Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
1-1: Zidane no es perfecto

1-1: Zidane no es perfecto

Escrito por: Quillo Barrios9 septiembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Vamos a dejar la histeria a un lado. Hemos empatado dos partidos que deberíamos haber ganado, pero intentemos reflexionar con algo de racionalidad.

Ante el Levante, el Real Madrid jugó mal y Zidane se equivocó. Zidane no es perfecto. Algún defecto debía tener. Y los tiene. No pasa nada. Sigue siendo un revolucionario en cuanto a gestión de vestuario. Los números y los títulos están ahí. No son casualidad. Pero este sábado, Zidane se equivocó. Quiso demostrar al mundo la brutal profundidad de plantilla que tiene y lo que hizo fue desnudar las pequeñas grietas que esconde dicho grupo de jugadores. Sin Cristiano, dejó a Mayoral fuera de la convocatoria, siendo el canterano el único recambio natural de Benzema. Nadie contaba con la lesión del francés, pero para eso está Zidane, para barajar todos los escenarios posibles. La segunda mitad, de hecho, fue un quiero y no puedo de un Real Madrid poblado de centrocampistas cuyos ataques finalizaban en la nada. Centros y balones al área que morían sin ni siquiera una ocasión. Únicamente Bale, en un par de remates, hizo de delantero mientras Mayoral lo veía desde la grada y el resto nos preguntábamos por qué no vino nadie en el mercado veraniego.

La segunda mitad fue un quiero y no puedo de un Madrid poblado de centrocampistas cuyos ataques finalizaban en la nada

Zidane apostó por una alineación extraña, que sonaba bien hombre por hombre, pero perdía quilates según analizabas en profundidad y caían los minutos. El doble lateral Marcelo-Theo naufragó de principio a fin. Se estorbaron, no generaron nada por su zona. El Levante estuvo mucho más cómodo de lo esperado en una banda que suele suponer una tortura cada vez que el Real Madrid se vuelca sobre ella. Llorente, Kroos y Asensio tampoco se entendieron. De hecho, Kroos no fue Kroos hasta que Llorente no se fue a vestuarios y él recuperó su lugar en el mundo. Zidane demostró, sin quererlo, que juntar buenos nombres no es siempre sinónimo de buen equipo. Al Madrid le sobró talento, pero le faltó instinto asesino arriba y coordinación entre sus piezas. Lo normal. Una cosa es cambiar los jugadores y hacer pequeñas revoluciones en el once, y otra bien distinta modificar el esquema hasta el punto de utilizar uno nuevo con futbolistas -muchos de ellos- que no suelen ser titulares.

"Tuvo muchas ocasiones el Madrid", defienden los que quieren ponerle paños calientes al pinchazo. Y tienen razón. O quizá no tanta. El Real Madrid se midió al Levante, rival que, por muy bien que haga las cosas, sigue estando a años luz del campeón de Europa. Y lo hizo en el Bernabéu, donde las oportunidades casi caen por sí solas. No hizo demasiado el equipo de Zidane por llegar a ellas. Además, se lesionó Benzema y se autoexpulsó Marcelo -absurda e irresponsable su roja-, por lo que iremos a Anoeta con más bajas de las aconsejables -Cristiano todavía no estará- por mucho que la plantilla sea excepcional -lo es-. No estará el que mete los goles y tampoco el que debería meter más. Tampoco el lateral zurdo titular. Todo costará mucho más.

Volviendo al Levante, Bale las tuvo, pero no es Bale, sino un jugador que intenta conectarse a su pasado o a algo que le recuerde a él. También Kroos, una vez recuperó su sitio, gozó de varias ocasiones. Incluso Asensio, cuyo partido fue malo y no pasa nada por decirlo. Pero no fue el día. Zidane desnaturalizó al equipo y las prisas terminaron de dinamitar todo. El Levante, sin hacer nada del otro mundo, se llevó un punto en el Bernabéu. Otros dos puntos que se escapan. Ya van cuatro en dos jornadas. Y el mercado invernal queda demasiado lejos. Ojalá esto sirva para aprender, de cara a corto, medio y largo plazo. Y ojalá, sobre todo, estos dos tropiezos no pesen cuando llegue la primavera.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

11 comentarios en: 1-1: Zidane no es perfecto

  1. <