Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Nacho Tellado: "Revisé las jornadas anteriores y todas estaban mal"

Nacho Tellado: "Revisé las jornadas anteriores y todas estaban mal"

Escrito por: Tomas J.Rubio15 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Tomás J. Rubio y Ramón Álvarez de Mon mantuvieron este lunes una charla con Nacho Tellado, el hasta hace poco “arquitecto del Chiringuito”, que últimamente acapara focos, precisamente, por la decisión de la productora de no contar más con sus servicios a raíz de la polémica suscitada por el VAR. En septiembre, Nacho Tellado consiguió demostrar, en el programa de Josep Pedrerol, los errores que lastraban a un sistema que, pese a que ha tenido un coste muy elevado y pese a que rige un negocio que mueve tanto dinero, se ha desvelado como rudimentario y repleto de fallas. Un diagnóstico que no ha gustado a ciertas personas con mucho poder en dicho ámbito y que han optado por intentar silenciar las denuncias del arquitecto asturiano en vez de por optimizar un sistema que en principio se ideó para aportar soluciones y que cada vez más representa una fuente de problemas.

 

P: Nos gustaría empezar por los errores de medición que tiene el fuera de juego en el VAR español. Porque entendemos que no es el mismo que el de otros países.

R: Claro, cada país tiene su empresa. Incluso la mayoría de la gente no sabe que, a día de hoy, hay empresas que están ofertando para suplir a la que lo lleva en nuestra Liga. Ofertan porque el VAR en España no funciona bien.

P: ¿En qué falla?

R: Cuando en situación de fuera de juego hay un pie de un defensa con un pie de un delantero, la referencia está en el suelo. No tengo que rebanarme la cabeza para saber cuál es la parte más adelantada. Lo estoy viendo por su pie. ¿Qué sucede? Que este tipo de sistemas funcionan por el suelo, lo mapean. Igual que cuando yo saco el punto de fuga, no estoy haciendo otra cosa que mapear el suelo. Pero el problema viene con jugadas en las que, por ejemplo, interviene un hombro. ¿Cómo determinas cuál es la proyección del hombro hacia el suelo? Ahí surgen más variables

P: ¿Qué variables?

R: Pues por ejemplo lo de Canales, si el hombro lo proyecto no tiene por qué coincidir con el plano horizontal del pie, puede tenerlo más flexionado o más adelantado. ¿Qué sucede? Que hay que analizar al jugador en su totalidad. Tienes que analizar jugadores en movimiento. Y eso no lo va a hacer el VAR en la vida.

P: Es decir, que solo es fiable cuando se tiene que determinar la posición de los pies en el suelo.

R: Ayer, por ejemplo, en el gol de Modric, hay un pase previo de Benzema y el VAR dice que no hay fuera de juego. Yo lo analizo y efectivamente compruebo que así es. Es un pie contra otro pie. Es muy fácil. Y ya ni te digo si el pie está cerca de una línea del césped, que te sirve de referencia visual. El problema surge cuando hay que medir otras partes del cuerpo.

P: ¿Cómo se puede solucionar esto?

R: O tienes a una persona como yo en cada estadio para que lo calcule o va a ser imposible que determines fueras de juego como el del ayer. Pero la mejor liga del mundo no debería tener problemas para contratar a esos profesionales. Porque, sinceramente, lo de la sala VAR a mí me parece de risa.

P: ¿Por qué?

R: Pues porque el desconocimiento de esa gente, con respecto a las técnicas que hay que conocer para calcular estos aspectos, es absoluto

P: Para analizar fueras de juego hay que ser árbitro, pero para tirar líneas has de tener otro conocimiento específico

R: Claro, creo que tampoco tiene que ser tan difícil encontrar a gente que sepa lo que es la geometría descriptiva y les guste el fútbol. Ahora la tecnología del VAR está en manos de gente que no sabe ni lo que es un punto de fuga. Del mismo modo, que yo también necesitaría a un árbitro al lado que me dijese: oye, Nacho, el codo no cuenta, recuérdalo. O, fíjate en el hombro…

P: Pero así resulta muy complicado resolver una jugada en poco tiempo.

R: Yo me he llegado a cronometrar y no tardo ni dos minutos. También depende de la jugada, claro. Pero prefiero tener tres minutos y acertar que tardar un minuto y conceder un gol injusto. Además, la gente dice que se pierde la emoción. Y para nada. Ayer cuando marca Canales, estaba todo el estadio pendiente del árbitro. Hizo la seña con la mano y el público se volvió loco.

P: Pero aparte el sistema actual no tarda menos que esos dos minutos.

R: Recuerdo una jugada que le pitaron fuera de juego al Sevilla, que creía que a Nolito le iba a dar un infarto. Tardaron más de cinco.

