Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Garethfobia

Garethfobia

Escrito por: José Luis S. Ortiz16 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Con la venia.

Pues sí, estimados amigos/as, otra vez Gareth Bale. El acoso infame que sufre este muchacho podría ser digno de una cátedra de sociología en una importantísima universidad americana; tampoco sería descartable una superproducción de Hollywood o un documentalazo de la BBC acaparador de premios prestigiosísimos. Mucho más modesta es mi aportación, pero mientras el trato a este hombre siga siendo igual de vejatorio e injustificable, aquí estaré yo.

Podría disculparme con todos ustedes y excusarme por ser tan cansino en este tema (debe ser el cuarto o quinto artículo, tal vez más, que escribo para esta casa sobre Bale) pero les mentiría. En realidad estoy encantado de poder escribir y defender (modestamente) a uno de mis jugadores favoritos, pero sobre todo, a un tipo normal. Más encantado aún estoy de ayudar (modestamente, otra vez) a desenmascarar a los trúhanes, a las fuerzas del mal y a los del lado oscuro de la fuerza que, cobardemente, se han ensañado y se ensañan con alguien que saben que no se defenderá. Así será mientras el anfitrión de esta casa me lo siga permitiendo. Y no, no voy a comisión del Sr. Barnett, aclaro por si alguien lo ha pensado.

Hace ya mucho tiempo que el castaño pasó a oscuro negro negrísimo y que se traspasaron todas las líneas rojas de la decencia y la honestidad. Ya no se trata de la defensa de un jugador talentoso que puede gustar más o menos dependiendo de las particulares preferencias de cada cual, no. Esto empieza a ser una cuestión de principios que va más allá de un solo futbolista. Se trataría de impedir que la cosa nostra, la Ndragheta, el pizzo o el sbirro campen definitivamente y para siempre por las redacciones de las otroras empresas de medios de comunicación de España.  Avisados están. Hoy es Bale, mañana será algún talentoso de esos que a usted, amable lector, tanto le gusta. Salvando las enormes diferencias (y permítanme la irreverencia) vendría a ser una aplicación chusca de la famosa cita del pastor Martin Niemöller. Se trata de impedir que el mejor periodismo deportivo del mundo decida quién sí y quién no.

Como no quiero ser más papista que el Papa, lo primero que me pregunto es si existen, o han existido, motivos tangibles (o intangibles) y reales para expulsar de nuestro país y de nuestro querido club a este muchacho. Acompáñenme y les enseño.

El Precio. Muy caro. No valía tanto. Nada más aterrizar y sin esperar a los análisis sobre la rentabilidad de la inversión (recordemos que el Real Madrid es una entidad privada que invierte para mejorar), su precio dio para artículos como el de una tal Ana María Ortiz, redactora de El Mundo. Algo muy parecido a lo que se hizo con Cristiano cuatro años antes. Les resumo lo que la Sra o Srta Ortiz pergeñó: el coste del fichaje daba para construir no sé cuántos hospitales y no sé cuántas escuelas, además de dar para pagar la electricidad de La Coruña durante más de medio siglo.

Ya lo sé, es demagogia barata, pero admitamos que pudiera tener su punto de veracidad y de razón. Razón que se fue por el sumidero cuando, unos pocos años después, aparecieron en el mercado español dos jugadores que superaron casi en un 50% el coste del jugador galés, Coutinho y Dembelé. Esta vez no hubo artículo de la Sra. o Srta. Ortiz. Y de repente dejó de ser necesario construir hospitales, escuelas y a los coruñeses que les fueran dando. Por si fuera poco, además, ninguno de estos dos jugadores tuvo, ni por aproximación, el rendimiento deportivo (ergo económico) del jugador galés en su primer año. Sorprendentemente, la omertá.

La hernia. Agotado el tema coste, el rastro llevó a una hernia. Tema que casi me da vergüenza citar. Bale tenía una hernia discal. Su fichaje era una inversión fallida. Y punto. Pero Bale no tenía una hernia. Uno de los mayores casos de ridículo, sinrazón y falta de ética del mejor periodismo deportivo del mundo. La profesionalidad, la dignidad, la honestidad y la ética solo empujaban en una dirección: pedir perdón y reconocer el error. No fue así, todos lo sabemos. La soberbia y la falta de profesionalidad hicieron el resto.

Una vez declarada la guerra por la desfachatez de no tener una hernia discal, la cosa fue a peor porque el muchacho tuvo sus momentos estelares. Cada zancada del expreso de Gales sobre el césped, cada gol (¡y qué goles!) y cada título, eran puñaladas traperas en su soberbia herida. Por cada gol, un marquista sufría una cagalera. El odio fue engordando. Esperando su momento. Roberto Palomar, con puestazo en Marca, se encargaba (encarga) siempre que podía, de recordarnos lo mal profesional que era Bale. De la profesionalidad de su empresa, callaba. Este tipo de personajes es el que nos dice lo que hay que hacer con Bale. Y no se puede permitir.

Lesiones. El tema hernia, murió. Y Bale se lesionó y se lesionó. Es inadmisible que en la plantilla de un club tan poderoso como el Real Madrid haya un jugador-rémora que se lesiona tanto. Era (es) un desperdicio de dinero. Demos por bueno el argumento. No quiero aburrirles con números. Bale lleva con nosotros cinco temporadas completas y la presente. Ha intervenido en 133 partidos de un total de 197 posibles de liga. Ha jugado 10150 minutos de un total de 17730 posibles. Es decir, ha intervenido en el 67.51% de los partidos totales y en el 57.24% del tiempo total.

¿Mucho o poco? No sabría decirles. A priori parece poco. El problema está en fijar el límite de lo mucho o de lo poco. Sea como fuere, si procediese dar el finiquito al galés vayan preparando el finiquito para otros dos titularísimos, Dani Carvajal y Raphael Varane. Carvajal ha intervenido en 136 partidos (¡¡tres más que Bale!!) para 10840 minutos y Varane, en estos cinco años y poco, en 110 partidos (¡¡veintitrés menos que Bale!!) para un total de 10115 minutos. Los porcentajes de estos dos, se los dejo a todos ustedes para que se entretengan.

si, por sus lesiones, procediese dar el finiquito al galés, vayan preparando el finiquito para otros dos titularísimos, Dani Carvajal y Raphael Varane.

