Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Tomás Guasch
Mira, chato (XLI)

Mira, chato (XLI)

Escrito por: Tomás Guasch26 septiembre, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

28 de mayo. Pasen y asómbrense

 

Pasado mañana se cumplen cuatro meses. De la 14, digo. Buen momento para recordar cositas de aquel día. Entre pitos y flautas ha ido pasando el tiempo y la otra noche convinimos Bengoechea, Dumas y servidor que convenía participarles situaciones que sucedieron… y volverán a suceder. Las viví con un común denominador: se trata de merengues catalanes. Algunos con ochenta apellidos. Acompáñenme.

La primera llegó al cuarto de hora de partido, Courtois había aparecido un par de veces y recibí un mensaje de mi amigo el-más culé-del-mundo. Escribió: gana el Madrid. 1-0 gol de tu Vinicius. Inmediatamente desapareció hasta el mismo momento que el árbitro pitó el final. Estaba pitando Turpin y él ya escribía. Fue sucinto: ¿lo ves?

¿Qué has aprendido esta semana, Vinícius Junior?

Luego fue turno de un paisano que veranea en el Pirineo, muy madridista él. Acabando el primer tiempo, cuando el gol anulado a Benzema, se rindió. Agarró el teléfono, una linterna de mano, un gorra con luz incorporada, puso la radio y se echó a andar. No aguanta la transmisión entera casi nunca. Apaga y enchufa, enchufa y apaga. El caso es que al rato se perdió. Llegó a acollonarse, era noche cerrada. A las doce del día, hoy mismo, no se pierde. Seguro. Y si le pasa, a los cinco minutos se orienta. No aquel 28-M. Se sentó, fumó. Perdió la cobertura. No supo del gol ni de nada. Cuando por fin se orientó y recuperó la señal escuchó los gritos de alegría, dice que hablaba Ancelotti.

—Hemos vuelto a ganar.

En su casa no le echaban en falta. Le conocen. Tardará en volver. Regresó feliz, medio asustado todavía y dispuesto a incorporarse a esa legión de propios que repiten cada final del Madrid lo que hicieron la anterior. Hay quien se viste igual, sé de uno que con la ropa de cuando la Séptima. Camisa, pantalón y zapatos. Terna que guarda y no aparece hasta la siguiente. Ah, también una gorra de Nueva York, descolorida es poco. El perdido, imagínense: la próxima volverá a perderse, todo eso.

Hay una egión de propios que repiten cada final del Madrid lo que hicieron la anterior. Hay quien se viste igual, sé de uno que con la ropa de cuando la Séptima. Camisa, pantalón y zapatos. Terna que guarda y no aparece hasta la siguiente

El campeón del mundo, posiblemente, es uno que se sube en el coche la mañana del partido, muy pronto. Cruza la frontera de La Junquera y no para hasta que da con un hotel de pueblo siempre tras asegurarse de que no ponen el partido. En cierta ocasión llegó a Dinamarca, no les miento. En esta se refugió en un pueblecito suizo.

El final también tiene su costumbre. Llama a un amigo común. Si no le coge el teléfono es que ha ganado el Madrid. Reza y reza. ¡No lo cojas, no lo cojas! Aguanta hasta que se corta la comunicación y vuelve a llamar entre aullidos. No sabe nada, desde luego el marcador. Cuando el otro descuelga se abrazan en la distancia, profieren ciertos insultos aprendidos de niño y mejorados después. Cuando cuelgan, cosa de una hora después, el viajero pilla un cabreo enorme porque las más de las veces, en el hotel de pueblo por ahí, está cerrada hasta la yogurtera. La experiencia hace que haya comprado antes cualquier cosa comestible. Nada serio, pues si palmara el Madrid se le quitaría el hambre diez días. Al día siguiente, sí. Hubo una vez, en Portugal norte, allí llegó, desayunó una mariscada. Diría que fue cuando la Novena.

Gol del Madrid: Zidane en la Novena

Y la abuela, también de Barcelona, como el viajero, no permite que nadie, y eso incluye hijos y nietos, la visite el día de la final. Exige soledad. A su marido, un santo, le confina en el salón. El hombre es del Barça, lo cual explica la cosa. Ella se rodea de seis o siete vírgenes, dice y será verdad que algunas las tenía desde siempre y otras las ha ido incorporando después de la Séptima.

—Los demás —le incordio yo— seguro que también rezan.

—Pues seguro, pero yo lo hago mejor y más fuerte.

El campeón del mundo, posiblemente, es uno que se sube en el coche la mañana del partido, muy pronto. Cruza la frontera de La Junquera y no para hasta que da con un hotel de pueblo siempre tras asegurarse de que no ponen el partido. En cierta ocasión llegó a Dinamarca, no les miento

Vírgenes y demás. Otro tipo especial. Cuando aquella final Barça-Milán en Atenas (4-0 ganaron los italianos) me invitó a acompañarle en un recorrido muy especial por el barrio Gótico de Barcelona. Lo empieza en cuando rueda la bola.

—Vente, voy a rezar un Padrenuestro en siete iglesias. No puede ganar el Barça, se pondrán pesadísimos.

El recorrido: Santa Ana, Iglesia del Carmen, la del Pino, Catedral, San Severo, Santa María del Mar y Basílica de la Merced, patrona de Barcelona. Si alguna estaba cerrada, rezaba fuera.  Aquella final del 4-0 se jugó en mayo del 94. Cuatro después llegó la Séptima. El tío repitió recorrido eclesiástico. Y desde entonces, hasta la última. ¿Si va parando, si visita además bares o similares? No. Fuma un puro o dos. Es después. Después se destapa y en un par o seis de finales blancas llegó milagrosamente a casa.

Se preguntarán si no repitió cuando los azulgrana ganaron la copa. Pues no. Es un tipo respetuoso y creyente.

—Una vez pedí por el mal ajeno. Se me concedió con creces. Una y no más. Hay que pedir para bien. Que no me equivoqué lo confirma que han llegado ocho más al Bernabéu. Ocho.

El tipo tiene 67 años, Dice que a diez más llega.

 

Getty Images.

Tomás Guasch
Tomás Guasch. Periodista.

5 comentarios en: Mira, chato (XLI)

  1. El auténtico GG, o Gigi, es el Gran Guasch. Y no es que haya abierto la caja de Pandora o destapado la caja de los truenos con eso de las supersticiones, sortilegios, rituales, manías, etc... No. Pero aborda algo íntimo de lo que no se suele hablar mucho. Conozco algún amigo madridista, digamos que un tanto fetichista , que porta determinado atuendo los días de "todo o nada" . Otro amigo ,especializado en finales de "Champions", del que ya he perdido la cuenta - 5 por lo menos- , sobre las ocasiones en que se ha encerrado en su habitación-despacho , dónde se "calza" los auriculares y se dispone a estar 2 horas largas escuchando parte de la discografía de Van Morrison ("the Belfast lion"). Creo que alguna vez también ha compaginado con Jethro Tull. Sendas escuchas para no saber nada durante la final.

    Un amiguete perico, cuando lo de Wembley 92, se fue al cine para evitar conocer. Al salir, y escuchar un silencio sepulcral, pensó que el farça había palmado...era una deducción inadecuada, puix se estaba jugando la prórroga de infausto recuerdo por el gol ilegal ( gracias a una falta inexistente, debió ser al revés en contra del "més que un club") que marcó el actualmente excomulgado "tintin".
    Personalmente , recuerdo la noche de Atenas con aquel maravilloso 4-0 (primer gol de Desailly).
    Tras ver el partido, la noche era magnífica, salí de casa y me tomé un Benjamín de cava tras efectuar un brindis a la luna . Aquella noche, como anécdota, recuerdo haber visto pasar -era zona residencial de alto standing- un vehículo diplomático con las banderitas típicas en la parte delantera del coche. ¿Aquel embajador , cónsul , diplomático o similar estaría alegre o triste por el resultado ? Nunca lo sabré. Lo que sí sé es lo contento que estaba este fulano que escribe estas líneas. Era mi época de estudiante universitario y puse una letra un tanto "irreverente" e iconoclasta al himno de "els Segadors". Muy sarcástica y divertida. Ideal para cantar en la ducha.

  2. Desailly marcó el último gol, los otros 3 fueron un doblete de Massaro (se llegó 2-0 al descanso) y un gol de Savicevic. Pero convendremos en que fue una noche gloriosa, je.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

"Pep Guardiola, descubridor de la penicilina".

¿Uno de los mejores #Portanálisis que hemos publicado?

Sí, uno de los mejores Portanálisis que hemos publicado.

▶️https://bit.ly/3XXB2mZ

Mira, chato (LI) https://www.lagalerna.com/mira-chato-li/ a través de @lagalerna_
Lo mejor que se puede hacer un lunes por la mañana es leer al gran @Guaschcope en @lagalerna_ .

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram