Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
La evolución de los sueldos en el Real Madrid

La evolución de los sueldos en el Real Madrid

Escrito por: Alberto Cosín26 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hasta el año 1926 el amateurismo estaba implantado en el fútbol español y los jugadores ni eran profesionales ni recibían compensación económica por jugar con sus equipos. En agosto, sin embargo, todo cambió y la Asamblea de Federaciones Regionales fijó las bases y admitió el profesionalismo, aunque los clubes que quisieran seguir siendo amateurs podían conservar ese status.

El Madrid fue el segundo equipo madrileño, tras el Racing, en presentar en su Federación las dos primeras fichas profesionales de su historia: Miguel Álvarez García conocido como Miguelón y José María Peña. Miguelón aterrizaba procedente del Racing Club de Sama de Langreo, donde destacó por ser un centrocampista de fuerza, buen toque y poderoso remate de cabeza. Por su parte José María Peña fichaba desde el Arenas de Getxo como un medio derecho de físico portentoso, potente, contundente y un gran juego aéreo. La llegada del asturiano una semana antes que el vasco a la capital le sirvió para ser considerado como el primer profesional de la historia de la entidad blanca. Su sueldo mensual fue de 600 pesetas.

Peña y Miguelón

Dos años más tarde, en 1928, el conjunto blanco realizaba una de las contrataciones más importantes del fútbol español hasta la fecha, la del valenciano Gaspar Rubio que vestía la camiseta del Levante. ‘El rey del astrágalo’, como era apodado, superó a Miguelón y cobraba alrededor de las 1.000 pesetas mensuales. Sin embargo, cualquier traspaso quedó oscurecido por el fichaje de Ricardo Zamora en 1930. El arquero catalán fue la primera gran estrella de los capitalinos en sus filas y las cifras de su traspaso y salario fueron astronómicas. El Madrid desembolsó 150.000 por el guardameta y le impuso un contrato de 3.000 pesetas al mes. Un curso más tarde, llegaron a Madrid otros dos grandes futbolistas como Quincoces y Ciriaco procedentes del Alavés pero no se acercaron a las cifras de Zamora y en sus contratos figuraba un salario de 1.000 pesetas.

Hasta después de la Guerra Civil nadie superó el salario de ‘El Divino’ y este honor le correspondió al mexicano José Luis Borbolla en 1944. Interior que despuntó en el Marte de su país, con el que fue campeón nacional. Llegó a Tenerife en barco y luego se trasladó a la capital. Su fichaje creó gran expectación y el club le instauró un gran salario de 5.000 pesetas mensuales. Sin embargo, defraudó con la zamarra blanca y tras ser cedido al Deportivo y jugar una temporada y media en el Madrid, dejó el club para militar en el Celta de Vigo.

En 1946, otro personaje legendario de la entidad madridista, el magnífico Luis Molowny, inició su etapa blanca que sería larga y exitosa tanto en el césped como en el banquillo siempre de ‘apagafuegos’. La rocambolesca historia de su fichaje, que le fue arrebatado al F.C. Barcelona, le hizo ganarse muy rápido el corazón de los aficionados. El club, consciente de la joya que había fichado, le hizo ser el jugador mejor pagado de la plantilla, aunque sus guarismos fueron menores a los de Borbolla y el canario cobraba 3.000 pesetas al mes.

Di Stefano

Pahiño, delantero gallego, rondó los números de Molowny a su llegada al Real Madrid, en 1948. Pero el gran boom se produjo con Don Alfredo Di Stéfano en 1953. Tras meses de debate por su fichaje y todo lo que rodeó la operación, Don Santiago Bernabéu le impuso un contrato espectacular que se resumía en 16.000 pesetas de sueldo mensuales y una ficha anual de 650.000. El máximo mandatario blanco hizo públicas las cantidades, puesto que desde 1939 la dictadura franquista tenía limitados los salarios de los futbolistas y las cifras del argentino superaban en mucho aquel límite.

En toda su trayectoria como madridista, Di Stéfano fue percibiendo mayor dinero en cada una de sus renovaciones y en 1954 ya fue el primer jugador que superó el millón como ficha anual (1.300.000 pesetas). Su máximo fue alrededor de cuatro millones, sueldos y primas aparte, en la temporada 1962-1963. Otros compañeros y estrellas mundiales, caso de Kopa y Puskas, cuando firmaron su contrato con el Real Madrid, rondaban los dos millones, el francés y 1.800.000 pesetas, el húngaro. A principios de los 60, el cuadro merengue fichó a Amancio, procedente del Deportivo, por 10 millones de pesetas y con una ficha de 750.000 pesetas anuales.

En los años 70 se abrió el mercado en el fútbol español para la contratación de extranjeros y Don Santiago Bernabéu se fijó en futbolistas germanos como Netzer en 1973 o Stielike en 1977. El centrocampista de melena rubia tuvo un contrato de 19 millones anuales, mientras que el ‘Panzer’ procedente del Gladbach firmó a razón de 12 kilos por curso. El fútbol, en aquellos años, se convirtió en un gran negocio donde el dinero era el protagonista principal. La llegada de jugadores foráneos contribuyó de manera importante a este hecho y algunas cifras desembolsadas eran auténticamente desorbitantes con clubes modestos también incluidos en la vorágine.

En el plano de los futbolistas españoles, Juanito o Santillana se movían en torno a los ocho o diez millones anuales a finales de la década de los 70, y en el 1979 Laurie Cunningham con su fichaje, desde el WBA, alcanzó los 15 millones de ficha.

El famoso ‘club de los 100 millones’ se estrenó con Emilio Butragueño en 1985. El siete madridista hasta entonces contaba con una ficha de seis millones pero las grandes ofertas procedentes del calcio italiano y hasta el Barcelona pusieron en alerta a Ramón Mendoza que le firmó un contratazo al delantero. Otros jugadores del Madrid como Michel o Hugo Sánchez se manejaban entre los 70 millones y Martín Vázquez rozaba los 80. La siguiente renovación del canterano se produjo en 1989 en el que sería su último contrato con la casa blanca. De nuevo Ramón Mendoza le otorgó el status de estrella del equipo y subió sus emolumentos hasta los 250 millones al año.

En los inicios de los 90, se firmó a Prosinecki con un contratazo de 300 kilos, cuatro años más tarde a Laudrup libre desde el F.C. Barcelona con una ficha de 250 millones al año y en 1996 al montenegrino Pedja Mijatovic que jugaba en el Valencia. Lorenzo Sanz pagó su cláusula de rescisión, de más de 1.400 millones de pesetas y el delantero pasó a cobrar unos emolumentos de algo más de 300 millones por temporada. Apenas pasaron tres campañas, cuando Steve McManaman, que llegó libre desde el Liverpool en 1999, consiguió un contrato con una ficha de 800 millones al año.

Raúl González

Estos sueldos, elevadísimos, repercutieron en la renovación del buque insignia del equipo: Raúl González Blanco. El delantero madrileño, en el verano del 2000, inauguró los 1000 kilos por campaña con un contrato para la historia. Le siguieron con la misma cifra los tres primeros fichajes galácticos de Florentino Pérez, Luis Figo en agosto del año 2000, Zinedine Zidane en 2001 y Ronaldo Nazario en 2002.

Raúl se mantuvo en la cima de los sueldos hasta el año 2009 cuando fue desbancado por Kaká primero y por Cristiano Ronaldo después. En el famoso verano, en el que Florentino Pérez firmó al brasileño y al luso, el internacional de la canarinha firmó un contrato de nueve millones de euros (1.500 millones de las antiguas pesetas) y el delantero unos días más tarde hizo lo propio ganando 9.5 millones de euros por campaña. Desde ese instante y en posteriores renovaciones, Cristiano Ronaldo estableció un récord de 21 millones de euros cada año (su última renovación fue en 2016), la mayor cifra que ha pagado el Real Madrid por el contrato de un futbolista.

 

 

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

6 comentarios en: La evolución de los sueldos en el Real Madrid

  1. En serio que Prosineski cobraba 300 millones de pesetas en el 1991?, pero si era un don nadie que venía de hacer un año bueno con el Estrella Roja como el resto de sus compañeros(en alquel Estrella Roja los había mejiores que él). No me extraña que el club estuviera arruinado con el pésimo de Mendoza.
    Además lo de los 800 de Mc manaman es también para darle de comer aparte a Lorenzo Sanz.
    Ahora entiendo como podía estar un club como el Madrid tan arruinado y al borde de la quiebra, y además vendiendo a Seedorf para poder pagar nóminas o directamente regalando a Victor Sánchez del Amo.
    No quiero pensar que sería de nuestro Madrid si Lorenzo Sanz hubiese ganado las elecciones del 2000.

    Por cierto señor Alberto Cosín, le reto a que haga un artículo sobre todas las elecciones presidenciales de la historia del club (quienes se presentaron, anecdotas, año en que ocurrieron, etc..). Sería interesante un artículo así. De todas formas mi enhorabuena por este gran artículo.

    1. McManaman cobró aquella cantidad que por entonces no cobraba nadie porque vino gratis, ya que acabó contrato y se autotraspasó al Madrid, así que esa cantidad era también su traspaso. Lo hizo así el inglés de los rizos porque un par de años antes lo tuvo apalabrado el Barcelona, y después de tener su salida del Liverpool ya preparada, en pleno verano va el Farsa y se retracta dejándole compuesto y sin novio. Su club tuvo la buena fe de seguir con él en plantilla ese tiempo que le quedaba hasta acabar contrato y Steve decidió que se ofrecería al Real Madrid con tal de perjudicar y ganar títulos al Barcelona. La suerte le acompañó porque el Madrid comenzó su pequeña edad de gloria y el siempre sonriente McManaman pudo cumplir con sus deseos. Así que se le endosó aquella cantidad porque su fichaje era cero.

    2. Gracias Miguel Ángel.

      Si, Prosinecki llegó cobrando un pastizal. En verano había ganado la Copa de Europa y los jugadores del Estrella Roja subieron mucho su cotización y el calcio que era el rey del mercado tentó a muchos de ellos.

      Me apunto el artículo sobre las elecciones, llevaría un tiempo informarse y bucear en hemerotecas pero es un tema interesante.

      Un saludo

      1. Ayer dejé un post con un par de links... que creo que no son visibles. En dichos links dejaba información al respecto... me da miedo volver a ponerlos...

        Dejaré uno sólo a ver si me deja.

        http://soymadridista.com/2018/10/06/historia-del-real-madrid-las-elecciones-del-82/

        En esa misma página existe otro que habla de Mendoza "De directivo a conspirador" que debería ser leido antes que este otro, por aquello de seguir el orden.

        Don Pepe Kollins, ¿podría echarle un ojo a ver por qué se ha quedado pendiente de ser moderado mi anterior post?

        Ya alguna vez me ha pasado, y normalmente creo que suele ser por poner links. Entiendo que no permitan poner links a saco de autobombo a páginas de los propios lectores, pero creo que al filtro a veces se le va un poco la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Sergio Ramos.

@Ramon_AlvarezMM (5)

@AthosDumasE (5)

@quillobarrios (7'5)

@Jorgeneo (5)

@AlbertoCosin (5)

@FGwynne (9'5)

https://t.co/QtEqqmKQPd

Estas son mis notas de la temporada a los jugadores del Real Madrid. Reconozco que he sido demasiado generoso. Me he dejado llevar por el pasado en algunos casos. Asumo el error. https://t.co/sFcrPguXta

Hay que celebrar el cuarto aniversario de @lagalerna_ y llenarse de expectación ante el gran impulso que le ha imprimido @PepeKollins

Felicidades a @lagalerna_ , a @JesusBengoechea, @Ramon_AlvarezMM y @PepeKollins por el cuarto año de un proyecto tan maravilloso

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram