Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Ecos y espejos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Ecos y espejos

Escrito por: La Galerna18 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Puede resultarles sorprendente, pero deben saber que el Madrid no solo anda ocupado despidiendo a Iker, ni tampoco hablando sin parar con René, o llamando a Van Gaal y a Edurne cada dos por tres... No. El Madrid está incluso entrenando, queridos galernautas, y hasta jugando partidos de pretemporada. Mientras tanto, en Barcelona sonríen frente al espejo.

Marca Portada 18.07.15Sabemos que es difícil de creer, tal vez algunos hasta dirán que mentimos, que no es posible, que la prensa ha pintado los veranos futboleros (ojalá solo los veranos) de rosa y amarillo, y casi ha desterrado el verde, y tal vez aun más el blanco. Pese a ello, barruntamos que sí, que aunque venda muy poco el trabajo diario de oficina, sigue habiendo pretemporadas en las que los equipos simplemente fijan conceptos, modelos y tácticas, y ponen a punto su tono físico. Así que, si son ustedes capaces de vencer su lógica incredulidad, miren sin temor (oh, sorpresa) la portada de Marca para comprobar que, aunque sea por un día, toca descanso del recurrente vodevil, y hasta se menciona una cosa llamada estrategia y otra llamada posición de los jugadores en el campo. Lo (casi) nunca visto. Milagro.

Por supuesto, es consciente Marca de que con semejantes términos no hay quien venda un periódico (o eso imponen los tiempos del vodevil), por lo que su titular habla de no sabemos qué desafío que supuestamente tendría hoy Benítez. Bueno, es verdad que hoy le toca su primero partido de pretemporada, pero tal vez la palabra "desafío" sea cuanto menos un exceso interpretativo si tenemos en cuenta todo lo importante y difícil que está por venir, incluyendo aquel rosa y sobre todo aquel amarillo que mencionábamos en el párrafo anterior.

As Portada 18.07.15As destaca el fichaje de Casilla para la portería blanca, donde -no nos cansaremos de repetirlo- ya le espera Keylor Navas para competir por el puesto. Como no puede ser de otro modo, le deseamos toda la suerte al recién fichado, pero sobre todo ansiamos el fin de tan enconados debates, para que simplemente juegue quien el entrenador considere más apto para el puesto, sin que ello suscite desaforadas e interesadas polémicas. Creemos que es poco pedir, pero sabemos que es mucho. También parece saberlo Relaño, quien sutilmente enmarca hoy a Casilla con Casillas. Si es Kiko quien ocupa la parte central de la portada de As, es Iker quien lo limita por arriba y por abajo. Si es Kiko una promesa de presente y futuro para el Madrid, y por si no bastara su apellido, no duda el Diario de la Ouija en recordarle cuánto pasado le (nos) puede oprimir el pecho esta temporada. "Anoche soñé que volvía a Manderley", pudo decir Casilla al despertar esta mañana y ver el retrato amenazante de Rebeca, la casa llena de ecos, pistas y huellas de Casillas. No es fácil el reto de dejar atrás el pasado, o de mirarlo sin ira, pero confiamos en que sea posible si sabemos prescindir de los servicios de siniestras amas de llaves que tanto abundan disfrazadas de periodistas.

Mundo Deportivo Portada 18.07.15Sport Portada 18.07.15En Barcelona andan con cosas menos lúgubres. Se les ve felices, y tenemos que admitir que, deportivamente, no es para menos. En consecuencia, todo son sonrisas en las portadas catalanas de hoy, fecha de las votaciones para elegir presidente azulgrana. Al respecto, anuncia Mundo Deportivo una "guía para saberlo todo sobre la jornada". Apasionante, sin duda. Que levante la mano el insensato que no querría esa guía, que se pronuncie el desinformado que rechazaría un documento tal que haría las delicias de los Woodward y Bernstein de este mundo.

Pediríamos el Pulitzer para Mundo Deportivo si no fuera por el carácter genialmente connotativo de la portada de Sport: un selfie de todos los candidatos. Sí, amigos, un selfie. Más allá de la frescura heterodoxa y del guiño a uno de los furores del momento, la foto dice más de lo que muestra, aun sin ser explícita. Porque, ¿qué mejor que un selfie para mostrar al mundo lo grande que tenemos el ombligo? ¿Cómo expresar mejor que cuando hablamos de fútbol, valores, masías y países en realidad estamos acicalándonos frente al espejo? En definitiva, ¿a quién le importa un carajo si sale algo o alquien más en la foto si nosotros podemos ocuparlo todo?