Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Luis Suárez, Mbappé y la micra cuadrada

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Luis Suárez, Mbappé y la micra cuadrada

Escrito por: La Galerna14 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. La operación salida de Bartomeu comenzó con las ínfulas de un lanzamiento espacial en Cabo Cañaveral, pero ha terminado como el petardillo malogrado de las fiestas del pueblo que no llega a coger vuelo. Luis Suárez es el mejor ejemplo de este macrogatillazo pirotécnico. Lastima que no se haya inventado un equivalente a la viagra para los fuegos artificiales.

Portada Sport Suárez tensión Barça

Sí, amics. Máxima tensión entre Barça y Luis Suárez. ¿Recordáis la ambiciosa lista de todos los futbolistas que iban a ser poco menos que puestos de patitas en la calle por el campanudo Barto? Uy, qué cosas, resulta que esos futbolistas tienen contrato en vigor. Quién lo iba a decir. Al parecer la cosa no va de rescindir el contrato de los jugadores no apetecidos y mandarlos a sus casas de gratis, sino que los muy insolidarios, los muy madridistas, exigen que se les pague lo que se les debe. Es una vergüenza. Suárez ens roba. Suárez no es más que una reedición charrúa y matera de Guruceta, pero al mismo tiempo se parece a Bale. En lugar de pensar que podía poner a Suárez en la frontera sin más esfuerzo que el de pedírselo cortésmente, Barto debería haber consultado al Madrid sobre el caso Bale. Habría obtenido una respuesta clasificadora.

-Pues es que no es tan fácil, Josepmari. Bale tiene dos años de contrato y solicita que se le abone la totalidad o parte de la cantidad adeudada para poder ir a otro club. Suárez es igual solo que con un año por delante en vez de dos, incluso cobran parecido. La diferencia es que nosotros no recurrimos al mobbing para largarlo. A diferencia de lo que le estáis haciendo a Luisito para que acepte ir a la Juventus,
sin que tú pongas ese euro que no tienes, Bale puede ir a entrenar todos los días. Se le trata con el respeto que merece cualquier profesional. No sé cuánto respeto merece Suárez, pero si estuviera en nuestro club (Dios no lo quiera) recibiría hasta el respeto al que no se hiciera acreedor.

“La operación salida prometida por Bartomeu se ha encallado, y aún quedan muchos casos por resolver”. ¿”Se ha encallado”, o es que el barco no llegó a zarpar porque no había el agua que nos vendía el propio Sport? Esperamos afanosamente que el maestro Kollins, quien ya una vez nos iluminó sobre el ciclo de fichajes made in Can Barça de la prensa cataculé, haga lo propio con las bajas. Son dos tipos de gatillazo diferentes pero con el mismo resultado final: que lo que Bartomeu había “prometido”, en juramentos entusiasticamente secundados por Sport (esto es lo que no se nos dice), queda en agua de borrajas, en vana ilusión, en risas enlatadas. El Barça es un episodio de Benny Hill pero sin macizas en traje de baño corriendo al son de la trompetilla (todo se andará).

Portada Mundo Deportivo Trincao ilusiona

Mundo Deportivo elige en cambio a Trincão como su principal argumento de portada. Coincide con Sport en el insignificante espacio que ambos rotativos dedican al triunfo del Real Madrid ante el Barça en la Supercopa de baloncesto, evento gozoso, queridos madridistas, sobre el cual hoy podréis leer en La Galerna. El espacio risible que ambas cabeceras otorgan a la derrota de los suyos, en una competición de gran solera en el baloncesto, es el mejor ejemplo de la micra cuadrada como medida de superficie que hayamos visto hasta la fecha. Buena suerte en la tarea de encontrarlos.

Portada Mbappé Mbappé te esperamos

Portada AS Mbappé da el paso

Sobre Mbappé, y el anuncio al jeque de su deseo de volar en verano lejos de Paris, también podréis leer hoy en La Galerna. Además del ruido de los puñetazos procedentes de la batalla campal que ayer acabó con la expulsión de Neymar y Di María, entre otros, llegan desde el PSG pronósticos ilusionantes. Mbappé es nuestra tierra prometida, con la particularidad de que en este caso la tierra es un hombre. Porque la tierra prometida como tal ya existe, y es la nuestra. Esta es la historia del chico que puede redondearla.

Pasad un buen día.