Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El retorno del Rey

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El retorno del Rey

Escrito por: La Galerna6 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Por si no estuviéramos suficientemente saturados de tanto corona, resulta que esta semana nos ha salido más Real que nunca. Y no por el Madrid precisamente. Tan es así, tamaño ruido llega desde palacio, que parece complicado, a golpe de rebrotes, preparar el envite deportivo de Champions de mañana, en el auténtico juego de tronos de la jornada. Este viernes ningún monarca se marcha a república alguna. Al contrario, mañana regresa el Rey de Europa. Y a contrapié, de la mano de su esperpento habitual y con permiso del paripé fuenlabreño de un galego llamado Bergantiños, regresa la máxima competición continental a las primeras planas de una prensa deportiva con narcolepsia. El flamante campeón de Liga, cuyo técnico Zinedine jamás ha sido eliminado en Europa a los mandos del Real Madrid, vuelve a la arena del coliseo.

Y eso, madridista, es motivo suficiente para olvidar rebrotes y desmanes y sonreír a la vida.

La convocatoria de Zidane

 

Efectivamente, como saluda Marca, la tropa de Zidane vuelve a escena. Para ella son todos los focos en tanto que nadie luce una leyenda tan refulgente en el Viejo Continente. La portada de la Hernia es diáfana, sencilla, con apenas tres informaciones en su primera página, pero, por si hubiera alguna duda, la evidencia se desliza entre sus líneas. Ni James ni Bale forman ya parte de la tropa de Zizou. Viaja capitán Ramos sancionado, pero ni el de Cúcuta ni el de Cardiff cuentan ya siquiera para hacer compañía. Parece que definitivamente la capital de España se cae de la ecuación Wales, Golf, Madrid in that order.

Triste epílogo para aquel tren Expreso que descarriló a Bartra y arrolló a Karius.

Laporte contra el Real Madrid

El que camina con paso firme y elegante es Karim. No se puede decir lo mismo de Laporte, protagonista absoluto de la primera plana de la Ouija, inmortalizado en un parking de Manchester, con una suerte de pijamalbornoz, gafas de cazador de vampiros, vaqueros raídos, y un teléfono tan inteligente en la mano que parece un Atari portátil. Dice, el francés que un día fue lo suficientemente vasco para jugar en el Athletic, que mucho cuidado con Benzema. Nosotros diríamos precisamente justo lo contrario. Mucho cuidado con Laporte. Como salga al campo vestido así, cual Agatha Ruiz de la Prada, la distracción para nuestros delanteros está más que garantizada. El efecto hipnótico de la moda de Laporte es tal que ha podido incluso reducir a un breve la no convocatoria de Bale para el partido decisivo.

Estas cosas con Freddy no pasaban. Debe de estar en la playa.

Riqui Puig debuta en Champions

 

Menos mal que cuando cunde la pesadumbre por estos aciagos días que nos han tocado vivir siempre nos queda recurrir a la alegría y alboroto de otro perrito piloto que nos provee el mundo sportivo cada mañana. ¿Por qué diantres va a estar usted triste amigo galernauta si está invitado al bautizo del enésimo bebé culé del futuro? Riqui Puig, bautismo de Champions, en la estela de Tello, Gerard, Lo Pelat, Thiago, Rafinha, Giovanni Dos Santos o Carles Pérez, entre otros tantos productos de la Masía -como la pizza de Tarradellas- y todos con permiso para vivir de Enchu Fati, representado por Hermanísimo Messi.

Messi, Suárez y Griezmann contra Nápoles

Y si Laporte decía en As aquello de cuidadín en subliminal homenaje a Chiquito de la Calzada, Sport rinde hoy tributo a otro ilustre showman, en este caso catalán, como Alfonso Arús, que tan bien encarnó a Pepe Gáfez. Así titula valiente Al Ataque sin temor al contragafe. Ellos sí, no como este As en horas bajas, si han sabido aprovechar el asunto del galés y así lo reflejan con un lenguaje sutil y delicado.

Lo mejor sin embargo es su Confidencial de perogrullo que parece firmado por el propio Setién, el hombre que susurraba a las vacas. Dicen en el confesionario del Sport que Quique quiere sentenciar el partido en el primer tiempo. Así, con la solvencia que ha acreditado en el último tercio liguero, en media jornada, para salir antes y aprovechar el sabado sabadete. El Barça no necesita 90 minutos para eliminar a nadie pero los chulos somos nosotros.

Pobres. No saben lo divertidos que pueden llegar a ser los minutos 92 y 48 segundos.

Que se lo pregunten al Cholo, aunque Ramos ya se lo dijo en persona una vez en Barcelona.

Sea como fuere, el Rey de Europa juega mañana.

Lo que hagan los demás son cosas de la plebe.

20 comentarios en: El retorno del Rey