Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Amigo barcelonista

Amigo barcelonista

Escrito por: Antonio Valderrama21 marzo, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Querido barcelonista, hoy quiero hablarte a ti. No pienso, como Mourinho, hablarte como un padre. Por suerte, no lo soy. Si fuera tu padre estaría profundamente decepcionado: conmigo mismo, con el mundo, con la vida. Pero quiero, sin embargo, dirigirme a ti, hablarte seguramente como nadie lo ha hecho nunca. Nadie. Ni tu padre, ni tu abuelo, ni por supuesto toda esa prensa abyecta que consumes, la que se edita en Barcelona y también la que se edita en Madrid. Prensa espuria, intelectualmente prostituida, que ojalá estuviera en su mayor parte comprada pero que, en realidad, ejerce de instrumento cómplice y servil del mal gratuitamente, de balde, es más, con el entusiasmo que sólo puede provenir de un resentimiento secular, heredado de generaciones. Un entusiasmo, además, que sólo puede exhibir un tonto. El tonto, cuando se exalta, es un martillo pilón. Ya sabes: se acaba la linde, y sigue el tonto. Es la fuerza nuclear del Universo. Un tonto es capaz de mover una montaña. No hay nada más poderoso en esta vida que un tonto, amigo barcelonista. Tú lo sabes bien.

Celebración Barça vestuario

Crees que has ganado la Liga, y lo celebras. En efecto, la has ganado. Llevas algunos años comiendo mierda así que entiendo tu éxtasis, tu fiebre. No obstante, aunque ahora no seas capaz de verlo, en la vida hay algo mucho más importante que ganar. En el fútbol pasa lo mismo, no en vano el fútbol es sencillamente un trasunto de la vida. Ganar está muy bien. De hecho es el único objeto por el que existe el juego. De lo contrario, no tendría sentido alguno. Esto lo hemos entendido los madridistas mejor que nadie. Y vosotros, los barcelonistas, también, aunque llevéis más de treinta años contándonos un cuento. Pero precisamente, el sentido del triunfo y de la derrota radica en la igualdad de la competición: un triunfo amañado equivale a no competir, aniquila la razón última que justifica el juego. Lo destruye.

No hay nada más poderoso en esta vida que un tonto, amigo barcelonista. Tú lo sabes bien

Tú miras la Copa de Europa y desde hace una década se te aparece por las noches, como el fantasma de esa conciencia que intentas en vano aplacar (nadie puede, si leyeras a Shakespeare o a Poe, lo sabrías). No la entiendes. Habéis ganado tanto en España que, ¿cómo es que se os resiste esa maldita competición que sin embargo al Madrid, que nunca juega a nada y que es Lucifer encarnado en un equipo sempiterno de tuercebotas, se le abre de par en par como si fueran las puertas del paraíso? Te lo voy a contar: porque en la Copa de Europa se compite con igualdad, y la igualdad es la condición necesaria para que el talento de los hombres buenos y libres se dispare como el gatillo de un gran percutor. Tú no eres libre, aunque te guste pensar en ti mismo como una mezcla entre Pericles y Obama. Tú eres un vasallo y la libertad no la entiendes, porque no te gusta. Tú lo quieres todo atado y bien atado.

Cartas de un madridista millennial: La historia más grande jamás contada

El Madrid se proyecta en la Copa de Europa con toda la fuerza santa de la especie audaz que se puso de pie hace diez mil años en medio de una sabana de África. Te lo voy a decir, aunque te rías: la Superliga tiene que destruir el fútbol español, que está podrido, más todavía que la UEFA. En eso se equivoca Florentino, pero hasta los errores de Florentino son más grandes y más valientes que el mejor de los aciertos de la gente como tú. La Liga española debe ser refundada, erigida encima del solar en el que está ahora. La Liga que vais a ganar tendría que ser la última que se jugase bajo el amparo de la LFP y de la RFEF, cuyas instalaciones, después de ser demolidas, deberían ser aradas con sal, para que encima no creciera, como en la vieja Cartago, ni la yerba.

El sentido del triunfo y de la derrota radica en la igualdad de la competición: un triunfo amañado equivale a no competir, aniquila la razón última que justifica el juego. Lo destruye

Crees, como digo, que has ganado la Liga, pero en realidad esta Liga no vale nada. Es una mierda. El aliento de la corrupción la envuelve como a un cadáver en descomposición. A ti, lo pude ver el domingo, no te importa. Te da igual. He pensado mucho al respecto. Me atormentaba la duda: ¿se puede participar a conciencia de algo que se sabe, con pruebas, que es un fraude? ¡Qué participar! ¡Celebrar el beneficio! Ganar una Liga amañada contra los muñidores del amaño sí que es algo, ciertamente, extraordinario: es un milagro, y el Madrid los ha realizado un puñado de veces a lo largo de esta última década y como a milagros prodigiosos yo los he celebrado. Sin embargo, ¿se puede festejar con aparente inocencia, con el júbilo supuesto del inocente, algo que uno mismo ha trucado para su propio beneficio?

Villar, Gaspart y Laporta

Por supuesto que se puede. Tú lo estás haciendo, lo hiciste alborozadamente el domingo por la noche. Después de quebrarme inútilmente la cabeza, la conclusión me vino sola. Ya sabes, eso de la Ley de Ockham. Al final, en efecto, lo más sencillo de explicar suele ser, por lo general, lo correcto. Tú puedes festejar esta pantomima porque tú también eres cómplice.

Crees, como digo, que has ganado la Liga, pero en realidad esta Liga no vale nada. Es una mierda. El aliento de la corrupción la envuelve como a un cadáver en descomposición. A ti, lo pude ver el domingo, no te importa. Te da igual

Tú, amigo mío, tú eres el culpable. No eres tan culpable como Joan Gaspart o como Laporta, como Rosell o como Bartomeu, ni como todos y cada uno de los directivos de sus juntas que a lo largo de todo este tiempo han participado del complot, de la compra del favor arbitral, de la adulteración sistemática del fútbol en España. No, tú eres más, mucho más culpable. Porque tú sabes ahora, y en lugar de callar, festejas. Festejas con la rabia del resentido, con ese rencor bíblico de Caín. En tu júbilo biliar de cuando marcó Kessié el otro día, en tu alborozo cuando el VAR, que también lo tienes comprado, anuló injustamente el gol de Asensio, bailaba la energía cósmica, tan antigua como la bondad, el bien, el mal y la muerte, que movió el puño del hermano contra la santa e inocente nunca de Abel.

Fans Barcelona gol al Madrid

Tú eres tan culpable como todos los demás. No te lo han dicho nunca, porque eres el sujeto de adulación imprescindible para justificar las trapacerías de todos los demás protagonistas de este grandísimo carnaval: eres el soci que votó por mayoría a todos los presidentes ejecutores del chanchullo, eres el simpatizante, el hincha, el fan que llena el Camp Nou y todos los estadios donde tus colores delictivos juegan por España. Eres el barcelonista catalán que asiente cuando el estadio se convierte en un sambódromo del independentismo, el que tolera el cochinillo y el deseo de muerte a los rivales, el que sonríe condescendiente cuando aquellos muchachos proetarras se amarraron a un poste pidiendo por los euskal presoak. Eres, todavía peor, el barcelonista español de fuera de Cataluña, probablemente el cipayo de todos los cipayos, el gran tonto útil, el que valida todas las mascaradas, el cornudo que encima pone la cama, a gusto, porque en el fondo, que le den por culo al Madrid.

El miedo y no otra cosa, es en el fondo el origen de toda vuestra inmensa, colosal, catedralicia cobardía

Te confieso que para mí el Real Madrid es uno de los pilares fundamentales de mi vida. Lo he escrito aquí muchas veces: es un amigo, mucho más que un equipo de fútbol. Si, un día, Dios no lo quiera, empezaran a salir pruebas por todas partes y, como dicen en las series policíacas, evidencias de que el Madrid, desde Mendoza y hasta Florentino, pagaba religiosamente, y bien pagado, al vicepresidente de los árbitros españoles, ese pilar se derrumbaría. Lo admito, no lo pasaría bien. Sería una catástrofe emocional que me dejaría grogui. Pero ya nada podría ser igual, algo muy grande en lo que creo se transformaría de repente en una gigantesca sombra. No podría soportar la duda. ¿Tú acaso, dudas? Creo que no se puede vivir sin la duda, pero la vida no para de demostrarme a cada paso que, en efecto, hay gente que vale y traga con lo que haga falta.

Benaiges y Messi

Amigo barcelonista que no me estás leyendo, tú ya sabes, porque ahí están las pruebas, y más pruebas que van a salir, que tu club es una farsa. No tu equipo ni Xavi ni aquel otro entrenador, ni este presidente, que es muy gracioso, ni el que estaba antes, que era un jeta. Tu club, la organización con la que te identificas, toda entera: un fraude, una mentira. Lo sabes y te da igual. Tú sabes que la edad de oro de tu equipo ocurrió mientras tu club compraba al Comité Técnico de Árbitros, es decir, a la Federación y quién sabe si además, a través del turco aquel y de la UNICEF (¿te acuerdas? Estabas tan contento con tu camiseta azul y grana sellada con ese logo, te sentías tan bien, tan superior a todos los demás, tan puro, todo lleno de hermosos sentimientos), a la UEFA.

Tu club, la organización con la que te identificas, toda entera: un fraude, una mentira. Lo sabes y te da igual

Por otra parte te voy a recordar que la proximidad al pastelazo siempre fue una de las señas de identidad de ese mes que un club del que tan orgulloso te sientes (te veía en la tele el domingo, agitando las bufandas, meneando las banderitas, cantando a pleno pulmón ese himno que tenéis, el rostro sin una arruga, firme y terso como sólo puede estarlo el rostro de un fanático). Estuvisteis mucho más cerca de Franco y del Pardo de lo que jamás estuvo el Madrid con Bernabéu, toda esa historia del madridismo y el franquismo es una nana que os habéis contado tantas veces para poder dormir sabiendo, en el fondo de vuestra conciencia, lo que sabéis, que ya la confundís con la verdad.

Franco y Barcelona

Pero antes de Franco y de las medallas que entregáis en El Pardo tan empingorotados (hay fotos, pero qué importa: si de vuestros pufos con los presidentes de la Federación y de vuestras componendas con Negreira hay audios, vídeos, facturas, de todo, y da igual), durante la guerra, impedisteis que el Madrid compitiera en la Cataluña republicana porque teníais miedo. Si ese, el miedo y no otra cosa, es en el fondo el origen de toda vuestra inmensa, colosal, catedralicia cobardía. El tufo a mierda es tal que, permíteme, dude ya de todo. Permíteme que, al menos, me haga algunas preguntas. No como tú, que has decidido dejarlo todo a un lado, apartarlo de ti como si no fuera contigo, seguir delante del televisor o yendo al campo como si en realidad lo del domingo, toda esta Liga, la Copa, la Supercopa de Arabia, no fuera un monstruoso simulacro. Permíteme que me tome un tiempo y piense sobre todas estas cosas, mientras tú lees a las serpientes a sueldo de la redacción de Deportes de El País, ese espejito que te convence todos los días de que eres el más guapo y el más bueno de todo el reino.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

13 comentarios en: Amigo barcelonista

  1. A sus pies D
    Antonio
    Nunca mis ojos han sido testigos de verdades tan extraordinariamente contadas
    Dejemosles que sigan siendo tan TONTOS si de esa manera son felices
    Ánimo MADRIDISTAS

  2. Magnífico artículo, d. Antonio pero, por favor, corrija eso de “la especie audaz que se puso de pie hace diez mil años en medio de una sabana de África.” Aquí, en España, en la sierra de Atapuerca, se ha demostrado que hay muestras de esa especie que se puso en pie, por lo menos, hace 850.000 años (incluso, un homo sp. de 1.300.000 años). https://www.atapuerca.org

    1. Está bien escrito. La especie más reciente de Atapuerca fueron los Neandertales. H.sapiens se originó en África, aunque ciertamente no hace 10000 años. Es una licencia del autor, pero el sentido de la frase se entiende perfectamente.

      1. Léete el artículo que he incluído. Los neanderthales, son homo sapiens neanderthalensis. Y, el homo antecessor es otro homo sapiens pero, no hablaba de homo sapiens ni homo sapiens sapiens sino de cuando la especie homo se puso en pie que, evidentemente, es muchísimo tiempo antes de cuando dice d. Antonio.

  3. Vaya manera de repartir, mucho mejor que John Stockton o Luka Modric. Buenísimo. Me pasa lo mismo que al autor, que si se demostrara algo similar del Madrid se me caería un pilar importante en mi vida, en mis creencias.

    Solo una cosa con la que no estoy de acuerdo con el autor y es que creo que el gol de Asensio no fue anulado de manera injusta. Otra cosa es que no nos creamos ya nada, ni el VAR, ni el CTA, ni las imágenes. Estoy convencido de que en el área contraria y en el min. 82 habrían dado el gol por válido, nos habrían mostrado el siguiente frame y "sigan, sigan", cállense ustedes, pero la realidad es que Asensio estaba ligeramente adelantado con el primer contacto de Carvajal. Una pena. Creo que ganar esta Liga era de justicia y hacía falta sobre todo por higiene.

    1. con el gol anulado hoy en la pocilga azulgrana, a nuestro jugador Asensio, son ya 23 los goles anulados al Madrid por el sistema del V.A.R., desde su implantación, el anterior el número 22, se acordarán ustedes fue en el campo del Betis, sólo recordar que los goles anulados por este sistema al Varcelona y al Atlético Aviación son 10, la tendencia es clara. Simplemente una recomendación a todos los madridistas que me hacen el honor de leerme, que se den de baja en el fútbol de pago, da igual en el operador en el que estén,

  4. (Eres el barcelonista catalán que asiente cuando el estadio se convierte en un sambódromo del independentismo, el que tolera el cochinillo y el deseo de muerte a los rivales, el que sonríe condescendiente cuando aquellos muchachos proetarras se amarraron a un poste pidiendo por los euskal presoak. Eres, todavía peor, el barcelonista español de fuera de Cataluña, probablemente el cipayo de todos los cipayos, el gran tonto útil, el que valida todas las mascaradas, el cornudo que encima pone la cama, a gusto, porque en el fondo, que le den por culo al Madrid.)

    Le adoro D. Antonio, pero por mucho menos banearon a un tal Comunero, hace unos años, mantengo una de las cosas que el mencionado dijo haría, tener guardadas unas botellas de champan francés del bueno, para cuando no tengamos que jugar más contra esta chvsma.

  5. Soy Oveja Blanca. Escalofríos tengo desde que he leído el artículo. Verdades como piedras de la Muntanya de Montserrat, otro símbolo si se ha nacido por esas tierras. En mi tierra de nacimiento si eres hijo de emigrantes, en especial andaluces, si eres del Barça e independentista te vale para ser catalán de pura cepa, sin embargo si naces del Madrid y el independentismo lo valoras como lo que es, un chanchullo para que unos cuantos vivan sin pegar ni golpe, siempre se van recordar tus orígenes, como algo nefasto y óbice de falta de patriotismo, y por lo tanto llevas implícito que eres persona poco fiable. Podría contar taaaaaaantas cosas en mi más de 50 años de vida, que no voy a aburrir al personal. Pero una cosa clara. A los barcelonistas de fuera de Catalunya se les mira con la terrible condescendencia del que mira a un pobre sin muchas luces. Para ellos los auténticos se circunscriben al territorio. Pobrecitas almas llenas de podredumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Se pasó ocho años @antoniohualde despotricando de Bale porque no hablaba español. Ahora le parece que Bellingham en cambio bien... aunque tampoco habla español.

Sin embargo, creo que le entiendo, aunque no comparta su texto.

Estamos ante un escenario -en fútbol y baloncesto- que puede hacer de 2024 el mejor año deportivo de nuestras vidas.
Concentración, humildad y ¡a por ello!
¡VAMOS REAL!

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram