Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un jugador, una canción: James

Un jugador, una canción: James

Escrito por: Nanook The Eskimo20 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Un jugador, una canción

James Rodríguez - Days

Hay artistas que halagan con su obra. Hay determinados músicos que cuentan historias, complejas en muchos casos, en las que es posible detectar pequeños guiños al oyente, ya sea en forma de desarrollos, en la letra, una línea melódica, el empleo de un determinado recurso sonoro, etc. Mis adorados Les Luthiers, con su humor brillante y sus abrumadoras capacidades musicales, son especialistas en enviar un mensaje que parece decir que, si disfrutas lo que haces, es que eres inteligente. Otro ejemplo de artistas halagadores son The Kinks. La tercera, o cuarta, si incluimos a The Who, gran banda británica de los 60 siempre fue un verso suelto. Los Beatles lo inventaron, pero aún mantenían una imagen en cierto modo inofensiva. Los Stones eran los chicos malos. The Who eran otra cosa, pero al principio carecían de la relevancia de los anteriores, que adquirirían después con creces.

The Kinks eran distintos. Con los hermanos Davies como núcleo, y más específicamente con Ray Davies como principal fuerza creativa, la música de los Kinks puede definirse con dos sustantivos: brillantez y clase. Son brillantes porque no sólo revolucionaron el gallinero del rock británico de 1964 a base de lograr distorsionar un sonido de guitarra rajando el cono del altavoz con una cuchilla de afeitar en su mítico You really got me. Tres cuartos de lo mismo lograron con su autoplagio All day and all of the night, y por si esto nos supiera a poco, demostraron ser capaces de cabrear  a una multinacional como Coca-Cola mencionándola en una canción que trataba sobre un travesti (Lola). También escribieron canciones melódicamente insuperables como Sunny Afternoon o Waterloo Sunset, o atizar al postureo imperante con una genialidad de nombre eufónico en extremo: Dedicated follower of fashion, donde hacen gala de una ironía simplemente deliciosa, y en la que crean el concepto Carnabetian armies, del que me declaro un enamorado.

Lograr decir ciertas cosas de ciertas maneras es clase pura, distinción, elegancia, y de eso los Kinks andaban sobrados. ¿Queréis una prueba? Mirad los atuendos de Ray Davies en los 60. Desde el traje de chico bueno hasta la más estrafalaria de las combinaciones, pero siempre con ese elemento indefinible de clase incluso a la hora de elegir la estética de los instrumentos que tocaban. Aun así, hay quien los percibe como una banda one hit wonder, es decir, artistas que sólo tuvieron un éxito por muy masivo que éste fuera, como You really got me. Hay personas malintencionadas que bajo este paraguas quieren incluir a leyendas como The Eagles y a su Hotel California, lo que pecaría de injusto y falso, pues no se puede poner en el mismo plano a los autores de Take it easy, Tequila sunrise, Life in the fast lane, New kid in town o, más recientemente, Get over it, junto a The Knack y su My Sharonna, la alemana Nena y su 99 red balloons o el hawaiano tristón Glenn Medeiros y su Nothing’s gonna change my love for you.

Injusto y falso es también valorar a un jugador como James Rodríguez como un one hit wonder. Estamos de acuerdo en que deslumbró en el mundial de 2014, razón principal por la que se produjo su fichaje por el Real Madrid. Algunas mentes abotargadas llegaron a insinuar que se fichaba para que el presidente del Real Madrid mejorase sus negocios en Colombia o el tan manido como estulto “para vender camisetas”. La primera temporada de James en Madrid fue, pese a una exigua cosecha de títulos, sobresaliente. Casi 20 goles, tremendos la mayoría de ellos, y otras tantas asistencias salieron de su privilegiada zurda. Un análisis simplista diría que no resulta de recibo fichar a un tipo por 75 millones porque tire muy bien a puerta y ponga muy buenos centros, obviando que James ejercía de enganche en una posición escorada, dando continuidad a lo que Kroos y Modric iniciaban en el medio campo.

Su segunda temporada empezó bastante peor, bien por estar el banquillo ocupado por un entrenador que se probó incapaz de hacer jugar a la plantilla, bien por una actitud más disipada del jugador. También con Zidane como entrenador parecía estar a otros menesteres fuera del terreno de juego, motivo por el que se vio relegado a la suplencia de manera repetida durante la estancia del francés en la dirección técnica, no en vano el sistema empleado por el Madrid dejaba muy poco margen para la inclusión de un media punta puro como el colombiano.

La presunta incompatibilidad entre Zidane y James, debidamente hinchada y amplificada por la prensa, cómo no, acabo dando con los huesos del jugador en Múnich, donde los problemas físicos y los tan socorridos “problemas de adaptación” hicieron que tampoco cuajara, de forma que en la presente temporada el jugador volvió a Madrid. Inoportunas lesiones y una actitud en la que parece priorizar la selección colombiana, cuyo juego se desarrolla en torno a él, apenas han dejado ver lo mejor de James Rodríguez. Pocas noticias mejores habrá si el jugador es capaz de darse cuenta de que tiene que jugar para el Madrid y no el Madrid para él, porque en ese caso, el equipo ganaría un activo valiosísimo, capaz de muchas más cosas de las que contiene un vídeo de sus golazos. Brillantez y clase las tiene a raudales.

Todo lo anterior justifica que la elección para este artículo sea un tema de The Kinks, de cuyo repertorio no puedo sino destacar Days, un canto nostálgico, con un punto de añoranza, la misma que tenemos del fútbol virtuoso de James, un tipo más que capaz de no quedarse en one hit wonder.

 

Un jugador, una canción

1-Sergio Ramos – Dazed and confused

2-Karim Benzema – Aint’t that a kick in the head?

3-Luka Modric –  Dark Side of the Moon

4-Lucas Vázquez Neon

5-Raphaël Varane -Suck my kiss

6-Rodrygo Goes – Shout it out loud

7-Toni Kroos Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band

8-Gareth Bale - Master Of Puppets

9-Nacho - Overkill

10-Isco - Dance of Eternity 

11-Valverde -The Trooper

12-Thibaut Courtois - Layla

13- Ferland Mendy- Graceland

14- Carlos Casemiro - Regret

15- Marcelo Vieira - The Spirit Of Radio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El verano, un Real Madrid imponente y @AEscohotado
contándotelo. La felicidad a un click:

https://www.lagalerna.com/vuelan-las-chisteras/

Hoy en el #Portanálisis os contamos la terrorífica historia de Barça Hollow y la leyenda del club sin cabeza.

https://bit.ly/2Ohd1F3

2

La crónica arbitral de Gil Manzano y Rodríguez Carpallo en el Real Madrid-Alavés, por @albertocosin

https://www.lagalerna.com/gil-manzano-en-el-real-madrid-alaves/

Las NOTAS del Real Madrid 2⃣-0⃣ Alavés, por @atorresrubio

https://www.lagalerna.com/las-notas-del-real-madrid-2-alaves-0/

La CRÓNICA del Real Madrid 2⃣-0⃣ Alavés, por @atorresrubio

https://www.lagalerna.com/real-madrid-2-alaves-0-el-madrid-adquiere-velocidad-de-crucero/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram