Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Asensio y el portadismo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Asensio y el portadismo

Escrito por: La Galerna18 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Si ayer Marca amanecía casi tan bella como Charlize Theron con la cara lavada, hoy ha debido de pasar peor noche y presenta, a pesar del maquillaje, ligeras bolsas bajo los ojos en forma de mensaje para Asensio. El portadismo patrio en general aparece hoy tras lo que podría ser una larga noche sin ideas, o bien un profundo sueño con despertar tardío tras lo que llegan las prisas: me lavo los dientes mientras me ducho, me peino mientras se hace el café, voy mordiendo la tostada mientras me visto y salgo a la calle mientras me abrocho el cinturón.

Lo de Asensio en Marca es un mix (o un remix) de lo que se comenta en los mentideros, a lo que le añaden esas horrendas especulaciones sobre lo que piensa el resto de la BBA. ¿No se darán cuenta de que ya no tiene sentido seguir con la ocurrencia de las siglas? La BBC tenía sentido. Fue un hallazgo notable, pero ya. ¿Qué es BBA o cualquier combinación que se le parezca? Era BBC o nada. Encuentren algo bueno o paren ya con eso, por favor. Inventen algo que sirva, por el bien de la humanidad, y no lo que creen que tienen en la cabeza los futbolistas del Madrid. Abandonen esa senda cutre pseudo espiritista. Es como ver a todos sus responsables riendo nerviosamente con la nariz en la que sobresale una verruga.

Menudo plan. Aunque para plan el masterchef en un acto (en una portada) que han montado nuestros queridos amigos de As. Recuerdo que mi profesor de Química siempre nos decía que no había que mezclar agua con sodio. Pero ellos no se andan con chiquitas. Cacha y sílex. Mezclan el agua con el sodio, las churras con las merinas y a Tebas con Florentino. Hacen un sofrito con la Liga. Lo ponen todo a fuego lento. Añaden sal, rencor, pimienta, agua, odio, vino y croquetas, y luego lo dejan reposar toda la noche. El resultado ya lo ven: una delicatessen, ambrosía pura. Pero no tomen demasiado. No conviene abusar.

En cualquier caso, las buenas horas en la cocina hay que valorarlas. No como está ocurriendo en Mundo Alucinante y su semana de holganza. Hoy parece que ni siquiera han ido al trabajo y me da a mí que le han dejado con todo a nuestro admirado Francesc. Lo imagino llegando a la redacción y diciendo: “Hola, hola, ¿hay alguien?”, mientras, por ejemplo, Peluka Zárate está en bata en su casa adormilado viendo en el sofá los magacines de la mañana. Francesc deambulando y tecleando entre las mesas vacías, y haciendo de vez en cuando un gracioso pasito de baile a lo Fred Astaire mientras piensa: “¿La portada?, con la gorra, tú.” Es como si hubieran hecho unas gachas con las sobras de ayer.

Hay que ver lo que les gusta el Madrid por aquella esquina. Ellos quieren ser iguales, quieren ser como el Madrid, y por eso no tienen reparos en fabricarse el debate de NoNey/SíNey (como en el Madrid), como se fabricaron el autopasillo ideado y promovido por Piqué. Piqué lo mismo te organiza un autopasillo que una Copa Davis o que un pollo a un policía. Por eso hoy en el diario dirigido por Ernest Folch lo han cogido (con pinzas) y lo han colocado ahí, también un poco apresuradamente, en un batiburrillo de ideas sueltas, simples hechos desconectados, bajo el casi lema de que Arthur (¿quién será Arthur?) TAMBIÉN brilla con Brasil. Supongo que querrán decir como Vinicius y como Rodrygo.

Pasad un buen día.