Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Una hazaña imposible hasta para el Madrid

Una hazaña imposible hasta para el Madrid

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon26 agosto, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Pues sí, efectivamente el comienzo para el Madrid no ha sido el esperado o, al menos, el deseado por parte de los madridistas que aguardábamos ávidos de fútbol oficial el arranque de la temporada. Aunque es evidente de toda evidencia que hay mucho por pulir les daré una exclusiva: ninguna liga se pierde en agosto. De hecho, ni siquiera el Madrid es capaz de lograr semejante hazaña. Por tanto, sin obviar los defectos que se deben ir minimizando con mucho trabajo, no nos apuntemos nosotros mismos al catastrofismo que se nos vende torticeramente desde la prensa.

medios deportivos españoles

Uno, que se confiesa fiel seguidor del Portanálisis de esta casa y de El Radio de Richard Dees, no deja de vislumbrar con asombro el cruel tratamiento de la prensa hacia el club que amamos los madridistas. De hecho, esa crueldad probablemente se agrava cuando la sucesión de mensajes vienen emitidos desde la Central Lechera, que en su amor y partidismo por el Madrid no dejan de zarandearlo como a esos viejos televisores cuando se iba la señal.

Hagamos una breve enumeración de conflictos que no pretende ser exhaustiva por la imposibilidad de la tarea:

  • Bale es un mimado que exige jugar por el centro, aunque a Benítez le gustaría ponerlo por la izquierda donde no puede jugar ya que es donde quiere actuar Ronaldo, que a su vez está enfadado con Benítez porque no encuentra su sitio en el campo y se ve alejado de la portería rival, pese a que hace más del 50% de los chuts a puerta del Madrid y habíamos quedado en que juega en su posición deseada.
  • James, el que sólo venía a vender camisetas y a construir autopistas, ahora es básico para el equipo y su suplencia sólo se puede deber a su mala relación con Benítez. Nada tiene que ver que lleve varias semanas de retraso con respecto a sus compañeros o a que en su puesto juegue Isco, al que toda la prensa ve titular con el Madrid, aunque no necesariamente con la Selección.
  • Danilo no aporta absolutamente nada mejor que Carvajal (español, curiosamente), pese a que se está ponderando la nueva seguridad defensiva adquirida por el equipo en la que nada tiene que ver el lateral brasileño que, por otro lado, tras un partido oficial- en el cual fue de los destacados- ya debería haber demostrado todo su potencial en el Madrid. Válgame Dios.
  • Keylor Navas, que antaño tenía el súper poder de la incorporeidad, ahora es un buen portero, aunque peor que De Gea. Y es un buen portero al que se está tomando el pelo por parte del club haciéndole llegar mensajes de ánimo de cara a la temporada sin decirle que el seguro fichaje de De Gea provocará su salida del club. Por cierto, al toledano se le está dejando en la estacada al no acceder a las exigencias económicas del pérfido Van Gaal, que reclama cincuenta kilos por un jugador en último año de contrato. Por tanto el maltrato no es sólo a Navas en beneficio de su seguro sustituto, sino que también se daña a su seguro sustituto que en realidad no es tan necesario ante la falta de gol del Madrid, que debería centrarse en fichar un nueve. Por supuesto, ese nueve que debe fichar el Madrid no debe entrar en colisión con los minutos para un canterano como Jesé, que merece sus oportunidades.
  • Pese a faltar evidentemente un nueve en la plantilla, era evidente que el Madrid se planteaba la salida de Benzema. De hecho, al francés no parecía desagradarle la posibilidad de la venta. La pena es que Karim ha desmentido de forma explícita y rotunda el bulo que prometía extenderse hasta el día treinta y uno de agosto. De paso, ha soltado un buen zasca.
  • Kovacic es un nuevo capricho del Madrid, ya que lo que realmente quería Benítez era un medio centro puro. Es indiferente que el propio croata en la rueda de prensa de su presentación declarara que ese es el puesto en el que se siente a gusto. Por otro lado, pagar entre veintiocho y cuarenta kilos (no lo saben exactamente) por un jugador jovencísimo suplente del Inter es una locura. Da igual que la temporada pasada jugase más de dos mil cuatrocientos minutos en la serie A (por ejemplo, más que Isco en el Madrid). El Madrid sólo debe fichar jugadores contrastados, aunque su contratación luego sea criticada por su alto precio. Por cierto, para qué nos vamos a aprender el nombre del croata si le podemos llamar Kovacevic, que nos suena más familiar.

Como decía, estas son sólo algunas de las polémicas tras una sola jornada de competición. De hecho he destacado sólo las más recientes obviando todo el ruido alrededor de Casillas y Ramos que llenó portadas y horas de radio durante todo el verano.

Ante esta masacre informativa, que he tratado de relatar con cierta sorna, el club tiene dos alternativas: obviar la mayoría de las informaciones para no darles mayor eco si cabe, o nombrar un portavoz que combata dialécticamente tanto malmeter e incluso tanta infamia. Les confieso que no tengo clara cuál sería mi opción predilecta, así que les pido su opinión.