Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ho tornarem a fer

Ho tornarem a fer

Escrito por: Ismael Ahamdanech20 febrero, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ho tornarem a fer. Ese era el mantra que lo nacionalistas catalanes repetían cuando comenzó el proceso judicial contra el intento de quiebra del orden constitucional que cristalizó el primero de octubre de 2017, pero que había comenzado con la toma del Parlament el seis y siete de septiembre. Ho tornarem a fer, como un remedo torpe e indigno de aquel “venceréis, pero no convenceréis” de Unamuno, porque los nacionalistas, en el delirio en el que siempre acaban cayendo, pensaban (y piensan) que la razón les asistía completamente y que eran (son) una unidad de destino en lo universal, un pueblo oprimido durante más de mil años. Y, lo que es más importante, un pueblo mejor y superior moralmente a su pretendido opresor, que solo con malas artes y la fuerza bruta ha conseguido someterlos. Por eso lo volverán a hacer: porque la Historia les contempla y, en sus mentes averiadas, está de su lado. También por eso la única forma de impedir que rompan nuestro marco de convivencia es que la ley y el Estado de Derecho, aquello en lo que los verdaderos demócratas creemos, se apliquen con el rigor necesario.

El mismo razonamiento es válido para el caso del fútbol.

Creo que nadie puede negar que lo que ha pasado no se puede disociar del ambiente de corrupción que imperó en la Cataluña del 3%

Siempre, y curiosamente siempre desde el mismo sitio, hemos tenido que escuchar que no se debe mezclar el fútbol con la política. Yo no lo voy a hacer demasiado. No voy a caer en histrionismos como el de aquel columnista británico que llegó a decir que Mourinho era uno de los responsables del Procés, entre otras cosas porque yo escribo sobrio. Y, sin embargo, creo que nadie puede negar que lo que ha pasado no se puede disociar del ambiente de corrupción que imperó en la Cataluña del 3%. En esa Cataluña cuya burguesía y adláteres se ufanaban de alimentar al resto de España, país de comprados y vagos, mientras callaban el cobro de comisiones que todos, políticos y prensa, conocían. En esa Cataluña que era la envidia del mundo, que tenía un equipo de fútbol que era el trasunto del espíritu de un pueblo trabajador y sacrificado, excelso, el paradigma del deporte y los valores, nadie había jugado nunca un fútbol tan bello, nosotros no nos dopamos, ni robamos, ni compramos árbitros decía Piqué en la celebración de una de las ligas del período Negreira. Y, si lo hacemos, es porque queremos jugar con las mismas cartas con las que juega el Madrid, ha dicho Tatxo Benet. Joder. Tatxo Benet, el propietario de los derechos de la liga española, el proveedor de las imágenes del VAR.

Benet, Roures y Tebas

Eso es lo peor. Que lo más probable es que no haga falta el ho tornarem a fer, porque puede que no lo hayan dejado de hacer de un modo u otro. ¿Alguien piensa de verdad que las cosas han cambiado desde 2018? Los árbitros que formaban parte de aquel sistema corrupto (y no digo que ellos lo fueran, solo digo que formaban parte de un entramado podrido) son ahora los que mandan en el CTA y, claro está, en el VAR. El sistema de designación arbitral no ha cambiado. Y, por si esto fuera poco, ahora los derechos televisivos del fútbol español y la provisión de las repeticiones a la sala VOR están en manos de un avalista del Barcelona y de otra persona que dice que hay que influir en los árbitros para pelear con las mismas cartas que el Madrid, club al que, por cierto, no ha podido relacionar con ninguna de estas prácticas tan asquerosas. No pasa nada. En España la presunción de inocencia es imperativa para todo el mundo menos para el Real Madrid.

Lo más probable es que no haga falta el ho tornarem a fer, porque puede que no lo hayan dejado de hacer de un modo u otro. ¿Alguien piensa de verdad que las cosas han cambiado desde 2018? Los árbitros que formaban parte de aquel sistema corrupto son ahora los que mandan en el CTA y, claro está, en el VAR

El caso es que la mayoría de los periodistas y medios de comunicación ignoran este punto. Que hay una probabilidad, puede que no pequeña, de que el sistema siga estando igual de ulcerado que en 2018 o en 2010. Al menos tenemos derecho a pensar que puede ser así, y esos grandes periodistas, tan imparciales ellos, deberían apuntar que esa posibilidad no es ninguna locura y que una investigación a fondo es necesaria y muy urgente, no solo por lo que pudo pasar, sino por lo que puede estar pasando. Ahora mismo. Pero no lo harán. No lo harán porque ellos son parte del problema. Porque, como apunta Pepe Kollins (uno de los mejores analistas de la actualidad e historia del Real Madrid) en este vídeo, nada de esto habría sido posible sin la connivencia de gran parte del periodismo. Durante unos días se harán los sorprendidos y se rasgarán las vestiduras. Y después, poco a poco, irán tapándolo todo bajo un velo que esconderá las miserias de un deporte que en España se ha convertido en un muladar que desprende un hedor insoportable, pero en el que nadie quiere meter mano.

En España la presunción de inocencia es imperativa para todo el mundo menos para el Real Madrid

Porque, no nos engañemos, las posibilidades de que esto acabe teniendo las consecuencias que debe tener son escasas. Ojalá me equivoque. Pero lo veo complicado. Aquellos que trataron de violentar el régimen constitucional ya han sido indultados o lo serán pronto. De la misma forma que el equipo que representaba el ejército desarmado del único reducto democrático de España se irá de rositas, con la aquiescencia del resto del país al que insultan y humillan y, en este caso, incluso esquilman. El equipo y sus directivos. Estos, igual que aquellos, sabrán cómo hacerlo. Porque son lo mismo. Una burguesía cosmopolita y avanzada, aunque se disfracen de troskos como si tuvieran veinte años mientras crean televisiones y relatos para acabar con la paz en la que hemos vivido desde el 78 o pudren el fútbol para acercarse, sin conseguirlo, al Madrid, que representa todo lo contrario, el mal absoluto, el centralismo, Franco, la Castilla rancia que hay que destruir empleando las armas que hagan falta.

Por suerte, ahora ya los conocemos. Incluso podríamos haberlo hecho antes, si hubiéramos leído a Marsé y cómo los describió en sus Últimas Tardes con Teresa. Él se crió cerca de ellos y sabía lo que eran. Unos señoritos de mierda. Que además pudren todo lo que tocan.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Ismael Ahamdanech Zarco es escritor. Con su última novela, Los últimos Hijos de Príamo, ha ganado el I Certamen Literario Martín Fierro de Denuncia Social. Twitter: @ismaelaz76

5 comentarios en: Ho tornarem a fer

  1. Les supera absolutamente. Y, sí, rotundamente creo que son un colectivo con una patología. En el sentido que voy a exponer a continuación :
    Una anécdota protagonizada por una persona catalana, catalanista, de inteligencia general más o menos como la media española y de la que tengo un buen concepto , en general, por su trayectoria en la vida. Resulta que, por cuestiones de salud, está acudiendo a un especialista en la capital. Pues, bien, el pasado miércoles me envió un mensaje-respuesta de agradecimiento a mi interés por su estado (de salud ). En aquel momento estaba regresando , vía Ave, a la ciudad condal. Me llamó la atención la queja que expresaba por tener que viajar semanalmente a "Madriz". Así lo escribió. No sé exactamente la carga emocional que subyacía al hecho de escribir la mencionada palabra con la "z" final. Pero intuyo que no era un simple chascarrillo sobre la mala pronunciación que algunos observan. Joder, vas a Madrid buscando solución para mejorar tu calidad de vida y lo pagas con semejante desprecio..."No comment, ni bebbent".
    Por supuesto que no hay que coger la parte por el todo. Sin embargo, soy de la opinión que, estando el Madrid de por medio, la mayor parte de culers catalanes pierden el "oremus".

  2. Gran artículo. Exacto, los del procés y los del farça, tanto monta y monta tanto, pero no como Isabel y Fernando; sino siguiendo la ideología völkisch que inspiró el nazismo: lengua, adn y lugar de nacimiento como hecho diferencial para obtener privilegios. Lo mismo te cuentan que Felipe V bombardeó Barcelona en 1714 para conquistarla (omitiendo el contexto de la Guerra de Secesión), que el Madrid era el equipo de Franco (sin hablar de las medallas que le concedieron o de como rindieron la ciudad sin pegar un solo tiro). No se hasta cuando va a durar esta complicidad, mientras, seguiremos con el país hipotecado a los intereses de las élites nazionalistas.

    Un saludo.

    1. En la Galerna hay que intentar afinar y afilar.
      Y permíteme un matiz; es Guerra de Sucesión.
      Aunque no estoy seguro sobre si es correcto poner las iniciales en mayúscula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Real Madrid-City, el clásico definitivo.

"Como el año pasado, la ida se jugará en casa, por lo que Ancelotti tiene una primera tarea: repasar lo sucedido entonces".

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Hay lógicos anhelos coperos en nuestras portadas de hoy, y también otros más o menos confesables, más o menos inauditos. Así lo cuenta el #portanálisis.

👉👉👉https://bitly.ws/3hwVM

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram