Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Rendimiento y nómina

Rendimiento y nómina

Escrito por: Antonio Escohotado29 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El partido contra el Geta me sorprendió porque el Real mantuvo maneras de equipo indomable, sin perjuicio de jugar mejor o peor; pero el bodrio de esta noche lo desconfirma con 100 minutos largos de desacierto, colmados por la desidia de quien considera bastante correr de allá para allá. Ya ve el lector de la Galerna que intento poner serenidad y ánimo ecuánime en cada ocasión -dentro de lo accesible para un vejestorio quisquilloso-, aunque a veces la gota colma el vaso, y según discurría el segundo tiempo entendí por qué Florentino dimitió tras el naufragio de los galácticos, y cómo pudo sentirse hoy, comparando sueldos con desempeños.

Por supuesto, así es el fútbol desde que la televisión trajo inversiones multimillonarias, y hasta los semi titulares del Real pueden retirarse para siempre si administran con mínima prudencia un año de sueldo. Me alegro mucho de que tal cosa sea por primera vez posible, pensando en cuántas familias ven ampliado su bienestar gracias al despilfarro impuesto a los grandes clubs por la competencia. Además de empleo y potencial ahorro, evitar monopolios crea el tinglado de gusto, fervores y financiación, que promueve una rivalidad tan saludable como la sujeta a un reglamento de juego, alternativa permanente a tambores de guerra.

Pero ¿será posible que dos tíos tan acostumbrados a centrar y pasar como Marcelo y Carvajal no sean capaces de hacerlo en una sola ocasión? ¿Será posible que el centauro galés sea incapaz de cosa remotamente parecida a su chilena desde agosto a finales de abril, cuando al fin le respetan las lesiones? ¿Será posible que esperanzas como Llorente, Ceballos y Mariano desaprovechen al unísono las oportunidades de brillar? ¿Será posible que el actual Balón de Oro se desempeñe como anoche? Pues evidentemente sí, aunque para rebrotar hace falta tocar fondo, y el episodio recién vivido en Vallecas anuncia la proximidad de tal cosa.

Gran trabajo espera a Zidane, que ya hizo lo que nadie, y de quien tampoco tiene sentido esperar milagros.  Merece confianza indefinida y ya está, por más que menudo curro le espera, añadiendo psicoanálisis y alta finanza al proceso de elegir los mejores para cada posición.  El Madrid es la institución española por excelencia, hace ya medio siglo, y le toca surcar esa gloria con toques de cruz afanándose por jugar bien.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

7 comentarios en: Rendimiento y nómina

  1. Que el siempre ponderado (en lo que a pasión deportiva se refiere) sr. Escohotado escriba con tanta indignación es una prueba de lo insufrible del partido de anoche.
    Para eso mejor que no se presenten, que nos den el partido por perdido 3-0 y así no nos hacen perder casi dos horas de nuestra vida.

  2. Partidos como el de ayer hacen sentir sonrojo al más pausado y tranquilo seguidor madridista.
    Ni tan siquiera la responsabilidad y el respeto por la camiseta que se ponen, ni el más mínimo sentido de profesionalidad salieron ayer ni otros tantos días a relucir.
    Al único jugador que vi enfadarse y revelarse ayer, fue a Brahim Díaz y eso lo dice todo.
    Carvajal, Marcelo, Modric, Ceballos, Bale, Isco y alguno más, no se ganaron ni merecieron el sueldo que tan bien les paga el club. Quizás muchos de ellos no merezcan ponerse más la camiseta más grande del mundo y sean sus últimos partidos.
    Indignación total y hasta Zidane se encuentra ya hastiado de esta plantilla.

  3. Lo siento, pero hasta que no empiecen las pachangas de agosto, ya con los nuevos fichajes y los pasaportados a ser posible a Corea del Norte o Siberia, no pienso ver un partido más del RM. Todo tiene un límite y ayer domingo se traspasaron todas las líneas (rojas, verdes, amarillas, azules, etc., etc.)