Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿El Real Madrid en la Premier?

¿El Real Madrid en la Premier?

Escrito por: Athos Dumas29 septiembre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Algunas veces, los sueños se cumplen.

El mío se cumplió en Ámsterdam, allá por la primavera de 1998. Pensé que jamás vería ganar a mi equipo la Copa de Europa, tras tantos años de sequía, y menos en vivo y en directo en el estadio.

También se repitió dicho maravilloso sueño 16 años después, en Lisboa, cuando todo parecía perdido, y teniendo delante un abismo infernal que se cernía sobre todos aquellos madridistas que tenían (teníamos) que volver a la capital con las orejas gachas, noqueados, y dispuestos a soportar por los siglos de los siglos las mofas de sus vecinos colchoneros.

Dos sueños maravillosos, uno por tan esperado durante tanto tiempo, el otro porque supuso acallar las fuerzas malignas del cholismo quizás para siempre (una derrota en liga contra ese equipo apenas será infinitesimalmente pequeña en comparación con la gloriosa victoria en el estadio de Da Luz).

Bale Lisboa

Últimamente, mi sueño futbolístico, ya saciada mi sed —por ahora— de victorias en finales de Copa de Europa, sería ver a mi equipo definitivamente alejado de la peste bubónica que representan entes perversos y corruptos como La Liga o el CTA, los Tebas y los Rubiales y los Roures que lo contaminan todo, y su cohorte de palmeros y voceros que aplauden el hecho de vivir chapoteando en el lodazal de las competiciones domésticas.

¿Se imaginan abandonar esta liga de los Clos, los Alberola y todas sus engañifas semanales en la sala VOR? ¿Ahorrarnos los insultos diarios de Tebas, las palancas de Laporta, los tejemanejes de Roures? ¿Poder jugar una competición donde no se permitiría la participación de un club que ha pagado durante décadas al vicepresidente de los árbitros?

Y sueño a veces con que mi club, el más prestigioso, laureado y admirado del universo —aunque paradójicamente, vilipendiado y vejado a diario en su propio país de nacimiento—, se decidirá un día, espero que cercano, a imitar a ciertos multimillonarios americanos, y aterrizará en Heathrow, o en Gatwick, y se permitirá el lujo de comprar un club inglés de la Premier League. Un Crystal Palace o un Bournemouth o un Brighton o cualquier club de media tabla pero consolidado en la Premier. Y una vez efectuada dicha compra, cambiará el nombre de dicho equipo y lo llamará Real Madrid de Londres, o de Bournemouth o de Brighton.

Habrá que explicarles a los aficionados del club adquirido que ya no verán tan a menudo a su equipo, y que su equipo pasará a ser el mejor del mundo en un abrir y cerrar de ojos. Y es que los partidos de ese nuevo Real Madrid se tendrán que celebrar cada 15 días en el estadio Santiago Bernabéu, a dos horas en avión de Londres o a dos horas y media de Manchester o de Birmingham. Efecto colateral duro para los seguidores de, por ejemplo, un Crystal Palace, que es —era— su equipo de siempre y de su barrio y que nunca ha ganado nada, por cierto. Un mal menor.

Habría, por supuesto, que superar el “pequeño obstáculo” de poder jugar los partidos como local en territorio no británico, pero ¿acaso a la Premier League no le interesaría tener a todo un Real Madrid en su competición? Todo se puede negociar…

Fans Real Madrid Manchester United

Sueño húmedo sería este, el de que nuestros seguidores pudieran viajar cada 15 días a las Islas Británicas para ver un United-Real Madrid o ir a Anfield o de compras por Regent Street antes de un duelo ante Arsenal o Tottenham. ¡Y jugar la FA Cup, con la posibilidad de arrebatársela al mismísimo City en el estadio de Wembley!

¿Se imaginan ustedes abandonar esta liga de los Clos, los Alberola, los Hernández al cuadrado, los Cuadra y todas sus engañifas y triquiñuelas semanales en la sala VOR? ¿Ahorrarnos los insultos diarios de Tebas, las palancas de Laporta, los tejemanejes de Roures? ¿Poder jugar una competición donde no se permitiría la participación de un club que ha pagado durante décadas al vicepresidente de los árbitros? ¿Lejos de una competición que protege a los Maffeos, Alejos y Baillus, y que insulta y persigue a los Vinicius? ¿Donde las finales de Copa y de Supercopa se disputan en Wembley y no en sedes elegidas para formalizar corruptos negocios entre el presidente de la federación y el capitán de uno de sus principales equipos?

Parece lejano todo ello, sin duda. Pero soñar sigue siendo gratis. Y, de vez en cuando, hasta algún sueño prácticamente utópico se hace realidad. ¿Verdad, Pedja? ¿Ramos? ¿Llull?

 

Getty Images.

Un comentario en: ¿El Real Madrid en la Premier?

  1. Muy bueno el párrafo final.Al respecto escribo que vi esos 3 partidos , los de fútbol y el de baloncesto, íntegramente y , aunque con desespero, con esperanza de victoria. Coincido en que aquel pensamiento anticipatorio de lo que podía significar histórica y sociológicamente la derrota en Lisboa...era insufrible.
    Sin embargo, mi psique no me permite imaginar , dándole credibilidad, un Real Madrid en unas competiciones españolas libres de adulteración en pro del "més que un club". La idea de jugar en la Premier está bien para confeccionar el artículo y enviar el mensaje pretendido. No le veo mayor recorrido. Lo suyo sería la Superliga. Por otra parte , tampoco soy capaz de imaginar que el Estado español permita al Real Madrid eludir su papel de gran sacrificado por la relativa cohesión de las Españas. El vulgo necesita proyectar sus Mas bajas pasiones, odio incluido, sobre algo. El Real Madrid, aunque nos moleste a los madridistas, es el idóneo para ello. Es terapéutico.
    Reconozco que , aunque me den la sensación de ingenuidad u optimismo exagerado, no me desagrada leer o escuchar a madridistas que auguran el fin de la opresión que significa tantísima corrupción. Lo necesito para combatir la imposibilidad propia de visualizarlo ni a través del yoga . Al contrario , veo arbitraje como el de ayer en Manresa , hoy en Girona e, incluso gol en propia puerta de SR en el tramp nou.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram