Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Kane, la apuesta más segura

Kane, la apuesta más segura

Escrito por: Juan Carlos G. Guerrero17 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hay veces que todo es mucho más sencillo de lo que queremos ver: si se te va un jugador que promedia 50 goles por temporada, ficha al que marcó 55 el año anterior. Harry Kane fue el máximo goleador de 2017 por delante de Messi y Cristiano Ronaldo, ¿hay alguien mejor en el mundo para tapar el hueco estadístico del portugués? Dos jugadores que sólo se parecen en el número de goles a final de temporada, justo lo que ya se echa de menos de Cristiano.

Kane es Benzema con más gol. Se asocia como el francés y marca casi como Cristiano. Piensa deprisa y dispara aún más rápido. Es impredecible porque sabe hacer de todo. Aguanta el balón, abre a la banda, se suma al remate, sorprende con un disparo lejano, va bien de cabeza, lanza penaltis y es un líder. Todo lo que ha perdido el Madrid en el ataque con la marcha de Cristiano lo podría traer Kane si somos capaces de entender que sólo se vive una vez como sólo hubo un Cristiano que duró nueve años. No se busca un heredero, se quiere anunciar un nuevo régimen.

Para querer a Kane hay que huir de dos prejuicios: su aspecto y su nacionalidad. Encontrar en Harry la vistosidad de otros jugadores como Hazard es apostar a caballo perdedor. Kane está por encima de la estética: es torrencial de cara a gol y práctico con respecto al juego. Las jugadas mejoran cuando pasan por él: si no acaban en gol directamente, su equipo estará más cerca de encontrarlo. Parece moverse a cámara lenta pero es un efecto óptico para que apreciemos mejor su movimiento rompedor. Todos, menos el defensa que tiene al lado (Ramos en el tercer gol del reciente España-Inglaterra). Su juego es un reflejo de sus ojos, medio entornados, no parece la cara de alguien que vaya a destruirte, y sin embargo lo hace. Ves a Kane con 10 años y no te imaginas una futura estrella mundial. Tampoco apostaron por ello Modric, Van der Vaart y Bale cuando lo vieron aparecer en los entrenamientos con el primer equipo del Tottenham. Kane le ha ganado la partida al destino gracias a trabajar un talento que no era innato. ¿No es eso lo que más ama el Bernabéu?

si se te va un jugador que promedia 50 goles por temporada, ficha al que marcó 55 el año anterior.

Va siendo hora de desterrar el mito de los británicos en el Madrid. Pero si alguno es de desparasitación lenta, le vendrá bien entender que Kane es inglés porque nació allí y juega para su selección, pero no tiene nada que ver con el modelo de jugador inglés que se ha perpetuado a lo largo de las décadas. Sólo conserva su facilidad rematadora dentro del área, el resto de sus variadas cualidades lo acercan más a un fútbol continental. No olvidemos que se ha convertido en una estrella a las órdenes de un argentino que con 22 años ya estaba en España.

Tiene 25 años, no recuerda la última vez que estuvo en una discoteca, fue padre el año pasado y se compró una casa para estar más cerca del campo de entrenamiento del Tottenham: vive por y para el fútbol. Si hay que arriesgar mucho dinero en un gran fichaje, Kane es la apuesta más segura. Sus goles venderán las camisetas.

Periodista freelance / Ex de La Sexta y Marca | Filmmaker Twitter: @jcguerrero87