Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El fútbol le debe una Champions a Almeida

El fútbol le debe una Champions a Almeida

Escrito por: Mario De Las Heras23 mayo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El alcalde Almeida, reconocido seguidor del equipo de Menfis, dijo ayer en la COPE que veía muchas opciones para el Atlético este año en la Copa de Europa. “Va a ser la Champions del Atlético, hemos eliminado al campeón en la temporada más extraña. El único que pasó de fase fue el Atlético...”.

Yo escucho estas palabras y no puedo evitar que me suenen de algo. Es la colchonera esperanza irredenta en la competición. Es una versión de “El fútbol le debe una Champions al Atleti”.

Es esa especie de nacionalidad, o de nacionalización, que ha asumido el seguidor murciano (al equipo de la ribera de la M-40 [antaño a la ribera del Manzanares] también se le conoce como Aladino de Murcia) respecto a la esquiva Copa de Campeones que, hasta el día de hoy, en todos sus enfrentamientos, siempre acabó en las vitrinas del Real Madrid.

El tono indio es reconocible en el héroe indiscutible de la pandemia, mucho más allá de toda ideología, en la capital de España, y resulta casi encantador, mucho más si le añade que desea que el Madrid elimine al City porque quiere una final entre los equipos de la ciudad donde ganarán los suyos porque ese partido no lo pitara Clattenburg.

Está claro que el alcalde sabe lo que dice. Y también lo que hace. Me lo decía hace un rato Jesús Bengoechea. Esas palabras las pronuncia, digamos nuestro cronista rojiblanco favorito, Rubén Uría, o, por ejemplo, Piqué, y no es que nos moleste porque nos encanta, pero sí por ello les responderíamos con la cumplida gentileza que, curiosamente (nos tememos), no podrían entender.

Es verdad que personajes de las características de los anteriores nunca dirían las cosas como las dice el alcalde Almeida, que es un alcalde muy colchonero al que, sin embargo, yo veo hermosamente madridista. Es como en aquella película de los hermanos Farrelly, Amor ciego, donde a un tipo obsesionado por la belleza física de las mujeres lo hipnotiza un gurú para que sólo vea la belleza interior.

Almeida es como la novia de ese cretino (yo soy el cretino), que en este caso me parece madridista, aunque sea atlética. Aquí no podemos hacer lo mismo que con los demás. A mi Almeida me dice lo de Clattenburg y me río. A los Almeidas, al contrario que a los Urías o los Mirós (que siempre parecen iluminados por tubos fluorescentes), es como si les diera el sol del atardecer y no se les viesen las más gordas costuras de su futbolera condición.

Denme atléticos como el alcalde Almeida que suelten pullitas atléticas típicas como el alcalde Almeida. Esos dardos tópicos se desnaturalizan en sus formas. Es como si se les borraran las rayas rojas, como si se destiñeran por el agua de su estilo y entonces las viésemos rosas, como los futuros ribetes de la camiseta del Madrid, el color con el que nos gustaría ver ya a la misma ciudad, que bien puede decir que tiene un alcalde que sí vale, por lo menos, una Copa de Europa.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.