Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Aplaudan a Lucas Vázquez

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Aplaudan a Lucas Vázquez

Escrito por: La Galerna30 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Madrid se impuso anoche con rotundidad al Zaragoza en La Romareda, y estará en consecuencia en Cuartos de la Copa de S.M. el Rey. Sin perjuicio de que podáis (y debáis) leer la crónica y las calificaciones de Mario de las Heras, sabed que fue un partido placido sin que ello implique que no fuera seriamente trabajado, y que el encuentro tuvo varios protagonistas de excepción.

Nos gusta la portada de Marca. Buena foto y buen titular con doble sentido, en referencia tanto al “espejito mágico” que se marca Lucas Vázquez con la cámara a pie de campo como a la buena pinta (cada día mejor) que tiene este Madrid.

Lucas Vázquez, denostado mezquinamente por tanto periodista y tanto madridista de red social, ha necesitado marcar un excelente gol copero para poder volver a mirarse a un espejo que probablemente no le diga que es el más guapo o el mejor del reino (no queremos espejos que nos digan mentiras piadosas), pero sí que es un futbolista estupendo, de los que nunca deponen el orgullo sin rehusar la calidad (aunque se le niegue), de los que lo dan todo siempre, de los que cualquier entrenador quiere tener en su plantilla, incluso cuando ese entrenador es Zinedine Zidane. Sobre todo cuando ese entrenador es Zinedine Zidane.

Si uno lo piensa detenidamente, hay que ser muy rastrero para negar a Lucas Vázquez su contribución a los éxitos del equipo en los últimos años por mucho que la temporada pasada fuera un disparate para él. Y para quién no lo fue, salvo Benzema y pocas excepciones más. Es un animal competitivo de primer nivel por más que haya sido elegido por muchos, junto a Bale y algún otro, como el chivo expiatorio del desastre deportivo cosechado en la última campaña. Aplaudan a Lucas Vázquez porque no se rinde. Aplaudan a Lucas Vázquez porque es mucho mejor de lo que quiere hacerse ver por parte de tantos. Aplaudan a Lucas Vázquez, carajo, porque es uno de los nuestros.

Otro al que hay que aplaudir es Vinicius, y nos alegra que As lo haga por fin, después de haber intentado convertirlo en un meme tantas veces, sobre todo en su versión online, donde se ha mofado sin descanso de la tan cacareada falta de puntería del brasileño. No lo dirán por su gol de ayer, prodigio de finura técnica y de frialdad ante el gol que ejemplifica lo que de él se pide, tan difícil, y que tan bien explica hoy Antonio Escohotado en sus comentarios sobre este partido copero, a saber: vértigo en la incursión, gelidez ante el guardameta. A medida que avance en la segunda demanda, Vinicius Jr. estará un paso más cerca de convertirse en la estrella del fútbol mundial que está llamado a ser. Le sobra para ello calidad y personalidad.

Por lo demás, otros poco habituales en el once (como James o Jovic) rindieron de manera adecuada sin que tampoco dé para tirar cohetes. Parece que Zidane quiere esta Copa (el único título que se le ha resistido hasta la fecha), y que jugadores como estos pueden ser su elección primordial a la hora de confeccionar sus onces coperos. La célebre Unidad B, que para sí quisieran tantos y tantos clubes de Europa, y que parece apuntar nuevos laureles este año.


Entretanto, Setién sigue buscando, como os contábamos ayer, un 9 bueno, bonito y barato que pueda suplir la baja casi indefinida de Suárez, para lo cual quiere hacer valer sus santas gónadas en lugar de hacer valer lo que ya de por sí vale y de lo cual carece Bartomeu, es decir, el dinero. “Límite 48 horas”, dice Mundo Deportivo, en referencia al título de una magnífica película ochentera con Nick Nolte y Eddie Murphy (los portanalistas viejunos tenemos cosas en común con los portadistas catalanes viejunos), y la espada de Damocles del cierre del mercado se cierne amenazante sobre la cabeza blaugrana. “No podemos fichar otro Boateng”, dice Sport que se escucha susurrar con alarma en los mentideros de Can Barça, y lo cierto es que nos produce regocijo, a qué negarlo. Tiene que ser un jugador de categoría y que venga cedido, especifica Mundo Deportivo. Y que todo esto suceda sin pagar nada o casi nada, añadimos nosotros, sin que el regocijo nos abandone. Un alivio tienen los dirigentes culés: Boateng no va a venir porque Boateng (ejem) ya vino.

Pasad un buen día, con la mente ya puesta en el derbi del sábado.