P: ¿En la jugada de Canales qué hubieras tardado?

R: Quizás un poco más. Tres minutos a lo sumo. Pero seguro que menos que el VAR.

P: Además, haces varias revisiones para minimizar el margen de error.

R: Sí, lo reviso tres veces y como máximo me equivoco en 2 cm.

P: ¿Y el margen que puede tener ahora mismo este sistema de VAR?

R: No sé si lo habrán mejorado, pero a principio de Liga era de más de 40 centímetros. Es muchísimo. Ha habido errores gravísimos.

P: Tú desmontas, bajo un criterio técnico, el sistema del VAR en septiembre. ¿Qué ocurre a partir de ese momento?

R: Todo comienza con un gol que se le señala al Sevilla por fuera de juego y en el que una de las piernas de los jugadores está cerca de la línea del área que ya es una referencia visual. Y de repente ves como la línea del VAR va pegada al borde del área y al prolongarse se tuerce. Eso es una incongruencia absoluta. Es que cualquier persona con unas mínimas nociones de perspectiva se da cuenta de que eso no es normal. Después, en el mismo partido, analicé otro fuera de juego a Ben Yeder, anulado erróneamente por el VAR. Y se monta la de Dios

P: Pero la cosa fue a más

R: Yo había llegado de vacaciones en septiembre cuando ya había empezado la Liga y ya que estaban las jugadas de esa jornada mal comienzo a analizar las de jornadas anteriores y estaban todas mal.

P: ¿En algún momento alguien te rebate técnicamente los análisis que estabas haciendo?

Nadie, absolutamente nadie.

P: Y empiezas a tener mucha exposición mediática

R: El caso es que todo el mundo comenzó a pedirme que le consultara jugadas, Ya no iba al Chiringuito solo los fines de semana sino también entre semana. Llegue a ir tres días seguidos. Que es muy duro porque sales a las tres de la mañana y al día siguiente a trabajar.

P: Y siempre los mismos errores: mal tirado el punto de fuga y mal cogidas las referencias cuando no es el pie la parte más adelantada.

R: Exacto, hasta que se produce el fuera de juego del Leganés que fue la guindilla. Esta semana ha vuelto a pasar lo mismo en una jugada similar que le anulan un gol al Valladolid que no es fuera de juego. Y en el minuto 93. Pero lo peor es que no ofrecen ni resúmenes ni imágenes. Por eso cuando lo explico por Twitter la repercusión es máxima.

P: Llevamos mucho tiempo sin verte por el Chiringuito.

R: Así es, a raíz de toda esta repercusión el señor Tebas me agrega a LinkedIn. Me llega una notificación de que paso a formar parte de su red de contactos. Como en ese momento dispongo de sus datos, decido enviarle un e-mail, normal y corriente, en el que le digo que, ya que están utilizando métodos que, a la vista de todos, se ha comprobado que no son fiables, si quiere conocer una segunda opinión pues que me ofrezco a explicarle mi método. Pero nada más. Y él me contesta un domingo a las siete de la mañana: “Este no es el e-mail pertinente. Ya se ha advertido a la empresa” – Nacho Tellado nos muestra el correo – ¿Cómo que no es el e-mail adecuado? ¡Si eres tú el que me has añadido a la lista de contactos!

P: Pero con lo de “ya se ha advertido a la empresa” reconoce que hay errores.

R: Claro, de hecho, el día antes a la Sexta declara que “a la vista de lo manifestado, se ha advertido a la empresa”. A la vista de lo manifestado… refiriéndose a mis análisis, claro.

P: Advertir a una empresa que le ha vendido el software por cuatro millones de euros.

R: Sí, pero dos días después dice públicamente “el chico ese que sale en el Chiringuito, ese sí que se equivoca”. Yo ahí me preocupo. Porque no entiendo por qué ese cambio de opinión. Pero aparte tampoco era necesario decir nada. Poco después salgo en el AS a hacer un reportaje por la polémica del Leganés con el Barça y a partir de entonces ya no vuelvo a participar en televisión. Sin ninguna explicación.

P: ¿Nadie te dice nada?

R: Yo veo que algunos compañeros del Chiringuito comienzan a dejar de seguirme por redes sociales. No todos, otros como Rafa Guerrero, Jorge D´Alessandro y algunos más, han mantenido la misma actitud hacia mí. Pero cuando pasa un tiempo y veo que siguen sin llamarme, entiendo que algo está pasando, que hay un problema, que no sé si es personal o profesional.

P: Porque no les ocultaste nada

R: Yo a Josep, a Quim Doménech, a Rafa Guerrero, a Javi Balboa… a todo el mundo les dije que había hablado con Tebas. Se lo comenté en la sala v