Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La polémica sois vosotros, sinvergüenzas

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La polémica sois vosotros, sinvergüenzas

Escrito por: La Galerna6 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El equipo de Zidane sobrevivió a un partido asfixiante e intenso en San Mamés, resueltó después de otra zapatiesta del VAR, que interpretó que hay pisotones de primera (el de Dani García a Marcelo que acabó en penalti) y de segunda (el involuntario de Ramos a Raúl García, a muchos metros del balón, que quedó en el limbo)

Buenos días. Ya veis. Así comienza la crónica online del partido del Real Madrid en Bilbao por parte de Sport. Parece mentira que...

Un momento.

Perdón. Nos hemos equivocado.

Las frases con las que comentamos el portanálisis de hoy no son en realidad de Sport, aunque uno habría jurado que pudiesen serlo, sino que pertenecen a la crónica del partido por parte de As, más específicamente de su firma Luis Nieto.

Quienes tratan, pues, de desprestigiar la Liga que el Real Madrid parece obstinado en ganar no son los satélites del entorno culé y el propio club azulgrana (esos también y con toda la desfachatez del mundo como veremos), sino la propia prensa deportiva madrileña, la pérfida Central Lechera, la malhadada Caverna. Toma Central Lechera. Toma Caverna. La portada del propio As, más Ouija Daily que nunca, no se queda atrás en su manera de hacer de menos al liderato incontestable del equipo por el que en teoría suspiran la mayoría de sus lectores, si estos aún existieren.

“En el bote”, sí, pero “en otro partido con polémica”. Es mentira que esté en el bote (faltan doce puntos por disputarse y la ventaja es de cuatro) como es mentira que el partido tuviera polémica. El partido tuvo la polémica absolutamente artificial que el propio As quiso crear en la crónica de Luis Nieto y en la portada de hoy. El partido tuvo la polémica absolutamente artificial creada por las televisiones y las radios con sede tanto en Barcelona como en Madrid que, en su afán por vender controversia, no reparan en intentar dañar el crédito del campeonato que se dispone a ganar el equipo por el que profesan devoción la mayoría de sus televidentes, oyentes y lectores. Es la gran charada nacional, ese patio de corrala en el cual el Barcelona puede encadenar 107 partidos con solo dos penaltis en contra sin que un solo plumilla levante una ceja, pero donde con el Real Madrid no puede actuar el VAR para darle la razón cuando la tiene. Porque la tiene.

Porque hay que decir bien alto y bien claro que ayer, como en los días previos, el VAR actúa con absoluta corrección por mucho que le duela a Luis Nieto y a D’Alessandro y a la ESPN y a (!) Javi Balboa. Hay que decir bien alto y bien claro que no hay agravio comparativo alguno en el hecho de pitar penalti en el pisotón a Marcelo y no hacerlo en el de Ramos a Raúl García, por la sencilla razón de que el penalti a Marcelo es penalti y el de Ramos no puede serlo porque no hay disputa del balón, y no habiéndola el único modo de pitar penalti sería si se tratara de una agresión clara y manifiesta del de Camas, en suyo caso sería penalti y además expulsión, pero ¿cómo va alguien a agredir a otro alguien a quien no ve porque está de espaldas? No hay agresión, no hay por tanto penalti y no hay por tanto doble vara de medir alguna por parte del VAR. La vara es única, o al menos lo es en estas dos jugadas. No lo ha sido, por ejemplo, en el modo en que por dos veces, en partidos recientes ante Real Sociedad y el propio Athletic, se ha escamoteado la expulsión de Messi.

Marca está en una línea similar a la de As. Resalta la fortaleza del Madrid en lo alto de la tabla (fortaleza que es sobre todo anímica, física y táctica) pero no se resiste a meter la puyita de “la polémica”.vOtra vez la Central Lechera. Otra vez la Caverna ciscándose en los sueños blancos de la inmensa mayoría de sus lectores.

“Ramos decide con otro penalti detectado por el VAR”. “El Athletic reclama uno posterior a Raúl García”. Tenía que mencionarlo en portada, no se iba Marca a quedar atrás en la comedia del interior de la jaula ibérica, allá donde el hámster debe hacer girar y girar la rueda porque ese movimiento provee de la energía morbosa que precisa el corazón inagotable del antimadridismo. Puesto a mencionarlo en portada, Marca, si es que no había más remedio, ¿qué tal “El Athletic reclama uno posterior E INEXISTENTE a Raúl García”?

Pero no. La rueda debe girar y girar sin fin, a fin de alimentar la farsa (o la farça) hasta que muramos de hastío. El club que ha ganado ocho de las ultimas once Ligas a base de tener a Messi (claro), pero también de gozar de la más absoluta impunidad (cero penaltis de Mascherano en cinco años, cero expulsiones de Luis Suárez) ataca ahora el instrumento que, aun con todos sus fallos, se ha revelado como certero a la hora precisamente de desmontar esa impunidad: el VAR.

Y ahora ya no es solo el mostrenco y eternamente hipócrita entorno mediático culé, como no es solo las ramificaciones antis en el entorno mediático capitalino. Ahora es el propio FC Barcelona, de manera institucional, es decir, encabezado por su presidente, que en declaraciones que dejan bien clara su catadura moral y estética aseguró ayer que el VAR no está a la altura porque “siempre favorece al mismo”. Unas declaraciones que son susceptibles de ser revisadas por los estamentos que corresponda por difamatorias. Unas declaraciones con las que el risible mandatario culé, que tiene a su club en la bancarrota y a su equipo envejecido y renqueante, trata de tapar sus múltiples vergüenzas. Bartomeu desnudo haciendo el ridículo. Así se titula el cuadro.

La polémica. La polémica sois vosotros, sinvergüenzas.

Para saber lo que sucedió en el partido, lo que de verdad pasó, leed la crónica y las notas de Ramón Álvarez de Mon y (sobre todo) el comentario arbitral de Alberto Cosín.

Y echad un vistazo también, si tenéis arrestos, a las portadas de la prensa cataculé. Incapaces de centrarse en la (por una vez) brillante victoria de su equipo, esparcen a más no poder el detritus del supuesto madridismo del VAR. “Otra VARgüenza”, sacude Mundo Deportivo, en un juego de palabras ya usando con anterioridad y que ya fue malo la primera vez, aventándose incluso a añadir que el VAR “regala un penalti e ignora otro en el área blanca”.

REGALA un penalti. Sube la apuesta Mundo Deportivo. ¿Debemos entender, tebeo predilecto de Bartomeu, que el penalti a Marcelo no lo es, mientras sí lo es el de Ramos y Raúl García? Esa ya es para nota, corazones. ¿O es simplemente que la palabra “regalar” tiene para vosotros timbre de respetabilidad mientras haga alusión a cualquier decisión que beneficie al Real Madrid, sea justa o injusta?

Va a ser una pena, queridos amigos, que (en caso de finalmente ganarla) el Madrid no vaya a poder, por la pandemia, celebrar esta Liga en Cibeles. Los de Zidane necesitarían del apoyo de las masas para hacerles sentir que no están solos. Como le pasaba al eterno falso culpable de Kafka o de Hitchcock, existe el riesgo de que los nuestros estén tan expuestos a acusaciones de “regalos” provenientes de tantos frentes que lleguen a creer en su verosimilitud.

En todo caso, aquí estará La Galerna para decirles que son justos campeones.

Aunque solo sea ella.

Pasad un buen día.