Me parece evidente que si las lesiones hacen de Bale un tipo criticable (no me pregunten por qué) no sé por qué a Dani Carvajal y a Raphael Varane no les alcanza el conceto. ¿Se imaginan ustedes que Flóper declararse transferibles a estos tres a causa de sus lesiones? ¿Cuánto dinero valdrían? Pues sepan ustedes que, siguiendo el criterio del mejor periodismo deportivo del mundo, hemos de prescindir de los tres y más pronto que tarde.

No habla español. Pero Bale se lesionaba casi al mismo ritmo que ganaba finales. Había que improvisar: no habla español. Pudiera parece una broma, pero no lo es. La cosa vendría ser muy parecida a lo de exigir hablar un idioma para poder operar de apendicitis eficazmente. Si no es xenofobia casposa, se le parece mucho, la verdad. Se opera con las manos y con una base de conocimientos científicos adquiridos durante muchos años. Se juega al fútbol, normalmente (salvo Piqué), con los pies y en base a un talento innato y entrenado. En ningún caso es imprescindible el idioma, lengua, jerga o jerigonza alguna.

Dice el mejor periodismo deportivo del mundo que Bale no sabe español y que es necesario para comunicarse con sus compañeros. Y que no se puede permitir. Muy discutible, la verdad, en primer lugar porque el mejor periodismo deportivo del mundo no tiene ni idea de lo que Bale sabe o deja de saber, dado que el galés no se ha acercado a ellos ni para ir a recoger dinero. En segundo lugar porque no hace falta más que ver las caras de Thompkins, Taylor y Randolph (con tres años aquí o más), a los que nunca he oído hablar en español, para darse cuenta de que no se han integrado ni se integrarán jamás en el Real Madrid. A Thompkins le oí en cierta ocasión (en inglés) afirmar que ese equipo era su familia. Si el mejor periodismo deportivo del mundo supiera quién es Trey Thompkins, puede que a estas horas ya lo hubieran colocado en la T4 camino de los USA. Pero no lo saben (les recomiendo el podcast de Richard Dees de inauguración de la presente temporada), de este modo, el amigo Trey puede vivir tranquilo.

Si el argumento anterior no fuera lo suficientemente repugnante (por su xenofobia) y estúpidamente paleto (por la ignorancia), debemos sumarle el viejo principio de “consejos vendo que para mí no tengo”. Y es que, como todo el mundo sabe, para jugar al fútbol en España es condición sine qua non hablar español, pero para ejercer la profesión de mejor periodista deportivo del mundo, saber inglés es una gilipollez innecesaria. Y lo llevan a la práctica hasta las últimas consecuencias. Exigen a Bale que aprenda español para dar patadas a un balón, pero ellos no se exigen hablar inglés para ser mejor periodista deportivo del mundo. Es grotesco que un personaje como Joserramón de la Morena sacuda ferozmente a Bale por no saber  español, cuando seguramente el español de Bale le saque varios cuerpos al inglés de Güichita de Peperramón. Curioso asunto, pues Bale, con su chilena histórica, habrá conseguido que se enarbolen más banderas de España y habrá hecho por España mucho más de lo que en toda su puñetera vida harán Peperramón and Friends.

Solo por eso, Bale debería dar ruedas de prensa en inglés o galés, a su elección, y el mejor periodismo deportivo del mundo debería estarle agradecido de compartir con ellos sus conocimientos de idiomas extranjeros.

No está integrado. Es la consecuencia del apartado anterior. No saben nada del vestuario. Nada de nada. Aun así, afirman que Bale no está integrado. Ven exactamente lo mismo que todos nosotros, los quince minutos de puertas abiertas en los entrenamientos. Esos quince minutos, consistentes en ronditos, son interpretados y traducidos por curiosos personajes como Miguelito, Fernando Burgos o Antón Meana. Ven señales, pistas, indicios y ocultos mensajes en el noble arte del rondito. Después de lo de la ouija, no se conocía experiencia religiosa igual.

Pero esto de la no integración no acaba en el trato de sus compañeros, no. Tampoco está integrado en Madrid. Y aquí, estimados amigos/as, me temo lo peor, pues solo imaginar que entenderá Bobby Gómez por estar integrado, hace que se me abran las carnes. ¿Apretarse entre pecho y espalda un chuletón de un kilo en el Txistu?, ¿ponerse tenazas en el Asador Donostiarra?, ¿vestirse de chulapo para San Isidro?, ¿sacarse el abono de Las Ventas?, ¿ir a una barrera con el propio Bobby, René y Sergio Ramos?, ¿compartir mesa y mantel con Talavante?, ¿ir a alguna capea con el capitán?, ¿atiborrarse de callos, bailar chotis, darle a la gallineja? Porque si ese es el criterio, mucho me temo que yo, y un número nada despreciable de madrileños, tampoco estamos integrados en Madrid.

Si el criterio de integración consistiera en el aspecto lúdico de la noche de Madrid, me malicio que Pipi Estrada ya nos hubiera dado la buena nueva. Pipi calla, ergo Bale tampoco parece haber sacado su coleta a pasear por Kapital o por el Joy Eslava.

A más a más, mucho me temo que si a Bale le hubiera dado por integrarse en Madrid visitando El Prado, el Reina Sofía, el Thyssen o el Sorolla, jamás hubiera coincidido con el adalid del buen gusto y la coherencia Tomás Roncero. Es más, barrunto que jugando al golf en el club de la Casa de Campo también hubiera sido difícil que coincidiese con Manolete o Cristóbal de Soria.

No está comprometido. Los meses pasan, los argumentos se van acabando y Bale sique aquí. Se hace necesario encontrar otra vía. A raíz del episodio de la convocatoria de las selecciones, se les ha encendido la bombilla y desde todos, ABSOLUTAMENTE TODOS, los medios periodísticos que campean por España se ha transmitido el mensaje de “¡qué escándalo, un galés queriendo jugar con su selección!”. Desde aquello del capitán Renault en Casablanca “¡qué escándalo, aquí se juega!”, no se había visto cosa igual. Y hasta ahí podía llegar la broma. “Sargento, cierre el garito”. El comportamiento de la mejor prensa deportiva del mundo ha sido uniforme y como un solo hombre. Ha sido curioso comprobar cómo han compartido mesa y mantel el manolismo de la Cope y el piperío de esRadio. Curioso y, en parte, decepcionante.

El manolismo, jaleador de los goles de Messi en el Bernabéu, enfurecido con Bale por pedir el cambio a falta de DIEZ minutos, diez, para acabar un partido. Desconozco qué extraño algoritmo serpentea en las sinapsis neuronales de esta gente para interpretar que pedir el cambio a falta de diez minutos es prueba irrefutable de querer reservarse para su selección. Tras ochenta minutos de desgaste (jugando mejor o peor), Bale recuerda (tardíamente) que ha de reservarse para su selección y toma la decisión de ahorrarse diez minutazos. Inadmisible. Peor, pues antes de irse, va el tipo, y con toda la desfachatez del mundo, lanza un libre directo. El mejor periodismo deportivo del mundo fue con todo. Tan mal no estará, dijeron. Ya no se acuerdan (no quieren) del penalti del cojo (al que haremos referencia un poco más adelante). Y el mejor periodismo deportivo del mundo se convirtió, de repente, en el mejor fisioterapeutismo y traumatologismo del mundo. Si te molesta, estás lesionado. No puedes lanzar libres directos. Con dos cojones. Salió la lista de convocados  de selecciones y el mejor periodismo deportivo del mundo, brazos en jarra, se arremangó el mandil, apretó las quijadas, frunció el ceño y allá que se fue como torito enmaromao a por Bale. Fue el empezose del acabose.

No conozco a Bale personalmente. No tengo ni idea de su compromiso personal con el club que le paga. Tan solo veo hechos concretos que son irrefutables. Y me resulta imposible ver esa falta de compromiso que sí ve el mejor periodismo deportivo del mundo. Lo que me hace pensar que estoy en lo cierto; sin duda. Lo siento amigos, si tengo que elegir entre lo que me dice el manolismo antimadridista y lo que ven mis ojos, lo tengo claro.

La forma en que la que provocó su fichaje por el Madrid también denota una extraña manera de desentenderse del club. Forzó y forzó hasta lograr el traspaso. Era la cara de la Premier. Era su casa y de haber querido ir a otro club inglés había pilas de millones de libras para él. Le hubieran bañado, literalmente, en oro de haberlo querido. No quiso o no le apeteció. O, simplemente, es que quiso venir al Madrid porque le tiraba desde siempre.

La final de Cardiff debería haber acabado con la cacería. En dos sentidos. Uno. Un mes antes de la final, Bale acababa de salir de una lesión. La final era en SU CASA, SU CIUDAD, SU PAIS, donde, por cierto, es héroe nacional. Reapareció frente al Barcelona sin estar plenamente recuperado. Se rompió. Y se perdió SU final. Por aquella reaparición a Bale se le puede (y pudo) criticar por los motivos que uno quiera, salvo el de la falta de compromiso con su club.

Dos. Unos días antes de la final, en el Open Media Day de 2017, delante de toda la prensa deportiva mundial y de la mejor prensa deportiva del mundo, reconoció que otros compañeros debían estar delante de él para jugar aquella final. Podría haber sido políticamente correcto. Ya saben: “estoy bien”, “he trabajado”, “estoy preparado”,” lo que diga el míster”…, pero no lo fue. Quitó presión a su entrenador y al club. Jamás he visto hacer una aseveración similar, en esas circunstancias, a personajes patrios dizque comprometidísimos. JAMÄS. Recuerden, para mayor escarnio, el caso de aquel portero idolatrado por el mejor periodismo deportivo del mundo. En cierta ocasión le preguntaron que qué prefería ganar, un título con la selección o un título con el Real Madrid. Ya saben la respuesta. Nunca nadie dudó de su compromiso. Es más, aquellas escalofriantes declaraciones provocaron riadas y riadas de fluidos corporales entre su legión de admiradores/as y admiratrices. Nunca se le reprochó nada. Puede que el compromiso al que se refiere el mejor periodismo deportivo del mundo sea ése. Si es así, no puedo por menos que admitir que me encanta la falta de compromiso de Bale.

delante de toda la prensa, bale reconoció que otros compañeros debían estar delante de él para jugar la final de su vida, en su ciudad.

Hay otro hecho que demuestra la falta de compromiso de Bale con el Madrid. Ya lo he citado más arriba y ahora lo completo. La final de Milán del 2016. Bale jugó muchos minutos tocadísimo y al borde de la lesión en aquella final. De hecho podría haberse lesionado de más gravedad, vistos sus antecedentes. ¿Saben qué competición se jugaba pocas semanas después? La Eurocopa de Naciones. La segunda en la historia de Gales y él, el héroe local. Se podría haber perdido aquella Eurocopa perfectamente. Si tan falto de compromiso está con el club y tan entregado a la causa galesa, ¿por qué no se retiró a la banda? Se estaba jugando algo más que un simple partido internacional con su selección. Iker Casillas lo hubiera hecho, si hemos de creer en sus palabras. Extraña forma de no comprometerse la del galés. ¡Ah!, en aquella final fue de lo mejor del Madrid, junto a Sergio Ramos y Casemiro. Otra vez, en otra final.

Por supuesto, Bale es criticable, como todos los jugadores. Pero la cacería pergeñada por el mejor periodismo deportivo del mundo nada tiene que ver con una crítica. A un jugador se le critica por jugar mal, por estar fuera de forma, por la falta de concentración, por errores de bulto, por insolidaridad con el equipo, por egoísta… qué sé yo.

No es el caso de nuestro protagonista. A Bale se le ha criticado por costar demasiado. A otros más caros que él, no. Por tener una hernia que no tenía. Por no hablar español sin haber cruzado ni una sola palabra con él. Por ser un inadaptado por no ir a los mismos garitos que insignes miembros del mejor periodismo deportivo del mundo. Se han burlado de él por llevar coleta, por jugar al golf, por tener familia, por lesionarse demasiado y por reservarse para no lesionarse. Gataflorismo en estado puro.

Sergio Ramos se tomó más vacaciones de las que le correspondían mientras el cholismo  esperaba. El mismo Sergio Ramos, apoyado por el manolismo antimadridista, dejó caer que tenía ofertón del United y que lo estaba estudiando. El mismo capitán que se emperró en jugar (medio lesionado o lesionado del todo) una final de un Mundial de Clubes. Seis semanas parado. Dejó al Madrid líder y se lo encontró segundo, a su vuelta. Un 4-0 frente al Atleti. Marcelo se va de vacaciones y nadie sabe si volverá Marcelo o Marcelo y medio. Marco Asensio dice que se pensará una hipotética oferta del Liverpool. Dani Carvajal dice que no le hace ascos a la Premier. El mismo Carvajal, se va al mundial de Rusia sin estar plenamente recuperado y el mejor periodismo deportivo del mundo se derrite de gusto. El mismo Dani que fuerza estúpidamente en el partido contra el CSKA y se perderá dos meses. El gran Modric, cuatro meses lesionado por jugar con Croacia tocado en la temporada 2014/2015.

Muchos de estos casos son hechos que merecen pocos comentarios. Si acaso, las desgracias de las lesiones. En este sentido son irrelevantes. No añaden nada. Y así parece opinar el mejor periodismo deportivo del mundo… salvo que un nombre se cruce en el camino. Entonces hasta una coleta adquiere importancia y el golf se convierte en deporte de riesgo. No me quiero ni imaginar los comentarios infantiloides y estúpidos si a Bale le diese por disfrazarse de Macario con boina de Louis Vuitton o, en lugar de jugar al golf, tuviera la ocurrencia de practicar el noble arte de Jesulín de Ubrique en capeas y eventos similares. O que su cuerpo fuera un mapamundi. ¿Se imaginan los roñosos comentarios de ese filósofo y pensador español que narra los partidos del Madrid?

No es madridista. Todo este chorreo de incongruencias y disparates acaba con una afirmación sorprendente por venir de dónde viene. Por un lado, de cierto extraño madridismo capaz de beber los vientos por el mayor (y mejor) mercenario que haya tenido el Madrid en toda su historia. Un tipo capaz de marcar 50 goles por temporada y de marcharse del club porque no le pagan una pella con Hacienda. Por otro lado, de una parte no pequeña del mejor periodismo deportivo del mundo, que se ha arrogado la capacidad de dar certificados de madridismo expidiéndolos la mismísima Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Y así, Bale no solo no es madridista, es que, además, es un jeta (entre otros insultos). Primero te quito el carnet que nunca debiste tener y, después, te insulto para que todo aquel que me escuche o me lea vea que tengo razón. El insulto como argumento y como tampón que certifica definitivamente que el insultador abajo firmante tiene razón.

Pero la lista de los abajo firmantes pone los pelos de punta. Gurús, aspirantes a gurús, mandos intermedios, redactores de medio pelo, ex en búsqueda de su lugar al sol, chiringuiteros, tertulianos, entes de diverso pelaje y razas de diversas procedencias.

Pónganle los nombres que quieran. Caben todos. Las excepciones, de haberlas, son excepcionales. Estos son los que nos dicen qué tipo de jugador es el que nos conviene y cuál no. Por ahí se empieza, si se lo permitimos, y acabarán diciéndonos quién debe ser el presidente y quién no, o qué jugador se ha de fichar y cuál no. Nos colocarán a Paco Jémez o Jorge D’Alessandro de entrenador, a Jorge Alberto Valdano de director general y Diego Torres de portavoz y mamporrero del guardiolismo.  Veremos a Santi Segurola, Julito Pulido y Manolo Lama en las tertulias del RMTV. Y tendremos dos tazas de café.

No es Bale. Si me apuran, el caso Bale es lo de menos. El galés un día se irá y punto en boca, pero que se vaya cuando él y el club quieran y no cuando lo diga el mejor periodismo deportivo del mundo. No se lo podemos permitir.

(*) Garethfobia. El título de este artículo. He pensado y buscado el motivo por el que este muchacho despierta tanto odio. Nunca he podido entender cómo un tipo tan discreto y educado, guste su fútbol más o menos, puede provocar ese odio africano. No lo he encontrado, porque no lo hay. Bale no tiene ningún problema. Es más, sería un ídolo allá donde fuera. El problema lo tiene el mejor periodismo deportivo del mundo. Tiene garethfobia del mismo modo que podría tener trastorno obsesivo compulsivo, que tampoco sería descartable. La garethfobia es como la aracnofobia, la agorafobia o cualquier fobia que a ustedes se les pueda ocurrir. Es un temor/odio irracional y estúpido, y al igual que la psicopatía no exime al criminal, la garethfobia no exime al mejor periodismo deportivo del mundo de la responsabilidad de sus prácticas cuasi-mafiosas.

53 comentarios en: Garethfobia

  1. Sólo con echar un vistazo rápido a los componentes y las formas del comando anti Bale, yo ya sé en que bando me sitúo. No necesito ni que me lo razonen con tanta claridad como se hace en este artículo.
    Enhorabuena al redactor.

  2. Y quisiera añadir: el Madrid empezó a ganar copas de Europa cuando llegó Bale. Que alguien me justifique por qué no existe relación causa-efecto entre esos dos hechos.

  3. Don José Luis. Estoy totalmente de acuerdo con Vd. Ha desgranado Vd., uno por uno, todos los mantras que se utilizan para justificar la cacería contra Bale. A mí me encanta Bale y me provoca náuseas toda esta batería de argumentos vomitivos contra este hombre que, además de ser un gran futbolista, jamás se ha metido con nadie. En fin. Me siento plenamente identificado con su artículo. Porque,, además, me siento como rescatado. Porque he llegado a creer que soy minoría en esta turba que me ahoga. Pero, dicho esto, Don José Luis. Nos demuestra Vd., una vez más, lo que es el ser humano. "Yo estoy en contra de los mantras que no me gustan. Los que me gustan, los aireo y los propago". Y ahí va el ejemplo. Un párrafo de su artículo formidable: " ....beber los vientos por el mayor (y mejor) mercenario que haya tenido el Madrid en toda su historia. Un tipo capaz de marcar 50 goles por temporada y de marcharse del club porque no le pagan una pella con Hacienda..".. ¿Donde se ha contrastado que Cristiano se ha ido porque el club no le pagaba su pella?. ¿En el "mejor periodismo deportivo del mundo" que tanto ridiculiza Vd. (con razón), pero del que a la vez bebe cuando le interesa?. ¿Tiene Vd. otras fuentes dignas de mayor credibilidad? Y, por último, ¿que diferencia hay entre llamar a Bale "poco comprometido", "poco integrado", "de fácil lesión", etcccc. y llamar a otro jugador "mercenario"? Al final, vendemos a nuestros contertulios que somos críticos con esta prensa de mierda que tenemos. Pero es mentira y es cinismo. Somos críticos cuando nos interesa.

    1. Claro, Don José Miguel. Pero el Sr Ortiz, Usted y yo no somos periodistas, somos aficionados de un club. Los criterios y baremos para juzgarnos deben ser totalmente distintos a los que deben usarse con los "supuestamente profesionales" de la información.

      1. Bueno, supongamos que es cierto que los criterios no son los mismos a la hora de juzgar, pero igual, si alguien que tiene más reponsabilidad lo hace mal, puede ser razon, pero no justificacion para que lo haga mal el resto. Provoca grietas en el planteamiento y hace que el tema discurra por derroteros que no fueron la intencion del articulo en cuestion.Y aqui vemos el ejemplo. Ud y yo hablando de eso. No perdamos el norte. Yo tambien noté lo de mercenario (mayor y mejor). Lo habia leido antes, y no queda claro si es reconociendo que es lo que hay y hay que vivir con ello, o dando un pellizco al asunto. Pero bueno, tampoco debe ser facil complacer a todo el publico en este mundo complicado en el que vivimos, y mas aun en este publico selecto que es la Galerna. Fuera de esos pequeños detalles que señala José Miguel Fungueiriño M ota, estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Lo estaba de hecho antes de leerlo, y desde siempre, año tras año. Lo que bueno, en este aparece todo admirablemente bien explicado y expuesto.
        Saludos.

      2. Correcto. Es mucho más grave en un periodista. Que es un profesional y, sin embargo, todos hablan y escriben como borrachos de cantina y no como profesionales. Y he dicho que el artículo lo comparto al 1000%. Pero, hombre, el que uno no sea periodista, no le da derecho a decir cosas propagadas precisamente por los periodistas cuando, a su vez, les está criticando por ser como son. Bueno. Perdón. Derecho sí. El mismo que tienen los periodistas y el mismo que tengo yo a criticar a los dos por igual. Yo insisto. La hernia de Gareth no está contrastada. La gilipollez de que no sabe hablar español, tampoco. Lo de que "no entiende el juego", es de risa. Pero lo de que "Cristiano quería que el Madrid le pagara la pella", tiene exactamente el mismo nivel. Y que utilice ese nivel quien a su vez lo está denunciando, me parece una contradicción enorme. Si Vd. cree que, el mero hecho de no ser periodista, es una absoluta carta para caer en esa contradicción, pues nada. Adelante todos. Utilicemos Relañismos cuando nos gusten y cuando no, califiquémoslos de manipulaciones perversas. Para mí lo son todas. Yo, solo me creo algo cuando lo veo (cuando veo y oigo hablar al protagonista con su propia boca. Nada de transcripciones en papel. O cuando me aportan pruebas irrefutables. Lo siento.

        1. Estoy de acuerdo. Además, afirmo que en el momento en el que alguien escribe un artículo en un medio como La Galerna, adquiere, hasta cierto punto (porque se le supone parcialidad a favor del Real Madrid) la misma responsabilidad que cualquier periodista.

    1. jeje, es que no se ha dado cuenta aun, a ver si lo actualiza, vamos, que las cartas de presentacion son importantes...
      Y si, es el odio contra lo bueno del Gales lo que los motiva. Durante años se estrellaron vs la muralla de Cristiano, que hizo oidos sordos a tooooda su m... y bueno, si Bale, como dicen, no habla español, pierden el tiempo, pues tampoco las leerá 😉
      Saludos.

      1. Eso es. Como ni habla castellano, ni está integrado... no creo que Bale se vaya a quedar sin dormir por las BILIS que suelte esa panda de MISERABLES.

  4. Se podría hacer un artículo similar con todo lo que le consienten a Messi.
    Y otro para contar el fraude de Simeone entrenado super reconocido que se dedica a la táctica más sencilla y práctica del futbol, defender con 10 y atacar con uno.

    1. Algo similar pienso desde hace años. El artículo es magnífico, analítico más que forofo, razonado y argumentado, muy por encima de lo irracional que suele ser habitual en ese mejor periogolfismo del mundo. Y decía, ÁngelFuenca, que lo mismo pienso, porque jamás he entendido el seguidismo y palmerismo hacia determinados jugadores y entrenadores. Messi es un fuera de serie como futbolista, hay que reconocerlo, aunque deje mucho que desear en todo lo demás, pero, ¿por qué ese blanqueamiento continuo de la figura de Luis Suárez? Es (quizás, están Vinnie Jones y Materazzi, o Goikoetxea) el peor tipo que he visto jamás en un campo de fútbol ¿por qué no se le critica ni la décima parte que al bueno de Gareth? ¿Por qué esa exageración de cada pedo de Griezmann? ¿Y qué les da el Cholo para que le mimen tanto? Creo sinceramente que la respuesta es tan simple como esos periodistas que se ceban con Bale y alaban tanto a los mencionados, o a Iker e incluso a Ramos: estos entran en su juego y Gareth no.

  5. Amén, D. José Luis. Pero se ha olvidado usted un segundo apartado de incomprensión: ¿Cómo es posible que haya una cantidad importante de aficinados dizque madridistas, que compren esa información tan "averiada" que propagan los vendeburras periodísticos? ¿Cómo es posible que exista un solo aficionado de nuestro Club que se ponga de parte del gurú Segurola y su "Bale es un chico que no sabe jugar al fútbol" y obvie la la carrera de Valencia, el gol de Lisboa en la prórroga, el penalty del cojo en Milán o su golazo al Liverpool?

    1. Pues porque se creen sus mentiras.
      Simplemente lo de las lesiones, que siempre está lesionado. Joder, los datos que aporta el autor de lo que ha jugado Bale, y en comparación con Carvajal, están brillantemente documentados. Pero esto no les interesa decirlo a la prensa, para que cale en el aficionado poco analítico y que no tiene ganas de andar investigando si lo que lee es cierto o no.
      Mas le valía en cuestión de aporte significativo a Mr.Chip o al Pedrito numeritos, dar estos datos cuando alguien comente que está todo el día lesionado, en vez de dar las burdas estadísticas que dan a veces sin ninguna utilidad. Del estilo de decir, que alguien lleva dos meses sin marcar, en la primera jornada de una temporada después de haber pasado el verano sin ningún partido disputado.

  6. Totalmente de acuerdo con su articulo,Jose Luis.Es mas,aunque Bale no hubiera sido,un fenomeno o un buen jugador,no es admisible
    esta cruel caceria.ENHORABUENA.
    Saludos desde mi GRAN CANARIA Y HALA MADRID.-

  7. Brillante y completísima exposición.
    En realidad no creo que haya Garethfobia sino que se atiza a Florentino o al mismo club, dando patadas en el culo de Bale o del jugador de turno, o del entrenador. Se llama "cargar tintas". Pero es algo que solo hacen con el Real Madrid. A los demás, sobre todo al Atlético, es quitar hierro a los asuntos.Y con el Barça es mucho peor lo que hacen: miran hacia otro lado, como si no fuera con ellos la cosa y ya lo tratarán en Barcelona, mientras siguen demostrando que rinden pleitesía a Messi.

    Roberto Palomar sigue insinuando que cualquier lesión que sufra Gareth es por lo de la espalda. Antón Meana ha seguido asegurando, ya en la SER (es decir, años después) que Gareth vino lesionado y jamás se ha retractado. Lesión de la que nunca se ha tratado. Estos dos personajes siguen lanzando sus ponzoñosas insidias desde varios medios (SER, Cuatro, #Vamos, Cope, Marca y Radiomarca), esto solo entre los dos.

    Julio Pulido (que le profesa un odio considerado a Florentino por la marcha de Iker Casillas y usa sus medios para cargar tintas, ¡cómo no!) afirmaba hace un par de años que Gareth no jugaría con él "nunca, nunca, nunca", dicho de forma vehemente, drástica, en la SER. Es jefe de Deportes en mediaset, marca líneas editoriales y los cachorros que aprenden con él, aprenden a cargar tintas contra el RealMadrid y Florentino y quitar hierro a los demás. Quiero recordar que este personaje, nada más aterrizar Mouriño en el RM, largaba en las tertulias de Ondamadrid (dedicada a los equipos d ela capital) lo siguiente: "hay que explicar a la gente que meterse con Mouriño no es meterse con el Realmadrid" y se quedaba tan pancho. Siempre diciendo lo que se debía hacer y lo que no. ¡Qué cosas! El RM no acertaba ni una de las que decía, oiga. 😉

    Este linchamiento a Bale es directamente proporcional al permanente doblerasero con que juzgan al RM.

    Y no nos podemos olvidar de algo importante: los medios generan opinión y por lo tanto, crean caldos de cultivo para cuando lleguen mal dadas, todo sea apocalíptico y ellos puedan cargar más aún las tintas. Y lo hacen prácticamente todos. Y solo con el RM. La joya de la corona.

    De ahí tanto debate especulativo para rellenar, y como en sus enfermizas y obsesivas mentes polémica es sinónimo de atractivo, todo es apocalíptico con el RM. Y lo que sueltan, de tanto repetirlo (y en tantos medios) cala en el aficionado, usuario, oyente, ciudadano. Y las mentiras, las exageraciones, las distorsiones d ela realidad hacen su mella y no son pocos los madridistas que creen a pies juntillas las exageraciones sobre Bale. Por cierto, que la peor lesión que tuvo, por la que más tiempo paró y al forzar la recuperación cayó de nuevo, fue producto de una fortísima patada que casi le rompe el tobillo en mil añicos.

    Son muchos medios, la gran mayoría, y el enemigo anida en ellos. En el campo solo está el rival a batir.

    Gracias José Luis por este exhaustivo y detallado artículo que evidencia la mala fe de los medios con Gareth Bale, ese chico que no entiende el juego y que solo hace goles, decían los Segurola, Cappa y cía., que siguen campando a sus anchas.

    1. Creo que tienes mucha razón. El madrid genera envidias y la envidia genera odio. La lástima es que muchos madridistas se lo crean, pues como dices son generadores de opinión, y piensen que estas defensas que hacemos son porque somos unos "hooligans" que no vemos lo malo porque amamos demasiado a nuestro equipo y no somos objetivos.

    2. Hola vagawain. Se echaba en falta tu dosis de razón ácida y fría en los comentarios. Una pregunta: han vuelto a abrir tu blog??? Hace unos días lo visité con una amiga y vi que habían publicaciones nuevas...
      Saludos.

  8. Totalmente de acuerdo con usted.
    Pero que se puede esperar de estos juntaleltras.
    Pues eso,odio visceral hacia el Real Madrid.hacia bale.en su día hacia Cristiano, Benzema,en fin al Bernabéu entero si pudieran lo quemarian para quitarlo del mapa,
    Hala,trece Champions,
    Treinta y cuatro ligas
    Etc etc.etc.
    Que se jodan.

  9. Según estaba leyendo el artículo, iba recordando afrentas comparativas contra Bale, como el distinto trato dispensado a Carvajal, lesionado por forzar él mismo, y del que no se critica nada, y a Bale, que pide el cambio para no lesionarse, y se le critica, porque se pudo lesionar, y también por pedir el cambio sin estar lesionado.
    Quiero recordar que en la época de la "hernia", se criticó a Bale, porque su afición al golf era perjudicial para jugar al fútbol, y podía tener que ver con la famosa hernia. Semejante gilipollez la profirió un personaje de la canallesca, cuyo nombre no recuerdo, y que como es habitual, no se basaba en nada, ni en informes médicos, ni en opiniones de profesionales de la medicina.
    El último "escándalo Bale", es decir, el que haya acudido a la convocatoria de la selección de Gales, estando lesionado, ha suministrado nueva munición para seguir disparándole. Lo que en un jugador español hubiera sido alabado por su compromiso con la selección española, es criticado en Bale por su falta de compromiso con el Madrid. Y ello, sin tener en cuenta, corríjanme si me equivoco, que para los futbolistas es obligatorio acudir a las llamadas de su selección. Es igual. Para nuestros enfermizos tertulianos, Bale tendría que haberse negado a ir, y si ha ido es para que le dieran la bota de oro como goleador histórico de Gales, y para estar unos días tocándose los huevos, en vez de estar en Valdevebas con los fisios.
    A los ojos del manolismo (copy right del sr. Ortiz) y del cuñadismo-piperismo, Bale nunca tiene escapatoria.
    Respecto de su artículo sólo me queda levantarme y aplaudir.
    Saludos.

  10. Me ha gustado mucho tu articulo. Más pormenorizado no ha podido ser. Lo suscribo todo. Y por ponerte un pero te pongo el de la extensión, demasiado largo para mi gusto.

    Saludos

  11. Ese odio a Mr. Bale en mi opinión tendría una explicación simple; los jugadores «guiris» no le dan bola (ni ellos ni su entorno) a los plumillas, y si los consiguen sustituir por jugadores locales aumentan sus posibilidades de rascar información, así que leña al foráneo (dentro de lo disimulable), y más cuanto más estrella sea...

  12. Enhorabuena. Muy buen artículo. En todo caso, demasiado respetuoso con la basura. Yo me habría cebado un poco más con el funeral de todos esos babosos incompetentes tras la chilena de Kiev. De todas formas, el artículo no explica el porqué de la garethfobia. El origen de ella. ¿Acaso para sacudir a Floper? Tiene que haber una causa. Estos gangsters no disparan al azar. Que alguien me lo explique.

  13. Jajajajaja me encanta!!! ahora mismo lo comparto en wasap!!!!

    Me encanta Bale, pero es cierto que aunque no me entusiasmase su juego, la simple idea de una prensa cual jauría humana liderada por Marlon Brando tras el bueno de Gareth. Me pone mucho.

    Son una caricatura de sí mismos. Me produce una repulsa aún mayor cuanto más madridistas dicen ser

    Adolecen de cualquier rasgo que defina el periodismo, son indolentes y faltos de profesionalidad. Y para colmo, presentan sesgos de lo peor que muestra una sociedad, xenofobia, odio, envidia, etc.

    Qué lástima de profesión

  14. Maravilloso artículo.
    Enhorabuena al autor, por tal cantidad de razones pormenorizadas y explicadas. Si en La Galerna se premiaran a los mejores artículos cada año, este era nominado fijo.
    He disfrutado mucho leyéndolo, aunque he de reconocer que actualmente es mi debilidad en la plantilla actual del Real Madrid. Y, para mí, que no se largara este verano, ha sido uno de los mejores fichajes. Ese y que no se fichase a Neymar por una millonada. Si se ficha a alguien en los próximos años, debería ser Mbappé.

  15. Gracias por el artículo. un 10. Premio Cavia amateur. Levanto mi copa a tu salud!
    Archivaré esta maravillosa pieza: argumentos de peso para aplastar los insufribles mantras antimadridistas.

  16. Totalmente de acuerdo en la defensa de Gareth Bale, pero aquí te has columpiado: ''Por un lado, de cierto extraño madridismo capaz de beber los vientos por el mayor (y mejor) mercenario que haya tenido el Madrid en toda su historia. Un tipo capaz de marcar 50 goles por temporada y de marcharse del club porque no le pagan una pella con Hacienda.''
    1- Casi todos los jugadores buscan jugar donde más les paguen o donde mejores condiciones les ofrezcan.
    2- Año 2009. Varios años palmando en octavos. Ridículos en Copa del Rey. Goleadas humillantes del Liverpool y el FC Barcelona. Pues Cristiano Ronaldo se va del equipo que acababa de jugar 2 finales consecutivas de Champions League (ganando la de 2008) y de ganar 3 Premier Leagues consecutivas, donde le consideraban el mejor futbolista de la historia (lo ponían a la altura de George Best, que para los mancunians ocupa ese lugar), a un equipo antaño glorioso y en ese momento en decadencia, con un estadio lleno de piperos y con todo el ''4º poder'' en contra...
    Cristiano simplemente se ha ido por la caza de brujas que la prensa antimadridista y el estado antiespañol han hecho contra él. Un estado que libera etarras y violadores y que deja a los pujoles, puigdemonts, torras y compañía campar a sus anchas, pero que asaltan la lancha de CR7 donde estaba su familia como si de un peligroso narcotraficante se tratara.
    Y también se ha ido, probablemente, porque no ha terminado de conectar con su jefe, Florentino Pérez. Y hay muestras de ello. Probablemente, una vez ha hecho HISTORIA en el Real Madrid, buscaba nuevos aires, y Florentino sacar rentabilidad económica a un jugador con casi 34 años. Y ya está.

      1. Dicho lo cual, es más que evidente que la marcha de CR se debe a las condiciones fiscales de Italia, que para su "problemilla" es prácticamente un paraíso fiscal.

  17. Excelente y brillante artículo. Tal vez sobraba sacar a colación a algunos de sus compañeros (Ramos, Marcelo, Carvajal o Varane) para hacer contraste de la doble vara de medir, pudiendo encontrarse numerosos ejemplos en otros equipos; pero no le resta brillantez al artículo. Enhorabuena.

    Alguno de los que afean a Bale por "no saber hablar español", le llaman "milindres". Y son periodistas españoles, con carrera y todo...

    1. Pues yo creo que la comparación con Carvajal y Varane, en este caso si que es muy relevante. No para afearlos a ellos, sino para afear lo que hacen con Bale en cuanto a lo que juega y deja de jugar por lesiones.

    2. Todos no tienen carrera, de hecho hay muchos que no la tienen, que no han pisado una facultad en su vida ni siquiera para las fiestas de primavera....

      Saludos

  18. Primero ante todo mis felicitaciones al redactor.Muy detallado el artículo q satisface a los lectores d la selectísima galerna. Como todo buen jugador es criticado fuertemente , no es el primero ni va a ser el último. Simplemente con la pérdida de Cristiano ahora es más centrada la atención en el galés. Y no están muchos medios, lamentablemente, realizando una valoración correcta y justa de Bale. Saludos...

  19. Me ha ENCANTADO tu artículo, José Luis y si tengo que destacar algo es cuando dices eso de que "Exigen a Bale que aprenda español para dar patadas a un balón, pero ellos no se exigen hablar inglés para ser mejor periodista deportivo del mundo".

  20. Perfecto retrato de la indigencia profesional de estos juntaletras, argumentado con la dosis perfecta de inteligente humor. Pero no voy a ocultar mi desacuerdo total con la bala a Cristiano.

  21. Excelente y contundente artículo. Que un individuo de la catadura de Roberto Gómez esté en todas las tertulias, (¡tv pública incluida!) lo dice todo sobre el nivel del periodismo deportivo español. Ignorantes, incultos y maliciosos. Lo mejor de cada casa.

  22. Como supongo que ya se habrá comentado todo o casi todo (lo siento, no he leído todos los comentarios) sólo añadiré que Gareth Bale es mi jugador favorito del Real Madrid.

  23. Yo de Gareth Bale tengo una opinión particular, despertada en mí tras escuchar un comentario del también galés JB Toshack, aunque un poco ampliada.
    Tengo la convicción de que lo que tenemos en la plantilla es EN POTENCIA y por condiciones el mejor lateral izquierdo de la historia, muy por delante de los dos siguientes (en este orden): Maldini el de los primeros años y Roberto Carlos. Y teniendo en cuenta los problemas que estamos teniendo en esa banda no entiendo por qué no lo hemos utilizado casi nunca en esa posición. Además de sus muchísimas condiciones físicas y técnicas tiene el mejor saque de banda de la liga española.
    Respecto a lo de los impresentables de la Prensa, el otro día estaba leyendo sin darme cuenta (luego fui a lavarme las manos corriendo) un artículo en que el impresentable de Diego Torres le daba la misma medicina que a Isco: opinión sesgada disfrazada de noticia según la cual en el vestuario hay un malestar con el galés por las razones pseudotácticas que el vendemotos argentino exponía. Deberíamos inventar algo para mantener al equipo alejado de la influencia de la prensa.

  24. Lo primero gracias. Quería apuntar algunas cosas más:
    Está demostrado científicamente que leer el As (pobres) garantiza odiar a Bale. Manipulación de pobres diablos.

    Recuerdo esa frase de Valdano, para colmo de hace no mucho: "Nada de lo que hace Bale vale 100 millones." Escasos meses después marcaba el 2-1 de chilena en la segunda parte de una final de Champions (sin mencionar goles clave anteriores). No ha rectificado su opinión.

    Si Bale fuera español, sería considerado por los mismos periodistas una leyenda del madridismo. Un español marcando el "gol a bartra" en copa, el 2-1 en 2 finales de champions, el penalti cojo en Lisboa...lo dicho, leyenda del madridismo y del fútbol español.

    Pero es galés y no da entrevistas.

    1. Da igual cuando leas esto siempre será verdad: los futbolistas españoles del Real Madrid tienen la única función de servir como excusa cuando la selección pierde, previamente se habrá machacado al entrenador de turno por cerrarles el camino en el Madrid al no ponerlos de titulares.

  25. Me parece buen artículo si, y conste que me gusta mucho el jugador, además, lo que diga prensa patria sálvame deportiva me resbala..... dicho esto, no sé por qué a mi siempre me queda la sensación de que puede hacer mucho más y por lo que sea, no lo hace, salvo en contadas ocasiones (que gracias a Odín, casualmente son finales).
    Creo que es una sensación bastante generalizada y es por la grieta por la que se cuela la insidiosa campaña que se orquesta contra él. Muchos madridistas son críticos con él y no por lo comentado en este artículo.

  26. Magnífico artículo, cargado de razones aunque, lo de que no se integra en el vestuario... Recuerdo que en nuestro equipo, teníamos un jugador que, siempre, siempre, lo alineaba el entrenador de titular. En verdad, era muy bueno y dominaba el centro del campo pero, nunca hablaba con los compañeros. Ni una palabra de ánimo, de apoyo o, siquiera, de crítica ante algún error. Nada de nada. Nunca pronunció una sola palabra antes, durante o después de los partidos. No se integró (según el baremo utilizado por los periolistos). Como si fuera una excusa suficiente el que fuera sordomudo de nacimiento...

  27. Hola muy buenas! No suele hablar por Facebook ni internet, pero me ha tocado la fibra...este artículo! Llevo muchos años defendiendo a Gareth y no contra barcelonistas ni colchoneros ni nada...contra madridistas...q es lo peor! Por desgracia este país lo q se diga en determinados medios es cierto a fe ciega y la gente se lo cree...cómo todo! Pero ya se pasa de castaño-oscuro...pitar de esa manera a un jugador de tu equipo en tu estadio sin motivo aparente...? Q revisen todo lo q ha ganado este chico desde q llegó! Es una cacería de brujas en toda regla! A otros compañeros...q no han sido decisivos en nada y no los nombró pq soy madridista y se saben quiénes son , se les aplaude? Q no sabe español? Q no sale de fiesta? Q juega al golf? Pero es q nos hemos vuelto tontos todos? Y él con todo esto no ha dicho ni una mala palabra cuando podía haberla dicho...y encima no le van a dar ocasión de terminar... aunque viendo lo visto para que le piten....es una vergüenza! Me da vergüenza de esta gente, periodistas, aficionados...etc! Debe ser insufrible lo q esta sufruendo vale Termino diciendo Yo soy de Gareth! Y ojalá le vaya muy bien! Me alegra saber q no estoy solo, y gran artículo, difícil...por cómo la gente se comporta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El día que @gabrielrufian se nos hizo obispo, en el #Portanálisis de @lagalerna_

👉👉👉https://t.co/IhXU4B59cL

2

Pudiera parecer que @JesusBengoechea nos habla de baloncesto, pero no. Es mucho más que eso porque ellos son muchísimo más que eso.

https://t.co/UlXai48yu9

Comienza otra semana importante. Este jueves, a las 19.30 en el Colegio Mayor Chaminade (metro Vicente Ailexandre), presento el libro de fútbol francés de @albertocosin y servidor junto a @Migquintana. ¡Estáis todos invitados a venir! 😉😉https://t.co/2l5I9o9s5H

Pedazo de análisis del gran Joe! @jluisllorente desde luego, si alguien sabe de esto de la canasta y de su confluencia con el madridismo, es él... imprescindible lectura!! https://t.co/1PMmFrjNWC

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram