Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El Brexit de Lopetegui

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El Brexit de Lopetegui

Escrito por: La Galerna17 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. "El portero de Lopetegui". Así titulaba, de manera harto ominosa ya comentada en el portanálisis de ayer, Joaquín Maroto su columna en la Ouija. Hacía alusión al error de De Gea que valió uno de los goles de Cristiano Ronaldo en el España-Portugal. Lopetegui ha quedado anatemizado por mirar por su futuro más allá del Mundial (o mejor, por mirar por un futuro en el Real Madrid), hasta el punto en que cualquier mala actuación de cualquiera de los seleccionados por Lopetegui va puede aparejar a continuación la coletilla "el interior izquierdo de Lopetegui", "el medio centro defensivo de Lopetegui" y tal. En cambio, la cosa no se da del mismo modo para cualquier buena actuación de los seleccionados por el vasco, ahora a las órdenes de Hierro. Por ejemplo, no hemos leído a nadie hablar de Costa como "el delantero dentro de Lopetegui" tras sus dos goles a la propia Portugal, o de Nacho como "el lateral derecho de Lopetegui" tras su fabuloso tanto en el mismo partido.

"De Gea, en el ojo del huracán", suelta la Ouija para indicarnos el punto exacto en el que la propia Ouija (with a little help from its friends) ha dejado al guardameta español.

-¿Dónde has dejado a De Gea, Ouija? No lo encuentro por ninguna parte.

-Te lo dejé ahí, en el ojo del huracán. ¿No ves que es el portero de Lopetegui?

-Vale, gracias. ¿Has leído las noticias? Cómo está el mundo, eh. El procés de Lopetegui, el Brexit de Lopetegui...

-Todo mal, sí. Todo cuanto consiga el mundo en adelante será a pesar de la ignominiosa traición del hombre que soñó con ganar primero con los buenos y luego con los malos.

-Sí. Menos mal que, a pesar de Lopetegui, se han normalizado las relaciones entre EEUU y Corea del Norte.

-Sí, es un consuelo saber que la humanidad puede hacer frente a grandes desastres como Lopetegui y aun así seguir adelante.

-Así es. ¿Dónde te dejo a De Gea cuando acabe con él? ¿Otra vez en el ojo del huracán?

-No, esta vez déjamelo en el centro de la polémica si no te importa.

A todo esto, un ejemplar Ramos ejerce de capitán y protege mediáticamente a De Gea. Bravo por Sergio, el jugador que con más vehemencia se opuso, infructuosamente, al cese del ya entrenador del Madrid.

Para la prensa catalana, el centro de la polémica está en otra parte. Andan los pobres tratando de digerir dos sucesos francamente indigestos: la primera es el NO final de Griezmann, retransmitido para el mundo en un documental avalado por el mismísimo Piqué. Ay, Gerard, lo que hubiéramos dado porque el "Se queda" de Neymar hubiese tenido también formato audiovisual, propiciado por una productora bajo tu paraguas. Mal timing ahí.

Bartomeu anda en todo caso tratando de distraer la atención sobre el tema, que le sitúa en un ridículo mayestático, a base de visitar presos políticos a fin de alzar su proyección como líder carismático en el ámbito político. Si bien de manera incomprensiblemente discreta, ambos medios (Sport y MD) nos informan de la breve (todo se andará) estancia de Bartomeu en Soto del Real para visitar a otra víctima política del procés de Lopetegui, a saber, D. Sandro 17 Millones Rosell. Se rumorea que Rosell tiene en su celda un póster de Neymar Senior en calcetines, tras el que se oculta un túnel que ha ido escarbando con un mondadientes a lo largo de los meses, en plan Shawsank redemption. Nada de esto ha podido ser confirmado por La Galerna.

Lo que sí ha podido ser confirmado por La Galerna, y es éste el segundo suceso que turba la paz de espíritu de Sportivo, es que Argentina no pudo ayer pasar de un honroso empate ante Islandia, la selección de Björk. Violently happy no andan precisamente Folch, Aguilar y compañía. "Con Messi solo no basta", sentencia Mundo Deportivo. Totalmente de acuerdo. Para ganar hace falta que también fallen penaltis Agüero, Di María, Higuaín y Otamendi, como mínimo.

Pasad un gran domingo.