Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
En vísperas

En vísperas

Escrito por: Antonio Escohotado5 abril, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Supongo que pocos esperaban la alineación simultánea de Marcelo e Isco, con Mendy de central, en un partido incómodo por ser decisivo y estar lejos de ilusionar. Pero el míster madridista volvió a no arrugarse, por más que le achuche la necesidad de gestionar un equipo radicalmente distinto del que él mismo diseñó hace un par de años; y tomando la precaución de retrasar a Modric —para asegurarse un máximo de calma ante la presión alta del contrario— el once logró hacer un rosario de ocasiones desde el primer minuto, no pocas pasando por las botas de Isco y Marcelo, que incluyó dos goles anulados, un zapatazo de Asensio al larguero y dos ocasiones de las que Benzema no suele perdonar, aunque perdonó.

Benzema Eibar

El segundo tiempo pudo por eso comenzar con un marcador de cinco o seis a cero, que siguió produciendo juego fluidamente vistoso hasta desatarse una galerna en toda regla, cuya primera manifestación fue un gol en propia meta abortado por Courtois in extremis. El nuevo Bernabéu será el primer gran estadio donde ningún accidente meteorológico reste protagonismo al juego; pero en el Alfredo Di Stéfano la lluvia y el granizo caían el ráfagas casi horizontales, animados por un viento de mil demonios que soplaba contra la portería de los blancos, y el míster volvió a acertar dando entrada a Kroos y tres delanteros, entre ellos un Vinicius que le puso un caramelo aprovechado esta vez de modo inmisericorde por Benzema, que nunca había marcado en siete partidos seguidos.

El marcador dejo de ser estrecho, y aun sabiendo que le bastaría uno al Éibar para armar lío, la marcha de Modric y Asensio premió el soberbio desempeño de ambos, sobre todo del mallorquín, cuya hora sobre el terreno fue una fiesta de aciertos, Lo empinado está por llegar todavía, ciertamente; pero menuda sala de máquinas opondrá el Real al temible Liverpool, fulminado otrora por las pifias de su portero y la mega bicicleta de Bale, cuya ausencia podría considerarse tan ominosa como las de Hazard y Jovic.

Será un partidazo de los que hacen afición, si no ando errado, y aunque parezca extravagancia confortan detalles como la madurez de Arribas, un tío del Castilla que juega de 10 y 11, aunque esta tarde se bastó y sobró para cubrir la parte opuesta del campo, haciendo de 4 y de 8 sin extrañar el monumental cambio. Es una pena que el coloso Ramos no comparezca, y merma fuerza bruta defensiva al conjunto que el nervio de Carvajal le autoanule en varios compromisos de gran responsabilidad; no obstante, parecía arduo solventar con elegancia y suficiencia un lance como el de esta tarde, y se logró. Supongo que sin lo equivalente a Ramos, los reds dejarán algún hueco para la clase de Asensio, Rodrygo y el

superhombre galo que destapó la marcha de Cristiano, y no es descartable tampoco que las espadas queden en alto, pendientes del segundo partido. En todo caso llega lo gordo, y otra oportunidad para que Vinicius vuelva a ser imparable, y Casemiro infranqueable, además de goleador.

 

Fotografías: Imago

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

4 comentarios en: En vísperas

  1. "El nuevo Bernabéu será el primer gran estadio donde ningún accidente meteorológico reste protagonismo al juego; pero en el Alfredo Di Stéfano la lluvia y el granizo caían el ráfagas casi horizontales..."

    Hombre don Antonio, el primero, lo que se dice el primero no es... Así a bote pronto, en Europa, me vienen a la mente el nuevo Wembley, Veltnis Arena, Amsterdam Arena, los estadios nacionales de Varsovia y Bucarest, Commerzbank Arena, el estadio del Zenit...

  2. El Madrid tiene un problema habitual, y es que a veces juega como si las ocasiones creadas o los goles anulados hubiesen subido al marcador y éste fuese ya de 2-0, cuando realmente todavía no ha conseguido marcar y parece perder la urgencia por hacerlo. Afortunadamente esto suele pasar sobre todo en partidos de Liga contra rivales aparentemente accesibles, aunque algún disgusto nos hemos llevado. Espero que en Champions la actitud sea otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Hoy el #Portanálisis de La Galerna versa del VAR, del Barcelona, de su variabilidad, de lo variopinto, de los varetazos, de la varicela, de las varices del barítono y, si nos apuráis, hasta del pacto de Varsovia.

¡Qué VARbaridad!

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/3EcA8bW

2

«Piqué es ese caso único de jugador que ha tocado el balón con las manos en un terreno de juego más veces que el eterno suplente de la portería sevillista, Monchi».

✍️🏻@Cuatroamiguetes

https://www.lagalerna.com/por-que-nos-odian-tanto-los-sevillistas/

¿Por qué nos odian tanto los sevillistas?

@Cuatroamiguetes trata de responder a esta pregunta (y lo logra) en este exhaustivo e imprescindible artículo. Lean, por favor.

https://www.lagalerna.com/por-que-nos-odian-tanto-los-sevillistas/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram