Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La cuestión Hazard

La cuestión Hazard

Escrito por: Antonio Valderrama25 mayo, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Acabada la temporada toca hacer control de daños, informe de la situación. El Madrid, este año, ha demostrado que, hasta donde le han dejado competir, ha competido. Pero también que le ha faltado un poquito. Le ha faltado esa cosa especial, diferente y sobre todo, diferencial, que habría impedido, por ejemplo, que al equipo de Zidane le pasara por encima el Chelsea de fulanito. Es decir, «eso» que le ha faltado al Madrid para estar en la final de la Copa de Europa y para haber ganado todos esos partidos, Alavés, Cádiz, Levante, Betis, que, en Valdebebas, costaron una sangría de puntos en la carrera por el campeonato. En este punto, es inevitable abordar la cuestión de Hazard.

Porque Hazard se ha convertido en una cuestión, la cuestión central de la discusión sobre el Madrid que viene. O que tiene que venir después de este año en blanco. Una cuestión de Estado en toda regla. Hazard fue fichado precisamente para eso, para darle al Madrid el «salto de calidad» que decía Del Nido. Para darle, en realidad, lo que había perdido con la marcha de Cristiano. A Bale, que era el príncipe, le pusieron entonces la corona en las manos y él la dejó caer al suelo, ensimismado como estaba en el extraño spleen que ha acabado con su carrera. En una de esas historias de amor prolongadas en el tiempo, tan florentinescas, el Madrid lo puso todo entonces por Eden Hazard. Ambos, club y jugador, se llevaban tirando besos desde lejos casi una década, desde que su nombre sonara por primera vez gracias a Zidane, más o menos cuando, también por él, el Real fichó a Varane en el caladero del norte de Francia. En Lens, el Madrid pescó primero, pero en Lille, se le adelantó el Chelsea.

Hazard se ha convertido en una cuestión, la cuestión central de la discusión sobre el Madrid que viene. O que tiene que venir después de este año en blanco

La verdad es que en el verano de 2019 el mercado de superestrellas parecía un poco raquítico. El duelo para la eternidad entre Messi y Cristiano Ronaldo no sólo elevó la competición entre Barcelona y Madrid a un estadio superior, nunca antes visto, tanto de virtuosismo en el juego como de impacto global en todas partes; también jibarizó de alguna manera esa categoría de futbolistas extraordinarios, que se convirtió casi en un desierto. Como si esos dos soles hubieran acaparado toda la luz del Universo. Infichables Neymar y Mbappé, por cuestiones evidentes, fuera de la órbita Messi, ¿quién quedaba? Hazard, claro. El que había sido prometido.

Hazard presentación Real Madrid

Cuando un club paga más de cien millones de euros por un futbolista, su afición, en justicia, puede albergar la esperanza de que el tipo sea un líder. Desde luego es lo que se esperaba de Hazard, que fuera el jugador franquicia, no ya como Cristiano, porque como Cristiano no nacerá otro en cincuenta años, pero como la referencia destacada del equipo en goles y asistencias. Hazard era la promesa de eso. Llegaba además al Madrid en la edad de maduración justa, la edad «Bernabéu». Recuerdo, de niño, cuando Florentino empezó a fichar galácticos, oír mucho a mi alrededor que así era como fichaba don Santiago a sus cracks, con 28, 29 años. En sazón. Hazard había destacado en el Lille y luego ganado un par de ligas inglesas con el Chelsea y dos títulos europeos, menores, pero relevantes. Dos UEFAs cimentaron el mito del «miedo escénico» de los rivales en el Bernabéu en los 80, y otras dos justifican que Simeone gane en el Atlético el sueldo de una estrella de la NBA. No son, por tanto, trofeos despreciables. Hazard llegaba al Madrid en disposición de convertirse definitivamente en una figura histórica, y mejor panorama no podía encontrarse: un entrenador devoto suyo desde siempre, el mejor escaparate del mundo y un club (y una hinchada), ansiosa por llenar el cráter que le dejó en el corazón la fuga del segundo mejor futbolista de su Historia.

Hazard llegaba al Madrid en disposición de convertirse definitivamente en una figura histórica, y mejor panorama no podía encontrarse: un entrenador devoto suyo desde siempre, el mejor escaparate del mundo y una hinchada ansiosa por llenar el cráter que le dejó CRISTIANO

Pero Hazard ha resultado un auténtico petardazo. Quizá el factor suerte ha resultado determinante, quién sabe, porque el día en que se lesiona con el PSG, o mejor dicho, el día en que lo lesionan, se vieron destellos del escurridizo virguero que triunfó en el Chelsea. Llegó con fama de ser de la estirpe de Iniesta, uno de esos futbolistas absolutamente modernos que empiezan en la banda pero son todo lo contrario a los antiguos extremos; imantan la pelota y avanzan envueltos en una asombrosa sensación de fragilidad, de que en cualquier momento se la van a quitar, y sin embargo deslizándose acelerando explosivamente y parando, como si esquiaran. Futbolistas con un nivel técnico prodigioso y una imaginación superior, dotados de la capacidad más cara en el uniforme y físico fútbol de hoy: la de desequilibrar, génesis de todo el peligro que un equipo puede crearle a otro. El día del PSG determinó toda su carrera como madridista porque su compatriota Meunier le pegó un estacazo en el tobillo y se lo rompió. Pero no ha podido ser sólo eso.

Hazard lesión PSG

Ahora es noticia que Bale ha comentado las imágenes de Hazard que se hicieron famosas la noche que el Madrid cayó en Stamford Bridge. Mejor dicho, Bale ha comentado en tono burlesco las reacciones a esas imágenes en las que se puede ver a Hazard de cháchara divertida con sus excompañeros del Chelsea justo al terminar un partido que negó al Madrid la razón por la que existe, jugar la final de la Copa de Europa. Las imágenes aquellas, más allá de la tontería y del momento, tienen un fondo: como la de Bale con la bandera y el «Wales. Golf. Madrid. In that order», lo único que revelan es la indiferencia personal de estos futbolistas hacia su propia condición de referentes del Madrid. No ya de referentes ofensivos, sino de referentes totales, de líderes. No te gastas cien millones en un complemento, te los gastas en un jefe, en un rey. Y un rey, aunque sólo sea por aparentar, abandona el campo tras ser eliminado de la Copa de Europa como Cristiano Ronaldo embocó el túnel de vestuarios en su primera eliminación en el Bernabéu, la del Lyon en 2010: bufando.

Lo cierto es que ahora mismo Hazard es problema para la planificación inmediata del Madrid. Ha llegado al estado abúlico de Bale sin dar ni un uno por ciento de lo que Bale ha dado al Madrid en el terreno de juego

Más allá de lo anecdótico, Hazard tampoco ha demostrado ser lo que se dice un estajanovista. Ni el empleado del año. Para sostener la cualidad fundamental de su juego, la explosividad, necesita trabajar su cuerpo con una mentalidad prusiana que desmiente cada vez que abre la boca para hablar de su vida en España: le gusta comer y no le gusta demasiado trabajar en el gimnasio, justo lo contrario de lo que se recomienda a los deportistas que encaran el tramo final de sus carreras, que tienen que esculpirse en mármol y estar cada vez más delgados para mantener el ritmo de la élite. Un año más, un kilo menos, se dice, y ahí están Cristiano, Lebron James, Nadal, Sergio Ramos o Karim Benzema para atestiguarlo. El problema de Hazard, digamos, de actitud, se cierra sobre su tobillo malo como un cepo: si algo ha demostrado la Historia es que el Madrid destruye a quienes no están dispuestos a venderle el alma al diablo con tal de ser el mejor aquí.

Hazard

Lo cierto es que ahora mismo Hazard es problema para la planificación inmediata del Madrid. Ha llegado al estado abúlico de Bale sin dar ni un uno por ciento de lo que Bale ha dado al Madrid en el terreno de juego. Lleva dos años de blanco y está prácticamente aún sin desprecintar. Lo peor es que pasa el tiempo, pierde la frescura y entra en un bucle tóxico que aniquila su motivación, cosa muy humana por otra parte. Pero Hazard, que debería ser un activo del Madrid, en términos empresariales, es ahora mismo un pasivo. Y un pasivo importante porque, ¿quién va a fichar a Hazard, ni siquiera gratis, con la ficha que cobra? Ya se ha visto en el caso de Bale, y qué decir de Mariano, quien vive la vida del prejubilado en Valdebebas. Una buena Eurocopa haría que recuperase algo de su cartel en la Premier, pero existe el riesgo, probado en otros casos, como el de James, de que el Madrid deba asumir gran parte de su ficha y por lo tanto, perder dinero. Sin duda un mal fichaje, el error estratégico vino en el peor momento, antes de una pandemia que ha llevado al fútbol de élite al abismo de la bancarrota. Aunque eso, es verdad, no lo pudo predecir nadie. Era un cisne negro. Hazard ocupa el espacio que, se supone, vendría a ocupar Mbappé, y en el que ya está Vinicius, cargado toda la temporada con la responsabilidad de llenar el hueco del teórico jugador franquicia con sólo veinte años y aún muy inmaduro.

 

Fotografías Imago.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

20 comentarios en: La cuestión Hazard

  1. Dos apuntes, opinión personal:
    Uno, no creo que se buena idea fichar a gente de 28 o más. Son muy caros; salvo excepciones, van para abajo; si pasa algo malo, el tiempo corre más deprisa.
    Dos, este chico, Hazard, es que, además de vago, es tonto. De solemnidad, además. Es la explicación para casi todo lo que le ha pasado en el Madrid.

  2. No sé si es vago, si es tonto, o si es mala idea fichar a gente de 28 años.

    Llegó en 2019 tras un buen Mundial y con apenas lesiones en 10 años de carrera.
    El Madrid, tras fracasar con Asensio y Bale necesitaba algo más arriba.
    De las opciones que había en el mercado, Hazard era de lo mejor y Zizu le quería.
    Meunier ha sido el gran responsable de que no le hayamos visto al 100%.
    Ni su supuesta vagueza, ni su supuesta falta de inteligencia, Meunier.
    Pero si queréis vender que era evidente que fracasaría en el Madrid, pues ok.

    Dicho esto.
    El tipo o está acabado físicamente, tiene un bloqueo mental o las 2 cosas.
    Es de largo, el peor fichaje de nuestra historia.
    Dudo mucho que sea capaz de revertir esta situación.
    Hay que venderle aunque sea perdiendo dinero.

    1. Lo malo es que no se a quien podemos engañar para poder cubrir la amortización pendiente
      Pensábamos que Bale era un timo pero éste le supera,peor que Kaká

  3. Solo quiero plasmar a través de estas líneas escritas algo que es "Mas que una sospecha". Las 60 lesiones que ha sufrido el equipo son Tinglao. Puro tinglao. Jugadores que repartieron cera para lesionar y maniobras, posiblemente a través de algún infiltrado, para que el número de lesiones fuera aberrante. Sobre lo del Covid, los positivos...otra vergüenza que tampoco es casual. Obsérvese el número de casos en el farça y en el Real Madrid. Tot dit al cul.

    El furgol hace muchos años que estaba podrido, cierto. Pero, ahora, le han dado matarile. Admito la existencia de gente enferma, interesados aparte que viven de las milongas, enganchada al furgol. Ya solo ellos seguirán viendo partidos de la LFP.

  4. Sobre Hazard ya lo dije todo al poco de iniciarse la temporada. Fue un ERROR su incorporación.
    Lo argumenté y lo adelanté. Punto final.

  5. Cuando de primeras alguien no viene al club, aún mostrando un intenso interés, es mejor desistir, este por vago/tonto(coincidiendo con Astaire), y otros varios por diversos motivos han llegado y fracasado a la par, agua que no has de beber.......
    El problema en sí no es el fichaje, es la pasta que cobra el bendito y la que han pagado de traspaso, últimamente nos la han clavado con inusitada frecuencia, después de lo de Courtois nos estaban esperando.
    Esperemos que con el amigo Pogba no la volvamos a cagar, porque es un pufo de dimensiones agenciales, y muy del gusto del ingeniero pizarril.

  6. Luego se le tiran a algunos al cuello con el famoso consumo de semillas de girasol, pero estos temas son totalmente criticables, y es mejor la autocrítica, que venga la rata amarillenta de turno a soltar la pulga de la peste.
    Lo de Cristiano/Mariano es un expediente X
    Lo de LLorente un X+Y
    Lo de Bale??????
    Lo de Odegaard no hay alfabeto que lo soporte ni griego, ni español
    Lo de las lesiones.....
    Y asin varios, de los que el tito ni sabe ni contesta, y el ingeniero que pasaba por allí pues eso, a lo "suyo".
    Pero esto sale tu presidente y da la cara, y nos quedamos más a gusto que un arbusto, pero no, ya si eso el padre emilio nos dará la homilía ecuménica .

  7. Lo peor que se puede decir de Hazard es que en sus innumerables rachas lesionado, ni siquiera lo echábamos de menos, porque nunca hemos contado con él.

  8. No se porqué le decís tonto y vago, la lesión que le provocaron fue determinante, estáis comprando los argumentos de la prensa para malmeter, como paso tbien con Bale, al que enfilaron desde el principio con la hernia, aquí ha sido con las hamburguesas.
    Y luego el jugador cogió miedo al ver cómo los sinvergüenzas de los árbitros no penalizan las faltas contra el RM, esto es una evidencia...
    Pero que hay mucha gente malmetiendo contra estos fichajes sonados del RM se demuestra históricamente, mientras callan con los fracasos cienmillonarios de los otros equipos, que están en la ruina, por cierto.

  9. Buenas tardes, buen artículo porque D. Antonio es imposible que escriba mal, los argumentos tanto físicos, como psicológicos para el fracaso del belga son irrebatibles, pero hay un argumento que el articulista pasa por alto, no se si por olvido o porque no era objeto de su artículo, partiendo del hecho objetivo e indudable de que el valón es un media punta de manual, y que fisicamente no es un portento, su velocidad no da para jugar en banda, su colocación en el 4-3-3 de Zidane en la linea de cal, para jugar de extremo es un error del entrenador de proporciones siderales, su sitio esta en las inmediaciones del área como 2º delantero o como enganche entre el centro del campo y la delantera, con libertad de movimientos, lo repito ponerlo de extremo es llevarlo al matadero. Es duro tener que admitirlo pero si el Chelsea lo quiere y lo paga, tanta paz lleve, como descanso deje
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  10. Hazard era un buen fichaje, a priori, pero ha salido rana. Las cosas muchas veces son así y no hay que darle más vueltas. Ha salido fatal por diferentes circunstancias y no va a remontar aquí. Se le debe buscar una salida y fin del asunto.

  11. A ver si el mismo se puede analizar, y decirnos que a ocurrido; como un jugador Top puede llegar a caer de la forma en que lo a hecho Hazard. Creo que no puede ser un fiasco, como el que está siendo. Aimo a la tercera va la vencida, pero pudiste redimirte en el partido del Chelsea y no lo hiciste, torpe.

  12. La comparación con Bale, que pasaba por allí, es ofensiva para el sentido común, para la cría del ganado caballar y hasta para la fiesta de los toros. No viene a cuento y solo se explica por esa inquina irracional que a veces nos sale de no sabemos dónde. Ya me gustaría tener a abúlicos como Bale, tras cinco años de goles y títulos a cambio de insultos y menosprecios.
    Por cierto, Hazard es fichaje personalísimo de Zidane. Hazard no es un estajanovista, cierto. Así lo constatan sus lorzas de pretemporada y varios de los testimonios de sus excompañeros. Al menos, su padrino podría haber avisado al club de que al muchacho no le va lo de trabajar.

  13. Más vale ponerse colorado una vez y soltar lastre cuanto antes. Desde la renovación de Bale , cuatro años, llevamos impuestos incluidos tirados más de cien millones otra vez en nada.
    Mejor no jugar a la ruleta. Soltar lastre y quitarse a dos vividores que se burlan de los que les pagan como figuras. No le llegan a la suela del zapato a los titulares de la plantilla.
    Hace años que no dan pie con bola.

  14. Lo que iba a decir lo ha dicho mejor que lo diría yo José Luis S. Ortiz. Pero qué pasa con el galés? Cualquiera diría que, en Madrid, se iba de putas los días pares y se emborrachaba con ginebra los impares!

  15. Eso digo yo, Paco! Mucho malmeter en la historia madridista de estos dos jugadores por parte de la prensa y de "gente que está a la que salta" (ahí lo dejo...)
    No podemos aplicarles inmisericordemente un doble rasero que en ellos denigra lo que en otros exalta o calla, viendo antes la paja en el ojo propio que la viga en el ojo ajeno...como se ha hecho muchas veces en la historia del RM, como lo han hecho muchos demasiadas veces con jugadores, entrenador (es) y presidentes, mientras los demás se van por la tangente y hacen mutis por el foro
    Voy a poner un ejemplo de actualidad, que se explica con una conocida frase en latín. Ha dicho uno de los propietarios del equipo del pueblo, pagano del entrenador mejor pagado del mundo, creo que sin venir excesivamente a cuento, no sé, ha dicho que... el VAR no ha influido en la Liga!!!! Y se han quedado él y donde le hacen la entrevista tan panchos.. y aquí no pass na! Por poner otro ejemplo de esto: la trayectoria en el Patético del jugador portugués fichado por una bagatela de 127 millones de euros...y no passsa nada tampoco.
    Así que antes de antes de rascarnos nuestros picores, vamos a descubrir la sarna de nuestros adversarios.

  16. Es un gran jugador pero un pésimo fichaje. Gastar 120 millones en un jugador de 28 años no fue una gran idea. El Madrid, desde Kaka, no lo hacía. Y era por algo. Las posibilidades de retorno de la inversión son casi nulas y además es extremo, con lo implica el físico en este tipo de jugadores. Otro caso es Alaba por ejemplo que es central y viene gratis. Pero lo de Hazard fue un error o al menos era muy arriesgado. Si podemos sacar 40 o 50 millones lo vendería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram