Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis
Fechas del mercado de fichajes: Un condicionante más

Fechas del mercado de fichajes: Un condicionante más

Escrito por: Tomas J.Rubio7 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Como si el fútbol profesional no tuviera ya demasiados problemas, organizativos y económicos, derivados de la trágica pandemia del Covid-19, FIFA, el máximo organismo del fútbol mundial, en una decisión surrealista (y provisional por ahora), establece la ventana para este mercado de fichajes del 1 de julio al 1 de septiembre. Para FIFA parece que no se haya sufrido una pandemia global ya que son casi las mismas fechas que todas las temporadas. Recuerdo que los clubes pueden fichar cuando quieran, pero, que es sólo durante el mercado de fichajes cuando pueden inscribir jugadores para las competiciones. Usted, avezado lector, habrá caído ya en la cuenta del problema añadido que se les viene a todos los clubes, aunque me centraré en los clubes españoles.

Recientemente, LaLiga publicó el calendario de los partidos que quedan por jugarse empezando el 11 de junio y, rebrote mediante, finalizando el 19 de julio. Durante al menos 19 días de mercado, los 20 clubes de Primera (peor en Segunda, que también fichan y terminarán los playoffs el 2 agosto...) estarán con un ojo compitiendo y con el otro en el mercado de fichajes. La lógica dicta que, al menos las bajas, los clubes no las tramitarán mientras dure la competición. Y más en esta liga exprés en la que todos los jugadores de cada plantilla serán necesarios por la acumulación de partidos, 11 partidos en apenas 39 días, y después de haber estado durante casi dos meses entrenando en casa.

Peor se presenta el escenario para aquellos afortunados clubes que siguen vivos en competiciones europeas, en Champions, Real, Barça y Atleti y en Europa League, Sevilla y Getafe. Aunque UEFA todavía no ha hecho oficial el calendario, formato ni en qué ciudades se jugarán, todas las miradas apuntan a que se reanudarán a principios de agosto. Cuanto más lejos estos clubes lleguen en la competición, más días de mercado “perderán”. Se especula con que la final de la Champions sea el 29 de agosto, toca esperar hasta el 17 de junio (incluso hasta el 24) para que sea oficial pero, es un sinsentido que los equipos finalistas puedan disponer de sólo 3 días para inscribir jugadores sin la presión de estar jugándose una final de Champions.

De todos es sabido, que lo que más puede afectar al rendimiento de un jugador es la inestabilidad, los rumores sobre su futuro, los que le llegan desde el propio club y los que se publican en los medios. Sin olvidar el problema añadido de los contratos que terminan el 30 de junio. FIFA dio el OK para que se alargaran hasta el final de las competiciones, pero, todo depende de la buena voluntad de las partes, clubes y jugadores, de llegar a una entente. Para nada es descartable con la que está cayendo, económicamente hablando, y para nada es descartable que nos encontremos con jugadores de vacaciones desde el 1 de julio hasta, como mínimo, el 12 de septiembre.

Este calendario no es oficial por lo que puede (y debe) ser modificado. Partiendo de la base de que es muy difícil adaptar y contentar a todos los países, porque en Europa cada país lleva un ritmo determinado en su vuelta a la normalidad, sí que parece evidente que debe ser retocado. En el Reglamento General de la RFEF, versión junio 2019, se establece en el artículo 124.1 que el mercado de fichajes estival no puede tener una duración superior a las 12 semanas. Por lo que, así a vuela pluma, alargar el mercado cuatro semanas, hasta el 20 de septiembre, daría cierto margen a los clubes europeos.

Con estas fechas de mercado puede surgir la pregunta de si los clubes pueden inscribir jugadores y alinearlos en los partidos restantes de esta temporada. La respuesta es no. En el mercado de fichajes de verano sólo se pueden inscribir jugadores para la nueva temporada, en este caso para la 20/21. Aparte que únicamente se pueden realizar nuevas inscripciones para lo que queda de Champions en las listas B, nacidos después del 1 de enero de 1998 y habiendo jugado dos años en cualquier categoría del club.

Para el Real estas fechas de mercado suponen una piedra más en el zapato para la planificación de la siguiente temporada. Ya nos contó en su día Ramón Álvarez de Mon que el club cuenta actualmente con 25 jugadores en primera plantilla (Reinier incluido y sin contar a Areola, cuya cesión termina esta temporada) más todos los cedidos que volverán al club con contrato para las próximas temporadas. Con los tiempos que corren de tener que apretarse el cinturón, es una bendición el contar con tantos jugadores, pero también un quebradero de cabeza para conformar la plantilla para la siguiente temporada ya que hay que dar muchas salidas, ya sea en forma de cesión o de traspaso.

Así, al puzle de jugadores se une esta limitación de tiempo para la planificación sin competición por obligación de la FIFA, sin olvidarnos de que, en las planificaciones, siempre influyen otros dos factores. Uno, intangible: los títulos ganados o perdidos. Según cómo terminen dichas competiciones, no es igual ganar Liga y Champions o uno de los dos que no ganar ningún título, el Real podría agitar más o menos el árbol (plantilla). Y otro, que es una realidad, más si cabe estos días: la capacidad económica del club. No es lo mismo tener ofertas para vender jugadores por decenas de millones de euros para poder reinvertir en fichajes, que no tener ofertas y tener que tirar recursos propios. E igual para los salarios: sin desprenderse de algún salario alto, no llegará un jugador con parecido salario.

A estos problemas comunes para todos los clubes para dar altas y bajas de cara a la próxima temporada, músculo financiero y mercado de fichajes abierto mientras se disputan las competiciones oficiales, se suman unos condicionantes que afectan particularmente al Real. Son tres y marcarán algunas decisiones: Limitación FIFA a 8 jugadores cedidos de 22 años o más, cupo UEFA y el tope de 3 extracomunitarios. Cada uno con sus características puede afectar a los movimientos que quiera tomar el club.

Empezando por el primero, desde el mes de julio entra en vigor la reforma para que los clubes no puedan abusar de las cesiones para fines no deportivos. Esta limitación en el número de cesiones era algo que llevaban pidiendo muchos clubes desde hace unos años para poner coto a equipos como e