Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Arda Güler, regalo de Reyes

Arda Güler, regalo de Reyes

Escrito por: Pablo Rivas3 enero, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La pérdida de la ilusión por las fechas navideñas constituye a estas alturas un lugar común. Si la Nochebuena y la Nochevieja tienen ya una legión de detractores, guarnecidos bajo múltiples coartadas —desde las más entendibles, como las dolorosas ausencias, hasta las más impostadas, como esas denuncias del consumismo proclamadas por quienes habitualmente más deberían callar a ese respecto—, qué decir de la noche de Reyes. Ahora se elaboran sesudas argumentaciones para cuestionar si es apropiado sumergir a los niños en la costumbre, de modo que ni hablemos de que pueda conservar una brizna de su sentido con el paso a la edad adulta. No obstante, antes de que los partidarios caigan de bruces golpeando la arena de la playa a lo Charlton Heston en el Planeta de los Simios —“¡Maniáticos! ¡Lo habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos!”—, les conmino a que no cunda el pánico. Afortunadamente, el fútbol todavía permanece como territorio inmaculado de recuperación de la infancia, y bajo su abrigo aún está permitido a los talluditos recrearse en sus anhelos y confiar en su consumación.

La mera búsqueda irracional de la victoria, tan asumida en el Madrid como el valor en la mili, no puede servir como guinda ilusionante.  Un regalo de Reyes comme il faut requiere de cierta originalidad, o al menos de una voluntad de estreno

Por otro lado, dentro del conjunto de los hinchas, los madridistas hemos de afrontar otra cuestión paralela. Además de la justificación del deseo, el merengue tiene una segunda incógnita particular e intransferible: hallar un objeto deseable a la altura de sus expectativas. Las mentes menos sofisticadas rápidamente responderán con el piloto automático: “¡Ganarlo todo!”. Pero semejante propósito ya forma parte de la esencia de la entidad, agraciada a perpetuidad con dicha aspiración, como un Sísifo que celebra alegremente su condena. De manera que la mera búsqueda irracional de la victoria, tan asumida en el Madrid como el valor en la mili, no puede servir como guinda ilusionante.  Un regalo de Reyes comme il faut requiere de cierta originalidad, o al menos de una voluntad de estreno. Y he ahí el brete: cómo entusiasmar a quien ha visto tanto y tan excelso, sin caer ni en redundancias que provoquen reacciones de hastío y cinismo, ni en nostalgias que atrapan la novedad y la diluyen en el empalagoso caldo de la melancolía.

En esas estábamos cuando los programas de información deportivos, hambrientos de noticias en el parón navideño, abrieron con el entrenamiento de puertas abiertas de los blancos. Y, por encima del resto, refulgió una figura desconocida, un rostro tímido de facciones aniñadas, que abría las bocas de los congregados a base de taconazos y otros arabescos. De repente, la solución al rompecabezas se mostró evidente, clara, meridiana. Arda Güler iba a entrar en la lista de convocados para el partido del Mallorca: nuestra carta a los Reyes Magos se había hecho carne.

Arda Güler

Habrá lectores de este texto que, siempre disconformes y ávidos del calor que les produce el localizar imprecisiones o contradicciones, enseguida se abalanzarán sobre el elefante en la habitación. Porque cualquier madridista con un mínimo de pedigrí sabe que Güler, primicia innegable si se le ilumina con las luces cortas, ve matizada su condición novedosa si se le observa desde una perspectiva más amplia. No en vano resulta imposible contemplarlo sin que la mente evoque a Mesut Özil. Ambos son zurdos, ambos son mediapuntas talentosos, ambos comparten un origen turco, ambos pasean por el césped una silueta de hechuras livianas... Las similitudes son tantas que, stricto sensu, a Arda se le ha arrebatado la posibilidad de lo genuino.

ADe repente, la solución al rompecabezas se mostró evidente, clara, meridiana. Arda Güler iba a entrar en la lista de convocados para el partido del Mallorca: nuestra carta a los Reyes Magos se había hecho carnee

Frente a esos autosatisfechos aguafiestas —a menudo coincidentes con los denostadores de la Navidad de los que hablábamos al principio—, uno se halla tentado de la respuesta orsiana, menos irónica de lo que parece, acompañada de un encogimiento de hombros: “Todo lo que no es tradición, es plagio”. Pero el afán dañino de los listillos merece una erradicación más exhaustiva. La autenticidad de Güler no ha de buscarse en la ausencia de virtudes compartidas con el pasado, sino en la opción de corregir las insuficiencias que dejaron sus predecesores. En el Madrid, todo atisbo de nostalgia tiene la oportunidad de transformarse en nostalgia de futuro. Así que nuestra joven promesa puede estar tranquilo y centrarse en cuidar la pelota y la firmeza de sus piernas. Su categoría como exquisito regalo de Reyes está férreamente asegurada. Ahora solo falta que él nos devuelva el regalo a nosotros. Contra el Mallorca puede ser un buen día para empezar.

 

Getty Images.   

5 comentarios en: Arda Güler, regalo de Reyes

  1. Hay mucha ilusión depositada en el joven turco. Esperemos que pueda ir quemando etapas sin prisa pero sin pausa, y llegue a abril como un toro.

  2. Estoy ancioso por ver esa perla misteriosa de ese ángel
    Soy aficionado numero 1 de este conjunto blanco,y me refugio con todas las noticias y juegos de este club,a la altura en que no me importa reconocer a otro club.

  3. Hay muchos y buenos comentarios que envuelven al joven turco, incluso sus compañeros más cercanos, pero una cosa es en la seguridad de la casa y otra frente a contrarios que después de ser sorprendidos tal vez en dos y hasta en tres ocasiones tomen otra medida que no sea jugar, a el personal los árbitros también influyen en el rendimiento, al jugar contrariado

  4. Lo malo de los jugadores habilidosos como parece ser güler, es, que con la mafia arbitral que tenemos en la negreira league, al pobre le coseran a patadas mientras el árbitro mira hacia el horizonte

  5. Puede sonar al tan detestable yoyadijismo, lo reconozco y lo asumo. Empero todo el aparato publicitario a su favor, y él lo tuvo, o quizás debido a ello nunca tuve buenas sensaciones al respecto. Y en la Galerna , antes del serial de lesiones, está escrito en mis comentarios. Por lo que fuere o fuese, su carita tan aniñada, su morfología...ya se podía intuir su fragilidad...la presión de los medios de comunicación... igual que nunca creí , ni cuando estaba prácticamente cerrado, en que Hazard fuera un fichaje acertado, me pasaba, siendo otras circunstancias, algo similar en cuanto a intuición masculina y deducciones varias. Triunfar en el Real Madrid requiere de mucho factores. Uno de ellos es la mentalidad , hay que ser fuerte mentalmente, si algún jeta acuñó desgraciadamente lo de madridismo sociológico, no será menos desafortunado lo de "madridismo psicológico" pretendiendo explicar que hay que estar hecho de una determinada pasta para triunfar en el Real Madrid.
    Uno , al inglés que ha maravillado al madridismo, no lo tenía visto , me había pasado desapercibido viéndolo de más joven -quizas jugando contra el mismo Real Madrid- y todavía más , si cabe, me sucede con Güller. A este no lo veo yo ya...aunque existe un dicho gitano que se refiere a que hay que empezar mal para acabar bien...no sé yo...en serio, "solo sé que no sé nada".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El #portanálisis de hoy os trae grandes primicias respecto a Confecciones Canaletas SL, la filial estilo Barça Studios a través de la cual el FC Barcelona confeccionará su propia ropa deportiva.

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/confecciones-canaletas/

Los idus del Madrid

Las conjuras del Bernabéu tienen en marzo cuatro fechas muy señaladas en la memoria madridista.

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Como cada viernes, he aquí una nueva entrega del serial "Anatomía de un negreirato" de @Cuatroamiguetes.

La acción sigue transcurriendo en una sede judicial de Barcelona, aunque el capítulo de hoy huele ligeramente a gambas de Motril. Por lo que sea.

Artículo con contenido de información muy importante.

Tan extremadamente importante que los medios deportivos tradicionales no le han hecho ni puto caso.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram