Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Por el bulevar de los sueños rotos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Por el bulevar de los sueños rotos

Escrito por: La Galerna1 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, queridos amigos.

Llegó el día más importante del año a nivel futbolístico, al menos en lo que a clubes se refiere, y sin embargo este sábado tradicionalmente festivo y repleto de euforia para el madridismo será muy diferente. Disfrutaremos la fiesta del fútbol, eso seguro, pero con un desapego al que no estábamos acostumbrados en los tiempos recientes.

En los recientes y en los no tan recientes, porque hablamos de más de tres años, 1.099 días, como As y Marca recuerdan en su portada con frases casi idénticas. No sabemos quién fue primero, si As escribió: “El Real Madrid cede el trono a la Premier 1.099 días después”, y obligó al Marca a cambiar el orden de los factores en una frase de dudoso gusto gramatical: “1.099 días después el Madrid cede su trono europeo hoy a Tottenham o Liverpool”, o si ocurrió a la inversa.

Lo que sí parece seguro es que la Ouija Today se adelantó en el nada original “De Madrid al cielo”, titular que debe andar, sin exagerar, por los dos millones de reproducciones en todo tipo de formatos, medios y manifestaciones culturales o deportivas. Sin duda fueron más rápidos que Marca en la publicación de la portada y podemos imaginar la redacción (y reacción) del periódico de Gallardo: “¡Alto, alto, detengan las rotativas!”, para, en poco inspirada improvisación, resolver: “juegan dos equipos ingleses, mantengamos la idea, pero traduzcamos el titular”:

Demasiadas similitudes en ambos medios, incluso con las fotos en Marbella de quien más parece ilusionarnos ahora mismo, el belga Hazard, el grandísimo jugador belga del Chelsea, del cual esperamos que en breve pase a engrosar las filas de los gordos y sobrevalorados jugadores madridistas de acuerdo con el diccionario habitual del periodismo patrio.

Se nos hacen raras tantas referencias a la Champions y a Madrid, las fotos de la Orejona en las portadas, el ambiente festivo en nuestra ciudad… y saber que este año no la levantaremos. Aunque seguro que tan extraño como para un aficionado atlético encontrar una Champions en el interior del Wanda Metropolitano, pero estas maravillas nos depara, en ocasiones, el mundo del fútbol.

De Madrid al cielo, decía la canción, aunque el autor del himno del Atleti, el admirado Joaquín Sabina, cantaba con el alma Por el bulevar de los sueños rotos. Bulevar que no era el de Arcentales que desemboca en el escenario de la Champions, por más que muchos sueños rotos hayan quedado en el camino. Se rompieron los sueños del madridismo con tanta dureza como se quebraron los ilusionados atléticos, pero sin duda no hubo estallido mayor en el mundo del fútbol que el que se produjo entre los aficionados culés que ya hablaban de tripletes, sextetes y Balones de Oro para Messi, porque Messi había dicho que esa Copa tan linda se la iba a llevar a casa y punto.

Messi señala a la cámara con el mismo dedo inquisitorial con el que apunta a los árbitros que osan no pitar los piscinazos de su amigo Suárez, amigo que ha desaparecido en la cuestión de portada: ¿Por qué no?

¿Por qué no Messi, Neymar y Griezmann? ¿Por qué no una MNG que suene a MaNGo, MaNGa o MiNGa? ¿Por qué no nos importa el fair-play financiero?, parece inquirir el diario. ¿Por qué no vamos a negociar en noviembre con un jugador con contrato en vigor? ¿Por qué no vendemos, ja, ja, ja, ja, obsérvese otro de los titulares, a Coutinho por 158 millones? O igual le falta una coma a la cifra, entre el 5 y el 8.

Con todo, este Portanálisis está incompleto, le falta una portada sobre la que nos habría gustado opinar. Carlos Ruiz Zafón ambientó en Barcelona su obra maestra La sombra del viento, en la que hablaba de un Cementerio de los Libros Olvidados. Pues bien, estoy convencido de que existe un Cementerio de las Portadas Olvidadas, portadas pergeñadas de antemano por redactores de Sport con el mismo esmero con el que realizaron aquel vídeo celebrando la clasificación del Barça para la final de Champions tras superar al Liverpool en Anfield. Todo ello sin contar con el córner más Origi-nal de la Historia. Messi dijo que iban a jugar la final en el Wanda, los culés ya estaban preparando la celebración en Cibeles y habían reservado la azotea del Círculo de Bellas Artes. Esa Portada estaba escrita desde el Joan Gamper del verano pasado, pero los cuatro chicharros de Liverpool nos pillaron a contrapié, igual que a los redactores de Sport, que quizás por eso dejan esta portada insulsa:

“Junior, competencia para Alba”. Al menos sabemos que el brasileño no da la espalda en los saques de esquina.

Y pregunto a los madridistas: ¿Con quién vamos en la final? En cualquier caso disfrutaremos el partido muy, muy tranquilos por primera vez en años.

Pasad un gran día, aunque no sea el que nos habría gustado.