Las mejores firmas madridistas del planeta

Una vez dijo Valdano, recientemente entrevistado en estas páginas, que Hierro y Sanchís (por entonces sus centrales) eran los únicos defensas que jugaban al fútbol mejor que los delanteros a los que marcaban. Benzema es el único delantero centro que lo hace —jugar al fútbol— mejor que los centrocampistas que le pasan el balón. Decir esto es decir mucho, en particular respecto al partido ante el Shakhtar, cuando Modric y Kroos descerrajaron la enésima sinfonía. Pues bien: Benzema jugó al fútbol mejor aún que ellos, participando por activa o pasiva en casi todos los goles del equipo y cumpliendo además al final, en las postrimerías del choque, con su cita con la historia, ya acostumbrada. Carlos Alonso ya no ha marcado más goles que Benzema, y así el nueve con alma de diez puede andar cerca de rubricar una gesta inigualable: tras dar más asistencias que nadie al máximo goleador de nuestra historia, podría encararse a la segunda posición de máximos goleadores. Le quedan 18 para llegar a Di Stéfano y unos pocos más para dar caza a Raúl. Lo de superar al propio Cristiano lo dejamos aún en el terreno de lo semiimposible, aunque con Karim no nos atrevemos a dar nada por utópico.

Benzema

Hace poco se quejaba un amable lector de que, tras cada partido del Madrid, dedicáramos un texto al jugador más destacado del mismo bajo el sintagma en inglés “Man of the match”. Al parecer es incompatible el honrar el buen uso del idioma castellano (ya saben: madridismo y sintaxis) con el uso ocasional de expresiones en otras lenguas que han hecho fortuna, se han convertido en marca registrada y son facilísimamente reconocibles por el destinatario del mensaje. A Karim, sin embargo, no puede aplicársele ninguna expresión en inglés sin sentir a continuación un acusado vértigo francófilo. Aun a riesgo de seguir cayendo mal a ese lector, hoy vamos a emplear la lengua de Molière para caracterizar lo hecho por Benzema en Kiev. Benzema es ya la quintaesencia de lo francés: la finura, la sofisticación, los cuentos estacionales de Rohmer, el amor a la orilla del Sena envueltos en gárgaras de Edith Piaf. Homme du jeu, lecteur irritant.

Benzema es ya la quintaesencia de lo francés: la finura, la sofisticación, los cuentos estacionales de Rohmer, el amor a la orilla del Sena envueltos en gárgaras de Edith Piaf. Homme du jeu, lecteur irritant

La quintaesencia de lo francés ya no es Zidane. Zidane est (metafóricamente) mort, vive Karim, y Deschamps ha de ser de Calasparra o de El Paso (Texas), porque para privar a Francia, durante años, de lo más francés que existe junto a la Marsellesa hay que ser de endiabladamente muy lejos.

Fue en ese mismo escenario, en ese mismo estadio ucraniano, donde Karim encauzó la Decimotercera rebañando un balón tonto a Karius, y ayer volvió a dar muestra de esa cualidad tenaz que ha desarrollado en los últimos tiempos raspando un saque de banda del rival para organizar el primer gol de Vini apoyándose en Modric. Lo único que le faltaba al gato era arañar, y vaya si ha aprendido a hacerlo. El segundo gol de Vinícius será recordado con toda justicia como la catedral de talento individual que constituye, pero la manera en que Karim provocó y orquestó el segundo no tiene parangón, y es puro Karim. Antes, en el primer gol, ya la había metido sin meterla, ensalmo que no figura ni en el currículum de Giacomo Casanova. Después, se confabularía con los brasiniños para que Rodrygo no se fuese de vacío, y más tarde aún depositaría sobre el verde un balón liftado por Asensio para que Lyon lindase con Santillana del Mar.

Benzema MVP UEFA

Mucho nos duele coincidir con la UEFA en algo, pero su concesión de MVP del partido (otro anglicismo que habría que afrancesar para la ocasión) es irreprochable. Empieza a ser aburrido el consenso acerca de lo fabuloso que es Karim. ¿Recordáis cuando discutíamos si era un genio o un completo inútil? Fue antes de la pandemia, cuando aún no daba miedo ensayar un cumplido gentil, pero yo sí me acuerdo. Hoy todos los cumplidos son para Benzema. Aunque solo quepa aplaudir ese reconocimiento universal, hay que reconocer que el cabrón, a punta de ser sostenidamente un genio, nos ha privado de la única salsa legítima que nos quedaba. ¿Sobre qué vamos a discutir ahora sin que nos multen?

 

Fotografías Imago.

El análisis de las portadas de los periódicos deportivos de hoy

 

Buenos días. En la historia hay desde ayer tres grandes humillaciones del Real Madrid al FC Barcelona. La primera es el 11-1 copero de 1943, que habría sido un 18-1 de no haberles sido anulados varios goles a los locales. La segunda es el 5-0 de 1995, con Valdano a los mandos y Zamorano desatado. La tercera (y acaso la más rotunda de todas) tuvo lugar ayer en la Asamblea de socis, cuando para pasmo de propios y extraños un vídeo proyectado al principio destacaba la presente remodelación del Santiago Bernabéu como el modelo a seguir en el Espai Barça. Semejante reconocimiento público al rival es una goleada institucional de dimensiones muy superiores a las goleadas deportivas reseñadas.

Portada Mundo Deportivo

“Todo a medias”, dice en portada Mundo Deportivo, en referencia a la citada asamblea. Se trata de un caso palmario de viga en el ojo propio, por cuanto no solo se quedó a medias la asamblea culé sino que la misma suerte corre la propia portada, que no menciona lo del vídeo laudatorio de las obras del Bernabéu. Una cosa es hacer un reconocimiento de ese calado al eterno rival, y otro que salga en los periódicos. Tampoco hay que pasarse.

Con lo de “Todo a medias” hace alusión el diario de Godó (grande de España) a que la asamblea se suspendió después de cinco horas sin que se votasen las dos cuestiones principales, a saber: la solicitud de un préstamo de 1.500 millones de euros para el referido Espai Barça y la derogación del artículo 67 de los estatutos para exonerar de responsabilidad a la junta en caso de que haya dos años de pérdidas consecutivas. Laporta quiere cuidarse en salud ante la catastrófica situación financiera de la entidad, que no solo no ha empezado las obras de su estadio (a diferencia del Madrid, que las lleva a buen ritmo), sino que ni siquiera tiene fondos para acometerla. Bueno, ni para acometerla ni para acosacarla. El Barça no tiene fondos ni para pagar al portero, pero no a Ter Stegen, sino al de las entradas de la puerta 36. No tiene dinero ni para quitar las cagadas secas de paloma que al parecer se deslizan desde alturas superiores para caer en los bocadillos mientras estos están siendo preparados en el bar. La vicepresidenta Elena Fort confesó ayer también, públicamente, que hay operarios que están pendientes de que no se fundan los plomos durante los partidos. Molt fort.

Portada Sport

Sport también da cuenta de la suspensión de la asamblea justo cuando se iba a votar lo mollar. Tras cinco horas de “Ponte así” y “Estate quieta”, la cosa quedó pospuesta para el sábado próximo, cuando el soci ya tendrá más claro, dónde va a parar, si hay que pedir dinero para quitar las cagadas de paloma de los bocatas (literal) y para que Laporta no pueda en ningún caso ser declarado responsable de dichas heces.

Tuit excremento palomas Camp Nou

Para fichar ya no les queda ni para Hecesc Fábregas, amics, pero al menos se habrá resuelto la cosa de la higiene. La coprofagia no está recomendada por 9 de cada 10 médicos, como pasa con la pasta de dientes Colgate, aunque para gustos los de Gil Manzano, quien decretó penalti en un despeje de Gayá en boca de gol. Por allí andaba Ansu Fati, quien “provocó el penalti del segundo” según Sport. Como diría una feminista ante una de esas sentencias polémicas, a cualquier cosa le llaman provocar. El penalti solo existió en la mente de Gil Manzano, ese trencilla madridista que para disimularlo pitó tres penaltis (dos de ellos inexistentes) en contra del Madrid en Mestalla, todo en el mismo partido. Así de madridistas los quiere Laporta en los ratos libres en que ni limpia excrementos ni pospone asambleas. No sabemos qué pudo mover al bueno de (Jesús) Gil (Gregorio) Manzano a señalar tan decididamente el punto fatídico, pero menos aún alcanzamos a comprender por qué su decisión no fue rectificada por el VAR, en cuya sala hubo de verse de manera cristalina el toque de balón por parte de Gayá, toque que descarta la pena máxima.

El atraco deportivo al Valencia, por parte del Barça, fue tan transparente que todo el mundo en la ciudad del Turia puso el grito en el cielo contra el Madrid. Leed con embeleso el excelso trino de Kike Mateu, que le sacude una colleja al club de Concha Espina por no abstenerse de existir y pasar por allí (siendo allí la mente calenturienta de Kike) en el momento justo.

Tuit Kike Mateu

Es una ley que empieza a ser tan consustancial a la ciudad de Valencia como la paella: se habla de lo malo que es el Madrid tanto si sucede algo polémico contra los blancos como si la controversia tiene lugar frente a los azulgranas. Sin embargo, el Barça nunca sale a relucir cuando, presuntamente, ha sido el Madrid quien les ha damnificado. Seguramente Bécquer estaba pensando en Kike Mateu al relatar el sofoco que sintió al asomarse a aquel corazón. “Tan hondo era y tan negro”.

Portada Marca

Marca, por su parte, refleja la victoria culé, con un gran Ansu Fati (lo es) y sin el menor asomo de denuncia por la injusticia arbitral más allá de consignar que el canterano “provocó (otra vez) un penalti polémico”. Hoy no se están cargando el fútbol, amics. Hoy el fútbol está divinamente, desayunando en este momento unos huevos revueltos y gozando de un excelente estado de salud, según nos confirman desde el rotativo madrileño. Ole, ole y cien mil veces ole la proverbial central lechera, amics.

Os dejamos con As y con nuestra felicitación para la protagonista de su portada. Bien hecho, Paula.

Pasad un buen día.

Portada As

Buenos días, amigos. Cómo es el Real Madrid. Apenas 72 horas después de que Francia ganara la Nations League (no confundir con el Trofeo de la Galleta de Aguilar de Campoo que ya desagraviamos por nuestra propia confusión), hemos fichado al equipo nacional galo. Están en el bote. Florentino es así.

Las piezas han ido cayendo una tras otra, sí bien a tal velocidad que se diría que todo ha acontecido de manera simultánea. Hemos ido filtrando cada fichaje a un medio para no avasallar, y les hemos pedido que por favor sean discretos y planteen solo como “interés” lo que ya es contratación en toda regla. Hay que dejar algo de la expectación para el final.

A los de Marca les hemos filtrado lo de Tchouameni, solicitando a cambio que se limitaraN a indicar la tasación del Mónaco y que no se dejaraN ninguna vocal del apellido del futbolista por el camino. A Tchouameni solo le vemos el defecto de no incluir las dos vocales que faltan entre la hache y la eme. Ya puestos, ¿por qué no TchOUAEImeni? Salvo por este venial pecadillo de omisión, nos parece un centrocampista muy completo. Cuando definitivamente vista de blanco, va a obligar a todos los redactores a repasar varias veces la presencia de todas las vocales seguidas necesarias. Es justo lo contrario al idioma galés, donde tantas consonantes seguidas pueden llegar a reunirse sin el menor remilgo.

Ya que han ganado la Nations League o como se llame, y puestos a fichar mediocampistas de la selección nacional francesa, ¿por qué quedarnos solo con uno? ¿Por qué no reactivar el interés por Pogba y traérnoslo también? ¿Por qué no hacernos con el medio campo de Francia al completo? ¿Por qué conformarnos con medio doble pivote cuando podemos optar por el doble pivote completo?

Así que ya tenemos tanto a Pogba como a Tchouameni. La ventaja del bueno de Paul es que Pogba se escribe con cinco letras que no reúnen más vocales de las estrictamente necesarias. No anda el periodismo deportivo patrio tan sobrado de neuronas como para desgastarlas comprobando la presencia de todas las vocales seguidas que contiene el nombre Tchouameni. A ver si lo hemos puesto bien. (Volvemos a la portada de Marca). Sí. Tchouameni. Están todas las que son, son todas las que están y se encuentran colocadas en el orden correcto. Esta necesidad de corroborar que no se nos traspapelan las vocales por ahí, o que no las ponemos en el orden preceptivo, es algo que no nos pasaba con un jugador francés del Madrid desde Karembeu. Magnífico augurio. Karembeu solo tenía dos vocales al final (lo hemos comprobado también), y si bien esa sencillez es elogiable -más directa, como un punterazo en Dortmund-, no conviene desestimar la ornamentación vocalística, el barroquismo chamartinesco de un buen Tchouameni (ya nos lo pone bien el corrector, no le vemos más que ventajas a la vida moderna).

Aparte del punterazo en Dortmund, otra cosa que se recuerda mucho de Karembeu es la altura himalayesca de las piernas de su mujer, Adriana. Puede parecer incorrecto este apunte, pero es puramente científico. Alberto Cosín está llevando a cabo un estudio de la altura máxima de los saltos de los mejores rematadores de cabeza de la historia del Madrid cuya unidad de medida es la pierna de Adriana. Sí, sí, de verdad, no es una mera ocurrencia de parón de selecciones, aunque tal vez lo parezca. Zamorano por ejemplo saltaba una media de 9/16 de pierna de Adriana para rematar, mientras que Cristiano saltaba una media de 18/23 y Santillana, el mejor de todos en esas lides por definición, se elevaba para rematar a una media de 28/30 de pierna de Adriana. Alberto tiene incluso un power point con imágenes absolutamente veraces que atestiguan lo que decimos. Dejamos en su mano el momento idóneo para difundir las conclusiones de su investigación.

Hoy, por cierto, es el cumpleaños de Alberto, el colaborador de La Galerna que más sabe de fútbol y, de hecho, tal vez, el único que sabe. Bromas aparte, es un inmenso orgullo para nosotros el contar con él. Felicidades, Alberto.

Aunque el argumento central de Sport es hoy la renovación de Pedri, el rotativo cataculé también aborda la toma de la Bastilla florentinesca. Abajo, en pequeñito, se refiere a la joya de la corona, también (obviamente) ya en poder de Pérez. En efecto: Mbappé. No vamos a fichar a toda Francia para no hacernos también con su máxima estrella, ¿no? Ya que estamos, cumplimos también el viejo sueño.

Lo divertido es cómo expone Sport el movimiento florentinesco. “Benzema aprieta para fichar a Mbappé. Florentino le utiliza”. Se nos antoja que Karim debería denunciar. Si Sport dice que Florentino está “utilizando” a Benzema, es porque es así, y nada que no sea turbio puede esconderse bajo la cuidadosa elección de un verbo con tantas connotaciones vejatorias.

Pero vamos a lo importante: todos fichados. A Tchouameni, Pogba y Mbappé se unen -estamos en condiciones de asegurarlo- Pavard, Upamecano, los hermanos Hernández y los enanos que fueron contratados para el cumpleaños de Theo, que van en el lote. Estamos pensándonos lo de Griezmann porque no nos termina de convencer, a pesar de su declarado madridismo.

El único que no detalla esta mañana ningún fichaje del equipo de Francia por parte de Florentino es Mundo Deportivo, pero eso es solo porque no se enteran de nada.

Pasad un buen día.

El análisis de las portadas de los periódicos deportivos de hoy

 

Buenos días. Según los estadísticos del fútbol, desde la Primera Guerra Italiana (1494-1498) no ganaba España a Italia en San Siro. Aquella contienda se saldó con las conquistas españolas de Roccaguglielma y Diano, y la de ayer con el pase a la final de… esperad, que estamos mirando cómo se llama el torneo este tan importante… ¡ah, sí!, la final de la Nations League. Disculpad, es un torneo tan significativo y con tanta solera que de tanto oírlo hasta se nos había olvidado su hombre (y su maldita existencia).

Portada Mundo Deportivo

Se trata de un hecho histórico, como dice Mundo Deportivo en su portada. Al menos es histórico para ellos, uno de los medios culés por antonomasia. Lo cual es muestra inequívoca de en manos de quién está la selección española y cuáles son sus principales seguidores; blanco y en bandeja. O rojo y en libreta de ahorros, como el saldo bancario del Barça.

Como bien informó anoche Jesús Bengoechea, editor de La Galerna, el consejo de redacción de este medio estuvo muy atento a las evoluciones de los pupilos de Luis Enrique desde la platea del teatro Infanta Isabel, lugar desde el cual también siguieron la obra «Onán», escrita por Nacho Faerna e interpretada por Iñaki Miramón, Llum Barrera y Fernando Soto.

La pieza teatral es magistral y su título, «Onán», viene al pelo para definir el espectáculo grotesco de los partidos de selecciones en estos torneos sui generis. ¿Qué otra cosa es la Nations League sino el producto onanístico de la UEFA para mayor gloria económica de Ceferino & Company?

Con la Nations League, la UEFA y sus gerifaltes obtienen placer (en este caso, en forma de dinero) ellos solos, a costa de la paciencia del seguidor de fútbol y de la salud de los jugadores. Lo que no sabemos es si, a causa de abusar tanto de ello, la UEFA se quedará ciega o se le secará la médula.

Tiene gracia que Onán haya pasado a la historia por un motivo que no es fiel a la realidad de sus actos, pero para saber a qué nos referimos deben acudir a ver la obra homónima.

Para desgracia de los hinchas de la selección española, antimadridistas en gran parte, lo más importante de la portada de Mundo Deportivo y que Sport lleva en su primera plana como noticia principal es el enésimo capítulo que confirma la mala gestión y la ruina del Barça.

Portada Sport

Ferrán Reverter, CEO del club catalán y fichado para «reverter» la situación de quiebra blaugrana, presentó las conclusiones de la auditoria del Barcelona y corroboró de nuevo que la gestión de Bartomeu fue nefasta.

Entre otras atrocidades económicas por todos conocidas, Reverter reconoció que en abril el Barça no podía seguir operando porque no había caja, y que si el club hubiese sido una Sociedad Anónima Deportiva habría sido causa de disolución.

Esta declaración nos lleva de manera irremediable a formularnos varias preguntas: ¿no existían mecanismos de control de la Liga para impedir que se llegase a esa situación límite? En caso de haberlos, ¿hubo dejación de funciones o mala praxis por parte de Tebas y adláteres? ¿Es razonable que el Barça siga operando (como dice Reverter, y pese a que el club no es cirujano) con una deuda mastodóntica y que el Elche fuera descendido administrativamente por una deuda de unos 7 millones de euros? ¿Qué seguridad jurídica y deportiva transmite una organismo como la Liga que actúa de este modo? Se nos amontonan más preguntas en la cabeza, pero este portanálisis es finito.

Avanzamos al otro asunto tratado por Ferrán Reverter, el tema de los fichajes del Barça. El CEO azulgrana se muestra optimista y asegura que pueden fichar en enero y traer a un crack en verano.

Vamos por partes, según Ramón Álvarez de Mon, y como bien explica en este vídeo de su canal de YouTube, el Barça sí podría acometer (matemáticamente) los fichajes en enero de Sterling y Olmo. No vamos a entrar en detalles técnicos, pero es así. Si queréis saber más, ved el vídeo.

Ahora bien, el margen de actuación del Barça es igual de grande que el de Houdini atado, esposado, encerrado en un cofre y sumergido en el río Hudson. Si la calderilla futbolística de la cual dispondrá en enero la gasta en este par de jugadores, no vemos la manera de que después pueda acometer las renovaciones de Ansu Fati y Pedri, por ejemplo, o el fichaje de un nuevo entrenador si, como todo parece apuntar a ello, destituyen a Koeman. Sobre fichar a un crack parece que la única posibilidad sería la de fichar al crac del 29. Suena a onanismo mental, la verdad.

Cambiando de tercio, echamos mucho en falta en las portadas la notica de la victoria del Real Madrid femenino en su primer partido en la fase de grupos de la Women’s Champions League. Para paliar este déficit informativo, en La Galerna hemos publicado la crónica del partido, realizada con maestría por Fernando Alcalá-Zamora.

Nos despedimos dejándoos aquí para que las oteéis las portadas de Marca y As, el cual homenajea con su titular a Abba.

Pasad buen día

Portada Marca Portada As

Aún hay gente que cree que el Madrid iba de farol a por Mbappé en 2017, que cree que durante estos años los contactos entre ambas partes han escaseado y que, incluso, las ofertas de este pasado agosto no han sido tales ofertas, sino más bien una cortina de humo de cara a los aficionados porque claro, ¡cómo va a ofrecer el Real Madrid 200 millones de euros por un jugador que vendría gratis en solo un año! Pues mire, debió hacerlo y es más, ojalá el PSG hubiese actuado razonablemente y hubiese cedido. ¡Bendito problema poder gastarse esa cantidad de dinero en tiempos de pandemia!

Mbappé: “Avisé en julio al PSG de que quería salir para que obtuvieran un buen dinero y pudiesen fichar un recambio de calidad. No fue en agosto como muchos dicen, lo pedí en julio. Si hubiese salido en verano solo habría ido al Real Madrid”

Ante el germen de esta corriente de ateísmo ‘florentiniano’ ha tenido que ser el propio Kylian el que ha salido a la palestra en dos entrevistas prácticamente simultáneas en L’Equipe y Radio Montecarlo a confirmar lo que todos intuían, muchos sospechaban y solo algunos sabían: su deseo era (y es) jugar en el Real Madrid. “Avisé en julio al PSG de que quería salir para que obtuvieran un buen dinero y pudiesen fichar un recambio de calidad. No fue en agosto como muchos dicen, lo pedí en julio”. Primera frase rotunda y lapidaria sobre lo que ocurrió en el último mercado estival. “Si hubiese salido en verano solo habría ido al Real Madrid”. Titular más contundente aún. Pero, a la par, también confirma lo que es un secreto a voces. “Le dije al PSG que si no querían que me fuera, no saldría”. Y retrata con bastante exactitud lo que se siente cuando te intuyes preso. “Cuando escuché al presidente decir que no me iría gratis sentí miedo. Me dije, ¿entonces qué va a pasar?”

Florentino Pérez

Son dos entrevistas que, se miren por donde se miren, parecen aclarar el inminente futuro blanco de la estrella francesa. Por un lado, se puede deducir que Kylian ha optado por hablar ante tanta rumorología y esclarecer cuál es su postura y cuál es la de su actual equipo. Otra lectura posible es que el PSG, sabiéndose perdedor y una vez ha asumido que Mbappé no va a continuar, le haya hecho salir a dar la cara, a reconocer que es él el que quiere abandonar el club y que no hay dinero que genere el petróleo catarí ni nada que pueda hacer la institución parisina para hacerle cambiar de opinión. “Es una decisión meditada”.

Aunque, en un giro de guion y, presuntamente, con la voluntad de no cerrarse ninguna puerta, el delantero galo no descarta rotundamente renovar. “No sabemos qué puede pasar mañana. En el fútbol todo es posible. Hace seis meses no sabía que este verano quería irme”. Y, para echar, más leña al fuego, Leonardo, el director deportivo del PSG ha vuelto a criticar al Real Madrid. “En una misma semana, primero un jugador del Real Madrid, luego su entrenador y ahora su presidente han hablado de Mbappé como si ya fuera uno de los suyos. Es un comportamiento que no podemos tolerar. La ventana de fichajes ya terminó y Kylian es jugador del PSG. El club quiere que esta relación dure. Es una falta de respeto”, ha concluido.

Leonardo: “primero un jugador del Real Madrid, luego su entrenador y ahora su presidente han hablado de Mbappé como si ya fuera uno de los suyos. Es un comportamiento que no podemos tolerar”.

Leonardo, aparentemente nervioso por la inmediatez de los acontecimientos, seguramente se refería a las palabras (poco habituales) de Florentino Pérez, en ‘El Debate’ que ha añadido más optimismo entre la parroquia blanca. “En enero sabremos algo de Mbappé. Esperamos que el año que viene pueda solucionarse todo”, ha declarado el presidente blanco. Unas palabras que no son propias en él, siempre escueto, correcto y evitando entrar en polémicas siempre que se sabe delante de un micrófono, una cámara o una grabadora. Y mucho menos para dar pistas sobre algún fichaje. Más tarde, y también en Radio Montecarlo, el máximo mandatario del club de Chamartín ha querido matizar su respuesta. “Se ha malinterpretado. Me refería a que el año que viene sabremos algo más de Mbappé. Tenemos respeto absoluto por el PSG”, aunque esta última frase no la ha debido leer ni escuchar Leonardo.

Leonardo PSG

Hace apenas un mes que se cerró el mercado de fichajes pero el culebrón Mbappé no da tregua y no parece que la vaya a dar hasta que llegue a su (inevitable) final: el francés, con la elástica madridista, presentado ante un abarrotado Bernabéu. Cualquier otro escenario sorprendería a todos… incluso a Leonardo.

 

Fotografías Imago.

Courtois (6): poco más pudo hacer.

Lucas Vázquez (2): horrendo en ataque y en defensa.

Militao (5): no estuvo acertado en el primer gol.

Alaba (5): ha tenido muchas tardes mejores.

Nacho (4): falló en el segundo gol.

Valverde (5): partido funcionarial.

Kroos (5): necesita ritmo tras la lesión.

Modric (5): prácticamente saludó a Aleix Vidal en el segundo gol.

Camavinga (4): con ganas, pero errático y mal colocado por Ancelotti.

Benzema (7): el mejor del Madrid.

Vinícius (6): incisivo.

Rodrygo (5): lo intentó.

Jovic (3): lento y fuera de forma.

Hazard (6): bien en ataque. También echó una mano en defensa.

Casemiro (4): aún no está ni cerca de su forma óptima.

Ancelotti (4): no acierta a elegir a los jugadores idóneos ni a colocarlos en el campo.

 

Fotografías Imago.

 

 

El Real Madrid va mal. Mejor dicho, muy mal. Ha comenzado su periplo esta temporada 20/21 goleado en la Champions League; en mitad de la tabla de la primera división, lejos de los puestos señeros; bombeando balones al área para empatar con un rival de los que luchan por salvarse del descenso en el tiempo de descuento; ganando de chiripa en el minuto 100 y, además de todo eso, tiene menos dinero en las arcas que Carpanta comida en la despensa.

El Real Madrid ha comenzado pésimamente, pero los que seguimos el fútbol en su día a día no nos hemos debido de enterar, o al menos leemos periódicos deportivos y escrutamos unas redes sociales que no deben de corresponderse con lo que está sucediendo en estos primeros pasos de la temporada.

Lo cierto es que hay una realidad paralela y, lo que es peor, existe mucha gente que se la cree

Lo cierto es que hay una realidad paralela y, lo que es peor, existe mucha gente que se la cree. El Madrid está a un punto del líder de la Liga y, aunque no es más que un dato anecdótico a esta alturas del campeonato, lo cierto es que ya ha presentado sus credenciales al título; es el equipo más goleador del campeonato; tiene dos jugadores encabezando la tabla de goleadores; ha demostrado carácter en un campo tan complicado como es Mestalla, remontando en medio de un ambiente hostil; ha iniciado la Champions League venciendo en el Giuseppe Meazza (sí, el campo del Inter se llama así cuando juegan los azul y negro, por mucho que se empeñen en llamarlo San Siro) al Inter de Milán —un candidato a todo, campeón de la Serie A finiquitando casi una década de dominio de la Juventus en el Calcio— y, aunque es una sensación, solo hay que fijarse en cómo celebran los jugadores los goles para comprobar que la unión y el compromiso es la norma de conducta este año.

Valencia Real Madrid

Por si eso fuera poco, el Madrid ha empezado a hacer camino con un equipo repleto de jóvenes, con jugadores que apenas superan los 21 años como Valverde, Vinícius, Rodrygo o Camavinga tirando del carro. Además ha conseguido enganchar a la afición, porque a la calidad une los valores que siempre han caracterizado al Club: una capacidad de resiliencia indomable, precisamente la cualidad que le convierte en un hecho diferencial en el fútbol mundial.

A pesar de todo ello, el Real Madrid —según los medios de comunicación deportivos más leídos y las RRSS— va mal. Muy mal. Esta misma semana, nos hemos despachado con una portada digital que, apenas 48 horas después de que el equipo de Ancelotti saliera como líder en Valencia, hablaba de ‘primeras tensiones’, y ponía el foco en un supuesto ‘caso’ de malestar en el vestuario por parte de pesos pesados como Asensio, Marcelo e Isco. Es decir, remover el avispero, poner el foco en lo supuestamente negativo. No es algo nuevo. Pasa desde hace años. El mismo medio hablaba de ‘problema futbolístico muy grande’ tras remontar en Mestalla.

As Vinícius

Ancelotti As

Seguimos sumando. Un vistazo este inicio de semana por las RRSS de destacados periodistas es un auténtico repaso al antimadridismo más rancio, un antimadridismo que después se traslada de forma consciente o inconsciente a sus medios de comunicación, donde supuestamente y hasta que no se avise de lo contrario, la objetividad debe ser la norma suprema.

Un vistazo este inicio de semana por las RRSS de destacados periodistas es un auténtico repaso al antimadridismo más rancio, un antimadridismo que después se traslada de forma consciente o inconsciente a sus medios de comunicación, donde supuestamente y hasta que no se avise de lo contrario, la objetividad debe ser la norma suprema

De los artículos arbitrales de Andújar Oliver ya hablamos en La Galerna hace algo más de un año. Seguimos esperando que el veterano trencilla —reconvertido a comentarista técnico en otro gran medio de comunicación de Madrid— vea un penalti o una jugada dudosa a favor del Madrid y, para poner la guinda, no estaría mal que algún medio que tiene la mirada siempre puesta en Hazard hiciera un repaso de la trayectoria de Joao Félix y sus 127 millones de coste en su tercera temporada como rojiblanco. De momento, su ‘tu estás loco’ a Del Cerro Grande es su aportación más significativa a la Liga española.

No hay confianza alguna, el Madrid seguirá yendo muy mal, casi en puestos de descenso, sin fútbol en las botas de los jugadores y con una rebelión en ciernes del vestuario. Lo malo es que un día de estos, allá por mayo, despertarán y verán que todo fue un sueño y que la realidad es peor de la esperada en sus peores pesadillas: un Madrid campeón. De momento, va camino de ello.

Fotografías Imago.

Cuando el pasado 18 de mayo se anunció a bombo y platillo el regreso de Karim Benzema a la selección, floreció dentro de aquellos que siempre confiaron en el genio lionés una vorágine de emociones inconmensurables. Un golpe de Justicia. Sí, Justicia con mayúsculas, pues la ocasión lo merece.

El proscrito volvía a casa tras estar más de cinco años apartado injusta e infundadamente de su selección, habitando en un sórdido ostracismo y siendo víctima de numerosos ataques procedentes desde las más altas esferas de la política francesa (Manuel Valls incluido, quien le calificó de “poco profesional”). También fue desprovisto de las garantías más básicas como ciudadano,  -presunción de inocencia incluida-, sufriendo por descontado el pernicioso efecto que generan los juicios mediáticos y populares, hogaño tan consolidados en las actuales democracias liberales como alejados de los asuntos que se dirimen en cada una de las instancias procesales. Es el signo irrevocable de una sociedad más proclive a las emociones que a los hechos fácticos, y la francesa no escapa de este mal endémico.

Le privaron de liderar a su país en una Eurocopa celebrada en suelo francés, le negaron la posibilidad de competir por un Mundial y le encerraron en una jaula en donde los prejuicios, las críticas iracundas y las encuestas a pie de calle hacían de barrotes. Un castigo draconiano, tanto para él como para los fervientes seguidores del buen fútbol, aquellos que saborean con deleite el fútbol de Karim y que lo han defendido hasta sus últimas consecuencias. Afortunadamente, la otra cara de la moneda se la brindó el Real Madrid, otorgándole un apoyo incondicional que sirvió al galo para, en aquella temporada, levantar la Orejona y anotar 28 goles entre todas las competiciones. Las restantes UCL vendrían como churros después.

Las notas del Real Madrid, 1 - Chelsea, 1

Con todo, los buenos (casi) siempre ganan. Tan solo una llamada telefónica sirvió para tender puentes y cicatrizar heridas en una guerra que solo se encargó de librar una parte, la Federación Francesa de Fútbol, pues Karim siempre esgrimió una voluntad inquebrantable para seguir vistiendo la elástica del gallo galo a pesar de las estomagantes circunstancias. Es evidente que prescindir de uno de los mejores jugadores del mundo conllevaba un coste demasiado elevado, inasumible para un Didier Deschamps que empezaba a percibir unos síntomas de desgaste preocupantes en el combinado. Karim volvió, sacó a su equipo de la UCI ante rivales directos, -Portugal y Suiza-, e impregnó un amor eterno omniabarcante por sus raíces. Sin revanchismos ni gestos provincianos, solo fútbol, esfuerzo y talento a raudales. Es la naturaleza de Karim, un tipo que se negaba a entonar la Marsellesa por ser un himno que “llamaba a la guerra”. Va en su naturaleza pacifista, elegante, ajena al conflicto; un carácter noble tanto dentro como fuera del campo que le ha hecho codearse entre los más eximios jugadores históricos del Real Madrid, capeando el eterno temporal de críticas feroces que le acompañó hasta 2019 y que solo unos pocos se atrevían a denunciar.

La selección francesa, por desgracia y para mi amargura, cayó eliminada contra todo pronóstico, pero no debe caer en el olvido la inmensa temporada de Karim en un año poco halagüeño para el club. 23 goles y 9 asistencias en 34 partidos de Liga en uno de los contextos ofensivos más desfavorables que se recuerdan. Dianas en los momentos clave contra Borussia Monchengladbach, -en el peor tramo del equipo en fase de grupos-. Inter, Atalanta, Chelsea, Atlético de Madrid, Barça… Todos fueron sus víctimas. Era la oportunidad óptima para ganar el Balón de Oro, pero fue insuficiente.

karim benzema logró 23 goles y 9 asistencias en 34 partidos de liga la pasada temporada

Por añadidura, desde que se fue Cristiano en el verano de 2018, el contraste es aún más grosero. Entre goles y asistencias suma 114, el líder de una tabla cuyo próximo perseguidor es Modric, a una distancia sideral con 36. Sus habituales socios en ataque, Asensio y Vinícius, comparten la escuálida cifra de 23 goles+asistencias en 3 años, lo que refleja a las bravas la soledad de un predicador en el desierto que mantuvo con vida a su equipo hasta el último suspiro. Labor impagable que, a diferencia de otros, no demanda de prebendas ni concilia con renovaciones abruptas. La noche y el día.

Benzema cayó derrotado en el Arena de Bucarest, fue el último en abandonar el césped y su mirada perdida tras la tortuosa tanda refleja la desolación de un futbolista que, atendiendo a sus méritos, no merecía tal destino. Volverá a pisar Valdebebas y nos regalará otra temporada, -la decimotercera-, siendo el capitán de facto, el líder indiscutible y el máximo reclamo de una entidad planetaria. Quién lo iba a decir cuando, hace menos de lo que parece, las demandas populares estribaban en colocar a Morata por delante y menospreciar a un genio sin paliativos apelando a la sangre de horchata. El vulgo frente al talento elitista e intelectual pierde una vez más. Perdónales Karim, no sabían lo que hacían.

15 de junio de 2021

Hoy se juegan dos partidos interesantes, a las 18:00, Hungría frente a Portugal y por la noche, Francia contra Alemania. Se prevé partidazo inmenso este último.

El día transcurre sin nada que reseñar, o al menos no lo recuerdo cuando me pongo a escribir por la noche. Senilidad galopante.

Cristiano no defrauda, pero es que Cristiano nunca defrauda, siempre cumple lo que promete, qué bestia es el tío. Ya es el jugador que ha participado en más Eurocopas y el máximo goleador histórico. Si sumamos ambos récords a su lista, ya solo le falta ser el hombre que más veces ha pisado Marte en jueves. Este señor es una locura, máximo respeto.

Tampoco defrauda el Francia-Alemania. Qué partido de fútbol. A los madridistas se nos cae la baba cuando conectan Benzema y Mbappé, Benzappé, como dice Quillo Barrios. Parecen Bogart y Bergman en París, antes de ir a Casablanca. El pase en profundidad de Karim a Kylian es una delicia suprema, Benzema centra al hueco en carrera, sin bajarse de la bicicleta, como un cirujano que trasplanta un corazón con una mano y toca el órgano (musical) con la otra. Si Mbappé viene, el que viene puede ser un año de una belleza máxima.

Benzema y Mbappé

 

16 de junio de 2021

Hoy libro. Llevo a mi hija al cole y desayuno en La Esquinita. Está nublado. Aún no ha empezado el verano y ya parece que se está acabando. Incluso me ha parecido escuchar al Dúo Dinámico cantar su réquiem estival a ritmo de tamborilero.

Mientras me sirven las tostadas leo que Jordi Hurtado cumple 64 años. ¡Solo 64! Y yo con estos pelos. Will you still need me, will you still feed me, when I’m sixty-four?

Tarde especial con mi hija. Voy a dejarla con su madre a su nueva casa. Se acaban de mudar, pero siguen hablando, así que no me preocupo, lo peor en estos casos es mudarse a Callao, eso no tiene solución. Cuando vuelvo a mi casa, recuerdo que no queda vino y paso por el Mercadona. No hay Vegas del Rivilla. Contratiempo importante. Miro en la sección de grandes añadas y atisbo mi próxima pieza: Dominio de Borja, en formato mágnum de garrafa de plástico de dos litros.

Una vez provisto de energía, marcho a casa, pero por el camino comienza a granizar con desesperación. Es una de esas tormentas que parecen pedirte matrimonio y para ello te envían un cargamento de diamantes directos a la cabeza.

Consigo llegar a casa con solo seis perforaciones de cráneo, cuatro agujeros en el abdomen y dos dedos menos. Podría haber sido peor. La odisea me ha dejado sediento y tengo la poca precaución de pimplarme una botella de agua antes de obturar las perforaciones causadas por el granizo en mi cuerpo. Parezco una fuente de El Retiro. Pongo la casa perdida de agua. Recojo el estropicio con una fregona y recopilo corchos para taponarme las fugas.

Una vez que ya no pierdo líquido, pum, el Madrid anuncia que se va Ramos. ¿Pero no decían que estaban acercando posturas para renovar el contrato? Pues parece que no. Y tiene que ser ahora, que acabo de cambiar de marca de vino. Ramos, ¿no podías haber elegido otro momento?

Ramos es probablemente es mejor defensa que ha tenido el Real Madrid en sus casi ciento veinte años de historia, pero es que he cambiado de vino de mesa y tengo que hacer la cata. En la vida hay que tener claras las prioridades, de modo que saco un par de copas del aparador (no me refiero a Courtois, sino al mueble) y comienzo. Pongo de fondo el partido de Italia porque tengo que seguir atentamente los partidos para escribir este diario (?).

Comenzamos observando ambos recipientes. El envase del nuevo vino es más esbelto que la clásica garrafa achaparradita del Vegas del Ribilla. La etiqueta del Dominio de Borja es de diseño más moderno, aunque imitando una tradición que probablemente nunca haya existido. Por lo demás, la estructura es idéntica: recipiente transparente y tapón rojo, como un sueco calvo y gordo al sol en Torremolinos.

Garrafas de vino

Hora de escudriñar el líquido. Decantamos a capella ambos vinos. A la izquierda, Dominio de Borja. A la derecha, Vegas de Rivilla.

Copas de vino

Examen ocular: el de Borja es más zaíno, chorreao, astifino y algo bizco. Mientras que el de Rivilla es lombardo, bragao, cornigacho y mogón (también tiene burbujitas).

En nariz: inclino la copa e inserto la nariz. Aspiro. Inhalo líquido, dejo de respirar y pierdo el conocimiento unos instantes. Vuelvo en mí, aunque algo aturdido. Desisto del examen olfativo. Total, me lo voy a beber, no a esnifar.

En boca: pruebo ambos vinos, pero no soy capaz de mantenerlo en la boca para apreciar ningún cariz especial. Según entran, me los bebo. El Rivilla es algo más fuerte, pero tiene mejor beber. Apunto comprar Rivilla cuando se acabe el Borja.

Una vez concluida la cata, me hago unos filetes y ya sí me centro en el Madrid, en Ramos y en Italia. Italia gana, el Madrid también y probablemente Ramos también. Sergio es más que una leyenda del club, lo ha dado todo, el Madrid y su afición se lo han agradecido y ha llegado el momento de terminar. Decía Míchel en la entrevista que concedió a La Galerna que el doctor Herrador siempre le decía una frase maravillosa: «Míchel, a todo le sobra siempre un año». Y el Madrid y Ramos han conseguido que no sobre un año. Es mejor irse con algo de fútbol aún que agotarlo en la grada.

Mañana a las 12:30 se producirá la despedida y homenaje a Sergio Ramos por parte del club. Todos deseamos que vaya por los cauces institucionales y de agradecimiento por ambas partes que merece el acto. Ramos es transparente para todo y seguro que apreciaremos en sus ojos su estado de ánimo, pero sea cual sea este, deseamos que todos estén a la altura.

Me voy a la cama.

 

Diario madridista de la Eurocopa:

Día 1, 2 y 3

Día 4

El análisis de las portadas de los periódicos deportivos de hoy

 

Buenos días, amigos lectores.

Hoy puede ser un gran día”, como decía ese ilustre culé que es Joan Manuel Serrat, “plantéatelo así”. En realidad, todos los días pueden ser un gran día si hacemos caso a la letra, ponemos la mejor actitud y vamos “duro con él”:

“Que todo cuanto te rodea lo han puesto para ti”, (Barça y Atleti).
“No lo mires desde la ventana y siéntate al festín” (no será Tebas quien adopte esa pose).
“Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien”. (¿Anticipa esta canción la actuación del equipo arbitral?).

El Fútbol Club Barcelona y el Atlético de Madrid empataron ayer a cero en un partido en el que las mejores acciones fueron realizadas por los porteros de ambos equipos, el alemán Ter Stegen y el esloveno Jan Oblak, y con ese empate se abre una estupenda posibilidad para el Real Madrid de colocarse líder a falta de tres jornadas para el final del campeonato. Quién nos lo iba a decir, con lo que nos ha tocado leer y escuchar sobre Zidane y los suyos desde hace meses.

Portada Marca

El diario Marca comete el desliz de olvidar que hay un cuarto equipo con mucho que decir todavía, el Sevilla, y titula abiertamente “En manos del Madrid”. No queremos ser cenizos, pero nos parece una falta de respeto olvidar al Sevilla en la pelea y que una victoria de los de Lopetegui y Monchi alias “sacaequipos” comprimiría aún más la clasificación y dejaría a los sevillistas en posición de competir por el título. Ya que hemos comenzado con canciones, hay otra del panameño Rubén Blades que dice que “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay, Dios. Como decía mi abuelita: el que ríe último se ríe mejor”.

Y si algo ha demostrado esta Liga es que no podemos dar nada por hecho, que es lo que hace hoy mayoritariamente la prensa deportiva. La Liga te da sorpresas, sorpresas te da la Liga. Cuando el Atleti podía esprintar de manera casi definitiva, perdió en casa con el Levante. Cuando todos los astros “tebanos” se habían alineado para que el Barça alcanzara el liderato, llegó el Granada y reventó el Camp Nou. Así que nos permitimos corregir el titular y decir: “En manos del Madrid y del Sevilla”. Y de Tebas y el CTA, que también tienen que hacer su trabajo:

“Cuando lo manda el destino, no lo cambia ni el más bravo,

Si naciste pa martillo, del cielo te caen los clavos”.

El presidente de la Liga juega a ser ese martillo de la canción de Rubén Blades, si bien no ha logrado aún poner todos los clavos en el ataúd que algunos como él y Ceferin pondrían al Real Madrid. En un círculo de reducidísimas dimensiones, tanto que podría ser un llavero de Leo Messi colgando junto a su cadera, se menciona casi de tapadillo la respuesta del Real Madrid, Barça y Juventus de Turín a las amenazas mafiosas e impresentables de Aleksander Ceferin y la UEFA.

Portada As

“En blanco” es más genérico que “en manos del Madrid”, y puede servir para hacer referencia tanto a los madridistas como a los sevillistas, si bien en el subtítulo indican eso que tan pocas veces se ha cumplido esta temporada de “depender de sí mismo para ganar la Liga”. Hasta ayer mismo el Atleti dependía “de sí mismo para ganar la Liga” y volverá a hacerlo esta noche si el Real Madrid no se alza con la victoria, así que llamemos de nuevo a la prudencia y por una vez juguemos a cholistas y vayamos “partido a partido”.

Donde no hubo sorpresas fue en Segunda División y todas las portadas recogen la vuelta del Real Club Deportivo Espanyol a la Primera. Desde aquí nos alegramos enormemente por la vuelta de ese equipo hermano, una especie de reducto madridista en territorio hostil. El Espanyol es equipo de Primera, de donde nunca debió salir, y al igual que las cuatro veces anteriores en que perdió la categoría ha necesitado una sola temporada para recuperar el lugar que nunca debió abandonar. En Sarriá, en Montjuic, en Cornellá, o en cualquier lugar en el que pueda incomodar a Gerard Piqué.

Portada Sport

“La Liga se escapa” es un titular que firmaría el mismísimo Carlos Martínez acompañada del pronombre personal “nos”. El diario Sport utiliza la misma foto que el As y no nos queda ninguna duda: Messi estreñido. Perdón, ESTÁ-REÑIDO con el gol ante los tres rivales por el título, aunque por el gesto y si se amplía un poco la foto… esa mueca contrariada… dudamos acerca de lo primero. Los que no dan sorpresas son los artistas de la prensa cataculé a la hora de referirse a los nuestros: “El Real Madrid puede asaltar hoy el liderato”. Los verbos no son casuales y te sueltan “asaltar” en el sentido indicado por la RAE como “ataque realizado a una persona o lugar con el propósito de robar”. Váyanse a esparragar, señores.

Tampoco hay sorpresas en el resto de noticias del día: el Bayern gana la liga alemana por 9ª o 28ª vez consecutiva, hemos perdido la cuenta, Sexo es vida, Hamilton consigue la pole y, ¡anda, saltó la sorpresa!: “El PSG anuncia la renovación de Neymar”. Pensar que habíamos leído no menos de 200 portadas anunciando su inminente fichaje por los azulgrana junto a Haaland, Lautaro, LeBron James y Michael Jordan, y nos desayunamos esto. Petrodólares en lugar de pagos aplazados, no podemos comprenderlo.

Portada Mundo Deportivo

Dejamos para el final esta portada que nos ha dejado un chiste involuntario: “Regalo al Madrid” junto a la foto de Luis Suárez. No, amics, no, a quien se lo regalasteis fue al rival que os puede privar del ansiado título. Y ya que la cosa iba hoy de canciones, concluimos con la que nos viene a la memoria con la instantánea: “bailar pegados es bailar, abrazadísimos los dos, acariciándonos, sintiéndonos la piel, corazón con corazón…”. La sobredosis de almíbar nos lleva a parar.

Que pasen ustedes un buen día y que el mismo finalice como todos esperamos.

spotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram