantada, otra vez, nos hizo mucho daño. Por cierto, a los amantes del 442... no siempre funciona, igual que el 433, depende de la actitud y la predisposición de los jugadores. No hay sistemas infalibles. Por lo demás excelsa segunda mitad con el equipo, ahora sí, presionando bien y adelantando líneas. Lo demás fue llegando poco a poco. Media liga en el bolsillo. Aún hay que remar y evitar despistes como los de Militao en la primera parte. El brasileño debe entender que no puede jugar igual de relajado contra los delanteros de Osasuna o Mallorca, que contra los del Chelsea o el Sevilla.

    1. En la supuesta segunda amarilla a Camavinga, si sólo nos fijamos en el final de la jugada, efectivamente, sería amarilla clara pero, si nos preocupamos de mirar el inicio, Martial empujancon el brazo derecho e impide que Eduardo llegue al balón, derribándole. Tampoco sé si sería clara falta del sevillista o sólo un forcejeo entre ambos.
      No toda la culpa la tiene Militão. En el primer gol, sale desplazado de la barrera y se queja de que es empujado (cree que ha sido Lucas Vázquez el que le empuja, por eso discute después con él). De todas formas, ese gol debió de ser anulado y señalarse libre indirecto a favor del Madrid porque había un jugador sevillista tocando y sujetando a Alaba, lo que es ilegal. No se puede estar a menos de un metro de la barrera.
      En el segundo gol, es Lucas Vázquez el que está mal colocado y deja a su marca ¡a más de 15 metros! Militão no puede tapar tanto agujero. Y, por la otra banda, Carvajal regresa al trotecillo, sin tapar su marca que es quien, al final, anota el tanto. No todo fue despiste del brasileño.

  16. Si lo peor que puede hacer un juez es prevaricar, este tal Cuadra se supera y además le añade la mentira. En una liga seria, no arbitraba ni el partido veraniego entre cuñados, pero lo peor de todo es que lo hace cumpliendo órdenes, por lo que encima le premiarán. Con respecto a Lopetonto o Tontotegui, es difícil encontrar un tipejo más patético que éste. Aún recuerdo a la nenaza plañidera del día de su presentación como presunto entrenador del Madrid y viéndole ahora rebuznar tras cada partido con su es, me recuerda a otros renegados rencorosos como Antic o Del Bosque. Lo de la prensa, mejor ni comentarlo porque es algo ya sin solución. Son tarados mentales sin tratamiento alguno. El equipo, demostrando que podemos con todo y que ninguna de las tropelías que se montan Roures&Tebas, pueden con el equipo más grande de la historia.

  17. El Madrid de toda la vida... el de la pelea sin cuartel... el de la garra... el de no rendirse por muchos obstáculos que encuentre en su camino...el de jugar con el corazón encendid... el de ser consciente de la responsabilidad de vestir un escudo de tanta grandeza y tanta exigencia... Ése fue el Madrid que salió del vestuario en la segunda parte del partido del Pizjuán. A los 5 minutos ya había tenbido una clarísima Benzemá en mano a mano con el meta sevillista y ya habíamos anotado el gol de la esperanza. Lo hizo Rodrygo, que últimamente se empeña, no sólo en reivindicarse, sino también en llamar la atención sobre los aciertos de Ancelotti en la toma de decisiones en momentos críticos. Porque si hemos criticado las varias veces que el técnico italiano ha tardado en reaccionar durante los partidos, no sería justo dejar de reconocerle ahora su presteza y su acierto moviendo el árbol cuando toca hacerlo para que caiga la fruta. Un 10 para el míster por saber interpretar lo que estaba necesitando el equipo. A partir de ahí, el torrente de fútbol desplegado por los nuestros, unido a la convicción de que ese partido se iba a ganar, dejaron al Sevilla sin más opciones que el lloriqueo postpartido de Monchi y Lopetegui ante las cámaras de televisión. Lo de siempre.

    De lo del arbitraje, mejor no cabrearse mucho. No le sacó la segunda a Camavinga porque no tenía buena conciencia tras el penalti clamoroso que se comió por manos de Diego Carlos; y se apresuró a a hacer sonar su silbato para invalidar el gol de Vinicius, porque también le pesaba la decisión de no haber mostrado esa segunda cartulina al jugador francés del Madrid. Es decir, una calamidad. Y el colmo de los colmos consistió en su visita al monitor a instancias de la sala VOR. Puro teatro. Adviértase que, al pitar antes de que el balón entrara, esto es, al no cumplir con el protocolo de dejar continuar la acción, dejando evidencia de que estaba predispuesto a no dar validez al gol, su posterior visionado en la pantalla era un mero "atrezzo", por cuanto una vez que se pita, nada de lo posterior existe. Y por eso mismo fue a la pantalla dispuesto a ver mano aunque no la hubiera. Y claro, si vas a la pantalla predispuesto a ver mano, ineludiblemente la ves. Él sabía que ya no había vuelta atrás porque había hecho sonar su silbato. No podía dar gol. Pero nos vendieron esa falsa consulta al VAR, "para que no se diga". Sencillamente asqueroso.

    Hala Madrid y a ver si pronto podemos jugar en una competición más profesional y menos adulterada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram