Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Animales fantásticos y cómo encontrarlos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Animales fantásticos y cómo encontrarlos

Escrito por: La Galerna15 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Anoche regresó la Liga a nuestras vidas. Albricias. Lo hace después de dos coitus interruputus apenas iniciada la competición, orquestados por la FIFA para que España golee a Albania y la Albiceleste de Dios, los Doce Apostoles y Todos los Santos amarre su clasificación mundialista de forma lastimera en el altiplano gracias a los goles del presunto heredero de un cincuentón farlopero. Él sí hizo historia en cierto Mundial y en determinado partido apodado de Las Malvinas. No como otros.

Apagados los ecos de la loa desmedida para aquel que no ha hecho sino cumplir con su trabajo –Insólito hubiera sido que el tal Messi hubiera clasificado a Andorra para Rusia 2018- vuelve el pan nuestro de cada día. De momento pan amb tumaca sin DUI mediante.

La Liga sigue siendo de todos.

Volvió la Liga y regresaron Karim y CR7, el primero ausente por lesión, aparentemente siempre distraído cual genio despistado en busca de su esbozo definitivo; el segundo, voraz, hambriento de gol, en busca de su estreno goleador en el torneo. “Siempre vuelve” proclama Marca en un alarde de imaginación propio de un club de poetas muertos. Nunca se fue, añadimos nosotros. “Cristiano rompe el maleficio” titula por su parte Ouija Today en un guiño al estilo paranormal que impregna la publicación que dirige el médium Relaño.

Más allá de la épica, habitual cuando se escribe del Doce Veces Campeón de Europa y que se eleva hasta el más absurdo paroxismo cuando juegan Atleti y Barcelona, el Madrid, ayer espeso cual puré de lentejas, se topó con un Getafe de difícil deglución; un potaje de garbanzos a la hora de la merienda. Monsieur Karim puso a las legumbres en vigilia con una carrera sublime y Cristiano, tras soberbio pase del salvador Isco, provocó la ventosidad final en el estadio Alfonso Pérez, de gran acústica para estos menesteres.

El Madrid cosechó anoche 13 victorias consecutivas fuera de casa, un registro histórico y por ende tan mitológico como observar a un minotauro en Chamberí.

Sin embargo, fue en el Wanda (Panda) donde anoche encontramos auténticos animales fantásticos; entre unicornios de colores y elfos fumando canutos. Tal que así suspira hoy Relaño cuentacuentos desde su púlpito cuando asegura que tiene un amigo madridista (no será tan madridista…) que le dice “esto de ir con el Atlético es tremendo”.

Uno gana en el 85 y al otro le empatan en el 82.

Pero ya sabemos dónde está lo tremendo.
Lo verdaderamente tremendo es que la primera falta de Gabi contra Messi sea sancionada con tarjeta amarilla. Eso sí que es un animal fantástico digno de ser exhibido en Hogwarts y no los duendecillos de Cornualles.

Pero en el Wanda hay muchos animales fantásticos más. Los comentaristas de Bein Chin Pun Allachuachbar Sports de Jaume Roures se hartaron de citarlos durante la retransmisión y la prensa deportiva de recogerlos en sus primeras planas.

El vil autobús de toda la vida es para la Ouija un “Barça que no puede con el Wanda”. La lastimosa segunda parte de los del Cholo, agazapados en su área bajo las faldas de Jan Oblak, es “un ejercicio de supervivencia rojiblanco”.

Al final se trata de un remake del viejo cuento de siempre. Cada uno juega con sus armas y el Barça con las de los árbitros. Pero lo que cuenta para unos y otros, para usted para mí y para todos, para el Madrid no vale.

El Real Madrid tiene que estar permanentemente conjurando maleficios y, desde luego, no va a encontrar animal fantástico alguno.

Ni aunque los busque.

Tan es así que se ofrece escoba voladora NIMBUS 1000 a todo aquel que encuentre a un animal fantástico en vías de extinción y desaparecido desde hace al menos cinco años: el penalti de Mascherano.