Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Atleti, clave en el Big Bang del Barcelona

El Atleti, clave en el Big Bang del Barcelona

Escrito por: Israel G. Montejo29 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La comedia, drama, sainete, esperpento o película de terror, que de cualquiera de estas formas y de algunas más se puede calificar el proceso de autodestrucción en tiempo real que está viviendo el FC Barcelona, tiene su particular Big Bang en una noche que se convirtió en el inicio, en el germen de la gran explosión de un club que ha terminado exhibiendo miserias deportivas e institucionales sin rubor alguno y a escala mundial.  Noche que tiene al Atleti por protagonista.

Para algunos, ese Big Bang que colapsó el universo azulgrana está fechado en la noche trágica de Anfield, en la espectacular remontada del Liverpool de Klopp, capaz de levantar un 3-0 en contra. Para los amantes de la precisión, esa gran explosión debió suceder en el momento en que el recogepelotas del fondo de The Kop sirvió el balón a la velocidad del rayo a Alexander Arnold entre la mirada perdida y la dejadez de funciones de todo el equipo culé, que vio con la boca abierta como Origi hacía el cuarto tanto que suponía la remontada de los reds.

Para más INRI, la noche trágica de Liverpool llegaba 33 años después de otra efeméride con aroma de desastre en el Camp Nou: la derrota en Sevilla en la final de la Copa de Europa de 1986 ante el Steaua de Bucarest. Un clavo no quita otro clavo, sino que lo remacha aún más.

manolas gol al barcelona

Otros, con más memoria, establecerán el comienzo del fin del mundo feliz azulgrana en el gol de Manolas que selló la remontada del AS Roma en el Olímpico y levantó en el tramo final del partido el 4-1 que los de la loba capitolina traían en contra de Barcelona.

No sabemos lo que quedará de la Gran Explosión. De lo que sí tenemos certeza es que detrás de ella se encuentra ese gol de Correa en el minuto 86 en Yeda.

Todas esos hitos, incluso el 3-0 de la Juventus de la Champions 2016/17, suman para que el magma del gran Big Bang se fuese caldeando. Pero el ‘Momento 0’, el ‘Día D’ de la explosión que provocó la debacle azulgrana se produjo en el King Abdula Sports City de la ciudad árabe de Yeda. El epicentro fue el minuto 86 de un partido de semifinales de Supercopa de España que disputaban el FB Barcelona, entrenado en ese momento por Ernesto Valverde, y el Atlético de Madrid. Apenas seis minutos antes, el Barsa ganaba 2-1 y el mundo era un lugar amable y feliz para el Barcelona. Un minuto después, empató el partido Morata y en ese 86 hace Correa el 3-2 para el Atleti. Un gol que servía para clasificar al equipo de Simeone para la final que luego perderían ante el Real Madrid, Fede ‘El Pajarito’ Valverde mediante.

Ahí, en ese preciso momento, se desencadenó todo. El Universo Culé explotó. Valverde -Ernesto- fue despedido con el equipo primero en Liga y clasificado sin problemas para los octavos de Champions League; se fichó a Quique Setién, que  pasaba esas semanas en su Cantabria natal viendo pastar las vacas, y cuyo mérito en los banquillos se circunscribía a unas buenas temporadas en el Lugo, un buen partido con Las Palmas en el Bernabéu y una temporada y media de más ruido mediático que éxitos en el Real Betis. Aun así, desde el club y los medios afines se vendió a bombo y platillo el mantra ‘de jugar bien’ y de la recuperación del ‘espíritu Guardiola’.

El resto es ya historia. La explosión provocó la eliminación de la Copa del Rey en cuartos ante el Athletic, la pérdida de la Liga ante el Real Madrid y, sobre todo, la gran humillación del 2-8 ante el Bayern de Munich ante los ojos del planeta fútbol. Una derrota memorable que perdurará en los libros de historia de este deporte. Todo ello con el ‘mejor jugador’ de la historia sobre el terreno de juego, igual que en Liverpool, Roma o Turín.

La tropa de Muller provocó en apenas cinco días el despido de Setién, el de Abidal y el envío de un burofax para poner pies en polvorosa de Messi y hacerlo, además, sin dejar un euro en la caja. Un ‘simpa’ de manual.

El sainete o esperpento final viene con el órdago de Bartomeu poniendo su dimisión como presidente del club encima de la mesa con la condición de que el jugador dé marcha atrás en su decisión de abandonar la entidad. A la humillación deportiva y el burofax se une ahora el descredito institucional: un jugador por encima de todo, incluso del Club, algo que ya se intuía como escribí en esta columna del pasado 4 de julio en este mismo medio.

No sabemos lo que quedará de la Gran Explosión. De lo que sí tenemos certeza es que detrás de ella se encuentra ese gol de Correa en el minuto 86 en Yeda. Y que, entre unas cosas y otras el Real Madrid ganó la Supercopa del Big Bang y la Liga del Coronavirus remontando en un tramo final épico ocho puntos al equipo de Setién, Messi y Bartomeu.

 

Fotografías Getty Images.

9 comentarios en: El Atleti, clave en el Big Bang del Barcelona