Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
El límite salarial: ese gran desconocido

El límite salarial: ese gran desconocido

Escrito por: Tomas J.Rubio26 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Mucho se habla y se escribe del límite salarial impuesto por LaLiga, con José Luís Astiazarán de presidente (Tebas ocupaba la vicepresidencia). Aunque nadie le recuerde, el también ex presidente de la Real Sociedad tuvo su parte alícuota de mérito en una medida que supuso un gran acierto. Hubo un momento, en España, en que el fútbol sí que era el opio del pueblo. A nadie le importaba que los clubes, sus clubes del alma, debieran cientos de millones de € a Hacienda y Seguridad Social. Tampoco parecía importar que esos mismos clubes estuvieran en grave riesgo de quebrar y desaparecer. Los hay que se creen que con que un estadio cante, a coro, el “Zutanito vete ya” de turno, ya llueven los billetes. O que estos brotan en las ciudades deportivas (la mayoría en suelo público).  O que el club gana dinero cuando un aficionado compra una zamarra falsa.

El limite salarial fue impuesto, en enero de 2013, junto a otras medidas - insisto -, con Astiazarán de presidente, aunque Tebas suela apuntarse el tanto. Es importante aclarar esto ya que hay quien difunde que el Real lo incumplió en la época de los galácticos o con Franco. No se pueden incumplir reglas que no existen. Ni siquiera el Real Madrid.

El límite salarial no deja de ser una manera adecuada de vivir, como la que cada uno de nosotros tiene en su casa: tanto ingreso, tanto gasto. Parece baladí pero como decíamos antes, el fútbol español (y parte del europeo) ha vivido por encima de sus posibilidades.

El límite salarial engloba cualquier gasto en jugadores, primer y segundo entrenador, preparador físico (plantilla inscribible) y gasto en filiales, cantera y otras secciones (plantilla no inscribible).

En las Normas de Elaboración de Presupuestos de Clubes y SADs, LaLiga desarrolla y detalla, en los artículos 39 y 40, cada uno de estos conceptos. Como es un poco largo, les dejo el enlace para todo aquel que los quiera consultar. Hay que destacar especialmente el artículo 40, referente a las variables en los traspasos. Corresponde al Órgano de Validación el decidir si son de elevada probabilidad su cumplimiento, el incluirlas como coste fijo. Variables hay de muchos tipos, los más comunes son partidos jugados y clasificación para competiciones europeas. Sobre este segundo y hablando de los tres grandes, se entiende que se incluirán todas en el límite salarial, pero para equipos como Valencia o Betis, incluirlas es tener una bola de cristal sobre su clasificación para Europa.

También resulta extraño que sea LaLiga la que decida si un futbolista va a jugar un número X de partidos. LaLiga es juez y parte (denunciante y juez en el presunto corte de mangas de Bale), pero, por lo visto, también ejerce de entrenador: sabe en cuántos partidos participará un jugador. Y no sólo en Liga, también en el resto de competiciones.

Maravilloso a la par que inquietante. He aquí un agujero legal para los equipos que usen en demasía las variables. Si convencen a LaLiga de que un determinado futbolista no jugará tantos partidos, supondrá un ahorro. Pienso en Ousmane Dembélé, por él el Barça pagará al Dortmund 5 millones cada 25 partidos. Contando que jugó 23 partidos el año pasado y éste ya lleva 32, son un total de 55 partidos, que equivale a 10 millones, estando a 20 partidos de pagar otros 5 millones, no descartables. ¿Cuántos millones en variables habrá computado LaLiga? Es muy importante ya que el Barça tiene gastado todo su límite salarial. Estos son los límites que tiene asignado cada equipo:

Como podemos ver, el Barça tiene para esta temporada un límite salarial de 632,971 millones. Según el presupuesto para esta temporada analizado por Palco23, el club azulgrana va a destinar a masa salarial (salarios más amortizaciones) 633 millones. Entendiendo que los compañeros de Palco23 han redondeado dicha cifra, la evidencia es que van al límite. Ahora algo mejor por los 335 mil € ingresados después de los traspasos de este pasado enero según Transfermarkt.

El problema para el Barça es que esto no es nuevo, ya el año pasado consiguieron cumplir con los 507 millones de límite salarial gracias a las plusvalías del traspaso de Neymar, ya que entre salarios y amortizaciones superaron los 530 millones. Cumplieron contablemente, hablando claro, ya que las plusvalías declaradas por su traspaso fueron de 198 millones, sobre un total de 207 millones por traspasos declarados en las cuentas anuales. Como el traspaso fue 222 millones quiere decir que quedaban por amortizar 24 millones. Nada más y nada menos. Recordemos que hablamos de un fichaje cuyo coste total supera de largo ya los 100 millones entre traspaso, contratos paralelos, bonus, multas a Hacienda… y que puede ampliarse esta primavera con el comienzo del juicio llamado Neymar2.

Por el contrario el Real vuelve a cumplir con creces con el límite salarial impuesto, de 566 millones, al pagar un total de 544 millones según el presupuesto. El coste en salarios ascenderá redondeando a 422 millones, sueldo de Cristiano incluido, mientras las amortizaciones serán de 122 millones. Para que luego los medios nos digan que el club blanco no ficha. Que el club blanco cambiara en su día la política de fichajes no significa que no gaste en fichajes, de hecho la media anual supera con holgura los 100 millones de media los últimos años.

Tocaría hablar de las cuentas y presupuesto del equipo del pueblo, pero los prescritos dirigentes del Atlético de Madrid, a día de hoy, no han publicado todavía sus cuentas en la web. Como tampoco ningún medio se las reclama. La bula mediática de los del Metropolitano roza el esperpento. No obstante, aún sin publicar, algo es seguro: siguen debiendo a Hacienda y Seguridad Social después de haber alargado el calendario de pagos hace no mucho tiempo. Estas deudas no han sido óbices para renovar a su estrella, Griezmann, y a su entrenador, Simeone, por más de 20 millones netos al año a cada uno. ¿Qué se diría si en vez del Atlético fuera el Real el que debiendo tanto dinero a Hacienda y Seguridad Social (a todos), pagara las morteradas que pagan los del Metropolitano?. Y tendrían toda la razón, pero silenzio stampa.

Y hablando del Atleti, viene a colación el caso Cerci. A última hora del 31 de agosto de 2014, el Atlético hacía oficial el fichaje del italiano Alessio Cerci por tres temporadas. El problema es que el club colchonero había excedido su límite salarial, fijado en 80 millones para aquella temporada. Al exceder dicho límite, LaLiga no permitió la inscripción del italiano aunque éste ya contaba con la preceptiva licencia expedida por la RFEF. Al estar el mercado ya cerrado, LaLiga, en base a los artículos 60 y 81 - recuerden el que hace la ley hace la trampa -, permitió la inscripción de Cerci ampliando el límite salarial en 5 millones, hasta los 85 millones, con el aval de Cerezo y Gil Marín y el compromiso por