Eureka

11

El Madrid ha dejado de jugar a no perder y lo hace con el alma entera: peleando todo, ganando los balones divididos, recuperando en campo rival y perfeccionando el sistema de no rifar una pelota, quizá nacido con el fútbol total de Rinus Michels, que hoy consiste en tener al contrario presionándote en vano, pues a la media hora o así estará derrotado física y mentalmente. Desde luego, para eso hay que saber jugar al toque y también esconderla; abrir y cerrar huecos, a veces con jugadas de cien pases, cosa reservada en primera división al exquisito técnicamente, pero también al sobrado en términos musculares, y ambas cosas reparte con prodigalidad el equipo estos últimos tiempos.

Reguilón brilló a mi juicio por velocidad, criterio y fuerza, presagiando un Carvajal de la banda izquierda que casa bien con Kroos y Modric, dos superclase cuyo racionalismo desequilibra las defensas añadiéndoles el brío de ambos canteranos. Marcelo, a quien tanto admiro, rompió el fuera de juego que habría evitado el segundo gol –por cierto, una obra maestra de Rosales-, y veremos hasta qué punto un foco de iniciativa como el suyo compensa las grietas, aunque dosificarle y atender a lo singular de cada partido podría minimizar riesgos. Por lo que respecta a Kroos, venir de una lesión relativamente larga no le impidió dictar otra lección magistral, y exhibir un margen de mejora tan factible como evitar que los tiros le salgan altos.

Lucas y Casemiro cumplieron sobradamente en el capítulo defensivo, no tanto en ofensivo, y Varane lo estaba haciendo bien hasta que zancadilleó sin querer, ganándose la expulsión, a raíz de lo cual empezaron a proliferar malos pases y el Real pareció un equipo corriente, deseoso de conservar el marcador favorable. Vinicius tuvo al fin una noche gris, que no empaña sus indiscutibles virtudes ni la asistencia a Benzema, y a Nacho le falta todavía un punto de forma, como si arrastrase algún grado de molestia. En cualquier caso, atrás está el capitán Ramos, fuerte, hábil e inasequible al desaliento, que ratificó su condición de monstruo en el juego aéreo. Su tarjeta amarilla clama al cielo, pero son pelillos a la mar comparados con lo exuberante de su aportación.

Por lo demás, la capitanía intelectual corresponde a Modric y Benzema, dos focos volcánicos de creación que en el caso del segundo agotan los adjetivos. No le hemos visto jugar tan bien nunca, y si persiste logrará aunar las funciones del 9 y el 10 en medida inaudita. No menos esperanzador es que Bale vuelva a hacer de las suyas, y en un metro de terreno logre pasársela de tacón a tacón, culminando la délicatesse con un obús.

11 COMENTARIOS

  1. Desde luego qué diferencia cuando el que aprieta el gatillo es Bale, por fin vuelve el cañonazo sin concesiones. Un gol así parece que cuenta doble.

  2. No vi jugar a Di Stéfano, seguro que don Antonio nos puede ilustrar. Cuando yo preguntaba a mi padre por la saeta me decía: Hijo, era el mejor defensa, el mejor centrocampista y el mejor delantero. Benzema es la referencia en la presión (tan eficaz como efectiva en cuanto se han puesto en forma, se ha mantenido un esquema conocido por todos y con los jugadores en su sitio), se suma a la creación de forma imponente y la ausencia de Cristiano le ha traído una desconocida hambre de puerta. Salvando seguro las distancias, el gato está cerca esta temporada de ser el futbolista total.

    No me gustó el cambio de Marcelo por Modric, con uno menos cedimos el centro del campo y nos resignamos a mantener el resultado. El cambio correcto habría sido Bale pero le acababa de meter y hubiera tenido que echarle muchos huevos, así que mi opción habría sido Lucas, dando más banda a los laterales pero manteniendo el balón. Equipo grande, don Antonio.

    Y necesitamos recuperar a Marcelo, es un arma demasiado valiosa que Reguilón está supliendo con excelentes demostraciones tácticas, carentes del caudal ofensivo del brasileño. Es el mejor lateral izquierdo del mundo, hay que hacerle volver.

    • Me perdonará . Pero, poner a Benzema como ejemplo destacado de lo que es la presión a la defensa rival y/o en labores de contención me parece exagerado.

      • Este año es la referencia y, con el apoyo de los puntas y los interiores, la presión empieza por él, no debo recordarle los goles que ha marcado por estar atentísimo a esa presión, seguro que los recuerda. Está activo en defensa como nunca.

  3. Todo ello gracias a Pintus que no sé cómo consintieron que se le marginarse de la preparación cuando había demostrado de sobra que es el mejor y sin falta de hacer circo, hay que fijarse en la sección de baloncesto que tiene el mismo preparador físico desde hace 15 años y anteriormente Paco López 20 años fuera el entrenador el que fuera, no se puede cambiar la preparación cada año o cada 6 meses, la preparación física corresponde al club

  4. Benzema, como dijeron de un gran jugador de River Plate: no es un 9, es un 9 y medio.

    Muy bien Benzema, y mi Bale, mi Bale….. lastima de cuerpo. Vamos despierta, que te necesitamos.

  5. Espero, por el bien del Madrid, que Reguilón nunca llegue a ser un nuevo Carvajal. Ayer, se dedicó a estropear las cuatro ocasiones de gol claras que tuvo, a regalar, incomprensiblemente, balones con pases absurdos al contrario, en la salida al ataque del equipo, cuando era más fácil dársela a un compañero y hacer faltas absurdas e innecesarias, al borde del área (costumbre muy común en él, cuando no las comete dentro del área), cuando ya estábamos con uno menos y con 4 a 2 en el marcador.
    Recuperar a Marcelo va a ser más difícil que recuperar Chernóbil. Ya dos minutos antes de habilitar al delantero en el segundo gol del Español, lo había hecho, exactamente igual, en otra jugada que no acabó, afortunadamente, en gol. Su pasotismo en defensa es digno de permanecer en la grada o largarlo a la Juve (o, donde sea), cuanto antes.

  6. Reguilón apunta a ser un muy buen recambio para el “left back” y hasta eventualmente para central de apuro, como ayer (ojalá salieran mas Nachos), pero no para titular de la próxima década. A diferencia de la banda derecha, con Carvajal y Odriozola (este chico es un tiro), en la izquierda se nos plantea un problema con la futura sustitución de un exteaordinario Marcelo. Ya ha sido bastante suerte que a un monstruo como Roberto Carlos le haya sucedido en el RM otro extraordinario defensa izquierdo como Marcelo. El fútbol mundial no produce facilmente “top classes” como estos dos pájaros, así que habrá que estar ojo avizor, a ver qué se puede cosechar en los años inmediatamente venideros.

  7. Hay que reconocer el gran mėrito de Solari. Hay que recordar como se encontró el equipo que le dejó Lopetegui. Hasta el estado de forma que es obra de Pintus es indirectamente mérito de Solari.
    Muchas cosas ha cambiado, tiene en el banquillo a Isco y a Marcelo y todos estamos de acuerdo que deben estar ahí, incluso ellos deberían reconocerlo. A mostrado las virtudes de Reguilón, Llorente, Ceballos, Vinicius y los ha convertido en jugadores totalmente válidos en cualquier ocasión, alguno imprescindible.
    De un equipo perdido a un equipo que disfruta y juega tremendamente bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí