Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Saca la basura fuera o te quedas a dos velas

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Saca la basura fuera o te quedas a dos velas

Escrito por: La Galerna17 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Mundo Deportivo es hoy (y siempre, en realidad) Mundo Alucinante. Hay días en que, observando su portada, uno cree estar ante la entrada viscosa y enmarañada al mundo paralelo de Stranger Things. A mí me ha salido una bici ochentera entre las piernas y una mochila en la espalda; llevo peinado de beatle y hablo con mis colegas de La Galerna por Walkie Talkie.

“NoNey pero SíNey, cambio... NoNey pero Síney, cambio”, repito perplejo. Yo imagino hoy a un lector habitual de Mundo Alucinante poniendo luces por toda la casa y pintando un abecedario en la pared del salón para tratar de comunicarse con Santi Nolla, y en lugar de eso tan sólo conseguir comunicarse con Francesc Aguilar, que aparece como a contraluz con las primeras luces de la mañana, reflejado entre el vaho, en el espejo del baño, diciéndole a ese valiente lector de Mundo Alucinante: “A mí no me preguntes”.

Lo sutil y lo fantástico, no obstante, es marca de la casa en Mundo Deportivo. ¿Dónde más se puede hablar de De Jong hasta el paroxismo, tanto que ese ilusionado culé sienta mariposas otoñales en el estómago y, de repente, aparezca Neymar en su antigua casa como Tom Hanks en Náufrago? Yo veo a ese lector tan confundido como a la pobre Helen Hunt, casada y con hijos, al descubrir que su antiguo amor está vivo, y creo que eso no se hace con las personas, señores de Mundo Alucinante, por mucho que todas esas páginas suyas estén hechas para alucinar.

No cambia mucho el asunto en Sport, quienes también proporcionan un tratamiento de choque a sus seguidores. Si en Mundo Alucinante aparecía Neymar como el monolito de 2001, una odisea del espacio, en el diario del taimado Folch y del divertido Mascaró han dejado caer la cantera sobre su portada como podrían haber dejado caer la máquina del café alrededor de la cual deben de hacer sus reuniones de trabajo igual que en Camera Café. La fotografía que ilustra el invento es tan curiosa como que a Valverd no se le ve la cara mientras por encima se miran y se hablan Piqué y Alba, que parecen Los gemelos golpean dos veces cantando aquello de: “Saca la basura fueraa, o te quedas a dos velaas...”

El caso es que yo no sé de qué cantera hablan. Igual es una cantera que está dentro de ese mundo paralelo de Stranger Things desde donde se deben de dictar los artículos con Walkie Talkie mientras se ven los posibles fichajes del Barsa en el gotelé que tan sesudamente analiza el sufrido y valiente lector cataculé. Quizá no tan sufrido y desde luego menos valiente es el lector de periódicos deportivos que un buen cataculé llamaría mesetarios. Aunque desde luego hace falta poseer un talento innato para ser fiel al diario dirigido por don Croqueto.

Mucho han cambiado los tiempos desde aquellos primeros de Relaño, pero en As no les importa. El desapego y la modernidad no van con ellos. A ellos les gusta la cacha y el sílex mientras intentan malamente hacerse pasar por madridistas, características todas ellas que hoy no se dan en su portada, como para temerle a un interior lleno de rijosas trampas que tampoco parecen existir en Marca y su rostro limpio de hoy, con ese Isco en escorzo regresado para levantar a su Madrid.

Pasad un buen día.