Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El negro futuro del Barça

El negro futuro del Barça

Escrito por: Tomas J.Rubio25 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Algo más que una crisis deportiva

Aunque parezca difícil de creer, el 2-8 no es el mayor fracaso de la historia del club blaugrana sino su modelo económico y deportivo de la última década. Entre unos dirigentes y otros han dilapidado, hasta casi arruinar al club, todos los recursos económicos que llegaron gracias a su mayor época deportiva, 29 títulos desde 2009.

Remontándonos a aquella primera temporada de Guardiola, el Barça atravesaba otra crisis económica derivada de otra malísima gestión que desembocó en 2010 pidiendo un préstamo sindicado con varias entidades bancarias por importe de 155 millones y, tomando una de las mayores y más drásticas medidas para el ahorro vista en un club de fútbol, fotocopias sólo en blanco y negro. Como habrán podido comprobar en la foto, avezados lectores, uno de los bancos que les prestó dinero fue Caja Madrid. El Relato.

Crédito sindicado Barça

Con un presupuesto aquella temporada 08/09 de 405 millones, arrastrando una deuda de 202 millones y teniendo que pedir un año después un préstamo de 155 millones para refinanciar parte de esa deuda a corto en largo plazo, lo normal es que los resultados deportivos se hubieran resentido. No fue el caso ya que el club contaba con una plantilla repleta de canteranos, coste 0 € en libros, siendo todos ellos de los mejores jugadores del mundo en sus puestos. A saber, Valdés, Puyol, Piqué (repescado del United por 5 millones), Xavi, Busquets, Pedro, Iniesta y por supuesto, Lionel Messi. Guardiola al llegar, quitó las malas hierbas, Deco y Ronaldinho (que dejaron dinero en las arcas), no pudo dar salida a Etoó que acabó siendo decisivo. El fútbol. Con una inversión neta en fichajes de sólo 41 millones (Alves, Keita y Piqué), un pírrico 10% del presupuesto, más el buen hacer de Guardiola, la temporada terminó en triplete y el año natural en sextete.

Etoo, Deco y Ronaldiho

De un Barça descompuesto, humillado 4-1 después de hacer el pasillo al club blanco en el Bernabéu, terminando la Liga a 18 puntos y dos temporadas sin ganar nada, se pasó a un ciclo de éxitos continuados. En un año, del pozo deportivo y económico al cielo deportivo que también ayudó a salir de la crisis económica. Un milagro. Pero en vez de darse cuenta de su ‘suerte’, empezaron a pontificar, ‘cantera vs cartera’ y demás demagogias. ¿Recuerdan?

Era importante hacer esta retrospectiva para poner en contexto y comparación con la situación actual del Barça. Su situación deportiva, económica y social es parecida (o peor) a la de entonces, pero, con algunas sustanciales diferencias, que a entender de este humilde plumilla, prácticamente imposibilitan una regeneración tan milagrosamente rápida y triunfante como la de entonces.

 

Plantilla

En 2008 la plantilla la conformaban 23 jugadores (más algunos otros canteranos) con una media de edad inferior a 26 años y con sólo 6 jugadores con 30, o más, años: Pinto, Thuram (se retiró), Silvinho, Zambrotta, Edmilson y Ezquerro. Salvo Zambrotta, ninguno de ellos era titular. En aquella plantilla había jugadores con los que ingresar en traspasos, Ronadinho y Deco especialmente. Aquel verano se recaudaron por ventas 55 millones dando salidas a las ovejas negras que señaló Guardiola y con la salida de forma gratuita de 4 de los 6 jugadores veteranos, permaneciendo sólo Pinto y Silvinho. Los 6 fichajes, con 23 años de media, rebajaron más si cabe la edad media de la plantilla.

La plantilla de esta temporada, en cambio, la han compuesto sólo 19 fichas profesionales (cuatro menos que en 2008) con 8 jugadores con 30 o más

La plantilla de esta temporada, en cambio, la han compuesto sólo 19 fichas profesionales (cuatro menos que en 2008) con 8 jugadores con 30, o más, años. 2 más y todos, salvo Neto, titulares: Alba, Piqué, Busquets, Rakitic, Vidal, Suárez y Messi. Serán 9 con Pjanic. Sumando el resto de altas de la plantilla, los 3 canteranos, Ansu, Riqui Puig y Araujo, más los fichajes de Trincao, Matheus y Pedri (si es que todos se quedan), la media de la plantilla se situaría en casi 26 años con 25 fichas pero, la mayoría de ellos, con poco peso a priori en el once titular salvo quizá Ansu.

Entrenamiento Barça

La regeneración esta vez pasa por desprenderse de no menos de cuatro jugadores titulares veteranos, más algunas otras salidas. A diferencia de aquella vez, ninguno acaba contrato (3 en 2008), por lo que habrá que negociar dichas salidas y, además, apenas tienen valor económico debido a las fichas tan altas que tienen, más el coronavirus. Es harto difícil conseguir 10-20 millones por alguno de ellos, salvo quizá, Vidal. El poder quitarse esas fichas dándoles la carta de libertad sería hasta una buena gestión económica ya que se liberaría bastante masa salarial. El mercadeo ha sido tan grande incluso en el Barça B, que pese a haber fichado a 50 jugadores en 5 años (de los que quedan muy pocos), no pudo siquiera completar la convocatoria para el playoff de ascenso a 2ª división. De locos.

 

Masa Salarial

Al grave problema que supone una plantilla corta y envejecida hay que sumar una variable más importante si cabe, la masa salarial y, que en 2008 no afectaba al no existir todavía ni el Límite Salarial de LaLiga ni el Fair Play Financiero (FPF) de UEFA que hay que cumplir salvo que seas PSG y City. Esta la componen los sueldos deportivos y las amortizaciones pendientes, un total de 642 millones, la plantilla de fútbol más cara del mundo, 507 millones en sueldos, la gran mayoría de estos para pagar las escasas 19 fichas del primer equipo, y 135 millones en amortizaciones.

la plantilla de fútbol más cara del mundo, 507 millones en sueldos, la gran mayoría de estos para pagar las escasas 19 fichas del primer equipo

Como se presupuestó ganar Liga y Copa para generar el máximo de ingresos (una puñalada más a la debida prudencia contable), la partida final de sueldos habrá sido algo menor. Y la de amortizaciones baja en 6 millones por la salida de Arthur. Por el contrario, a este ahorro, en caso de quedarse en plantilla Coutinho, habría que sumar a la masa salarial su sueldo (24 millones brutos aproximadamente) y la amortización que no cubrieron los 8.5 millones que pagó el Bayern por la cesión (unos 14 millones). Hay que sumar también el clausulazo de Braithwaite y los que ya están fichados para esta temporada, Pjanic, Trincao, Pedri y Matheus, cuyos costes anuales ascienden en total a algo más de 40 millones. Por tanto, la masa salarial se podría disparar hasta los 700 millones.