Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Por qué nos odian tanto los valencianistas?

¿Por qué nos odian tanto los valencianistas?

Escrito por: Amiguete Barney14 febrero, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No falla. Volvimos a verlo el pasado mes de noviembre: el partido más importante del año para el Valencia (y para muchos otros equipos) es el que lo enfrenta al Real Madrid. Hay equipos en nuestra Primera División que no tienen problemas en reservar jugadores en partidos previos, en forzar a otros que salen de lesión y lo que es peor, si consiguen la victoria, su estado de euforia y relajación es tal —no en vano han conseguido su objetivo de la temporada— que durante las siguientes semanas obtienen unos resultados desastrosos. El Valencia no logró la victoria en ninguno de los ocho partidos de Liga posteriores al triunfo por 4-1 frente a los nuestros.

Recordemos que el partido fue un despropósito arbitral completo: tres penaltis pitados (cuatro lanzados, si tenemos en cuenta que el colegiado hizo repetir uno de ellos), dos de ellos que no se tenían que haber señalado, como vimos por las imágenes hurtadas y aparecidas unos días después, un gol tras falta clara sobre Asensio, el reparto desigual de las tarjetas… Para un valencianista de toda la vida daba igual porque “el Madrid siempre roba” y, por tanto, aquella lamentable sucesión de errores era una especie de justicia divina. La muy sectaria prensa local valenciana, el Superdeporte, celebró la victoria de los suyos con un bochornoso titular que apenas hacía referencia al juego local y sí a lo hilarante que le parecían las circunstancias en las que se produjeron:

Superdeporte JAJAJAJA

Es el mismo medio que un día antes había advertido del arbitraje que les esperaba, porque como ya se sabe en Valencia, “el Madrid siempre roba” y pitaba Gil Manzano, catalogado sorprendentemente como “árbitro fetiche del Madrid”, vaya usted a saber por qué:

Superdeporte peligro

¿De dónde viene esta rabia del valencianismo hacia el Madrid? O mejor dicho: ¿desde cuándo nos tienen este odio? Para los que peinamos canas, este sentimiento no siempre fue así. El Madrid era el segundo equipo de numerosos valencianistas, como lo era de sevillistas, béticos, coruñeses o donostiarras, pero todo eso cambió hace mucho tiempo, posiblemente influido por la campaña mediática de los que manejan el relato.

Lejos de ser tensas, las relaciones entre Real Madrid y Valencia fueron tradicionalmente cordiales y fluidas. Su campo, Mestalla, nos trae magníficos recuerdos, no solo por las dos finales de Copa ganadas al Barça en tiempos recientes, sino porque era el primer campo que solía elegir el Real Madrid cuando nos tocaba jugar un partido en el destierro. Eran aquellos tiempos en que tirar almohadillas (y no cochinillos o botellas de JB) se sancionaba con el cierre del estadio. En Mestalla se jugó, por ejemplo, aquel partido de 1987 entre el Real Madrid y el vigente campeón de Europa por entonces, el Oporto, en toda una eliminatoria de Copa de Europa. El público de Valencia se volcó con el Madrid de una manera maravillosa.

¿De dónde viene esta rabia del valencianismo hacia el Madrid? O mejor dicho: ¿desde cuándo nos tienen este odio? Para los que peinamos canas, este sentimiento no siempre fue así

El Real Madrid era un club, no diré hermanado, pero sí estrechamente ligado al Valencia. El mayor ídolo de nuestra historia, Alfredo Di Stéfano, fue entrenador del Valencia en tres etapas diferentes, la última de ellas, tras haber entrenado a los nuestros durante dos años. Jugadores como Juan Cruz Sol podían salir de Valencia, hacer carrera en el Real Madrid durante cuatro temporadas seguidas y volver al Valencia sin inconvenientes. El Valencia coincidía incluso en los colores de su vestimenta con los nuestros, y jugadores como Planelles, Ochotorena, Quique Sánchez Flores o Milla podían pasar de un club a otro sin problemas, con un entendimiento lógico entre las directivas.

