Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ataque del Real Madrid: problemas y soluciones

Ataque del Real Madrid: problemas y soluciones

Escrito por: Carlos Garcia de Sola12 noviembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Que al Real Madrid le falta gol lo sabe hasta un tuitero nivel 1 recién llegado. Esa carencia más la facilidad de encajar goles fueron, entre otras, las razones que provocaron la vuelta de Zidane.

El año pasado, el técnico francés trabajó el segundo aspecto, logrando el mejor registro de goles en contra en décadas. Mejoró al equipo colectivamente para lograr mantener la portería a cero y necesitar menos goles para ganar los partidos.

El comienzo de esta temporada ha devuelto al Real Madrid a viejos malos hábitos defensivos y la carencia de gol vuelve a notarse demasiado. No es un ningún secreto que la marcha de Cristiano Ronaldo y la disolución de la BBC son las causas de esta falta de gol.

No es un ningún secreto que la marcha de Cristiano Ronaldo y la disolución de la BBC son las causas de esta falta de gol

Hablamos de una de las mejores tripletas ofensivas de la historia, coronada además por el que, a mi juicio, ha sido también el mejor centro del campo: Casemiro, Kroos y Modric. Así que pasar de ese trío ofensivo, que individualmente era capaz de reventarte un partido y colectivamente tenían una gran sintonía, a lo de ahora es sin duda frustrante. También nos enseña a valorar el pasado, aunque eso es algo que el madridista valora menos por su naturaleza exigente e impaciente.

BBC

La realidad del Real Madrid de hoy es que de los 6 jugadores atacantes (que está utilizando Zidane), a día de hoy, ninguno tiene la capacidad de generarse los goles por sí mismo. Eso que hacía Cristiano Ronaldo con insultante facilidad, y también Bale, es una cualidad que en realidad solo tienen los grandes jugadores, y por la que se pagan muchos millones de euros.

Recursos en ataque

De los jugadores ofensivos, Hazard en su mejor versión, cuando era un jugador top 5, tenía esa cualidad: la capacidad de generarse y generar goles. Un jugador que en total podía generar unos 30 goles, con capacidad de asociarse y generar peligro constante. Al belga le rompieron el tobillo, no lo olvidemos. Es cierto que su pretemporada e inicio de temporada no fue óptimo, pero la lesión no se la produjo él por su irresponsabilidad. Él es la pieza sobre la que debía edificarse la ofensiva del Real Madrid.

A Hazard le rompieron el tobillo, no lo olvidemos. Él es la pieza sobre la que debía edificarse la ofensiva del Real Madrid

A Benzema también hay que meterle en ese grupo, aunque a día de hoy no es un jugador que por sí solo, con dos regates, marque un gol. No ha sido su seña de identidad, pero es un jugador que, bien rodeado, es capaz de generar situaciones de gol para él y para el resto, como hacía con Cristiano Ronaldo y Bale. Siendo él el principal referente ofensivo tiene dificultad para ser ese jugador que por sí mismo rompa un partido.

Los dos jugadores brasileños, Vinícius y Rodrygo, siguen siendo jugadores en formación. De 20 y 19 años, no lo olvidemos. Aunque muchas veces jueguen de titulares en todo un Real Madrid, siguen siendo jugadores por hacer, a varios años de su explosión. A esas edades, grandes figuras mundiales como Rivaldo, Mijatovic o Zidane todavía estaban lejos de su mejor versión. Y aunque haya un puñado de jugadores que con esa edad hoy en día destacan, cada jugador tiene su proceso de maduración. Así que ninguno de los dos tiene esa capacidad para liderar el ataque del Real Madrid de manera regular, aunque hemos visto que Vinícius en no pocos partidos ha sido un quebradero de cabeza para los rivales. Y a Rodrygo le hemos visto fogonazos.

Vinícius Rodrygo

El quinto jugador, Marco Asensio, viene de una lesión que, en no pocos casos, hace que muchos se retiren, o en el mejor de los casos desciendan significativamente su nivel. Romperse así la rodilla y volver a jugar al Real Madrid a un nivel alto es ya una gran noticia. Todos querríamos ver no ya al mejor Asensio, que vimos, sino incluso una versión superior del jugador que estaba llamado a ser. La realidad es que podemos conformarnos con un buen jugador, capaz de jugar en todo un Real Madrid y de aportar distintas variables a la ofensiva del equipo, pero no como principal referencia.

Y por último está Jovic, un jugador que en Alemania marcó 27 goles y que hasta ahora no ha encontrado su sitio en el Real Madrid. El serbio tampoco es un generador de goles por sí mismo y sí un rematador. Y creo que uno bueno. Pero en las circunstancias actuales el Real Madrid necesita jugadores que rematen a gol todo lo que les llega, plenos de confianza, y que además generen juego ofensivo. Ahora mismo, en un tridente carente de gol y con dificultades para crear desventajas, Jovic pasa desapercibido.

Soluciones a la falta de gol

Así que, ¿cuál es la solución? La más obvia es la más difícil; fichar a un gran delantero. Con dos piezas codiciadas como Haaland y Mbappé, su mera incorporación a la ofensiva cambiaría radicalmente la cara del equipo. No ya por el salto de calidad de uno de sus miembros, sino porque los otros dos atacantes se verían liberados y a su vez rendirían mejor.

Así que, ¿cuál es la solución? La más obvia es la más difícil; fichar a un gran delantero

Sirva esto meramente como hipótesis, porque la realidad financiera del club es que hasta que no esté controlado el virus y los ingresos vuelvan a su normalidad, no se puede arriesgar contrayendo deudas. No sabemos si los estadios estarán cerrados durante uno, dos o tres años, y acumular deuda tras la pérdida de ingresos sería una decisión complicada de tomar. Solamente un plan financiero muy sólido y la certeza de una vuelta a la normalidad puede originar estos fichajes.

Y entonces, ¿qué soluciones tiene Zidane? En realidad, no tantas. Una de ellas pasa por recuperar la mejor versión de Hazard. Con el belga liberado se generarán más y mejores situaciones, y jugadores como Vinícius o Rodrygo tendrán más libertad y menos presión. Además de la buena sintonía del ex-blue con Benzema. Pero esa opción depende de un tobillo que, a día de hoy, no sabemos cómo va a responder.

Otra solución que creo que Zidane se ha planteado es la incorporación de Odegaard como tercer centrocampista para mejorar el ataque. El noruego es un experto filtrando balones, de los pocos jugadores en la plantilla con esa capacidad. Con esa vía ofensiva, los atacantes no necesitarán crear ocasiones y podrán encontrarse en buenas situaciones de gol. Pero hasta ahora no hemos podido ver todavía una versión óptima del noruego. Y es normal porque no deja de ser un recién llegado. Todos querríamos ver en él al nuevo Modric, pero no olvidemos la primera temporada del croata y lo que le costó adaptarse. Y era bastante más mayor.