Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
José Luis Garci: "¿Cómo voy a ser antimadridista si soy madrileño?"

José Luis Garci: "¿Cómo voy a ser antimadridista si soy madrileño?"

Escrito por: Jesús Bengoechea1 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nos personamos en la sede de la mítica productora de José Luis Garci, Nickel Odeon, para convencerle de que en realidad él es madridista. Quienes ya nos conocen saben que en esta publicación solemos llamar madridismo a todo aquello que nos gusta, y es por ello que al personarnos nos personamos ciento y la madre, no solo porque de este modo se incrementará nuestra capacidad persuasiva sino también porque es mucho lo que a Garci se le quiere en la Galerna. Nadie quería perdérselo. Le hacemos saber, nada más entrar por la puerta, que se trata del primer insigne no-madridista al que entrevistamos aquí, lo que da cuenta de cuán insigne nos resulta. No está el Óscar en ninguna repisa de su despacho, pero sí están en cambio Paul Newman y un póster de Tiovivo, mi predilecta de entre sus películas. Garci ha dicho siempre beber los vientos por el Atleti y el Spórting de Gijón. La entrevista tiene lugar pocos días antes de la muerte de Quini, que sin duda le habrá afectado. Un abrazo, José Luis, extensivo a la familia del Brujo. 

P: Tienes fama de acertar resultados. Pronosticaste un 3-1 en la ida del PSG-Real Madrid y diste en el clavo. ¿Qué resultado prevés para la vuelta?

R: 2-2. Pero no veo al Madrid campeón de Europa este año. No hay que perder de vista que ese 3-1 fue engañoso. El PSG salió frenado, como si tienes un Maserati y vas a 50. Tiene un entrenador que no es de los más valientes y audaces que hemos conocido en el mundo del fútbol. (Risas de los entrevistadores). El Madrid tiene problemas de equilibrio entre sus líneas. No lo veo ahora mismo eliminando al Barcelona o al Bayern de Múnich. Contra el PSG tuvo suerte también en el aspecto arbitral, como sucede a los grandes. Otra cosa es los arbitrajes que sufren Las Palmas, Leganés o cualquier otro equipo modesto. Pero a los grandes siempre les ayudan.

P: ¿Y el Atleti? ¿Puede quejarse de los árbitros?

R: No. El Atleti ya no es un equipo pequeño. Y no es maltratado por los colegiados. Le tratan con consideración.

P: Pues hay cierta tendencia a quejarse en la hinchada. Sobre todo últimamente, han estado un tiempo largo sin que les piten un penalti a favor.

R: Eso son rachas. Ni el Madrid ni el Atleti ni el Barcelona se pueden quejar. Siempre salen beneficiados por los árbitros. Desde hace muchos años, yo diría que desde García Traid.

P: ¿Y en el aspecto mediático? ¿Puede quejarse el Atleti?

R: Pues tampoco. Creo que es muy respetado en los medios.

P: Hay quien opina que el Atleti, como grande que ya es según tú mismo has dicho, es tratado con complacencia por los medios. Cae en la liguilla de Champions porque no es capaz de derrotar al Qarabag de Azerbayán pero no se monta ningún escándalo. Eso no pasa con otro grande.

R: El Atleti ya ha experimentado una mutación impresionante de la mano de Simeone, no cabe exigirle mucho más. Yo no recuerdo un Atleti tan fuerte desde hace décadas. Hay gente que ahora se escandaliza porque el Atleti mete pocos goles. “Pero ¿habéis visto cómo juega Simeone?”, les respondo. “¡Si no los hemos metido nunca!”. La robustez defensiva del Atleti tiene muchas ventajas. A veces, como le pasó a Emery ante el Madrid, te ves en la necesidad de meter otro defensa. Esa necesidad nunca acucia a Simeone, porque ese defensa extra ya está en el campo. (Risas de los entrevistadores). Es otra manera de jugar.

P: Pero tu has sido siempre un enamorado del fútbol-arte…

R: No, no. Hay muchos tipos de fútbol. Te pueden gustar o no, como hay muchos tipos de cine que te pueden gustar o no. Hay géneros: western, cine bélico, cine de vanguardia… Está el musical. Pero todo es cine. Con el fútbol sucede lo mismo. A mí me gustaría que el Sporting, mi otro equipo, se definiera. Claro que el estilo futbolístico también viene definido por el dinero que tengas para fichar grandes jugadores, y en esto mi Sporting nunca podrá competir contra el Madrid o el Barça.

P: Incluso el Madrid o el Barça lo tienen difícil en el nuevo contexto. Ya no pueden competir con los petrodólares del PSG o el City.

R: Eso es verdad, pero ni el City ni el PSG podrán competir nunca contra la genética ganadora de los clubes con historia. Yo aposté 3-1 en el Madrid-PSG porque he visto ese partido muchas veces, y la historia juega. El United era el equipo de moda cuando yo era un chaval, y le daban como favorito ante el Madrid. Luego resulta que Di Stéfano, Gento y compañía les metieron un 3-1. Por eso, por paralelismo, dije yo que este Madrid le iba a meter un 3-1 al PSG, porque era el equivalente de ese partido en nuestros días. Dije: “Pasará lo mismo”. Y pasó. Sobrecoge jugar contra la leyenda.

P: ¿En cine pasa igual?

R: Claro. Rodar con Fernán Gómez aparejaba cierto miedo. Esa voz, ese gesto eterno… Te intimidaba. Y en fútbol sucede lo mismo. Mira al Bayern de Guardiola, que era también el equipo de moda. Va el Madrid allí y le mete 0-4. ¿Por qué? Porque Guardiola es ajeno a ese temperamento ganador que da la historia, no tiene ese cuajo.

P: ¿Quiénes representan ese temperamento ganador? ¿En quien lo has visto de modo más claro?

R: En Di Stéfano, de quien tuve la suerte de ser amigo. Cuando jugaban era hasta desagradable por ese temperamento. Gritaba. Gesticulaba. Fuera del campo era un hombre encantador y gracioso, como yo mismo podría atestiguar con el tiempo. El carácter ganador de Di Stéfano es el que el Madrid ha sabido transmitir de generación en generación. Por lo demás, técnicamente, Alfredo era extraordinario. Lo puedo decir porque le vi jugar en mi infancia. Era lo más parecido a Messi que se ha visto.

P: Es curioso porque no suele salir la comparación entre esos dos argentinos. Se establece siempre la comparación entre Messi y Maradona, pero mucho menos entre Messi y Di Stéfano.

R: Pues eso que ves a Messi de recorrer media cancha con la bola sin que nadie se la pueda quitar ya lo hacía Alfredo, solo que él comenzaba desde más atrás. Maradona es otro nivel muy inferior. Por un gol de Maradona, Messi mete veinticinco. Es posible que Messi sea el mejor jugador de todos los tiempos. Pero Di Stéfano era el más. El más.

P: ¿Maradona está sobrevalorado?

R: Messi y Di Stéfano fueron más grandes sin duda. No hay color. Es más: por encima de Maradona está Pelé. Y a la altura de Maradona está Cruyff. Otros para la leyenda son Garrincha, y Gento, y Puskas. A este último no puede verlo en su mejor época, solo cuando fichó por el Madrid y yo era socio infantil del club. En Hungría, era la estrella de un equipo de estrellas. Luego llegó al Madrid y lució su disparo imparable de mira telescópica.

Es posible que Messi sea el mejor jugador de todos los tiempos. Pero Di Stéfano era el más.

P: Que no se nos pase un detalle. ¿Has dicho que fuiste socio infantil del Madrid? Eso quizá sorprenda, la gente te tiene por atlético redomado y, en consecuencia, habrá quien piense que eres antimadridista.

R: Sí, en mi infancia fui socio del Madrid. Iba a los dos estadios, el del Madrid y el del Atleti. Luego ya asenté mi favoritismo atlético. Pero ¿cómo voy a ser antimadridista si soy madrileño?

P: No sé si ese argumento te lo comprarán muchos atléticos…

R: Bueno, es que hay aficionados que solo miran a su club, solo ven sus colores, no son capaces de apreciar méritos en otros equipos, y de ahí surgen ese tipo de actitudes. También ocurre con madridistas, como le pasa a mi amigo Luis Herrero, que solo ve al Madrid. ¿Cómo va a aprender de fútbol si solo ve jugar a un equipo? ¿Cómo va a disfrutar del fútbol como tal, con independencia de los colores? Otro al que solo le interesa el Madrid es mi querido Juanma Rodríguez. ¡Él sufre viendo los partidos del Madrid! Otro que, por tanto, no disfruta del fútbol. El que era un ejemplo era José Ángel de la Casa, con quien yo he retransmitido partidos de la selección. Ve el fútbol como hay que verlo, sin ninguna pasión. Me alegro de no ser el clásico hincha. Los que salían eufóricos del Bernabéu por el 3-1 ante los franceses son los mismo que una semana antes andaban maldiciendo todo, diciendo que al Madrid había que cambiarlo de arriba a abajo. A mí lo que me gusta es el fútbol.

P: Pero entonces ¿qué quieres decir cuando dices que ERES del Atleti y el Sporting? ¿En qué modo se distingue el modo en que ves un partido de cualquiera de esos dos equipos del modo en q