¿Entonces, en qué momento nos cogieron esta rabia? Que quede claro que no pretendo generalizar, pero sí dejar claro que parece que el sentimiento mayoritario que transmite el aficionado valencianista es de rechazo hacia el Real Madrid, de resentimiento por algo. Supongo que seguirán quedando muchos aficionados de las etapas que menciono de hace tres o cuatro décadas que mantendrán sus simpatías hacia los nuestros, pero apenas hacen ruido.

¿Fue el Madrid el causante del descenso del Valencia C.F. en los ochenta? En la última jornada de la temporada 1982-83, el Real Madrid se jugaba el título de Liga en Valencia. Nos bastaba un empate, mientras que a los locales solo les valía el triunfo y esperar la derrota de Las Palmas, Racing de Santander y Celta de Vigo. El famoso gol de Miguel Tendillo, el larguero de Metgod y la carambola de resultados lograron el milagro de la salvación del Valencia. Para un imberbe de 13 años como el que les escribe, aquella Liga dolió muchísimo, pero me quedaba el consuelo de que se había salvado el Valencia. Y doy fe de que era un sentimiento mayoritario que teníamos muchos entonces y que a buen seguro hoy no repetiríamos.

El Real Madrid era un club, no diré hermanado, pero sí estrechamente ligado al Valencia. El mayor ídolo de nuestra historia, Alfredo Di Stéfano, fue entrenador del Valencia en tres etapas diferentes

Los años ochenta fueron convulsos para el valencianismo y el equipo volvió a situarse en posición de descenso en la temporada 1985-86. Visitaban el Camp Nou la penúltima jornada y necesitaban una victoria para mantener las esperanzas de salvación, resultado que no se produjo, sino que fueron derrotados claramente por los locales por 3-0. Algunos jugadores huyeron de la Segunda División rumbo al Camp Nou, como Roberto Fernández (ahora Robert), en un movimiento mal entendido por el valencianismo, que sin embargo abrió de nuevo sus puertas al jugador cuatro años después. Don Alfredo, un grande en todo, dio muestras de su compromiso con el Valencia entrenando al equipo en Segunda División y devolviéndolo a Primera en una sola temporada.

Nunca ha dejado de sorprenderme que el Valencia no quisiera vender jugadores al Madrid en lo mejor de su carrera, como David Villa o Gaizka Mendieta, y tuviera tan pocos problemas para hacerlo con nuestro máximo rival, como con el mencionado Villa, Gerard o Jordi Alba. La directiva valencianista no se mosquea cuando oye hablar del fichaje de Gayá por el Barcelona, e incluso entra en los apaños contables de intercambios de fichas, como el “raro, raro “ Neto-Cillessen. Mi teoría es que lo hacen como compensación a una operación que entra claramente entre las mejores de la historia: la venta millonaria de André Gomes. Intentad no reíros de esta portada, por favor:

Sport André Gomes

Sé que muchos situarán ese antimadridismo valencianista en el fichaje de Pedja Mijatovic en 1996. El Valencia tenía un gran equipo que compitió la Liga al Atleti del doblete hasta la última jornada. Por el contrario, el Madrid acabó sexto y quedó fuera de las competiciones europeas por primera vez en su historia. Tocaba reconstruir el equipo y para ello se fichó a Suker y Mijatovic, dos de los mejores jugadores de la temporada. En Valencia nunca se perdonó esta salida, que dejó 1.200 millones de pesetas en las arcas valencianistas en los tiempos en que ese dineral no se había pagado en España ni por Maradona. La ruptura entre las directivas fue total y el resentimiento se descontroló.

Sé que muchos situarán ese antimadridismo valencianista en el fichaje de Pedja Mijatovic en 1996

El Valencia montaría un equipo aún mejor tras la salida de Pedja y logró dos Ligas, una UEFA y dos finales de Champions en la siguiente década. París, año 2000: el Real Madrid vapulea a los valencianistas en la final de la Champions. La Octava, gloriosa. Pero creo que ni siquiera esa derrota en la final dolió tanto al valencianismo como la salida de Mijatovic del club. En 2001, unos energúmenos apedrearon el autobús del Real Madrid, la tensión se palpaba cada vez que el equipo visitaba la ciudad. Declaraciones como las de David Albelda —capitán durante muchos años del Valencia—, antimadridista confeso, no ayudaban a calmar los ánimos. En una de las primeras visitas de Luis Figo a Mestalla con la camiseta blanca, los jugadores valencianistas Baraja, Albelda y Ayala se fueron directamente a por el portugués con entradas criminales que pudieron costar una desgracia. Parecía que su traspaso del Barcelona al Real Madrid les había dolido tanto o más que si fueran culés de cuna.

Albelda polémicas arbitrales

Albelda es ese tipo tan, tan valencianista que denunció al club cuando fue apartado del equipo y reclamó la friolera de 60 millones de euros. La denuncia era tan ridícula como sus declaraciones habituales en la COPE, donde propala sus improperios antimadridistas sin vergüenza alguna, y fue desestimada íntegramente.

No recuerdo reciprocidad en la agresividad por parte del Real Madrid, ni negativas frontales a la venta de jugadores, como ocurrió en esos mismos años con Santiago Cañizares o Iván Helguera. Incluso se le han cedido jugadores, como Cheryshev. No recuerdo que el Madrid ni ninguno de sus jugadores haya hecho nunca algo tan ruin como el fingimiento exagerado de seis jugadores culés tras el lanzamiento de la “botella racimo”. Una bochornosa sobreactuación en un partido resuelto, además, con un penalti en el último minuto tras un arbitraje calamitoso. La indignación valencianista fue ridícula si la comparamos con el famoso “ushiro-nage” de Marchena a Raúl, un penalti que se cuenta de padres a hijos desde que sucediera en 2004.

No recuerdo reciprocidad en la agresividad por parte del Real Madrid, ni negativas frontales a la venta de jugadores

Tampoco recuerdo que el Madrid haya dejado en tan mal lugar al Valencia como lo hizo la confesión pública del excapitán valencianista Fernando Giner de haber recibido una prima del F. C. Barcelona por empatar en La Coruña en el último partido de Liga la temporada 1993-94. Cutre, en una gasolinera en mitad de la autopista entre Valencia y Barcelona… casposo, de peli de saldo de mafiosos de medio pelo.

Pese a todo lo contado, mi teoría es que el antimadridismo del Valencia nace y empieza a desarrollarse unos pocos años antes del fichaje de Mijatovic y tiene dos causas: una deportiva y otra geopolítica, pero ambas con un origen común, que es un afán llamémoslo periférico, descentralizador. La deportiva es fruto de la envidia y el deseo de superación del complejo de Edipo. El Valencia siempre tuvo en el Madrid un referente en el que fijarse. No solo buscaba entrenadores con pasado blanco, como Di Stéfano, Miljan Miljanic, Jorge Valdano o Rafa Benítez, o completaba la columna vertebral del equipo con exmadridistas, como Cañizares, Milla, Helguera, Mista, Morientes, Gago, Soldado, César Sánchez, Dani Parejo, Canales, Rodrigo Moreno, y un largo etcétera, querían más. El Valencia siempre anheló la grandeza del Madrid y cada vez que estuvo cerca, como en el 96 o en el 2000, el Madrid se cruzó en su camino.

En cuanto al tema geopolítico, he escuchado varias veces de mis amigos valencianos que “si España fuera un donut nos iría mucho mejor”, pero también que su animadversión es democrática: detestan por igual al Barça que al Madrid. Lo cual pongo en duda, o por lo menos así lo transmiten sus actos y declaraciones. Qué rápido olvidaron las pancartas de los Països Catalans exhibidas en 2005 durante el descanso de un partido en el Camp Nou en la era Laporta.

Països catalans

A principios de los noventa nació Canal Plus y las retransmisiones televisivas se orientaron hacia todo lo que oliera a culé: el estilo, los elogios, el relato. En 1994, Paco Roig fue elegido presidente del club con el lema “Per un València campió”. Con su llegada comenzó el uso del valenciano en la megafonía del estadio, y, como siempre ocurre por desgracia en este país, el uso de un idioma, que debería ser sinónimo de riqueza cultural, sirvió para distanciar. En 1995 Paco Roig cambió el color de las medias y los pantalones de la equipación por el negro que luce actualmente. No creo que jamás lo reconozca, pero estoy convencido de que hubo un deseo de alejarse de cualquier similitud o parecido con el Real Madrid. La sobreexcitación de Albelda, Marchena, Baraja o David Navarro, y la motivación extra de algunos ex como Cañizares, Soldado o Parejo en sus duelos contra el Madrid parecen fruto de una educación o una atmósfera belicosa creada de manera expresa para enfrentarse a los nuestros, un sentimiento cocido a fuego lento en la ciudad.

A principios de los noventa nació Canal Plus y las retransmisiones televisivas se orientaron hacia todo lo que oliera a culé: el estilo, los elogios, el relato

Sea como fuere, que lo disfruten como el partido del año o el partido de sus vidas. Tengo un buen amigo, valencianista y antimadridista él, Quique, que me confiesa que tiene grabado el 6-0 de las semifinales de Copa de 1999 y que se lo pone todos los años como si de su peli porno favorita se tratara: “nunca gocé orgasmos mayores que aquel día”. Allá cada cual, yo sí los he tenido mayores que el 3-6 de 2012 o el 0-5 de 2013, incluso más gozosos que la final de Champions de 2000. Reconozco que disfruté muchísimo en la Supercopa de 2008, cuando goleamos al Valencia con nueve jugadores ante la mirada atónita de Iturralde González, que había hecho cuanto estaba en su mano para privarnos del título, como siempre. Pero mis mayores orgasmos no me los ha dado el fútbol. Cuestión de prioridades en esta vida.

Superdeporte a lo suyo, tachando a Sánchez Martínez de madridista, preparando el terreno. De nuevo, procurad no reíros de este otro panfleto. Están enfermos en esa redacción.

¡Hala Madrid!, a ganar en el campo esta tarde.

Superdeporte trampa

 

Fotografías: Getty Images.

Afirma que tenía talento para el fútbol y el baloncesto, pero nada que ver con el que mostraba opinando con una jarra en la mano o tras el teclado.

35 comentarios en: ¿Por qué nos odian tanto los valencianistas?

  1. Son una panda de acomplejados ,mediocres ,amargados, segundones y envidiosos .
    Deportivamente tienen una tara mental y su vida es muy triste. Ojalá bajen a segunda división. ¡HALA MADRID Y NADA MAS!

  2. ¡ Buenísimo !. Artículo que pone el listón muy alto para los que vengan después. Por cierto, el penal de Marchena a Raúl no debería admitir duda alguna. Fue penal claro.

    Otra cosa, en general, el "violencianista" en es un ser provinciano, acomplejado , atormentado y raro de cohons. He viajado con frecuencia , y durante mucho tiempo, por la región valenciana y es mi percepción. Por cierto, en violència hay una calle que lleva mi nombre y apellido. Si supieran...durante un par de años tuve un nick tal como " fallera sin bragas "

    JOJOJO.

  3. Felicidades amiguete Barnes! Gran trabajo de hemeroteca, y fantástico relato.

    Sin entrar a discutir el momento exacto del "día de rabia" solo me gustaría apuntar cuando terminará este, el día que arranque la superliga.

    Bravo de nuevo!

  4. Reivindicaciones geopolíticas que aprovecharon el populismo de enfrentamiento directo que ofrece el deporte.

    En los 90, en plena guerra por adquirir más competencias autonómicas del poder central y en la diferencia de autonomías de primera clase (País Vasco, Cataluña, Galicia) y las demás, en cuanto a estas competencias, para conseguir todas las competencias posibles y ser igual a la autonomía Catalana, abonó y resaltó sus diferencias con el resto, como hacían las de primera clase usando el lenguaje, por ejemplo, y así, se enfrentó también al poder central. Ese poder que abusaba de ellos y que les roba a Mijatovic. Así se manipula, se pastorea un sentimiento popular contra el "poder central" que les trata de segunda clase y se aprovecha de ellos. Todo por conseguir prebendas políticas y la competencia con Cataluña desaparece y el enfrentamiento es con el centro para ellos no ser menos que los catalanes. ¿Dónde se vertebra mejor esa animadversión que en el populismo del fútbol? Y ahí se planta la semilla que luego crece y germina en un enfrentamiento contra el Real Madrid en lugar del histórico enfrentamiento con el vecino de siempre: el Barcelona.

    Si los periodistas deportivos valencianistas en los 80 tenían definido al rival-enemigo por antonomasia al Barcelona, en los 90 se enfrentan al centro para tener más y en el s.XXI consolidan en la prensa ese odio al RM.

    Sea como fuere, lo que es seguro es que sin la intervención de los medios de comunicación no sería posible la instalación de esta mayor animadversión hacia el Real Madrid sobre los demás.

    Por eso insisto tanto en señalar que la intoxicación, contaminación e infestación que sufre nuestro periodismo deportivo de antimadridistas es muy grave, porque instalan sus letanías y cantinelas falaces en la gente, en esa inmensa mayoría, muchos víctimas del poder del altavoz mediático... ése que genera opinión entre la ciudadanía.

    ¿Cómo si no es posible que un entrenador que ha conquistado 3 Champions seguidas sea tildado de manta, que no sabe? Porque ellos dijeron que era una ocurrencia su elección y q no estaba de ningún modo preparado pero como la realidad les llevó la contraria y no podía ser que alguien que no sabía ganase Champions una detrás de otra, lanzaron la explicación de la suerte, desprestigiando para siempre toda labor del equipo técnico. Llegaron a decir en la segunda que no hacía falta entrenador para dirigir esa plantilla. Estas bobadas, falsas a todas luces, calaron en la gente, en los aficionados, porque las repitieron una y otra vez, aún sabiendo que fuera una tomadura de pelo para el ciudadano; no importaba la realidad o la veracidad sino su opinión, insidiosa a más no poder.

    A cualquiera puede gustarle más o menos un entrenador que otro, pero nadie en su sano juicio afirma q un entrenador que no le gusta pero es capaz de ganar 3 champions seguidas, no sabe.
    Por ejemplo, Mou o Guardiola tienen adeptos y contrarios en la prensa y la afición, pero ninguno dice que el otro no sabe, que no tiene conocimientos de esta cosa del fútbol. A Zidane le dicen que no sabe la prensa y lo repiten los madridistas y las aficiones rivales. ¿Cala o no el potente altavoz mediático forjando cantinelas falaces e insidiosas?

    1. Enorme comentario como siempre, Vagawain. Lo de los medios de comunicación lo doy por perdido hace mucho tiempo, me desengañé tras los atracos de Tenerife hace casi tres décadas. Ni la Omertá de la mafia.

    2. De acuerdo con tu comentario y un apunte: esto que pasa con el Valencia se puede extrapolar a otras partes del territorio como Sevilla, Galicia (en La Coruña se metían contra ¡¡Lucas Vázquez!!) etc. Es todo de raíz política. El miserable y caciquil regionalismo impulsado hasta la nausea desde los medios. El Madrid identificado como el poder central contra el que hay que disparar. El mensaje asqueroso desde las televisiones autonómicas; la prensa regional, etc. Hay mucho tema.

  5. Este es el camino. Se acabó el buenismo. A contestar todo. Y a por la prensa, que es la que lo emponzoña todo. Y, oiga, que llevaron el penalti a la justicia ordinaria. Quién da más.

  6. Buenas tardes, felicidades por el artículo, en primer lugar porque lo que cuenta son verdades como puños, le ha faltado decir que el precio pagado por Mijatoviç, lo puso el Valencia, me parece que fueron 12 millones de euros al cambio y fue la clausula de rescisión, por lo tanto el Madrid no tuvo arte ni parte, en el problema que se montó en los años posteriores, lo repito si el Valencia dijo que el ex yugoslavo valía 2000 mil millones de pesetas, se pagan y a otra cosa, podían haberlo dicho publicamente que la clausula de rescisión era sólo para La Orga, y el jugador habría decidido
    Y en segundo lugar todas estas paletadas provincianas se curan con una liga Europea, y que el campo se lo llene su tío de Alcala
    Salud

    1. Recuerdo PERFECTAMENTE unas declaraciones del presidente del Valencia, creo que era entonces Paco Roig, cuando unos periodistas le preguntaban sobre el interés del Madrid en Mijatovic. Él, muy digno y muy convencido, soltó aquéllo de que: "Si lo quieren, que vengan con 1.200 millones de pesetas y se lo llevan"
      Pues bien, eso, que es lo que el Valencia quería según su máximo representante, fue justamente lo que hizo el Madrid.

      1. Y no solo eso. Cuando el Madrid estuvo muy muy interesado en fichar a Mendieta, este presidente prefirió venderlo a un equipo italiano recibiendo mucho menos dinero que el que le pagaba el Madrid.
        Como se ve, unas estrategias absolutamente catetas y provincianas.
        Y os lo dice un valenciano al que antes (antes de cambiar su pantalón y medias blancas) el Valencia le parecía su segundo equipo.

        1. Aquello de Mendieta o David Villa fue de lo más lamentable que recuerdo. Peor para Mendieta, que se fue a la Lazio y ahí murió su carrera. Luego fuel Middlesbrough, media temporada al Barça y nada destacable. Me quedaré sin saber (y él seguro que también lo pensó muchas veces) qué habría sido de su carrera de haber fichado por el Madrid. Lo de los dirigentes valencianistas, buf, a cual peor. Lamentables todos ellos.

          1. No sólo murió la carrera de Mendieta en la Lazio, aún más gracioso es que el violencia no cobró el fichaje en su integridad puesto que el club italiano se declaró en bancarrota y como el fichaje se pagaba a plazos perdieron más de la mitad del traspaso.

  7. Excelente y muy documentado artículo, como siempre.
    Se trata de un "odio" o una tirria que es unidireccional, y que no es correspondido por los madridistas, que en buena medida no lo comprenden.
    Los ejemplos del 'Súper TBO' demuestran hasta que punto han perdido el juicio. Total, para vender cuatro ejemplares.
    Muy de acuerdo con las razones sociopolítica que explican esta deriva, que se extiende no sólo por Valencia, sino por otras aficiones que en su día eran amistosas con el Madrid. Así era con el Sevilla y con el Deportivo, lugares en los que el relato interesado en fomentar el agravio y la diferencia, ha llevado a equiparar al Real Madrid con el "centralismo opresor".
    Es ridículo pero cierto.
    Saludos.

    1. Tal cual lo cuentas. Se habla del Valencia ¿pero Sevilla y el desprecio a Sergio Ramos mientras peloteaban a Dani Alves y a Rakitic cuando llegaban del VARcelona? ¿Y en La Coruña insultando a Lucas Vázquez? Tiene mucho que ver con la cuestión política.

  8. Eso al Madrid no nos afecta pues casi todos tienen el mismo sentimiento odiar al Madrid yo digo que no deberíamos ceder a ningún jugador a ningún equipo excepto en estos momentos a Eepañol o REal Sociedad a los demás ni agua y esto es el lema odiar al equipo blanco de hay las campañas de todos los juntaletras que hay que aplicarles lo mismo ni agua a ninguno de ellos.nosotros lo tenemos claro estamos solos y solo nosotros lucharemos contra todos no nos queda otra incluidas todas las instituciones que hay hala madrid siempre

  9. Simplemente porque quieren ser catalanes y no dan el nivel, no llegan y ademas porque el madrid les cede y regala jugadores para nada, como a los deportivistas y sportinguistas que por mucho que les des siempre sera poco, quien da pan a perro ajeno se queda sin pan y sin perro

  10. El huertano valenciano, hombre de rencores, dispara su trabuco en las encrucijadas, bajo el vuelo crepuscular de los murciélagos. Creo q lo escribió Valle Inclán

  11. Hay un elemento clave en el odio de los equipos medianos al Madrid. Son sus delirios de grandeza, ellos Saben que el único equipo grande de España es el Madrid, por lo que cuando alcanzan algún pico historico y compiten se auto proclaman enemigos con el delirio de pensar es recíproco... Es esto lo que hace que el odio de Atlético, Sevilla, Valencia y Depor luego surgiera cuando por tener un pico historico nis compiten por un tiempo

  12. Y una vez te auto proclamas enemigo del más grande les da vergüenza volver a su posición natural de comparsa y siguen con el autoengaño

  13. Fijaros que el patrón de equipos anti madridista son equipos medianos que han tenido épocas buenas y equipos vascos , Osasuna y catalanes (no español) por motivos políticos de odio a España en si mismas. Equipos que no han llegado a competir de verdad y son de zonas españolas sin independentistas suelen ser aficiones no anti madridistas: Betis, Malaga, Granada, Villareal Zaragoza Valladolid etc...

  14. Como dice el artículo, la llegada de Paco Roig a la presidencia del Valencia vino con la camp "per un València campeó", para desmarcarse de la gestión del anterior presidente Arturo Tuzon. Al pobre hombre lo masacraron los valencianistas con deseos de grandeza, aquellos que querían que el dinero estuviera en el campo y no en el banco decían, por aplicar austeridad en un club que lleva arrastrando deudas años y años. "Ése Valencia campeó"que prometia Roig eran Maqueda, Juan Carlos, Poyatos, Salenko (que sólo asomó la cabeza en el mundial 94) o sea, jugadores que venían de chupar banquillo en Madrid o Barça o de clubes como el Logroñes. Y claro, para mostrar poderío frente a los" rivales de la meseta ", pues se cambió el color de los pantalones, se volvió a usar el himno de la Comunitat Valenciana en megafonia, como si representaran a todos los valencianos (por si no estaban suficientemente ninguneados los aficionados del Levante Ud). Y ya el colmo fue la salida de Mijatovic : malo el jugador (que días antes de presentarse en el Bernabeu, dijo en Valencia que no saldría al Real Madrid) y malo el Madrid "por robar un jugador suyo" (años después llegaron y salieron Albiol, Quique Sánchez Flores, Parejo, Mata, Cañizares, César Sánchez, Helguera, Morientes, Rodrigo,..). Por no hablar del caso Ayala o el de Villa, que no se podía permitir que salieran al Madrid pero si se aceptaba que fuera Albiol, que era de la cantera. Esto es lo que ocurre cuando a un club llega un populista charlatán y fanfarrón como Roig : que te vende un relato que compran los acomplejados y luego cuando ya tienen que salir huyendo, dejan el desastre y las deudas al siguiente populista (Bautista Soler, Amadeo Salvo, Peter Lim)..

  15. Gran artículo y estupendas intervenciones. En mi opinión, esto comienza como tantas otras cosas malas para España y para el RM, tanto monta, con el estado autonómico. A ello se añaden las ínfulas de este tipo de equipos que se creen, por alteraciones del destino, algo más de lo que son y de lo que pueden llegar a ser. Ven que jamás van a poder acercarse al equipo superior y se revuelven, patalean, lloriquean, se victimizan para arañar lo que sea, buscando siempre enemigos o circunstancias externas que les puedan justificar esas políticas, sean el fichaje de un jugador, una derrota en la final continental...Este año hemos llegado a un pico con los tres penaltis pitados en Mestalla contra el RM pero claro, de eso qué van a decir. Ojalá bajaran a Segunda División, éste y otros equipos mediocres como los separatistas del norte y del noroeste, acomplejados pero llenos de ilusionismo barato...

  16. El mismo proceso, completamente correlacionado con el político, que han sufrido las aficiones de La Coruña (ahora A Coruña, y disfrutando de los servicios prestados en 2B), Xixon (antes llamado Gijon y tb en 2 o 3, ya les he perdido la pista)
    En cuanto a Cerdilla, Paleti, Zaragoza, Betis, Cádiz, y sitios así, ahí no es paletismo independentista. Ahí The Tinglao vende una especie de folklore regionalista que si bien no correlaciona tanto con la política, si tiene en común el mantra de "Madrid ens roba". El discurso ha calado, el cáncer ha devenido en metástasis y los madridistaa ya no podemos hacer nada excepto buscar la Superliga para sobrevivir. Ya no es una opción : Si seguimos en la LLIGA espanyola iberica republicana. El RM no sobrevivirá.

    Me sorprende todavía ls almas candidas que incluso aquí en La Galerna piden que no se mezcle fútbol y política, cuandi la persecucion al RM tiene un origen político por parte del lobby catalán vasco que ed quien manda en el territorio de lo que antes se llamaba España.

    Abrazos madridistas

    1. Desde luego, quien piense que el menosprecio y la injusticia de la que es víctima el Madrid desde el poder, los medios y la opinión pública no es consecuencia de la situación política de España, tiene que quitarse la venda de los ojos.

  17. Me sabe mal decirlo; pero, es lo que veo claramente. Se trata de una cuestión socio política, enquistada Mas que arraigada. Que ya le viene muy bien al esablishment , quien utiliza al Real Madrid como herramienta ( saco de boxeo, chivo expiatorio, cortina de humo...) que haga creer , de manera populista, a la masa que al poderoso se le sanciona, corrige , frena... Que los ricos también lloran y que la periferia tiene los mismos derechos que el centralismo opresor. Y mezclan churras con merinas. Paparruchas espurias.Porque sabemos de las injusticias, sociales y económicas, pues no nos chupamos el dedo...pero, es muy pueril que utilicen el fustigamiento del Real Madrid como el equivalente del combate contra el poder abusivo. Es decir, pone el acento en lo que no pertoca. Pretenden esparcir la idea de igualdad y democracia puteando al Madrid. Y no veo yo que estén por la labor de que no sea así. No les intereses despolitizar el asunto.

    Tengo claro que el Madrid seguirá siendo grande, el más grande...pero, también que sin todo este Tinglao la hegemonía natural que de ello se derivaría sería mayor. Desde luego, si yo escribiera el guión , elegiría salir de esta pocilga repleta de purines.

    Es más, y sin ánimo de ofender a nadie, tan madridista como yo ... es posible, más , no. Y, sin embargo, tengo el convencimiento que, como mero aficionado, lo que mejor puedo hacer por el club, en esta tesitura, es boicotear al máximo la LFP . Sigo sin ver partidos por Vomistar . Y, ojo, que la pantomima de hoy ( baloncesto), tampoco. Soy deportista e intento ser justo, con minúscula, me gusta ganar en buena lid. Lo del farça en esta Copa ha dado mucho asco. Mejor dicho, todo.

  18. El antimadridismo en Valencia es más viejo que la tos. Ya antes de la guerra civil Mestalla acababa lleno de almohadillas y botellas casi siempre que iba de visita el Real Madrid, pasara lo que pasara.
    La última recaída llegó en 1994 (a mí me pilló viviendo en Valencia y lo viví en primera fila). Paco Roig (al que por cierto llegué a conocer) fue elegido presidente y casi al mismo tiempo nació Superdeporte. Uno hizo siempre gala de forofismo terruñero muy de la época y el otro se aprovechó de ello para ganarse un nicho de mercado a costa del resto de prensa deportiva.
    A mí me encantaba hacer rabiar a mis conocidos valencianistas, llamando al Valencia CF "el Real Madrid de la comunidad valenciana". Eso les ponía frenéticos pero era la realidad: todo lo que criticaban al Real Madrid y al centralismo lo aplicaban ellos a pequeña escala pero con más saña en su tierra.

    1. Son clavaos los valencians del nord ( el "més que un club" ) y los valencians del sud en aquello de aplicar ellos ,a pequeña o no tan pequeña escala -en el caso culé-, lo que tanto critican al Madrid y al centralismo.

  19. Yo creo que es algo común en todos los equipos,en cuanto crecen un poco quieren dejar de ser el 2º equipo de los de su ciudad o comunidad por detrás del Madrid o el Barcelona y pasar a ser el 1º. El violencia había conseguido dejar de ser un equipo de zona media y jugar alguna vez en Europa ,en la época de Mijatovic como dice el autor pelearon la liga al Atleti. A partir de ahí empiezan a generar un odio desmesurado hacia el Madrid con la complicidad de su TV autonómica y medios afines.
    Recuerdo que por esos años además de cambiar su uniforme blanco por un pantalón negro su 2º uniforme pasó del rojo a uno azul con ribetes en el hombro con los colores de la bandera del Reino de Valencia. A mi parecer un esfuerzo para diferenciarse y crear una identidad de club, que tiempo después se vió exagerada por Jaime Ortì un populista.

  20. Es por ese odio que nos tienen en todas partes por lo que yo quiero que pierdan siempre los equipos españoles en competiciones europeas. valencia, sevilla, barsa, pateti...TODOS, ni "es que son españoles" ni hostias. ¿Hay alguna afición en España que se ponga triste cuando pierde el R.Madrid? Pues eso hago yo con todos los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram