Las mejores firmas madridistas del planeta

¡Shame!

Escrito por: Carlos Mayoral9 noviembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Escribo estas líneas como Cersei en el célebre paseo de la vergüenza, con los minutos cayendo sobre mí como los insultos y los salivazos caían sobre la reina Lannister. Por todos lados escucho cómo gritan: ¡Shame!, la campanita me repica en las mientes, y no soy capaz de ver esperanza ni ilusiones al otro lado. Sé que hace unos días me pude erigir aquí como adalid del optimismo, pero qué quieren que le haga después de esta infamia. No sólo empiezo a creer que no somos aspirantes a todo, ahora comienzo a pensar que no somos aspirantes a nada.

Enumeremos. Me ha dado vergüenza el VAR, que tendría que haber anulado el segundo gol, la clave del partido, por falta evidente sobre Asensio. ¡Shame! Me ha dado vergüenza el propio Asensio, una sombra de aquel muchacho con desparpajo que enamoró al Bernabéu. ¡Shame! Me ha dado vergüenza el partido de Vinicius, impreciso como siempre, perdido en una sucesión de controles sin nivel, de golpeos incorrectos. ¡Shame! Me ha dado vergüenza el tono de Varane, cuya temporada es para ponérsela delante como al tipo de La Naranja Mecánica le colocaban la película violenta, sin permitirle cerrar los ojos. ¡Shame!

Ramos Marcelo penalti

Me da vergüenza que Casemiro sea como el Cid, y que nos estemos planteando sacarle al campo aunque sea muerto sobre el caballo, con la Tizona al ristre. ¡Shame! Me da vergüenza la figura de Isco, aquel mago por el que nos encantaba dejarnos engañar, pero que ahora mueve la bolita como un trilero del Raval, sin elegancia ni tronío. ¡Shame! Me da vergüenza el fútbol moderno, en cuyos parones de cinco minutos para revisar raíces cuadradas se pierde el ardor futbolístico y etílico de antaño. ¡Shame! Me da vergüenza que detengan el fútbol con un parón por selecciones de lo más insulso, sin darnos tiempo a echarle yeso a este derrumbe, que va a estar tronando durante un par de semanitas sin que el equipo de Luis Enrique y sus seleccionados desconocidos lo evite. ¡Shame!

Me da vergüenza que hayamos tirado un año esperando a Mbappé, entre el hormigón del Bernabéu y laterales derechos que nunca enamoraron a nadie. ¡Shame! Me da vergüenza que los que tengan que sacar esto adelante sean los mismos que ya lo sacaban cuando el mundo era reciente y muchas cosas carecían de nombre, esto es, que dependamos de Benzema, Modric, Kroos, Ramos y Zidane, como toda la santa vida. ¡Shame! Me da vergüenza que no tengamos la capacidad mental de aquellos tiempos en que nuestro escudo era el Cassius Clay de Europa, cuando nada nos tumbaba, no como ahora, que al más leve soplo besamos la lona sin remedio. ¡Shame! E incluso me da vergüenza esta columna, que tiene un afán constructivo nulo, y que sólo está siendo escrita para poder ciscarme en esta noche de domingo infame, entre peldaño y peldaño. ¡Shame!

 

Fotografías Getty Images.

Madrileño y madridista. Filólogo en mi tiempo libre.

21 comentarios en: ¡Shame!

  1. Shame me dan vergüenza la serie de niñatos que no entienden lo que representa el Madrid
    Shame me da vergüenza que ofendan con su aptitud la sagrada camiseta de nuestro Real Madrid.
    Shame me da vergüenza que jugadores de antaño que corrían llenos de barro y a veces sangrando defendían está camiseta hasta la extenuación
    Shame me da vergüenza que estás aptitudes se consientan y no tengan una dura respuesta por quienes están obligados a darla