Las mejores firmas madridistas del planeta

Así de fácil

Escrito por: Angel Faerna5 junio, 2018

La noticia de la marcha de Zidane me dejó atónito, como a todo el mundo. Si su fondo era impactante, su forma no lo era menos: de la noche a la mañana, con la 13ª aún caliente, cuando todos le imaginábamos camino de unas bien ganadas vacaciones. Mientras veíamos a un político confundir la realidad con una pesadilla de la que pensaba que se despertaría en seguida, descubríamos que nosotros mismos llevábamos un buen rato despiertos sin saberlo y el sueño se había acabado. La noticia para mí solo tenía un lado bueno: que era incomprensible. Si hubiera sabido que Zidane se marchaba por desavenencias con Florentino o con la plantilla, por miedo a que el tiempo empañara una imagen perfecta, por la depresión que a veces sigue a los momentos de clímax, no veo qué otra cosa habría podido decir salvo que, una vez más, todo es una mierda. Uno es lúcido y sabe que los asuntos humanos, una vez comprendidos, suelen abonar (?) esa conclusión, de ahí que cada acto incomprensible traiga siempre un rayo de esperanza.

Ya han empezado a aparecer muchas explicaciones, y seguro que vendrán más a medida que el tiempo pase. Al final cada uno tendrá la suya, como suele suceder con lo que no se comprende. Pero pregúntense, ¿alguna vez hemos necesitado entender a Zidane? ¿Acaso no era su misterio lo que nos fascinaba? En mi caso sí, incluso levanté acta de ello en un artículo. Gracias a que no entiendo su marcha no tengo que enjuiciarla, no hay manera de opinar si ha hecho bien o mal, solo queda esperar a que el tiempo le dé la razón, que es lo que el tiempo siempre hace con Zidane. En dos años y medio no ha habido un solo partido, y desde luego ninguno de los importantes, en que alguien haya sido capaz de adivinarle la alineación, pero luego todo tenía sentido, todo menos nuestros temores. Propongo entonces que los madridistas nos lo tomemos así: Zidane siempre sabe lo que hace, aunque no lo entendamos, ya nos daremos cuenta a su debido tiempo.

no hay manera de opinar si zinedine zidane ha hecho bien o mal

En las grandes historias de aventuras, al final el héroe siempre se marcha. Nunca entendemos la r