Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Fichemos a Godín con señorío

Fichemos a Godín con señorío

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon18 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me comentaba el otro día mi amigo @Ramonser que le había escuchado a @soymadridista la idea que inspira este artículo. Pongámonos en situación: Radio Marca ha anunciado que Sergio Ramos comparecerá públicamente, en breve, para manifestar su deseo de abandonar el Real Madrid. Obviamente, si se diese este hecho, el Madrid estaría moralmente obligado a velar por sus intereses y, o bien impedir la salida del club del camero o tratar de obtener el mayor rédito posible del hipotético traspaso. Lo que sí parece claro es que –lo ponemos en condicional- si Ramos pide su traspaso de forma pública pondría al club en una posición de tal dificultad que probablemente su salida sería la mejor decisión.

Traspasado el camero, el Madrid debería lanzarse en la búsqueda de un central de garantías. Se ha especulado con Otamendi, Mustafi, Marquinhos, etc. ¿Por qué no Godín?

Godin

En realidad el objetivo de este artículo no es hablar de la posible marcha de Ramos, ni siquiera es conjeturar sobre su posible sustituto. Lo que persigue este artículo es fijar la atención sobre ese famoso pacto de no agresión que provoca que fichar a Godín parezca una quimera o, si lo quieren ver de forma más dramática, una herejía.

Mientras vemos cómo nuestro mayor rival deportivo -el Barcelona- se refuerza sin desgaste, año a año, con jugadores del Atlético de Madrid (Arda), Sevilla (Adriano, Vidal, Keita y Alves) y Valencia (Villa y Alba), el Madrid tiene vedado el simple intento de aproximarse por esos lares. De hecho, al Madrid se le penaliza hasta que un jugador (Gayá) haga uso del Madrid para renovar al alza su contrato y que sea la prensa quien lo airee. Han sido muy conocidas las encendidas reticencias, espoleadas por la prensa localista, de estos equipos a traspasar a jugadores como Villa, Silva, Agüero, Falcao, etc. De hecho, el Valencia estrenó la moda de vender a sus jugadores al peor postor con tal de que no acabasen en el Madrid. ¿Se acuerdan de Mendieta o del reciente caso de Villa?

En concreto, con el Atlético de Madrid existe de forma oficiosa el citado pacto de no agresión. Yo me pregunto, ¿qué agresión puede sufrir el Madrid a manos del Atleti? Parece claro el beneficio que saca el club colchonero de ese pacto. En virtud del mismo, jugadores como Godín, Arda, Falcao o Agüero están fuera del alcance del Madrid, pero para que un pacto sea justo debe tener una contraprestación, es decir, el club con el que se pacta debe sacar un beneficio también. ¿Qué saca el Madrid? Dada la situación económica de cada club y la historia de trasvases entre ambos, no parece que el Madrid deba tener temor sobre un hipotético deseo de una de sus estrellas por recalar a orillas del Manzanares. Ni siquiera el fabulista Manolete especularía sobre la marcha de Cristiano Ronaldo al rival capitalino. ¿Qué se priva de hacer el Atleti en virtud de este pacto de (puesto que se supone biyectivo) no agresión al Madrid?

Podríamos pensar en otro tipo de contraprestaciones, como son el respeto público y absoluto entre clubes, o que no hubiera ventas de las estrellas atléticas al Barcelona. Sin embargo, tampoco Simeone se contiene excesivamente a la hora de hacer demagogia hablando sobre el Real Madrid. Sus recientes declaraciones en las que especulaba sobre un amaño para que el Madrid gane la próxima liga no contribuyen precisamente para que el Madrid encuentre la paz mediática. Además, resulta cuanto menos molesto comprobar cómo Arda puede irse por un precio razonable al Barcelona sin apenas confrontación por parte de los colchoneros. El jugador al que el Madrid no puede (en virtud del pacto) ni aspirar refuerza a su mayor rival en la lucha por los títulos.

Como madridista que soy no veo la contraprestación que mi club obtiene de este acuerdo. Por tanto, sólo veo limitaciones a nivel deportivo para un club al que el mal entendido señorío cada día le sale más caro. Por ello, desde este espacio le pido a Florentino que rompa ese pacto leonino que tanto sonroja a muchos madridistas. Si no es Godín, cuya cláusula es de treinta y seis Kilos, que sea otro que resulte oportuno en cualquier momento, pero por favor que no se vuelva a escapar el Kun de turno.

El señorío, desde luego, no tiene nada que ver con no pretender jugadores de los equipos punteros de la liga española. Ni siquiera se puede considerar falta de señorío el abono de cláusulas de rescisión negociadas, en libertad, entre los jugadores y sus clubes. El señorío quizás sí que esté en tener proporcionalidad en relación con el trato recibido de otros clubes. No hay mayor injusticia que tratar igual a los desiguales, es decir, no resulta justo tener la misma sensibilidad con el club que te respeta que con el que, figuradamente, no dudaría en pisarte la mano si estuvieras colgando de un precipicio. ¿Qué pensáis vosotros, madridistas?

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM