Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La mejor batuta: Toni Kroos

La mejor batuta: Toni Kroos

Escrito por: Álvaro Martín Gallego7 julio, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Inicio la escritura de este artículo en la víspera del España-Alemania, partido que puede suponer el punto y final a la carrera de uno de mis jugadores favoritos, el mejor mediocentro organizativo que han visto estos ojos, la leyenda germana cuya despedida blanca nos ha estallado dejándonos un enorme butrón en nuestras almas. No sé si serán sus últimos noventa minutos o le quedarán uno o dos partidos más, pero estaré fotografiando con la retina cada gesto y cada toque al balón como si fuese el último.

Kroos e hijos

Soy un aficionado al fútbol muy inclinado hacia los mediocentros organizativos. A otros les va el jaleo, los futbolistas explosivos y verticales, los más contundentes —que también—, pero si me das un jugador inteligente, con visión de juego, que no para de leer y moverse, con depurado toque de balón y suprema elegancia, me derrito. Mis primeros pasitos los di de la mano de Redondo; me fui haciendo mayor con Pirlo, seguido de Xabi Alonso y sí, el ínclito Xavi. Primeros amores de la adolescencia hasta que aterrizó el definitivo, el platónico, la “chica” de mi vida, la de “hasta que la muerte os separe”. Esa “chica” era rubia, germana, portaba las camisetas cual esmoquin y un control orientado que me hizo perder la cabeza.

Kroos es mi amor definitivo, el platónico, la “chica” de mi vida, la de “hasta que la muerte os separe”. Esa “chica” era rubia, germana, portaba las camisetas cual esmoquin y un control orientado que me hizo perder la cabeza

Creo que en la vida de todo aficionado al fútbol aparece un jugador que, cuando se despide, todo lo que le sigue se tiñe de gris. Imagino a aquellos brasileños que se enamoraron del fútbol con Pelé o Garrincha, a los madridistas de Di Stéfano, a los napolitanos con Maradona, a los que crecieron con la naranja mecánica o disfrutando con Eusebio. Esa muesca que te deja insatisfecho de por vida, porque “ya nadie juega como él lo hacía”. Esa muesca me la han incrustado  Zidane, Benzema y, por supuesto, Toni Kroos.

Kroos y Benzema

Toni se diferencia del resto de grandes mediocentros organizativos de la Historia en que ha dominado cuando nadie tenía interés en los de su estilo. Ya lo comenté en un artículo previo llamado “El último crooner”: los aficionados ya no quieren jugadores —supuestamente— lentos ni directores de orquesta, quieren músculo, adrenalina e inmediatez. La “era viral” ha llegado al deporte rey y ha aniquilado a los de la estirpe de Kroos. Pero el alemán sobrevivió ya que adquirió una evolución darwiniana respecto a sus predecesores.

En sus primeros años en la élite conseguía seguir el ritmo endiablado que iba cogiendo la competición, soportaba las transiciones rápidas, llegaba al área y mantenía un soporte defensivo. Posteriormente se cubrió las espaldas con un descomunal Casemiro y se fusionó con Modric para crear el mejor centro del campo que han visto estos ojos.  Todos los entrenadores han creado sus equipos alrededor de la figura de Antonio y lo han seguido haciendo hasta su último suspiro tanto Ancelotti como Nagelsmann. Y sus equipos han seguido ganando.

Toni Kroos se diferencia del resto de grandes mediocentros organizativos de la Historia en que ha dominado cuando nadie tenía interés en los de su estilo

Kroos ha conseguido jugar al golf mientras el resto han ido evolucionando al fútbol americano. Ha parado el tiempo durante una década y lo ha manejado a su antojo, como un héroe de Marvel. Se ha convertido en el mejor y más fiable pasador en largo de la Historia, ha facturado asistencias en los momentos claves y ha liderado al equipo cuando más se le necesitaba. Siempre con la máxima elegancia. Y lo ha hecho prácticamente en todas las Champions ganadas que, por cierto, son seis. El mejor palmarés de todos.

Kroos y Florentino Pérez

El partido para mi recuerdo es uno que ha pasado desapercibido, eclipsado por la jugada funambulesca de Benzema. Ese día me di cuenta de por qué el Madrid vencía tanto, por qué ganaba tantas Champions y por qué iba a ganar la de ese año. Hablo del partido de vuelta de semifinales de Champions contra el Atlético de Madrid, mayo del 2017. Los blancos llegaban al Calderón con un 3-0 y los colchoneros se ponían 2-0 en el minuto 16. Se auguraba debacle. Pero Toni Kroos, en los momentos en los que a todos los mediocentros organizativos les tiemblan las piernas, congeló el ambiente, ajustó su posición y decidió que ese partido no se iba a perder.

El convencimiento de Toni llevó a sus compañeros a ir dominando el escenario, todos se la daban a él porque todo el mundo necesita un salvavidas cuando las cosas se ponen mal. Ese día comprendí que el alemán no era sólo un jugador de técnica perfecta, comprendí que era uno de los mayores jerarcas que habían pisado el verde. Apagó el Calderón en uno de los momentos más difíciles a base de ajustes posicionales, seguridad con el balón y cambios de juego. De eso trata ser un jerarca, de golpear al rival cuando te tiene arrinconado, de rehacerte cuando te tienen en la esquina contra las cuerdas.

Kroos ha conseguido jugar al golf mientras el resto han ido evolucionando al fútbol americano

Su imagen más icónica siempre ha sido la de su salida del campo celebrando la Duodécima pero, si me tengo que quedar con dos imágenes, elijo su fotografía encima de las vallas publicitarias de Wembley tras la decimoquinta; flotando, agarrado de la camiseta por Vinicius, sujetándole para que no ascendiese a los cielos.

Kroos, Vinícius, Rüdiger, Mendy, Modric, Militao, Joselu.

La otra, su abrazo cercano al nirvana con Modric, rodando y retozando en el suelo tras conseguir la milagrosa decimocuarta. Dos leyendas envueltas en felicidad y regresando a sus momentos más felices de la infancia.

Modric y Kroos: dos regalos de fin de curso

Lo han señalado por lento o por ser el culpable de la bajada de nivel del equipo tras la Champions contra el Liverpool. Han criticado que siempre se ha tenido que jugar a lo que juega él y que el equipo no ha progresado. Que le ha negado la entrada de la modernidad al estilo de juego. Pero, ¿cómo no vas a jugar a lo que quiera uno de los mejores mediocentros de la Historia que continúa teniendo capacidad física? Es como renunciar a ser del Real Madrid, puro ejercicio de masoquismo.

Por si quedasen dudas, toda su trayectoria queda edulcorada con su último año. Nadie se despidió así y nadie se despidió con ese nivel. Sus partidos contra el Bayern en semifinales, su defensa contra el City en el Etihad, su temporada final como el mejor mediocentro del mundo (junto con Rodri). Su último título en lo más alto. Un final de carrera para desintegrar a los críticos y enmarcarse en lo más alto de la cúspide del Olimpo.

¿Cómo no vas a jugar a lo que quiera uno de los mejores mediocentros de la Historia que continúa teniendo capacidad física? Es como renunciar a ser del Real Madrid, puro ejercicio de masoquismo

Termino la escritura de este artículo tras la eliminación de Alemania a manos de España. Toni Kroos no volverá a tocar el balón en partido oficial. El cielo parece menos azul esta mañana y el césped no brilla de la misma manera. Las zapatillas blancas ya no lucen como antes y las camisetas no les quedan tan bien a los jugadores. Los controles orientados son un desastre y los pases en largo no llevan la tensión suficiente. Nadie organiza nada y los tempos de los partidos son caóticos. Reina la entropía.

“Nadie volverá a jugar como lo hizo Toni Kroos” —dice un Álvaro envejecido a su yo de ayer—.

 

Getty Images.

 

Entregas anteriores del serial:

  1. La mejor batuta: Fernando Redondo
  2. La mejor batuta: Xabi Alonso
  3. La mejor batuta: Milan Jankovic
  4. La mejor batuta: Claude Makélélé

2 comentarios en: La mejor batuta: Toni Kroos

  1. En verdad kroos es el menos mediocentro de los que lleváis sacados en éste serial, al principio de su carrera jugaba más arriba casi diría de mediapunta e incluso un año en el Bayer marcó un montón de goles desde fuera del área creo recordar y luego ya jugó de volante en el 4-3-3 tan en boga que j los últimos tiempos, de mediocentro puro no tanto porque defensivamente no era su fuerte.

  2. Excelente y emotivo artículo.De las fotos que has incluido elijo dos.La primera el abrazo con Modric,esencia del compañerismo de estos dos grandes.Modric me ha emocionado y me sigue emocionando como ningún otro futbolista y Kroos me ha hechizado todos estos años con sus pases mágicos, elegancia y personalidad.Inteligente y fiel a sí mismo es lo que me lleva a elegir la segunda foto,la de sus hijos, porque ellos le llevarán de la mano a otra felicidad, la de poder compartir juntos un tiempo precioso,único, irrepetible que su profesion le impedía compartir. Le deseo una larga vida feliz a él y a su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🎂Cumple 33 años el hombre que le enseñó a Bellingham lo que significaba «chilena», el hombre tranquilo que no flaqueará jamás ante un penalti decisivo, el gran @Lucasvazquez91

¡Felicidades!

Lamine Yamal es muy joven.

Enormemente joven.

¿Y?

#portanálisis

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/lamine-yamal-es-muy-joven-y/

En el hecho de que @AthosDumasE llame a la que muchos llaman "Selección Nacional" la "selección de la @rfef" encontraréis pistas de por qué no la apoya.

La explicación completa, aquí

👇👇👇

Tal día como hoy, pero de 1962, Amancio rubricaba su contrato como jugador del Real Madrid.

@albertocosin no estaba allí, pero te va a hacer sentir que tú sí estabas.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram