Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Supercopa ACB 2016: Madrid-Barcelona

Supercopa ACB 2016: Madrid-Barcelona

Escrito por: Dani Benavides22 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Confieso haber sentido angustia y aflicción. Allá en mi proceso de formación como postadolescente, tan permeable a los augurios apocalípticos, tuve que escuchar que Florentino Pérez iba a extinguir el baloncesto en el club. Los motivos eran descritos con una seguridad aplastante: “La sección es ruinosa”, “se pierde siempre ante el Barcelona” y además “a Florentino le disgusta esa modalidad deportiva” –enfatizaban esta última aseveración como si el deporte de la canasta le resultara alérgico al Presidente-.

Esta predicción sobe la clausura del baloncesto madridista alcanzó su punto álgido cuando Messina acreditó su falta de cintura táctica y de instinto para apostar por algo que no fuera un jugador veterano y conocido. Puede que posteriormente el pronóstico sobre el cierre volviera a inspirar de nuevo a los oráculos una vez que Bartomeu –un supuesto abanderado de este deporte- heredó el puesto como máximo responsable del FC Barcelona. “Ahora invertirá en baloncesto y desbancará al Madrid”, vinieron a pensar los agoreros.

Con la llegada de mi edad adulta he promovido en mi vida la supresión de cualquier atención hacia las predicciones periodísticas. Puede que a día de hoy todavía exista algún visionario que le asigne al Madrid de baloncesto malos presagios. Ya no me preocupo en enterarme de ello. Lo que sí sé es que en la actualidad la salud de la sección es inmejorable con un Florentino Pérez que respalda el proyecto con una convicción titánica. Las pruebas al respecto son fehacientes. Una de ellas, esclarecedora, la confección de una plantilla sin parangón: que se mantengan Llul, Rudy, Nocioni o Ayón y que se incorporen nombres como el de Randolph o el de Hunter.

Bartzokas Laso

En este contexto la Supercopa ha deparado un enésimo enfrentamiento ante el Barcelona, club desesperado por ganar algún título al Madrid, aunque sea en veteranos. Lo del estilo y la posesión no les vale como premio de consolación en este deporte. Fundamentalmente porque el Madrid es el que despliega una idea de juego basada en la elevada anotación, en las transiciones y en un planteamiento en el que prevalece el talento individual sobre cualquier corsé o imposición de la pizarra. Las nuevas incorporaciones pueden sumarse a una iniciativa que se fundamenta en la creatividad inherente al baloncesto de recreo, lúdico. El Madrid de esta época no solo aspira a todos los títulos en juego y es el rival a batir, sino que celebra en los días de competición una exhibición del más puro deleite, en la que los aficionados se acomodan en su asiento con la certidumbre de tener que levantarse con total asiduidad: las jugadas que demandan la verticalidad se cuentan por doquier en cada encuentro.

Ese espectáculo no es pura estética, sino que se acoge íntegramente a los principios y postulados más consustanciales al madridismo: ganar y esforzarse hasta el final (la eliminatoria ante el Fenerbahce de Euroliga es un ejemplo de lo segundo). En España no hay debate. Se gana todo y los triunfos sucesivos del Madrid suponen derrotas del Barcelona, especialmente dolorosas porque se suelen disputar los trofeos directamente.

Si nos remitimos a las competiciones nacionales, en las últimas 4 temporadas se han disputado 3 finales Madrid-Barcelona en la Supercopa de España con totalidad de triunfos para el equipo de Laso. Las dos últimas finales de ACB también se han saldado con victorias palmarias de los madridistas. Para finalizar, conviene precisar que, de las tres Copas del Rey precedentes,  dos de ellas han contado con los dos clásicos de nuestro baloncesto como protagonistas, pero el guion y desenlace han sido idénticos a los demás trofeos.

El Barcelona ha movido ficha y ha prescindido de su sombrío y triste entrenador. Albert Soler, Director de Deportes profesionales del Barça, a colación del despido de Pascual, se ha aventurado a calmar a una masa social enconada ante tanto escarnio: “No es un simple cambio de entrenador, es un cambio de modelo”, afirmaba.

Soler fue propuesto en su día como candidato de consenso a la Presidencia de la ACB. Lo intentó de todas las formas posibles. Solicitó amparo a figuras ilustres de su partido para que pudiera encontrar ese cobijo. Su voluntad por asumir la presidencia encontró una oposición contumaz de muchos clubes que conocían la conexión de Soler con el Barcelona. El movimiento para controlar la competición se trastocó. Truncada la estrategia ladina, el Barcelona situó en nómina a un expresidente del Consejo Superior de Deportes. Todo muy grotesco, muy de drama de Molière: ahora representa a un club que se opone institucionalmente a la nacionalidad española.

¿Será cierto que el Barcelona cambia de modelo y puede presentar una candidatura a derrocar al Real Madrid? Se debe analizar desde el escepticismo.

Satoransky y Abrines no han querido conocer el modelo emergente y han optado por emigrar a la NBA de forma abrupta, después de haberse comprometido a permanecer en el club esta temporada por lo menos. Esa huida hacia Norteamérica es una cuestión cotidiana en Barcelona, se van con precipitación y sin arrepentimiento (Marc Gasol, Illyasova, David Andersen, Ricky Rubio o Mario Hezonja).

Bartomeu, como sus predecesores, subsana las salidas con apología y ostentación de lo financiero.  Este verano se ha accedido a pagar cuantías económicas por Víctor Claver (2 millones de euros), Tyrece Rice (1 millón de euros) y Peteri Koponen (1,5 millones de euros). Unas cifras casi escandalosas teniendo en cuenta la excepcionalidad que supone en este deporte los pagos por traspaso salvo interés demandante de la NBA. A ello hay que añadir la rescisión de Xavi Pascual, que ascendía a otro millón de euros. Permanece en ese club la predilección por gastar. En su momento el Barcelona disfrutaba de los derechos en Europa de Gustavo Ayón y de Kostas Papanikolau y en ambos casos los perdió por abulia, ineptitud o por hacer un favor al prójimo (reforzar a Madrid y a Olympiakos). Puede que el motivo es que al Barcelona le agrada más aspirar a jugadores cuyos contratos les unen a otros equipos.  Esto de codiciar a la novia de otro se puede resumir con nombres como los de Marko Todorovic, Ricky Rubio, Brad Oleson, Alexandar Vezenkov o Tibor Pleiss, que han protagonizado notables desembolsos.

El cambio de modelo que predican no se ha cobrado la pervivencia de Juan Carlos Navarro, a quien se le había buscado un recambio en Abrines, que ya no está. Pese a disponer de la indulgencia arbitral que lleva a los colegiados a omitir sus “cáminos” cada vez que sale de un bloqueo, el estado físico de Navarro ha declinado por completo. Su juego precisaba de una velocidad que ya no le es posible.

Además Tomic y Doellman, que deben ser los jugadores interiores de menor carácter e intensidad de la historia, se mantienen en la plantilla. Por si fuera poco, se les añade Víctor Claver, que es el jugador nacional que mejor representa la “sangre de horchata” que Andrés Montes aplicaba a los jugadores fríos, blandos, que se escondían en los partidos de verdad.

Para el puesto de entrenador llega Giorgio Bartzokas. No conoce la ACB pero el año pasado derrotó al Barcelona. El griego ha instado a fichar dos directores de juego procedentes de Rusia. Uno de ellos es Tyrese Rice, en cuyo haber se encuentra haber realizado un gran partido en una final de Euroliga ante el Madrid. Motivo de peso. No se ha prestado atención a que los bases anotadores tipo Anthony Goldwire o, más recientemente, Carlos Arroyo, nunca han ofrecido un buen rendimiento en el club.

En definitiva, el cambio de modelo implica conservar al maltrecho Navarro, a Tomic y a Doellman. Más fichar a Claver. Más pagar cláusulas y traspasos como cada verano, a poder ser para traer a algún jugador con experiencia en ganar al equipo de Laso. Más contratar un técnico que viene de encumbrarse gracias a Anthony Randolph. Sí, el que ha firmado por el Madrid, casualmente.

Los mejores jugadores del baloncesto quieren enrolarse en el Real Madrid. Se confirma una vez más. El juego y la repercusión no son comparables. El Barcelona se conforma con que le dejen ganar algún título.

En el horizonte inmediato se halla el primero. El lasismo se mide al modelo presentado como nuevo pero que, como se ha demostrado, es el de todos los años. No sé si hay predicciones, y si éstas otorgan el cartel de favorito –como suele ocurrir- al rival; lo relevante es que la sección del Madrid de baloncesto continúa felizmente abierta, y la búsqueda o invención de modelos les corresponden a otros para tratar de ganar tiempo y probar si durante esa dilación el Madrid se cansa de ganar y... Cierra.

Dani Benavides
Vitoriano, como Laso y Karanka. Me fui del CSD para defender al Madrid desde el análisis fundamentado en RMTV.

2 comentarios en: Supercopa ACB 2016: Madrid-Barcelona

  1. Buenas tardes y enhorabuena por su artículo con el que estoy de acuerdo al 90%, mi comentario es para denunciar la insólita situación de que en el momento que escribo este post, estoy viendo en la
    televisión por la parabólica la supercopa de Alemania entre el Blomberg y el Frankfurt en abierto
    sin pagar nada, mientras que el Madrid - Barcelona de la Supercopa de España es imposible de ver
    si no es pagando los abusivos precios y condiciones de Telefónica, también me he recorrido
    casi todos los bares en un radio de 500 metros hasta mi domicilio ¡Imposible! la mayoría están
    con Vodafone y el que esta con Telefónica no tiene contratado el paquete de deportes donde se
    se ubica el baloncesto, es una gran faena porque aunque es una opinión muy personal, creo que tenemos
    la mejor plantilla de la historia contando las 13 fichas, total, para ser una sección clandestina
    que nadie vera y que este año nos costara entre 20- 25 millones de déficit ¡QUE PENA!
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

#Crónica 🗒️ | Victoria del @RMBaloncesto 🆚@FCBbasket en @EuroLeague🏆

➡️Ya tenéis la crónica y una reflexión por José Luis Llorente

✍️86-76: El Real Madrid desnuda al Barcelona por @jluisllorente

#RealMadridBarcelona | #EuroligaDAZN

https://www.lagalerna.com/real-madrid-barcelona-euroliga-cronica/

👉 Nueva entrega de Trevor Miles y Lou 🍸

En el Bar de Lou 🍻 aparece su amigo Trevor Miles. ¿La resurrección del Real Madrid puede ser definitiva? 🧐

✍️ Trevor Miles, resurrección por @Pacurll

https://www.lagalerna.com/trevor-miles-real-madrid-porteria-a-cero/

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 4⃣: El Real Madrid de La Quinta del Buitre ✍️ por @delasherasmario

👉 Una entrega de #MiMadridFavorito que os traerá muchos recuerdos.

https://www.lagalerna.com/mi-madrid-favorito-la-quinta-del-buitre/

Muchos madridistas han vivido momentos de euforia y descontento en ese coliseo. 🏟️

🖼️Luis Beneyto Garcia-Reyes habla de una de las imágenes más icónicas de la semana.

✍️ El Manzanares también era mío por Luis Beneyto Garcia-Reyes

https://www.lagalerna.com/el-manzanares-tambien-era-mio/

#Portanálisis 🗞 | Mirotic tuvo que pasar a la noche por una nueva derrota a manos de su ex-equipo.

👉🏻 Jorge Lorenzo acapara la mayoría de portadas por su retirada. 🏍

✍🏻 Mirotic, sepultado

👉🏻👉🏻👉🏻 https://bit.ly/376TrUb

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram